In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Tumores embrionarios del sistema nervioso central infantil: Tratamiento (PDQ®)

  • Actualizado: 10 de abril de 2014

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Estadificación de los tumores embrionarios del sistema nervioso central infantil



El tratamiento de los tumores embrionarios del SNC infantil y los pineoblastomas dependen del tipo de tumor y la edad del niño.

La estadificación es el proceso que se utiliza para determinar cuánto cáncer hay y si éste se ha diseminado. Es importante conocer el estadio para planificar el tratamiento.

No se dispone de un sistema de estadificación estándar para los tumores embrionarios y pineoblastomas del sistema nervioso central (SNC) infantil. En su lugar, el tratamiento depende del tipo de tumor y la edad del niño (tres años o más o menor de tres años).

El tratamiento del meduloblastoma en los niños mayores de tres años depende de si el tumor es de riesgo promedio o de riesgo alto.

Riesgo promedio (el niño es mayor de tres años)

Los meduloblastomas se consideran de riesgo promedio cuando todo lo siguiente es cierto:

  • El tumor se extirpó por completo mediante una cirugía o quedó muy poca cantidad de tumor.
  • El cáncer no se ha diseminado a otras partes del cuerpo.

Riesgo alto (el niño es mayor de tres años de edad)

Los meduloblastomas se consideran de riesgo alto si alguno de los siguientes es cierto:

En general, es más probable que el cáncer recidive (vuelva) en los pacientes con tumores de riesgo alto.

La información que se obtiene durante las pruebas y procedimientos que se realizan para detectar (encontrar) los tumores embrionarios del SNC infantil o pineoblastomas se usa para planificar el tratamiento de cáncer.

Algunas de las pruebas utilizadas para detectar los tumores embrionarios del SNC infantil o pineoblastomas se repiten después de que se extrae el tumor mediante cirugía. (Consultar la sección Información general.) Esto se hace para saber cuánto tumor queda después de la cirugía.

Se pueden realizar otros procedimientos y pruebas para determinar si el cáncer se ha diseminado:

  • Aspiración y biopsia de la médula ósea : extracción de médula ósea, sangre y un trozo pequeño de hueso mediante la inserción de una aguja hueca en el hueso de la cadera o el esternón. Un patólogo observa la médula ósea, la sangre y el hueso bajo un microscopio para verificar si hay signos de cáncer. Solo se realiza una aspiración y biopsia de la médula ósea cuando hay signos de que el cáncer se ha diseminado a la médula ósea.
    Ampliar
    Aspiración y biopsia de la médula ósea;  el dibujo muestra a un paciente acostado boca abajo en una camilla y una aguja de Jamshidi (una aguja larga y hueca) que se inserta en el hueso de la cadera. El recuadro muestra la aguja de Jamshidi que se inserta a través de la piel hasta la médula ósea del hueso de la cadera.
    Aspiración y biopsia de la médula ósea. Después de adormecer un área pequeña de la piel, se inserta una aguja de Jamshidi (una aguja larga, hueca) en el hueso de la cadera del paciente. Se extraen muestras de sangre, hueso y médula ósea para examinarla bajo un microscopio.

  • Exploración ósea : procedimiento que se utiliza para verificar si hay células en los huesos que se multiplican rápidamente, como las células cancerosas. Se inyecta una cantidad muy pequeña de material radiactivo en una vena y este recorre todo el torrente sanguíneo. Cuando el material radiactivo se acumula en los huesos, se puede detectar con un escáner. La exploración ósea solo se realiza cuando hay signos o síntomas que el cáncer se ha diseminado al hueso.

  • Radiografía del tórax : radiografía de los órganos y los huesos del interior del pecho. Un rayo X es un tipo de haz de energía que puede atravesar el cuerpo y plasmarse en una película, que ofrece una imagen de áreas internas del cuerpo. La radiografía del pecho solo se realiza cuando hay signos o síntomas que el cáncer se ha diseminado a los pulmones.