Tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles: Tratamiento (PDQ®)

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Información general sobre el tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles

Puntos importantes

  • Los tumores renales infantiles son enfermedades en las que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de los riñones.
  • Hay muchos tipos de tumores renales infantiles.
    • Tumor de Wilms
    • Cáncer de células renales
    • Tumor rabdoide renal
    • Sarcoma de células claras del riñón
    • Nefroma mesoblástico congénito
    • Sarcoma de Ewing (tumor neuroepitelial) del riñón
    • Tumor desmoplásico de células redondas pequeñas de riñón
    • Nefroblastoma quístico parcialmente diferenciado
    • Nefroma quístico multilocular
    • Sarcoma sinovial primario de riñón
    • Sarcoma anaplásico de riñón
  • La nefroblastomatosis no es cáncer, pero se puede volver tumor de Wilms.
  • El riesgo de tumor de Wilms puede aumentar con ciertos síndromes genéticos u otras afecciones.
  • Se usan pruebas para detectar el tumor de Wilms.
  • Ciertas afecciones pueden aumentar el riesgo de cáncer de células renales.
  • El tratamiento del tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles puede incluir orientación genética.
  • Los signos de tumores de Wilms y otros tumores renales infantiles son una masa en el abdomen y sangre en la orina.
  • Las pruebas en las que se examinan los riñones y la sangre se usan para detectar (encontrar) y diagnosticar el tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles.
  • Hay ciertos factores que afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.
  • El tumor de Wilms es poco frecuente en los adultos.

Los tumores renales infantiles son enfermedades en las que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de los riñones.

Tenemos dos riñones, uno a cada lado de la espina dorsal, arriba de la cintura. En los riñones hay túbulos diminutos que filtran y limpian la sangre, eliminan los productos de deshecho y elaboran la orina. La orina pasa desde cada riñón a la vejiga a través de un tubo largo que se llama uréter. La vejiga almacena la orina hasta que pasa a través de la uretra y sale del cuerpo.

AmpliarAnatomía del sistema urinario femenino; la imagen muestra una vista de frente del riñón izquierdo y derecho, los uréteres, la uretra y la vejiga llena de orina. En el interior del riñón izquierdo se ve la pelvis renal. En un recuadro se ven los túbulos renales y orina. También se ve el espinazo, las glándulas suprarrenales y el útero.
Anatomía del sistema urinario femenino donde se observan los riñones, las glándulas suprarrenales, los uréteres, la vejiga y la uretra. La orina se elabora en los túbulos renales y se almacena en la pelvis renal de cada riñón. La orina fluye desde los riñones hacia la vejiga a través de los uréteres. La orina se almacena en la vejiga hasta que se elimina del cuerpo a través de la uretra.

Hay muchos tipos de tumores renales infantiles.

Tumor de Wilms

Se pueden encontrar uno o más tumores de Wilms en uno o ambos riñones. El tumor de Wilms se puede diseminar a los pulmones, el hígado, los huesos, el cerebro o los ganglios linfáticos cercanos. La mayoría de los cánceres de riñón infantiles son tumores de Wilms, pero el cáncer de células renales es más frecuente en los niños de 15 a 19 años.

Cáncer de células renales

El cáncer de células renales (CCR) es muy poco frecuente en los niños y los adolescentes menores de 15 años. Es mucho más frecuente en los adolescentes entre 15 y 19 años. Los cánceres de células renales se pueden diseminar a los pulmones, el hígado o los ganglios linfáticos, y también se pueden llamar carcinoma de células renales.

Tumor rabdoide renal

El tumor rabdoide renal es un tipo de cáncer de riñón que se presenta, más que todo, en los lactantes y los niños pequeños. A menudo, está en un estadio avanzado cuando se diagnostica. El tumor rabdoide renal crece y se disemina rápido, a menudo, a los pulmones o el cerebro.

Los niños con determinado cambio en un gen se someten a exámenes regulares para determinar si se formó un tumor rabdoide en el riñón o si se diseminó al cerebro.

Sarcoma de células claras del riñón

El sarcoma de células claras del riñón es un tipo de tumor renal que se puede diseminar a los pulmones, los huesos, el cerebro o el tejido blando. Cuando recidiva (vuelve) después del tratamiento, lo suele hacer en el cerebro.

Nefroma mesoblástico congénito

El nefroma mesoblástico congénito es un tumor renal que, a menudo, se diagnostica en el primer año de vida y se puede curar.

Sarcoma de Ewing (tumor neuroepitelial) del riñón

El sarcoma de Ewing (tumor neuroepitelial) del riñón es poco frecuente y se suele presentar en los adultos jóvenes. Estos tumores crecen y se diseminan rápido a otras partes del cuerpo.

Tumor desmoplásico de células redondas pequeñas de riñón

El tumor desmoplásico de células pequeñas redondas de riñón es un tipo poco frecuente de sarcoma de tejido blando. Para mayor información, consulte el sumario del PDQ sobre Tratamiento del sarcoma de tejido blando infantil.

Nefroblastoma quístico parcialmente diferenciado

El nefroblastoma quístico parcialmente diferenciado es un tipo muy poco frecuente de tumor de Wilms compuesto por quistes.

Nefroma quístico multilocular

Los nefromas quísticos multiloculares son tumores benignos compuestos por quistes y se pueden presentar en uno o ambos riñones. Los niños con este tipo de tumor también pueden presentar blastomas pleuropulmonares; por lo tanto, se realizan pruebas con imágenes del tórax. Para mayor información, consulte el sumario del PDQ sobre Tratamiento de los cánceres poco comunes en la niñez.

Sarcoma sinovial primario de riñón

El sarcoma sinovial primario de riñón es un tumor renal poco frecuente y se presenta, más a menudo, en los adultos jóvenes. Este tipo de tumor crece y se disemina rápido.

Sarcoma anaplásico de riñón

El sarcoma anaplásico de riñón es un tumor poco frecuente que se presenta, a menudo, en los niños y los adolescentes menores de 15 años, y que se suele diseminar a los pulmones, el hígado o los huesos.

La nefroblastomatosis no es cáncer, pero se puede volver tumor de Wilms.

Algunas veces, después de que se forman los riñones en el feto, quedan grupos anormales de células renales en uno o ambos riñones. En la nefroblastomatosis, estos grupos de células anormales pueden crecer en muchos lugares dentro de los riñones o crear una capa gruesa alrededor de estos. Cuando se encuentran estos grupos de células anormales en un riñón que se extirpó debido a un tumor de Wilms, el niño tiene un riesgo más alto de presentar esta enfermedad en el otro riñón. Es importante realizar pruebas de seguimiento frecuentes al menos por 7 años después de finalizar el tratamiento del niño.

El riesgo de tumor de Wilms puede aumentar con ciertos síndromes genéticos u otras afecciones.

Cualquier cosa que aumente la probabilidad de enfermarse se llama factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que se enfermará de cáncer; no tener factores de riesgo no significa que no se enfermará de cáncer. Consulte con el médico si piensa que su niño puede estar en riesgo.

El tumor de Wilms puede ser parte de un síndrome genético que afecta el crecimiento y el desarrollo. Un síndrome genético es un conjunto de signos y síntomas, o afecciones que se presentan juntas y se deben a determinados cambios en los genes. Algunas afecciones también pueden aumentar el riesgo del niño de presentar tumor de Wilms. Estos y otros síndromes y afecciones genéticas se relacionan con el tumor de Wilms:

Se usan pruebas para detectar el tumor de Wilms.

Se realizan pruebas de detección en los niños con riesgo más alto de tumor de Wilms, las cuales pueden ayudar a encontrar el cáncer temprano y disminuir el riesgo de morir por este.

En general, los niños con riesgo más alto de tumor de Wilms se deben someter a exámenes de detección cada tres meses hasta que hayan cumplido al menos 8 años de edad. Con frecuencia, se realiza una ecografía de abdomen como prueba de detección. Los tumores de Wilms pequeños se pueden encontrar temprano y extirpar.

Los niños con síndrome de Beckwith-Wiedemann o hemihipertrofia también se someten a exámenes para detectar tumores de hígado y suprarrenales relacionados con estos síndromes genéticos. Se realiza una prueba para verificar las concentraciones de alfafetoproteína (AFP) en la sangre y una ecografía del abdomen hasta que el niño cumpla 4 años. Se realiza una ecografía de los riñones después de que el niño cumpla 4 años.

Los niños con aniridia y cierto cambio en un gen se someten a exámenes para detectar el tumor de Wilms cada tres meses hasta que cumplan 8 años de edad. Se realiza una ecografía de abdomen como prueba de detección.

Algunos niños presentan tumores de Wilms en ambos riñones cuando se diagnostican por primera vez, pero algunos niños en los que se lograron tratar estos tumores en un riñón pueden presentarlos en el otro riñón. Es mucho más probable que se presente un segundo tumor en el otro riñón cuando se diagnostica un primer tumor de Wilms antes de que el niño cumpla 1 año o cuando quedan células embrionarias en este órgano. Los niños con un riesgo más alto de un segundo tumor de Wilms en el otro riñón se deben someter a exámenes para detectar este tumor cada tres meses por los siguientes 2 a 6 años. Se puede realizar una ecografía de abdomen como prueba de detección.

Ciertas afecciones pueden aumentar el riesgo de cáncer de células renales.

El cáncer de células renales puede estar relacionado con las siguientes enfermedades:

  • Enfermedad de Von Hippel-Lindau (afección hereditaria que produce el crecimiento anormal de los vasos sanguíneos). Los niños con enfermedad de Von Hippel-Lindau se deben someter a una ecografía del abdomen o imágenes de resonancia magnética (IRM) anuales para determinar si tienen cáncer de células renales a partir de los 8 a los 11 años de edad.
  • Esclerosis tuberosa (enfermedad hereditaria caracterizada por quistes grasos en el riñón que no son cancerosos).
  • Cáncer de células renales familiar (afección hereditaria que se presenta cuando se pasan ciertos cambios en los genes que producen cáncer de riñón de padre a hijo).
  • Cáncer de riñón medular (cáncer de riñón poco frecuente que crece y se disemina rápido).
  • Leiomiomatosis hereditaria (trastorno hereditario que aumenta el riesgo de cáncer de riñón, piel y útero).
  • Cánceres secundarios (se puede presentar cáncer de células renales varios años después del tratamiento del neuroblastoma).

El tratamiento del tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles puede incluir orientación genética.

Es posible que sea necesaria la orientación genética (conversación con un profesional capacitado sobre las enfermedades genéticas y la necesidad de practicar pruebas genéticas) si el niño tiene uno de los siguientes síndromes o afecciones:

Los signos de tumores de Wilms y otros tumores renales infantiles son una masa en el abdomen y sangre en la orina.

Los tumores renales u otras afecciones pueden causar estos, y otros signos y síntomas. Consulte con el médico si su niño presenta algo de lo siguiente:

  • Masa, hinchazón o dolor en el abdomen.
  • Sangre en la orina.
  • Fiebre sin razón conocida.
  • Presión arterial alta (dolor de cabeza, sensación de mucho cansancio, dolor en el pecho, o dificultad para ver o respirar).
  • Hipercalcemia (pérdida de apetito, náuseas y vómitos, debilidad o sensación de mucho cansancio).

El tumor de Wilms que se diseminó a los pulmones o el hígado puede causar los siguientes signos y síntomas:

  • Tos.
  • Sangre en el esputo.
  • Dificultad para respirar.
  • Dolor en el abdomen.

Las pruebas en las que se examinan los riñones y la sangre se usan para detectar (encontrar) y diagnosticar el tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles.

Se pueden realizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para revisar los signos generales de salud e identificar cualquier signo de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que no parezca habitual. También se toman datos sobre los hábitos de salud del paciente, así como los antecedentes de enfermedades y los tratamientos aplicados en cada caso.
  • Recuento sanguíneo completo (RSC): procedimiento en el que se toma una muestra de sangre y se analiza lo siguiente:
  • Estudios químicos de la sangre : procedimiento en el que se analiza una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias que los órganos y los tejidos del cuerpo liberan en esta. Una cantidad inusual (más alta o más baja que lo normal) de una sustancia puede ser un signo de enfermedad. Esta prueba se realiza para verificar qué tan bien funcionan el hígado y los riñones.
  • Prueba de la función renal : procedimiento en el que se examinan pruebas de sangre u orina para medir las cantidades de ciertas sustancias que los riñones liberan en estas. Una cantidad mayor o menor que lo normal de una sustancia puede ser un signo de que los riñones no funcionan correctamente.
  • Análisis de orina : prueba para examinar el color de la orina y su contenido, como azúcar, proteína, sangre y bacterias.
  • Ecografía: procedimiento en el que se hacen rebotar ondas sonoras de alta potencia (ultrasónicas) en los tejidos u órganos internos y se producen ecos. Estos ecos forman una imagen de los tejidos del cuerpo que se llama ecograma. Se realiza una ecografía del abdomen a fin de diagnosticar un tumor de riñón.
  • Exploración por TC (exploración por TAC): procedimiento en el que se toma una serie de imágenes detalladas de áreas del interior del cuerpo, como el tórax, el abdomen y la pelvis desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se puede ingerir un tinte o inyectarlo en una vena para hacer que los órganos o tejidos se destaquen con mayor claridad. Este procedimiento también se llama tomografía computarizada, tomografía computada o tomografía axial computarizada.
  • Imágenes por resonancia magnética (IRM) con gadolinio: procedimiento en el que usa un imán, ondas de radio y una computadora para tomar una serie de imágenes detalladas de las áreas del interior del cuerpo, como el abdomen. Se inyecta en una vena una sustancia llamada gadolinio, que se acumula alrededor de las células cancerosas para que se vean más brillantes en la imagen. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN).
  • Radiografía del abdomen: un rayo X es un tipo de haz de energía que puede atravesar el cuerpo y plasmarse en una película, al crear una imagen de sus áreas interiores.
  • Exploración por TEP-TC : procedimiento en el que se combinan las imágenes de una tomografía por emisión de positrones (TEP) y una tomografía computarizada (TC). La TEP y la TC se realizan al mismo tiempo en la misma máquina y se combinan las imágenes de ambas exploraciones para crear una imagen más detallada que la de cada prueba por separado. Una exploración por TEP es un procedimiento para encontrar células tumorales malignas en el cuerpo. Se inyecta en la vena una pequeña cantidad de glucosa (azúcar) radiactiva. Un escáner de TEP rota alrededor del cuerpo y crea una imagen de los sitios del cuerpo en donde se usa la glucosa. Las células de los tumores malignos tienen un aspecto más brillante en la imagen porque son más activas y absorben más glucosa que las células normales.
  • Biopsia : extracción de células o tejido para que un patólogo las observe al microscopio a fin de determinar si hay signos de cáncer. La decisión de realizar una biopsia se basa en uno o más de los siguientes aspectos:
    • El tamaño del tumor.
    • El estadio del cáncer.
    • Si el cáncer se encuentra en uno o ambos riñones.
    • Si las pruebas con imágenes muestran el cáncer claramente.
    • Si el tumor se puede extraer con cirugía.
    • Si el paciente participa en un ensayo clínico.
    Se puede realizar una biopsia antes de que se administre el tratamiento, después de la quimioterapia para reducir el tamaño del tumor o después de la cirugía para extraerlo.

Hay ciertos factores que afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento del tumor de Wilms dependen de los siguientes factores:

  • Qué tan diferente es el aspecto de las células tumorales de las células de riñón normales cuando se observan al microscopio.
  • El estadio del cáncer.
  • El tipo y el tamaño del tumor.
  • La edad del niño.
  • Si el tumor se puede extraer por completo con cirugía.
  • Si hay ciertos cambios en los cromosomas o los genes.
  • Si el cáncer recién se diagnosticó o recidivó (volvió).

El pronóstico del cáncer de células renales depende de los siguientes factores:

  • El estadio del cáncer.

El pronóstico del tumor rabdoide de riñón depende de los siguientes factores:

  • La edad del niño cuando recibió el diagnóstico de cáncer.
  • El estadio del cáncer.
  • Si el cáncer se diseminó al cerebro.

El pronóstico del sarcoma de células claras del riñón depende de los siguientes factores:

  • La edad del niño cuando recibió el diagnóstico de cáncer.
  • El estadio del cáncer.

El tumor de Wilms es poco frecuente en los adultos.

El tumor de Wilms en adultos es más difícil de curar que en los niños.

Estadios del tumor de Wilms

Puntos importantes

  • Los tumores de Wilms se estadifican durante la cirugía y mediante pruebas con imágenes.
  • El cáncer se disemina en el cuerpo de tres maneras.
  • El cáncer se puede diseminar desde donde comenzó a otras partes del cuerpo.
  • Además de los estadios, los tumores de Wilms se describen según sus características histológicas.
  • Se usan los siguientes estadios, tanto para los tumores de Wilms con características histológicas favorables como para los anaplásicos.
    • Estadio I
    • Estadio II
    • Estadio III
    • Estadio IV
    • Estadio V
  • El tratamiento de otros tumores renales infantiles depende del tipo de tumor.

Los tumores de Wilms se estadifican durante la cirugía y mediante pruebas con imágenes.

El proceso que se utiliza para determinar si el cáncer se diseminó fuera del riñón a otras partes del cuerpo se llama estadificación. La información que se obtiene durante el proceso de estadificación determina el estadio de la enfermedad que es importante conocer para planificar el tratamiento. El médico usará los resultados de las pruebas de diagnóstico y estadificación como ayuda para determinar el estadio de la enfermedad.

A fin de determinar si el cáncer se diseminó a otras partes del cuerpo, se realizan las siguientes pruebas:

  • Biopsia de ganglios linfáticos : procedimiento quirúrgico en el que se extraen ganglios linfáticos del abdomen y se examina una muestra de tejido al microscopio para ver si hay signos de cáncer. Este procedimiento también se llama linfadenectomía o disección de ganglios linfáticos.
  • Prueba de la función hepática : procedimiento en el que se analiza una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias que el hígado libera en la sangre. Una cantidad mayor que lo normal de una sustancia puede ser un signo de que el hígado no está funcionando correctamente.
  • Radiografía del tórax y los huesos: un rayo X es un tipo de haz de energía que puede atravesar el cuerpo y plasmarse en una película, al crear una imagen de sus áreas interiores.
  • Exploración por TC (exploración por TAC): procedimiento en el que se toma una serie de imágenes detalladas de las áreas dentro del cuerpo, como el abdomen, la pelvis, el tórax y el cerebro, desde diferentes ángulos. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se puede ingerir un tinte o inyectarlo en una vena para hacer que los órganos o los tejidos se destaquen con mayor claridad. Este procedimiento también se llama tomografía computarizada, tomografía computada o tomografía axial computarizada.
  • Exploración por TEP-TC : procedimiento en el que se combinan las imágenes de una tomografía por emisión de positrones (TEP) y una tomografía computarizada (TC). La TEP y la TC se realizan al mismo tiempo en la misma máquina y se combinan las imágenes de ambas exploraciones para crear una imagen más detallada que la de cada prueba por separado. Una exploración por TEP es un procedimiento para encontrar células tumorales malignas en el cuerpo. Se inyecta en la vena una pequeña cantidad de glucosa (azúcar) radiactiva. Un escáner de TEP rota alrededor del cuerpo y crea una imagen de los sitios en donde se usa la glucosa. Las células de los tumores malignos tienen un aspecto más brillante en la imagen porque son más activas y absorben más glucosa que las células normales.
  • IRM (imágenes por resonancia magnética): procedimiento en el que usa un imán, ondas de radio y una computadora para tomar una serie de fotos detalladas de las áreas del interior del cuerpo,como el abdomen, la pelvis y el cerebro. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN).
  • Exploración ósea : procedimiento para verificar si hay células que se multiplican rápido, como las cancerosas, en los huesos. Se inyecta en una vena una cantidad muy pequeña de material radiactivo que circula alrededor del torrente sanguíneo. El material radiactivo se acumula en los huesos con cáncer y se detecta con un escáner.
  • Ecografía : procedimiento en el que se hacen rebotar ondas sonoras de alta potencia (ultrasónicas) en los tejidos u órganos internos y se producen ecos. Estos ecos forman una imagen de los tejidos del cuerpo que se llama ecograma. Se realiza un ecograma de la vasculatura principal del corazón para estadificar el tumor de Wilms.
  • Cistoscopia : procedimiento para observar el interior de la vejiga y la uretra a fin de verificar si hay áreas anormales. Se introduce un cistoscopio a través de la uretra hasta la vejiga. Un cistoscopio es un instrumento delgado en forma de tubo con una luz y una lente para observar. También puede tener una herramienta para extirpar muestras de tejido, que se revisan al microscopio a fin de determinar si hay signos de cáncer.
  • Ureteroscopia : procedimiento para observar el interior del riñón y el uréter a fin de verificar si hay áreas anormales mediante un ureteroscopio. Un ureteroscopio es un instrumento delgado en forma de tubo con una luz y una lente para observar. También puede tener una herramienta para extirpar muestras de tejido, que se revisan al microscopio a fin de determinar si hay signos de cáncer. Se pasa el ureteroscopio a través de la uretra hasta la vejiga, el uréter y la pelvis renal (parte del riñón que acumula, almacena y elimina la orina).

El cáncer se disemina en el cuerpo de tres maneras.

El cáncer se puede diseminar a través del tejido, el sistema linfático y la sangre:

  • Tejido. El cáncer se disemina desde donde comenzó y se extiende hacia las áreas cercanas.
  • Sistema linfático. El cáncer se disemina desde donde comenzó hasta entrar en el sistema linfático. El cáncer se desplaza a través de los vasos linfáticos a otras partes del cuerpo.
  • Sangre. El cáncer se disemina desde donde comenzó y entra en la sangre. El cáncer se desplaza a través de los vasos sanguíneos a otras partes del cuerpo.

El cáncer se puede diseminar desde donde comenzó a otras partes del cuerpo.

Cuando el cáncer se disemina a otra parte del cuerpo, se llama metástasis. Las células cancerosas se desprenden de donde se originaron (tumor primario) y se desplazan a través del sistema linfático o la sangre.

  • Sistema linfático. El cáncer penetra el sistema linfático, se desplaza a través de los vasos linfáticos, y forma un tumor (tumor metastásico) en otra parte del cuerpo.
  • Sangre. El cáncer penetra la sangre, se desplaza a través de los vasos sanguíneos, y forma un tumor (tumor metastásico) en otra parte del cuerpo.

El tumor metastásico es el mismo tipo de cáncer que el tumor primario. Por ejemplo, si el tumor de Wilms se disemina a los pulmones, las células cancerosas en estos son, en realidad, células de tumor de Wilms. La enfermedad es tumor de Wilms metastásico, no cáncer de pulmón.

Además de los estadios, los tumores de Wilms se describen según sus características histológicas.

Las características histológicas (apariencia de las células al microscopio) del tumor afectan el pronóstico y el tratamiento del tumor de Wilms. Las características histológicas pueden ser favorables o anaplásicas (desfavorables). Los tumores con características histológicas favorables tienen un mejor pronóstico y responden mejor a la quimioterapia que los tumores anaplásicos. Las células tumorales anaplásicas se multiplican rápido y, al microscopio, no se parecen al tipo de células de las cuales provienen. Los tumores anaplásicos son más difíciles de tratar con quimioterapia que otros tumores de Wilms en el mismo estadio.

Se usan los siguientes estadios, tanto para los tumores de Wilms con características histológicas favorables como para los anaplásicos.

Estadio I

En el estadio I, el tumor se extrajo por completo mediante cirugía y se presentan todas las situaciones siguientes:

  • Se encontró cáncer solo en un riñón y no se diseminó a los vasos sanguíneos en el seno renal (parte del riñón que se une con el uréter) o a los ganglios linfáticos.
  • No hubo ruptura en la capa exterior del riñón.
  • El tumor no se rompió.
  • No se realizó una biopsia antes de que extrajera el tumor.
  • No se encontraron células cancerosas en los bordes del área de la que se extrajo el tumor.

Estadio II

En el estadio II, el tumor se extrajo por completo mediante cirugía y no se encontraron células cancerosas en los bordes del área de la que se extrajo el tumor. El cáncer no se ha diseminado a los ganglios linfáticos. Antes de extraer el tumor, se presentó una de las siguientes situaciones:

  • El cáncer se diseminó al seno renal (parte del riñón en donde se une con el uréter).
  • El cáncer se diseminó a los vasos sanguíneos por fuera del área del riñón en donde se elabora la orina, como el seno renal.

Estadio III

En el estadio III, el cáncer permanece en el abdomen después de la cirugía y se presenta una de las siguientes situaciones:

  • El cáncer se diseminó a los ganglios linfáticos del abdomen o la pelvis (parte del cuerpo entre las caderas).
  • El cáncer se diseminó al peritoneo (capa de tejido que reviste la cavidad abdominal y que cubre la mayoría de los órganos en el abdomen) o a su superficie.
  • Se realizó una biopsia del tumor antes de que se extrajera.
  • El tumor se abrió antes de la cirugía para extraerlo o durante esta.
  • El tumor se extrajo en varias partes.
  • Se encontraron células cancerosas en los bordes del área de la que se extrajo el tumor.
  • No se pudo extraer todo el tumor porque esto podía dañar órganos o tejidos importantes del cuerpo.

Estadio IV

En el estadio IV, el cáncer se diseminó por medio de la sangre a órganos, como los pulmones, el hígado, los huesos o los ganglios linfáticos por fuera del abdomen y la pelvis.

Estadio V

En el estadio V, se encuentran células cancerosas en ambos riñones cuando se diagnostica la enfermedad por primera vez.

El tratamiento de otros tumores renales infantiles depende del tipo de tumor.

Tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles recidivantes

El cáncer recidivante es cáncer que recidivó (volvió) después de que recibió tratamiento.

Aspectos generales de las opciones de tratamiento

Puntos importantes

  • Hay diferentes tipos de tratamiento para los pacientes con tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles.
  • Un equipo de proveedores de atención médica especializado en tratar el cáncer infantil debe planificar el tratamiento de los niños con tumor de Wilms u otros tumores renales infantiles.
  • Algunos tratamientos del cáncer causan efectos secundarios meses o años después de terminados.
  • Se usan cinco tipos de tratamiento estándar:
    • Cirugía
    • Radioterapia
    • Quimioterapia
    • Terapia biológica
    • Quimioterapia de dosis altas con trasplante de células madre
  • Hay nuevos tipos de tratamiento que se prueban en ensayos clínicos.
  • Es posible que los pacientes consideren participar en un ensayo clínico.
  • Los pacientes pueden inscribirse en ensayos clínicos antes o después de comenzar el tratamiento del cáncer o durante este.
  • Puede ser necesario hacer otras pruebas.

Hay diferentes tipos de tratamiento para los pacientes con tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles.

Hay diferentes tipos de tratamiento disponibles para los niños con tumores de Wilms y otros tumores renales infantiles. Algunos tratamientos son estándar (el tratamiento que se usa en la actualidad) y algunos se prueban en ensayos clínicos. Un ensayo clínico de tratamiento es un estudio de investigación con el propósito de ayudar a mejorar los tratamientos actuales u obtener información sobre nuevos tratamientos para los pacientes de cáncer. Cuando los ensayos clínicos muestran que un nuevo tratamiento es mejor que el tratamiento estándar, el nuevo tratamiento se puede volver el tratamiento estándar.

Dado que el cáncer es poco frecuente en los niños, se debe considerar su participación en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos están disponibles solo para pacientes que no han comenzado un tratamiento.

Un equipo de proveedores de atención médica especializado en tratar el cáncer infantil debe planificar el tratamiento de los niños con tumor de Wilms u otros tumores renales infantiles.

Un oncólogo pediatra, un médico especialista en tratar a los niños con cáncer, supervisará el tratamiento de su niño. El oncólogo pediatra trabaja junto con otros proveedores de atención de la salud pediátrica especializados en el tratamiento de los niños con tumor de Wilms u otros tumores renales infantiles y en ciertos campos de la medicina, entre ellos los siguientes:

Algunos tratamientos del cáncer causan efectos secundarios meses o años después de terminados.

Los efectos secundarios del tratamiento del cáncer que comienzan durante la terapia o después de esta y continúan por meses y años se llaman efectos tardíos. Los efectos tardíos del tratamiento del cáncer pueden incluir lo siguiente:

  • Problemas físicos, como problemas del corazón o en el embarazo.
  • Cambios de ánimo, sentimientos, pensamientos, aprendizaje o memoria.
  • Cánceres secundarios (nuevos tipos de cáncer).

Algunos efectos secundarios se pueden tratar o controlar. Es importante hablar con los médicos sobre los efectos que puede tener el tratamiento del cáncer en su niño. (Para mayor información, consulte el sumario del PDQ sobre Efectos tardíos del tratamiento anticanceroso en la niñez).

Se llevan a cabo ensayos clínicos a fin de determinar si se pueden usar dosis más bajas de quimioterapia y radiación para disminuir los efectos tardíos del tratamiento.

Se usan cinco tipos de tratamiento estándar:

Cirugía

Los tumores de Wilms y otros tumores renales infantiles se suelen tratar con nefrectomía (cirugía para extraer todo el riñón). También se pueden extraer los ganglios linfáticos cercanos. Algunas veces, se puede practicar un trasplante de riñón (cirugía para extraer un riñón y remplazarlo con otro de un donante) cuando hay cáncer en los dos riñones y estos no funcionan bien.

Si se encuentra cáncer en ambos riñones, la cirugía puede ser una nefrectomía parcial (extracción del cáncer en el riñón y de una pequeña cantidad de tejido anormal a su alrededor). La nefrectomía parcial se realiza para conservar la mayor parte del riñón como sea posible y también se llama cirugía con preservación renal.

Se puede administrar quimioterapia antes de la cirugía para reducir el tamaño del tumor y, que de esta manera, no sea necesario extraer tanto tejido del riñón y haya menos problemas después de la cirugía. Esto se llama quimioterapia neoadyuvante.

Incluso si el médico extrae todo el cáncer que se puede observar en la cirugía, a algunos pacientes se les puede administrar quimioterapia o radioterapia después de este procedimiento para eliminar las células cancerosas que pudieran quedar. El tratamiento que se administra después de la cirugía, para disminuir el riesgo de que el cáncer vuelva, se llama terapia adyuvante. En algunas ocasiones, se realiza una cirugía de revisión para ver si queda cáncer después de la quimioterapia y la radioterapia.

Radioterapia

La radioterapia es un tratamiento del cáncer en el que se usan rayos X de alta energía u otros tipos de radiación para eliminar las células cancerosas o prevenir que crezcan. Hay dos tipos de radioterapia. En la radioterapia externa, se usa una máquina por fuera del cuerpo para enviar radiación al cáncer. En la radioterapia interna, se usa una sustancia radiactiva sellada en agujas, semillas, alambres o catéteres que se coloca directamente en el tumor o cerca de este. La forma en que se administra la radioterapia depende del tipo y el estadio del cáncer que se esté tratando y de si se realiza una biopsia antes de la cirugía para extraer el tumor.

La radioterapia externa se usa para tratar el tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles.

Quimioterapia

La quimioterapia es un tratamiento del cáncer en el que se usan medicamentos a fin de parar el crecimiento de las células cancerosas, ya sea al eliminarlas o al detener su multiplicación. Cuando la quimioterapia se administra por la boca o se inyecta en una vena o un músculo, los medicamentos entran en el torrente sanguíneo y pueden alcanzar las células cancerosas de todo el cuerpo (quimioterapia sistémica). Cuando se administra quimioterapia directamente en el líquido cefalorraquídeo, un órgano o una cavidad corporal, como el abdomen, los medicamentos afectan, más que todo, las células cancerosas de esas áreas (quimioterapia regional). La quimioterapia combinada es un tratamiento en el que se usan dos o más medicamentos contra el cáncer.

La forma en que se administre la quimioterapia depende del tipo y el estadio del cáncer que se esté tratando. La radioterapia sistémica se usa para tratar el tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles.

Algunas veces, el tumor no se puede extraer con cirugía porque está muy cerca de órganos o vasos sanguíneos importantes, es muy grande para extirpar, hay cáncer en ambos riñones o el paciente tiene dificultad para respirar porque el cáncer se diseminó a los pulmones. En este caso, se puede administrar quimioterapia para reducir el tamaño del tumor antes de la cirugía a fin de conservar la mayor cantidad de tejido posible. Se administra radioterapia después de la cirugía.

Para mayor información en inglés, consulte la lista de Medicamentos aprobados para el tumor de Wilms y otros cánceres renales infantiles.

Terapia biológica

La terapia biológica es un tratamiento en el que se usa el sistema inmunitario del paciente para combatir el cáncer. Se usan sustancias elaboradas por el cuerpo o producidas en un laboratorio para estimular, dirigir o restaurar las defensas naturales del cuerpo contra el cáncer. Este tipo de tratamiento del cáncer también se llama bioterapia o inmunoterapia.

El interferón y la interleucina-2 (IL-2) son tipos de sustancias de terapia biológica que se usan para tratar el cáncer de células renales en los niños. El interferón afecta la multiplicación de las células cancerosas y puede desacelerar el crecimiento del tumor. La IL-2 estimula el crecimiento y la actividad de muchas células inmunitarias, en particular, los linfocitos (tipo de glóbulos blancos). Los linfocitos pueden atacar y eliminar las células cancerosas.

Quimioterapia de dosis altas con trasplante de células madre

La quimioterapia de dosis altas con trasplante de células madre es un método en el que se administran dosis altas de quimioterapia y se remplazan las células que componen la sangre, las cuales se eliminaron en el tratamiento del cáncer. Se extraen células madre (células sanguíneas inmaduras) de la sangre o la médula ósea del paciente o un donante, y se congelan o almacenan. Después de que se termina la quimioterapia, se descongelan las células madre almacenadas y se devuelven al paciente por medio de una infusión. Estas células madre reinfundidas se convierten en las células sanguíneas del cuerpo y las restauran.

La quimioterapia de dosis altas con trasplante de células madre se puede usar para tratar el tumor de Wilms recidivante.

Hay nuevos tipos de tratamiento que se prueban en ensayos clínicos.

Para información sobre estudios o ensayos clínicos en curso, consulte el portal de Internet del NCI.

Es posible que los pacientes consideren participar en un ensayo clínico.

Para algunos pacientes, la mejor elección de tratamiento puede ser participar en un ensayo clínico. Los ensayos clínicos forman parte del proceso de investigación del cáncer. Los ensayos clínicos se llevan a cabo para determinar si los tratamientos nuevos para el cáncer son seguros y eficaces, o mejores que el tratamiento estándar.

Muchos de los tratamientos estándar actuales se basan en ensayos clínicos anteriores. Los pacientes que participan en un ensayo clínico pueden recibir el tratamiento estándar o estar entre los primeros en recibir el tratamiento nuevo.

Los pacientes que participan en los ensayos clínicos también ayudan a mejorar la forma en que se tratará el cáncer en el futuro. Aunque los ensayos clínicos no conduzcan a tratamientos nuevos eficaces, a menudo responden a preguntas importantes y ayudan a avanzar en la investigación.

Los pacientes pueden inscribirse en ensayos clínicos antes o después de comenzar el tratamiento del cáncer o durante este.

Algunos ensayos clínicos sólo incluyen a pacientes que todavía no recibieron tratamiento. Otros ensayos prueban los tratamientos para los pacientes cuyo cáncer no mejoró. También hay ensayos clínicos que prueban nuevas maneras de impedir que el cáncer recidive (vuelva) o de reducir los efectos secundarios del tratamiento de cáncer.

Los ensayos clínicos se realizan en muchas partes del país. Consultar la sección sobre Opciones de Tratamiento para encontrar enlaces en inglés a los ensayos clínicos que se realizan actualmente. Estos se han recuperado de la lista de ensayos clínicos del NCI.

Puede ser necesario hacer otras pruebas.

Algunas de las pruebas que se usaron para diagnosticar el cáncer o para determinar el estadio del cáncer se pueden repetir. Algunas pruebas se repetirán para asegurarse que el tratamiento es eficaz. Las decisiones acerca de seguir, cambiar o suspender el tratamiento se pueden basar en los resultados de estas pruebas. Esto a veces se llama reestadificación.

Algunas de las pruebas se seguirán repitiendo en ocasiones después de terminar el tratamiento. Los resultados de estas pruebas pueden mostrar si la afección cambió o si el cáncer recidivó (volvió). Estas pruebas a veces se llaman pruebas de seguimiento o exámenes médicos.

Opciones de tratamiento para el tumor de Wilms

Tumor de Wilms en estadio I

El tratamiento del tumor de Wilms en estadio I con características histológicas favorables puede incluir lo siguiente:

El tratamiento del tumor de Wilms anaplásico en estadio I puede incluir lo siguiente:

  • Nefrectomía con extracción de ganglios linfáticos, seguida de quimioterapia combinada y radioterapia al flanco (cualquier lado del cuerpo entre las costillas y el hueso ilíaco).

Consultar la lista del NCI de estudios o ensayos clínicos sobre el cáncer para acceder a los ensayos clínicos que se realizan en los Estados Unidos y que actualmente aceptan pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés stage I Wilms tumor. Para encontrar resultados más específicos, se puede refinar la búsqueda usando otros criterios, como el lugar donde se realiza el ensayo, el tipo de tratamiento o el nombre del medicamento que se utiliza. Consulte con el médico de su niño sobre ensayos clínicos en los que este pueda participar. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Tumor de Wilms en estadio II

El tratamiento del tumor de Wilms en estadio II con características histológicas favorables puede incluir lo siguiente:

El tratamiento del tumor de Wilms anaplásico en estadio II puede incluir lo siguiente:

  • Nefrectomía con extracción de los ganglios linfáticos, seguida de radioterapia dirigida al abdomen y quimioterapia combinada.

Consultar la lista del NCI de estudios o ensayos clínicos sobre el cáncer para acceder a los ensayos clínicos que se realizan en los Estados Unidos y que actualmente aceptan pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés stage II Wilms tumor. Para encontrar resultados más específicos, se puede refinar la búsqueda usando otros criterios, como el lugar donde se realiza el ensayo, el tipo de tratamiento o el nombre del medicamento que se utiliza. Consulte con el médico de su niño sobre ensayos clínicos en los que este pueda participar. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Tumor de Wilms en estadio III

El tratamiento del tumor de Wilms en estadio III con características histológicas favorables puede incluir lo siguiente:

El tratamiento del tumor de Wilms anaplásico en estadio III puede incluir lo siguiente:

  • Nefrectomía con extracción de ganglios linfáticos, seguida de radioterapia dirigida al abdomen y quimioterapia combinada.
  • Quimioterapia combinada administrada antes de la nefrectomía con extracción de ganglios linfáticos, seguida de radioterapia dirigida al abdomen.
  • Nefrectomía con extracción de ganglios linfáticos, seguida de radioterapia dirigida al abdomen y quimioterapia combinada.

Consultar la lista del NCI de estudios o ensayos clínicos sobre el cáncer para acceder a los ensayos clínicos que se realizan en los Estados Unidos y que actualmente aceptan pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés stage III Wilms tumor. Para encontrar resultados más específicos, se puede refinar la búsqueda usando otros criterios, como el lugar donde se realiza el ensayo, el tipo de tratamiento o el nombre del medicamento que se utiliza. Consulte con el médico de su niño sobre ensayos clínicos en los que este pueda participar. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Tumor de Wilms en estadio IV

El tratamiento del tumor de Wilms en estadio IV con características histológicas favorables puede incluir lo siguiente:

El tratamiento del tumor de Wilms anaplásico en estadio IV puede incluir lo siguiente:

  • Quimioterapia combinada administrada antes de la nefrectomía con extracción de ganglios linfáticos, seguida de radioterapia dirigida al abdomen. Si el cáncer se diseminó a otras partes del cuerpo, los pacientes también recibirán radioterapia dirigida a estas áreas.
  • Nefrectomía con extracción de ganglios linfáticos, seguida de radioterapia dirigida al abdomen y quimioterapia combinada. Si el cáncer se diseminó a otras partes del cuerpo, los pacientes también recibirán radioterapia dirigida a estas áreas.

Consultar la lista del NCI de estudios o ensayos clínicos sobre el cáncer para acceder a los ensayos clínicos que se realizan en los Estados Unidos y que actualmente aceptan pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés stage IV Wilms tumor. Para encontrar resultados más específicos, se puede refinar la búsqueda usando otros criterios, como el lugar donde se realiza el ensayo, el tipo de tratamiento o el nombre del medicamento que se utiliza. Consulte con el médico de su niño sobre ensayos clínicos en los que este pueda participar. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Tumor de Wilms en estadio V y pacientes con riesgo alto de presentar tumor de Wilms bilateral

El tratamiento del tumor de Wilms en estadio V puede ser diferente para cada paciente e incluir lo siguiente:

  • Quimioterapia combinada para reducir el tamaño del tumor, seguida de pruebas con imágenes repetidas a las 4 a 8 semanas para decidir si es necesario administrar más tratamiento (nefrectomía parcial, biopsia, quimioterapia continuada o radioterapia).
  • Después de la biopsia de los riñones, se administra quimioterapia para reducir el tamaño del tumor. Se realiza una segunda cirugía para extraer la mayor cantidad de cáncer posible, la cual puede estar seguida de más quimioterapia o radioterapia si queda cáncer después de la cirugía.
  • Participación en un ensayo clínico de quimioterapia para reducir el tamaño del tumor, seguido de pruebas con imágenes repetidas a las 6 a 12 semanas para decidir si es necesario administrar más tratamiento (cirugía, biopsia, quimioterapia continuada o radioterapia).

Si es necesario realizar un trasplante de riñón debido a problemas renales, este se aplaza hasta después de 1 a 2 años de que se complete el tratamiento y que no haya signos o síntomas de cáncer.

Consultar la lista del NCI de estudios o ensayos clínicos sobre el cáncer para acceder a los ensayos clínicos que se realizan en los Estados Unidos y que actualmente aceptan pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés stage V Wilms tumor. Para encontrar resultados más específicos, se puede refinar la búsqueda usando otros criterios, como el lugar donde se realiza el ensayo, el tipo de tratamiento o el nombre del medicamento que se utiliza. Consulte con el médico de su niño sobre ensayos clínicos en los que este pueda participar. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Tumor de Wilms en los adultos

No hay un tratamiento estándar para los adultos con tumor de Wilms. Los cirujanos y los oncólogos pediatras suelen participar en el equipo que planifica el tratamiento, porque es posible que se usen las terapias para los niños en los adultos.

Opciones de tratamiento de otros tumores renales infantiles

Cáncer de células renales

El tratamiento del cáncer de células renales (CCR) suele incluir lo siguiente:

Para mayor información, consulte el sumario del PDQ sobre Tratamiento del cáncer de células renales.

Consultar la lista del NCI de estudios o ensayos clínicos sobre el cáncer para acceder a los ensayos clínicos que se realizan en los Estados Unidos y que actualmente aceptan pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés renal cell carcinoma. Para encontrar resultados más específicos, se puede refinar la búsqueda usando otros criterios, como el lugar donde se realiza el ensayo, el tipo de tratamiento o el nombre del medicamento que se utiliza. Consulte con el médico de su niño sobre ensayos clínicos en los que este pueda participar. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Tumores rabdoides renales

No se dispone de un tratamiento estándar para el tumor rabdoide de riñón. El tratamiento se suele administrar en un ensayo clínico.

Consultar la lista del NCI de estudios o ensayos clínicos sobre el cáncer para acceder a los ensayos clínicos que se realizan en los Estados Unidos y que actualmente aceptan pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés rhabdoid tumor of the kidney. Para encontrar resultados más específicos, se puede refinar la búsqueda usando otros criterios, como el lugar donde se realiza el ensayo, el tipo de tratamiento o el nombre del medicamento que se utiliza. Consulte con el médico de su niño sobre ensayos clínicos en los que este pueda participar. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Sarcoma de células claras del riñón

El tratamiento del sarcoma de células claras del riñón puede incluir lo siguiente:

Consultar la lista del NCI de estudios o ensayos clínicos sobre el cáncer para acceder a los ensayos clínicos que se realizan en los Estados Unidos y que actualmente aceptan pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés clear cell sarcoma of the kidney. Para encontrar resultados más específicos, se puede refinar la búsqueda usando otros criterios, como el lugar donde se realiza el ensayo, el tipo de tratamiento o el nombre del medicamento que se utiliza. Consulte con el médico de su niño sobre ensayos clínicos en los que este pueda participar. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Nefroma mesoblástico congénito

El tratamiento del nefroma mesoblástico congénito suele incluir lo siguiente:

Consultar la lista del NCI de estudios o ensayos clínicos sobre el cáncer para acceder a los ensayos clínicos que se realizan en los Estados Unidos y que actualmente aceptan pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés congenital mesoblastic nephroma. Para encontrar resultados más específicos, se puede refinar la búsqueda usando otros criterios, como el lugar donde se realiza el ensayo, el tipo de tratamiento o el nombre del medicamento que se utiliza. Consulte con el médico de su niño sobre ensayos clínicos en los que este pueda participar. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Sarcoma de Ewing (tumor neuroepitelial) de riñón

No se dispone de un tratamiento estándar para el sarcoma de Ewing (tumor neuroepitelial) de riñón. Las opciones de tratamiento pueden ser las siguientes:

También se puede tratar de la misma forma que el sarcoma de Ewing o los tumores neuroectodérmicos primitivos. Para mayor información, consulte el sumario del PDQ sobre Tratamiento del sarcoma de Ewing.

Consultar la lista del NCI de estudios o ensayos clínicos sobre el cáncer para acceder a los ensayos clínicos que se realizan en los Estados Unidos y que actualmente aceptan pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés Ewing sarcoma/peripheral primitive neuroectodermal tumor (PNET). Para encontrar resultados más específicos, se puede refinar la búsqueda usando otros criterios, como el lugar donde se realiza el ensayo, el tipo de tratamiento o el nombre del medicamento que se utiliza. Consulte con el médico de su niño sobre ensayos clínicos en los que este pueda participar. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Tumor desmoplásico de células redondas pequeñas de riñón

No se dispone de un tratamiento estándar para el tumor desmoplásico de células pequeñas redondas de riñón. Las opciones de tratamiento pueden ser las siguientes:

Consultar la lista del NCI de estudios o ensayos clínicos sobre el cáncer para acceder a los ensayos clínicos que se realizan en los Estados Unidos y que actualmente aceptan pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés childhood desmoplastic small round cell tumor. Para encontrar resultados más específicos, se puede refinar la búsqueda usando otros criterios, como el lugar donde se realiza el ensayo, el tipo de tratamiento o el nombre del medicamento que se utiliza. Consulte con el médico de su niño sobre ensayos clínicos en los que este pueda participar. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Nefroblastoma quístico parcialmente diferenciado

El tratamiento del nefroblastoma quístico parcialmente diferenciado puede incluir lo siguiente:

Nefroma quístico multilocular

El tratamiento del nefroma quístico multilocular suele incluir lo siguiente:

Sarcoma sinovial primario de riñón

El tratamiento del sarcoma sinovial primario de riñón suele incluir lo siguiente:

Sarcoma anaplásico de riñón

No se dispone de un tratamiento estándar para el sarcoma anaplásico de riñón. El tratamiento suele ser el mismo que para el tumor de Wilms anaplásico.

Nefroblastomatosis

El tratamiento de la nefroblastomatosis depende de los siguientes aspectos:

El tratamiento de la nefroblastomatosis puede incluir lo siguiente:

Tratamiento de los tumores renales infantiles recidivantes

El tratamiento del tumor de Wilms recidivante puede incluir lo siguiente:

El tratamiento del sarcoma de células claras de riñón recidivante puede incluir lo siguiente:

  • Quimioterapia combinada, cirugía o radioterapia.

El tratamiento del tumor rabdoide recidivante de riñón, el tumor neuroepitelial de riñón y el cáncer de células renales se suele administrar en un ensayo clínico.

Consultar la lista del NCI de estudios o ensayos clínicos sobre el cáncer para acceder a los ensayos clínicos que se realizan en los Estados Unidos y que actualmente aceptan pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés recurrent Wilms tumor and other childhood kidney tumors. Para encontrar resultados más específicos, se puede refinar la búsqueda usando otros criterios, como el lugar donde se realiza el ensayo, el tipo de tratamiento o el nombre del medicamento que se utiliza. Consulte con el médico de su niño sobre ensayos clínicos en los que este pueda participar. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Información adicional sobre el tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles

Para mayor información del Instituto Nacional del Cáncer sobre el tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles, consulte la siguiente información:

La información que se presenta a continuación solo está disponible en inglés:

Para mayor información sobre el cáncer en la niñez y otros recursos generales sobre el cáncer, consultar los siguientes enlaces:

La información que se presenta a continuación solo está disponible en inglés:

Modificaciones a este sumario (07/10/2015)

Los sumarios del PDQ con información sobre el cáncer se revisan con regularidad y se actualizan en la medida en que se obtiene nueva información. Esta sección describe los cambios más recientes introducidos en este sumario a partir de la fecha arriba indicada.

Se incorporaron cambios editoriales en este sumario.

Información sobre este sumario del PDQ

Información sobre el PDQ

El Physician Data Query (PDQ) es la base de datos integral del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) que contiene información completa sobre el cáncer. La base de datos del PDQ incluye sumarios de la última información publicada sobre la prevención, detección, genética, tratamiento, cuidados médicos de apoyo, y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se presentan en dos versiones. Las versiones para profesionales de la salud tienen información detallada escrita en lenguaje técnico. Las versiones para pacientes se escriben en un lenguaje fácil de comprender, que no es técnico. Ambas versiones tienen información sobre el cáncer que es exacta y actualizada. Además, las versiones también están disponibles en inglés.

El PDQ es uno de los servicios del NCI. El NCI forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). El NIH es el centro principal de investigación biomédica del gobierno federal. Los sumarios del PDQ se basan en una revisión independiente de la literatura médica. No son declaraciones de políticas del NCI o el NIH.

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ con información sobre el cáncer contiene información actualizada sobre el tratamiento del tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles. Tiene como objetivo informar y ayudar a los pacientes, las familias y las personas a cargo de pacientes. No provee pautas o recomendaciones formales para la toma de decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

Los Consejos Editoriales redactan los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ y los actualizan. Estos Consejos están compuestos por expertos en el tratamiento del cáncer y otras especialidades relacionadas con este. Los sumarios se revisan regularmente y se les incorporan cambios a medida que se obtiene nueva información. La fecha de cada sumario ("Actualizado") indica la fecha del cambio más reciente.

La información en este sumario para pacientes se tomó de la versión para profesionales de la salud, que el Consejo Editorial sobre Tratamientos Pediátricos del PDQ revisa con regularidad y actualiza cuando es necesario.

Información sobre ensayos clínicos

Un estudio o ensayo clínico es un estudio para responder a una pregunta científica; por ejemplo, si un tratamiento es mejor que otro. Los ensayos se basan en estudios anteriores y lo se aprendió en el laboratorio. Cada ensayo responde a ciertas preguntas científicas dirigidas a encontrar maneras nuevas y mejores de ayudar a los pacientes de cáncer. Durante los ensayos clínicos de tratamiento, se recoge información acerca de los efectos de un tratamiento nuevo y su eficacia. Si un ensayo clínico indica que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en "estándar". Los pacientes deberían considerar participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos están abiertos solo a los pacientes que no han comenzado un tratamiento.

La lista en inglés de ensayos clínicos del PDQ están disponibles en línea en el portal de Internet del NCI. La lista de muchos médicos que participan en ensayos clínicos también se encuentra en el PDQ. Para mayor información, llamar al Servicio de información sobre cáncer al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

Permisos para el uso de este sumario.

PDQ es una marca registrada. Aunque el contenido de los documentos del PDQ se puede usar libremente como texto, este no se puede identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, a menos que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Sin embargo, se permitirá que un usuario tendría permiso para escribir una oración como "El sumario de información sobre el cáncer del PDQ del NCI sobre la prevención del cáncer de mama indica los siguientes riesgos: "[incluir extracto del sumario]".

El formato preferido para citar un sumario del PDQ es el siguiente:

National Cancer Institute: PDQ® Tumor de Wilms y otros tumores renales infantiles. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Última actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: http://www.cancer.gov/espanol/tipos/rinon/paciente/tratamiento-wilms-pdq. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes que aparecen en los sumarios del PDQ se usan con permiso de los autores, artistas o la casa editorial para su sola inclusión en los sumarios del PDQ. El permiso para usar imágenes fuera del contexto de información del PDQ se debe obtener del propietario; el Instituto Nacional del Cáncer no lo puede otorgar. Para mayor información sobre el uso de las gráficas en este sumario, así como muchas otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar el enlace Visuals Online. Visuals Online es una colección de más de 2.000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

No se debe usar la información contenida en estos sumarios para tomar decisiones acerca del reembolso de seguros. Para mayor información sobre cobertura de seguros, consultar la página Información económica, legal y de seguro médico, disponible en Cancer.gov.

Para mayor información

En Cancer.gov/espanol se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en la página ¿En qué podemos ayudarle?. Las preguntas también se pueden enviar por correo electrónico utilizando el Formulario de comunicación.

Obtenga más información del NCI

Llame al 1-800-4-CANCER

Para obtener más información, las personas que residen en los Estados Unidos pueden llamar gratis al Servicio de Información del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237), de lunes a viernes de 8:00 a. m. a 8:00 p. m, hora del Este. Un especialista en información sobre el cáncer estará disponible para responder a sus preguntas.

Escríbanos

Para obtener información del NCI, sírvase escribir a la siguiente dirección:

  • NCI Public Inquiries Office
  • 9609 Medical Center Dr.
  • Room 2E532 MSC 9760
  • Bethesda, MD 20892-9760

Busque en el portal de Internet del NCI

El portal de Internet del NCI provee acceso en línea a información sobre el cáncer, ensayos clínicos, y otros portales de Internet u organizaciones que ofrecen servicios de apoyo y recursos para los pacientes con cáncer y sus familias. Para una búsqueda rápida, use la casilla de búsqueda en la esquina superior derecha de cada página Web. Los resultados de una gama amplia de términos buscados incluirán una lista de las “Mejores Opciones,” páginas web que son escogidas de forma editorial que se asemejan bastante al término que usted busca.

Hay muchos lugares donde las personas pueden obtener materiales e información sobre tratamientos para el cáncer y servicios. Los hospitales pueden tener información sobre instituciones o regionales que ofrecen información sobre ayuda financiera, transporte de ida y vuelta para recibir tratamiento, atención en el hogar y sobre cómo abordar otros problemas relacionados con el tratamiento del cáncer.

Publicaciones

El NCI tiene folletos y otros materiales para pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Estas publicaciones describen los diferentes tipos de cáncer, los métodos para tratarlo, pautas para hacerle frente e información sobre ensayos clínicos. Algunas publicaciones proveen información sobre las diferentes pruebas de detección del cáncer, sus causas y cómo prevenirlo, además de estadísticas e información sobre actividades de investigación llevadas a cabo en el NCI. Los materiales del NCI sobre estos y otros temas, se pueden solicitar en línea al Servicio de Localización de Publicaciones del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute Publications Locator) o imprimirse directamente. Estos materiales también se pueden solicitar con una llamada gratuita al Servicio de Información sobre el Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute's Cancer Information Service) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

  • Actualización: 10 de julio de 2015

Este texto puede copiarse o usarse con toda libertad. Sin embargo, agradeceremos que se dé reconocimiento al Instituto Nacional del Cáncer como creador de esta información. El material gráfico puede ser propiedad del artista o del editor por lo que tal vez sea necesaria su autorización para poder usarlo.