Toxicidad financiera del tratamiento del cáncer (PDQ®)–Versión para pacientes

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Información general sobre la toxicidad financiera del tratamiento del cáncer

Puntos importantes

  • La toxicidad financiera describe los problemas que enfrenta el paciente de cáncer por el costo del tratamiento.
  • Se observó en varios estudios que es más probable que los pacientes y sobrevivientes de cáncer sufran toxicidad financiera que las personas sin cáncer.
  • El nivel de toxicidad financiera depende de varios factores en su hogar.
  • El tratamiento del cáncer puede afectar su capacidad de trabajar y pagar cuentas.

La toxicidad financiera describe los problemas que enfrenta el paciente de cáncer por el costo del tratamiento.

Los términos toxicidad financiera y sufrimiento económico describen los problemas monetarios que causan los gastos por cuenta propia. Los gastos por cuenta propia son los que su seguro médico no cubre y que usted debe pagar de su propio bolsillo. Estos gastos incluyen los siguientes:

  • Copago: monto que paga por cada servicio de salud, como una cita médica o una receta.
  • Deducible: monto que debe pagar por la atención médica antes de que su plan médico comience a contribuir.
  • Coseguro: porcentaje que paga por un servicio cubierto por el seguro médico después del deducible. Por ejemplo, usted paga 20 % y su seguro cubre 80 %.

Estos costos incluyen las estadías en el hospital, los servicios ambulatorios (procedimientos y pruebas para los que no necesita pasar la noche en el hospital), las citas médicas y los medicamentos con receta.

En general, los sobrevivientes de cáncer notifican gastos por cuenta propia más altos que las personas que nunca tuvieron cáncer. Algunos sobrevivientes de cáncer informan que gastan más de 20 % de su ingreso anual en la atención médica.

Hay otros términos que se utilizan para describir la toxicidad financiera: tensión económica, dificultades económicas o financieras, carga económica o financiera y sufrimiento económico.

No hay estudios clínicos con distribución al azar sobre los efectos de la toxicidad financiera en los pacientes de cáncer. La información de este sumario se basa sobre todo en estudios que solo incluyeron a pacientes con determinados tipos de cáncer y a sobrevivientes; por lo tanto, tal vez no corresponda a todos los pacientes de cáncer.

Se observó en varios estudios que es más probable que los pacientes y sobrevivientes de cáncer sufran toxicidad financiera que las personas sin cáncer.

En los Estados Unidos, el cáncer es una de las afecciones con el tratamiento más costoso. Los pacientes de cáncer con seguro médico ahora pagan primas más altas que antes. También contribuyen más con copagos, deducibles y coseguro.

En comparación con hace 10 años, los pacientes reciben quimioterapia, inmunoterapia y otros tipos de terapias nuevas que son más costosas. Es probable que los copagos para los medicamentos con receta que cubre el seguro médico sean mayores en el caso de los medicamentos más costosos y los que son de marca (comparados con los genéricos). Estos copagos y el coseguro de los medicamentos podrían causar toxicidad financiera incluso en quienes tienen seguro médico.

Los sobrevivientes de cáncer pueden sufrir problemas económicos muchos años después del diagnóstico. Es probable que esto ocurra porque deben pagar por el tratamiento continuo del cáncer o la atención médica de los efectos tardíos causados por el tratamiento.

El nivel de toxicidad financiera depende de varios factores en su hogar.

En el momento del diagnóstico, los siguientes factores en su hogar influyen en el riesgo de toxicidad financiera:

  • Si usted es quien más gana en su familia.
  • La cantidad de dinero que ganan las otras personas en su hogar.
  • La deuda anterior al diagnóstico de cáncer.
  • Sus activos.
  • Los costos relacionados con el cáncer que tiene.
  • La forma en que el cáncer y el tratamiento afecta su capacidad de trabajar.
  • Si tiene seguro médico y seguro de incapacidad, y la cobertura que estos ofrecen.

Debido a su diagnóstico de cáncer, es posible que usted y su familia hagan frente a estos problemas:

  • Menos ingresos y activos.
  • Deuda por la atención médica del cáncer.
  • Problemas para pagar la vivienda, la comida y las cuentas.
  • Quiebra.

El tratamiento del cáncer puede afectar su capacidad de trabajar y pagar cuentas.

Es posible que tener cáncer dificulte las tareas físicas y mentales de su trabajo. Tal vez pierda horas de trabajo o ya no pueda trabajar. En un estudio se indicó que los empleados que recibieron tratamiento del cáncer se ausentaron alrededor de 22 días laborables más al año que las personas que no recibieron ningún tratamiento del cáncer. No poder trabajar quizás afecte el tipo de seguro médico que ofrece su empleador, cuando este paga la prima en parte o por completo.

También es probable que se preocupe y sufra tensión por el pago de las cuentas médicas relacionadas con el cáncer. (Los pacientes de cáncer informan que les preocupa la pérdida de salario cuando se enferman o faltan al trabajo para ir a las citas médicas). Además, descifrar las cuentas médicas complicadas podría causar tensión.

Factores de riesgo relacionados con la toxicidad financiera

Puntos importantes

  • El tipo de cáncer, la gravedad de este y el tratamiento influyen en su riesgo de toxicidad financiera.
  • Su edad, su raza, sus ingresos y su empleo también influyen en el riesgo de toxicidad financiera.
  • El tipo de seguro médico o la falta de este influyen en su riesgo de toxicidad financiera.

El tipo de cáncer, la gravedad de este y el tratamiento influyen en su riesgo de toxicidad financiera.

El riesgo de sufrir toxicidad financiera es más alto en los pacientes con los siguientes tipos de enfermedades:

Esto se debe, en parte, a que el cáncer y el tratamiento del cáncer a veces no les permite mantener un empleo.

Es más probable que los pacientes que se trataron con quimioterapia y radioterapia tengan gastos por cuenta propia más altos y sufran peores efectos económicos que quienes no recibieron estas terapias.

Su edad, su raza, sus ingresos y su empleo también influyen en el riesgo de toxicidad financiera.

En los estudios se observa que ser más joven en el momento del diagnóstico del cáncer aumenta el riesgo de toxicidad financiera. Los pacientes más jóvenes sufren más sus efectos por los motivos siguientes:

  • Falta de ahorros y activos.
  • Otras responsabilidades económicas, como la crianza de los hijos.
  • No tener seguro médico (los pacientes menores de 65 años de edad no reciben Medicare) o contratar un plan de cobertura médica con un deducible alto y gastos por cuenta propia elevados.

Los pacientes y los sobrevivientes de cáncer más jóvenes también corren más riesgo de quiebra que los pacientes y sobrevivientes de cáncer mayores y las personas sin cáncer.

En algunos estudios se señaló que es más probable que las personas de una raza minoritaria afronten problemas económicos después de un diagnóstico de cáncer. Se necesita más investigación sobre este tema.

Los pacientes de hogares con ingresos inferiores corren un mayor riesgo de toxicidad financiera que los pacientes de hogares con ingresos superiores. También se observó que la pérdida de empleo es un factor de riesgo de endeudamiento y quiebra.

En varios estudios se indicó que los pacientes de cáncer quizá enfrenten las siguientes situaciones:

  • Pérdida del empleo.
  • Cambios en la situación laboral, como pasar a trabajar a tiempo parcial o tomarse licencias prolongadas.
  • Problemas para volver al trabajo.
  • Salario más bajo.
  • Pérdida de productividad general.

El tipo de seguro médico o la falta de este influyen en su riesgo de toxicidad financiera.

Si no tiene seguro médico, corre un riesgo alto de sufrir toxicidad financiera, en especial, porque los costos del cáncer siguen en aumento. De todas formas, incluso con seguro médico, los gastos por cuenta propia para la atención del cáncer podrían ser altos.

Si participa en Medicare, también se podrá inscribir en otros planes que le ayudarán a reducir los gastos por cuenta propia. Tendrá la opción de obtener un seguro complementario para los gastos médicos que su plan de seguro regular no incluya y se podrá inscribir en la Parte D de Medicare, un programa para cubrir los medicamentos con receta.

En un estudio se observó que el riesgo de toxicidad financiera es más alto para los pacientes con seguro médico público (Medicaid o Medicare) que para los pacientes con cobertura médica privada. Es probable que los pacientes con seguro médico público tengan menos ahorros y bienes, que es un factor de riesgo de la toxicidad financiera.

Toxicidad financiera en los pacientes de cáncer

Puntos importantes

  • Es posible que los pacientes no sigan las indicaciones para tomar los medicamentos porque quieren ahorrarse los copagos.
  • Los pacientes con toxicidad financiera quizás tengan una calidad de vida más baja.
  • La toxicidad financiera tal vez lleve al endeudamiento y a la quiebra.

Es posible que los pacientes no sigan las indicaciones para tomar los medicamentos porque quieren ahorrarse los copagos.

Algunos pacientes informaron que omiten dosis o toman menos medicamento que el recetado para que dure más la receta y para ahorrar dinero. Los pacientes también señalaron que no compraban medicamentos con receta debido al costo.

Mientras más alto es el copago, menor es la probabilidad de que tomen el medicamento de la forma indicada.

Los pacientes con toxicidad financiera quizás tengan una calidad de vida más baja.

En los estudios se comprobó que los pacientes con toxicidad financiera mencionan una calidad de vida más baja, más síntomas y más dolor. En un estudio se observó que algunos pacientes sentían que la toxicidad financiera era más grave que el sufrimiento físico, emocional, social o familiar.

Además de una calidad de vida más baja, es más probable que los pacientes con toxicidad financiera notifiquen lo siguiente:

  • Mala salud física.
  • Mala salud mental, incluso sentir depresión.
  • Falta de satisfacción con las actividades e interacciones sociales.
  • Preocupación por que vuelva el cáncer.

La toxicidad financiera tal vez lleve al endeudamiento y a la quiebra.

En un estudio, algunos sobrevivientes de cáncer informan sobre los siguientes problemas relacionados con la toxicidad financiera:

  • Preocupación por el pago de cuentas costosas relacionadas con el cáncer.
  • Endeudamiento.
  • Declaración de quiebra.

En otro estudio se observó que los pacientes que se declaran en quiebra tienen más probabilidades de morir antes que los pacientes que no se declaran en quiebra.

Para ayudar a pagar la atención médica, tal vez deba tomar alguna de las medidas siguientes:

  • Usar sus ahorros.
  • Pedir un préstamo.
  • Gastar menos en actividades de recreación, alimentos, vestimenta y servicios básicos.
  • Vender sus acciones, inversiones, posesiones o propiedades.
  • Mudarse a una vivienda menos costosa.

Formas de reducir la toxicidad financiera

Puntos importantes

  • Quizás haya formas de reducir la toxicidad financiera.

Quizás haya formas de reducir la toxicidad financiera.

En la actualidad se estudia la posibilidad de reducir la toxicidad financiera de las formas siguientes:

  • Consultar con un orientador financiero que enseñe a los pacientes acerca de los planes de seguro médico y los métodos para ahorrar dinero en los tratamientos.
  • Publicar los precios de los hospitales para que los profesionales médicos y los pacientes conozcan los costos cuando deciden sobre pruebas y tratamientos.
  • Usar la fijación de precios basados en el valor que permite a los pacientes elegir los tratamientos de más valor con gasto por cuenta propia más bajo.
  • Reformar los seguros médicos y aprobar normas que ayuden a los pacientes de cáncer.

Para obtener más información sobre formas de controlar los costos de atención relacionados con el cáncer, vea Manejo de costos y de información clínica.

Información sobre este sumario del PDQ

Información sobre el PDQ

El Physician Data Query (PDQ) es la base de datos integral del Instituto Nacional del Cáncer (NCI). La base de datos del PDQ contiene sumarios de la última información publicada sobre prevención, detección, genética, tratamiento, cuidados médicos de apoyo, y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se redactan en dos versiones. En las versiones para profesionales de la salud se ofrece información detallada en lenguaje técnico. Las versiones para pacientes se presentan en un lenguaje fácil de comprender, que no es técnico. Ambas versiones contienen información sobre el cáncer que es exacta y actualizada. También se puede consultar estos sumarios en inglés.

El PDQ es uno de los servicios del NCI. El NCI pertenece a los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). Los NIH son el centro de investigación biomédica del gobierno federal. Los sumarios del PDQ se basan en un análisis independiente de las publicaciones médicas. No constituyen declaraciones de la política del NCI ni de los NIH.

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ sobre el cáncer contiene información actualizada sobre el tratamiento del cáncer y la toxicidad financiera. El propósito es informar y ayudar a los pacientes, las familias y las personas encargadas de cuidar a los pacientes. No provee pautas o recomendaciones formales para la toma de decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

Los Consejos editoriales redactan los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ y los actualizan. Estos Consejos están integrados por expertos en el tratamiento del cáncer y otras especialidades relacionadas con esta enfermedad. Los sumarios se revisan con regularidad y se modifican si surge nueva información. La fecha de actualización al pie de cada sumario indica cuándo se hizo el cambio más reciente.

La información en este sumario para pacientes se basa en la versión para profesionales de la salud, que el Consejo editorial del PDQ sobre el tratamiento para adultos revisa con regularidad y actualiza en caso necesario.

Información sobre ensayos clínicos

Un ensayo clínico es un estudio para responder a una pregunta científica; por ejemplo, si un tratamiento es mejor que otro. Los ensayos se basan en estudios anteriores y lo que se aprendió en el laboratorio. Cada ensayo responde a ciertas preguntas científicas dirigidas a encontrar formas nuevas y mejores de ayudar a los pacientes de cáncer. Durante los ensayos clínicos de tratamiento, se recopila información sobre los efectos de un tratamiento nuevo y su eficacia. Si un ensayo clínico indica que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en "estándar". Los pacientes pueden considerar participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos solo aceptan a pacientes que aún no comenzaron un tratamiento.

La lista en inglés de ensayos clínicos del PDQ está disponible en el portal de Internet del NCI. También figuran en el PDQ los datos de muchos médicos especialistas en cáncer que participan en ensayos clínicos. Para obtener más información, llamar al Servicio de Información sobre el Cáncer al 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER).

Permisos para el uso de este sumario

PDQ (Physician Data Query) es una marca registrada. Se autoriza el libre uso del texto de los documentos del PDQ. Sin embargo, no se podrá identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, salvo que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Por otra parte, se permitirá que un autor escriba una oración como “En el sumario del PDQ del NCI de información sobre la prevención del cáncer de mama se describen, en breve, los siguientes riesgos: [incluir fragmento del sumario]”.

Se sugiere citar la referencia bibliográfica de este sumario del PDQ de la siguiente forma:

PDQ® sobre el tratamiento para adultos. PDQ Toxicidad financiera del tratamiento del cáncer. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: https://www.cancer.gov/espanol/cancer/manejo-del-cancer/costos/toxicidad-financiera-pdq. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes en este sumario se reproducen con el permiso del autor, el artista o la editorial para uso exclusivo en los sumarios del PDQ. La utilización de las imágenes fuera del PDQ requiere la autorización del propietario, que el Instituto Nacional del Cáncer no puede otorgar. Para obtener más información sobre el uso de las ilustraciones de este sumario o de otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar Visuals Online, una colección de más de 2000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

La información en estos sumarios no debe fundamentar ninguna decisión sobre reintegros de seguros. Para obtener más información sobre cobertura de seguros, consultar la página Manejo de la atención del cáncer disponible en Cancer.gov/espanol.

Para obtener más información

En Cancer.gov/espanol, se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en ¿En qué podemos ayudarle?. También se puede enviar un mensaje de correo electrónico mediante el formulario de comunicación.

  • Actualización: 10 de noviembre de 2017

La mayor parte del texto que se encuentra en el sitio web del Instituto Nacional del Cáncer puede copiarse o usarse con toda libertad. Se deberá dar crédito al Instituto Nacional del Cáncer como fuente de esta información e incluir un enlace a esta página, p. ej., “Toxicidad financiera del tratamiento del cáncer (PDQ®)–Versión para pacientes fue publicado originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer”.

Por favor, tenga en cuenta que los artículos del blog que están escritos por individuos fuera del gobierno pueden pertenecer al escritor, y el material gráfico puede pertenecer a su creador. En tales casos, es necesario ponerse en contacto con el escritor, con los artistas o con el editor para obtener su autorización para poder usarlo.

Agradecemos sus comentarios sobre este artículo. Todos los comentarios deberán satisfacer nuestra política de comentarios.