Neoplasias mieloproliferativas crónicas: Tratamiento (PDQ®)–Versión para pacientes

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Información general sobre las neoplasias mieloproliferativas crónicas

Puntos importantes

  • Las neoplasias mieloproliferativas constituyen un grupo de enfermedades por las que la médula ósea elabora demasiados glóbulos rojos, glóbulos blancos o plaquetas.
  • Hay seis tipos de neoplasias mieloproliferativas crónicas.
  • Para detectar (encontrar) y diagnosticar las neoplasias mieloproliferativas crónicas, se utilizan pruebas que examinan la sangre y la médula ósea.

Las neoplasias mieloproliferativas constituyen un grupo de enfermedades por las que la médula ósea elabora demasiados glóbulos rojos, glóbulos blancos o plaquetas.

Normalmente, la médula ósea produce células madre sanguíneas (células inmaduras) que se vuelven, con el tiempo, en células sanguíneas maduras.

Ampliar Anatomía del hueso; en la ilustración, se muestra el hueso esponjoso, la médula roja y la médula amarilla. En un corte  trasversal del hueso, se muestran el hueso compacto y los vasos sanguíneos en la médula ósea. También se muestran los glóbulos rojos, los glóbulos blancos, las plaquetas y las células madre sanguíneas.
Anatomía del hueso. El hueso se compone de hueso compacto, hueso esponjoso y médula ósea. El hueso compacto forma la capa exterior del hueso. El hueso esponjoso se encuentra, más que todo, a los extremos de los huesos y contiene médula roja. La médula ósea se encuentra en el centro de la mayoría de los huesos y tiene muchos vasos sanguíneos. Hay dos tipos de médula ósea: roja y amarilla. La médula roja contiene células madre sanguíneas que se pueden convertir en glóbulos rojos, glóbulos blancos o plaquetas. La médula amarilla está compuesta, en mayor parte, de grasa.

Una célula madre sanguínea se puede convertir en una célula madre mieloide o una célula madre linfoide. Una célula madre linfoide se convierte en un glóbulo blanco. Una célula madre mieloide se convierte en uno de los tres tipos siguientes de células sanguíneas maduras:

Ampliar Evolución de una célula sanguínea; el dibujo muestra el proceso por el que pasa una célula madre sanguínea para convertirse en un glóbulo rojo, una plaqueta o un glóbulo blanco. Este dibujo muestra una célula madre mieloide que se convierte en un glóbulo rojo, una plaqueta, o un mieloblasto, el cual luego se convierte en un glóbulo blanco. También muestra una célula  madre linfoide que se convierte en un linfoblasto y luego en uno de varios tipos diferentes de glóbulos blancos.
Evolución de una célula sanguínea. Una célula madre sanguínea pasa por varias etapas para convertirse en un glóbulo rojo, una plaqueta o un glóbulo blanco.

En el caso de las neoplasias mieloproliferativas hay demasiadas células madres sanguíneas que se convierten en uno o más tipos de células sanguíneas. Las neoplasias usualmente tienden a empeorar lentamente a medida que la cantidad de células sanguíneas aumenta.

Hay seis tipos de neoplasias mieloproliferativas crónicas.

El tipo de neoplasia mieloproliferativa depende de si se están produciendo demasiados glóbulos rojos, glóbulos blancos o plaquetas. Algunas veces, el cuerpo produce demasiadas células sanguíneas de más de un tipo pero, por lo general, hay un tipo de célula sanguínea que resulta más afectado que otros. Las neoplasias mieloproliferativas crónicas incluyen los siguientes seis tipos:

Los tipos mencionados se describen a continuación. Algunas veces las neoplasias mieloproliferativas crónicas se convierten en leucemia aguda, en la cual se producen demasiados glóbulos blancos anormales.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar las neoplasias mieloproliferativas crónicas, se utilizan pruebas que examinan la sangre y la médula ósea.

Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para revisar el estado general de salud, e identificar cualquier signo de enfermedad, como nódulos o cualquier otra cosa que parezca inusual. También se toman datos sobre los hábitos de salud del paciente, así como los antecedentes de enfermedades y los tratamientos aplicados en cada caso.
  • Recuento sanguíneo completo (RSC) con diferencial : procedimiento en el cual se toma una muestra de sangre y se verifican los siguientes aspectos:
    • La cantidad de glóbulos rojos y plaquetas.
    • La cantidad y el tipo de glóbulos blancos.
    • La cantidad de hemoglobina (la proteína que transporta oxígeno) en los glóbulos rojos.
    • La parte de la muestra sanguínea compuesta por glóbulos rojos.
    AmpliarRecuento sanguíneo completo (RSC); el panel de la izquierda muestra la sangre cuando se extrae de una vena de la parte anterior del codo mediante un tubo conectado a una jeringa; el panel de la derecha, muestra un tubo de ensayo de laboratorio con células sanguíneas separadas en capas: plasma, glóbulos blancos, plaquetas y glóbulos rojos.
    Recuento sanguíneo completo (RSC). Se extrae sangre introduciendo una aguja en una vena y se permite que la sangre fluya hacia un tubo. La muestra de sangre se envía al laboratorio y se cuentan los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas. El RSC se usa para examinar, diagnosticar y vigilar muchas afecciones distintas.
  • Frotis de sangre periférica : procedimiento en el cual se toma una muestra de sangre y se verifican los siguientes aspectos:
    • La presencia de glóbulos rojos con forma de lágrimas.
    • La cantidad y las clases de glóbulos blancos.
    • La cantidad de plaquetas.
    • La presencia de blastocitos.
  • Estudio bioquímico de la sangre : procedimiento por el que se examina una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias que los órganos y tejidos del cuerpo liberan en la sangre. Una cantidad anormal (mayor o menor que la normal) de una sustancia puede ser signo de enfermedad.
  • Aspiración de la médula ósea y biopsia : extracción de médula ósea, sangre y una sección pequeña de hueso mediante la inserción de una aguja en el hueso de la cadera o el esternón. Un patólogo analiza la médula ósea, la sangre y el hueso al microscopio para verificar si hay células anormales.
    AmpliarAspiración de la médula ósea y biopsia;  el dibujo muestra a un paciente acostado boca abajo en una camilla y una aguja para médula ósea que se inserta en el hueso de la cadera. El recuadro muestra la aguja para médula ósea que se inserta a través de la piel hasta la médula ósea del hueso de la cadera.
    Aspiración de la médula ósea y biopsia. Después de adormecer un área pequeña de la piel, se inserta una aguja para médula ósea en el hueso de la cadera del paciente. Se extraen muestras de sangre, hueso y médula ósea para examinarlas bajo un microscopio.
  • Análisis citogenético : prueba en la que se observan las células de una muestra de sangre o de médula ósea bajo un microscopio para verificar si hay ciertos cambios en los cromosomas. Ciertas enfermedades o trastornos se pueden diagnosticar o descartar sobre la base de los cambios cromosómicos.
  • Prueba de mutación de genes : prueba de laboratorio que se realiza con una muestra de médula ósea o de sangre para determinar si hay mutaciones en los genes JAK2 , MPL o CALR. Una mutación en el gen JAK2 se encuentra a menudo en pacientes de policitemia vera, trombocitopenia esencial o mielofibrosis primaria. Las mutaciones en los genes MPL o CALR se encuentran en pacientes con trombocitopenia esencial o mielofibrosis primaria.

Leucemia mielógena crónica

La leucemia mielógena crónica es una enfermedad en la que se producen demasiados glóbulos blancos en la médula ósea. Para mayor información sobre el diagnóstico, la estadificación y el tratamiento, consultar el sumario del PDQ sobre Tratamiento de la leucemia mielógena crónica.

Policitemia vera

Puntos importantes

  • La policitemia vera es una enfermedad en la que se producen demasiados glóbulos rojos en la médula ósea.
  • Los síntomas de policitemia vera incluyen dolores de cabeza y sensación de llenura en el lado izquierdo debajo de las costillas.
  • Para diagnosticar la policitemia vera, se usan análisis de sangre especiales.

La policitemia vera es una enfermedad en la que se producen demasiados glóbulos rojos en la médula ósea.

En el caso de la policitemia vera, la sangre se torna espesa con demasiados glóbulos rojos. El número de glóbulos blancos y plaquetas también pueden aumentar. Este excedente de células sanguíneas se puede depositar en el bazo y causar su inflamación. El aumento del número de glóbulos rojos, glóbulos blancos o plaquetas en la sangre puede causar problemas de sangrado y la formación de coágulos en los vasos sanguíneos. Esto puede aumentar el riesgo de un derrame cerebral y un infarto de miocardio. El riesgo de un derrame cerebral o infarto de miocardio es más alto en los pacientes de 65 años o más que tienen antecedentes de coágulos de sangre. Los pacientes también tienen un riesgo más alto de leucemia mieloide aguda o mielofibrosis primaria.

Los síntomas de policitemia vera incluyen dolores de cabeza y sensación de llenura en el lado izquierdo debajo de las costillas.

Con frecuencia, la policitemia vera no ocasiona signos o síntomas tempranos. Se puede encontrar durante un análisis de sangre de rutina. Los signos y síntomas pueden aparecer a medida que el número de células sanguíneas aumenta. Otras afecciones pueden causar los mismos signos y síntomas. Consulte con su médico si tiene algo de lo siguiente:

  • Sensación de presión o llenura en el lado izquierdo debajo de las costillas.
  • Dolores de cabeza.
  • Visión doble o ver puntos oscuros o ciegos que aparecen y desaparecen.
  • Picazón en todo el cuerpo, sobre todo después de estar en agua tibia o caliente.
  • Enrojecimiento de la cara que parece rubor o quemadura de sol.
  • Debilidad.
  • Mareos.
  • Pérdida de peso sin razón conocida.

Para diagnosticar la policitemia vera, se usan análisis de sangre especiales.

Además de un recuento sanguíneo completo, una aspiración de la médula ósea y biopsia, y análisis citogenéticos, se usa una prueba de eritropoyetina sérica para diagnosticar la policitemia vera. Para esta prueba, se examina una muestra de sangre para determinar la concentración de eritropoyetina (una hormona que estimula la producción de glóbulos rojos nuevos). En la policitemia vera, la concentración de eritropoyetina estaría por debajo de lo normal debido a que el cuerpo no necesita producir más glóbulos rojos.

Mielofibrosis primaria

Puntos importantes

  • La mielofibrosis primaria es una enfermedad en la que se acumulan fibras y células sanguíneas anómalas dentro de la médula ósea.
  • Entre los síntomas de mielofibrosis primaria se incluyen el dolor en el lado izquierdo debajo de las costillas y la sensación de mucho cansancio.
  • Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento de la mielofibrosis primaria.

La mielofibrosis primaria es una enfermedad en la que se acumulan fibras y células sanguíneas anómalas dentro de la médula ósea.

La médula ósea está compuesta de tejidos que producen células sanguíneas (glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas) y una red de fibras que sirven de apoyo al tejido que produce la sangre. En el caso de la mielofibrosis primaria (también llamada mielofibrosis idiopática crónica), grandes números de células madre sanguíneas se convierten en células que no maduran correctamente (blastocitos). La red de fibras del interior de la médula ósea también se torna muy gruesa (como el tejido de una cicatriz) y disminuye la capacidad del tejido que produce la sangre de hacerlo. Esto hace que los tejidos que forman la sangre produzcan menos y menos células sanguíneas. Para compensar el bajo número de células sanguíneas que produce la médula ósea, tanto el hígado como el bazo comienzan a producir las células sanguíneas.

Entre los síntomas de mielofibrosis primaria se incluyen el dolor en el lado izquierdo debajo de las costillas y la sensación de mucho cansancio.

Con frecuencia, la mielofibrosis primaria no ocasiona signos o síntomas tempranos. Se puede encontrar durante un análisis de sangre de rutina. Los signos y síntomas pueden obedecer a una mielofibrosis primaria o a otras afecciones. Consulte con su médico si tiene algo de lo siguiente:

  • Sensación de dolor o llenura en el lado izquierdo, debajo de las costillas.
  • Sensación de llenura más rápido que lo normal cuando se come.
  • Sensación de mucho cansancio.
  • Falta de aire.
  • Tener moretones o sangrar con facilidad.
  • Petequia (puntos planos, rojos, que aparecen debajo de la piel, causado por sangrado).
  • Fiebre.
  • Sudores nocturnos.
  • Pérdida de peso.

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento de la mielofibrosis primaria.

El pronóstico (posibilidad de recuperación) depende de los siguientes aspectos:

  • Edad del paciente.
  • La cantidad de glóbulos rojos y blancos anormales.
  • El número de blastocitos en la sangre.
  • La presencia de ciertos cambios en los cromosomas.
  • Si el paciente presenta signos como fiebre, sudoración nocturna o pérdida de peso.

Trombocitemia esencial

Puntos importantes

  • La trombocitemia esencial es una enfermedad en la que la médula ósea produce demasiadas plaquetas.
  • Los pacientes con trombocitemia esencial pueden no tener signos o síntomas.
  • Ciertos factores afectan el pronóstico (posibilidad de recuperación) y opciones de tratamiento de la trombocitemia esencial.

La trombocitemia esencial es una enfermedad en la que la médula ósea produce demasiadas plaquetas.

La trombocitemia esencial causa un aumento anormal del número de plaquetas producidas en la sangre y la médula ósea.

Los pacientes con trombocitemia esencial pueden no tener signos o síntomas.

Con frecuencia, la trombocitemia esencial no ocasiona signos o síntomas tempranos. Se puede encontrar durante un análisis de sangre de rutina. Los signos y síntomas pueden ser por causa de la trombocitemia esencial o por otras afecciones. Consulte con su médico si tiene algo de lo siguiente:

  • Dolor de cabeza.
  • Ardor o sensación de hormigueo en pies y manos.
  • Enrojecimiento y sensación de calor en pies y manos.
  • Dificultad para ver u oír.

Las plaquetas son pegajosas. Cuando hay demasiadas plaquetas, se pueden pegotear entre sí y formar grumos que dificultan que la sangre circule. Estos grumos se pueden formar en los vasos sanguíneos y también puede presentarse un aumento de sangrado. Esto puede ocasionar serios problemas de salud como derrame cerebral e infarto de miocardio.

Ciertos factores afectan el pronóstico (posibilidad de recuperación) y opciones de tratamiento de la trombocitemia esencial.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

  • Edad del paciente.
  • Si el paciente presenta signos o síntomas, u otros problemas relacionados con la trombocitemia esencial.

Leucemia neutrofílica crónica

La leucemia neutrofílica crónica es una enfermedad en la que demasiadas células madre sanguíneas se vuelven un tipo de glóbulo blanco que se llama neutrófilo. Los neutrófilos son células sanguíneas que combaten las infecciones, y que rodean y destruyen las células muertas o las sustancias extrañas (como las bacterias). El bazo y el hígado se pueden inflamar a causa del exceso de neutrófilos. La leucemia neutrofílica crónica puede permanecer sin cambios o evolucionar rápidamente y convertirse en leucemia aguda.

Leucemia eosinofílica crónica

Puntos importantes

  • La leucemia eosinofílica crónica es una enfermedad en la que se forman demasiados glóbulos blancos (eosinófilos) en la médula ósea.
  • Los signos y síntomas posibles de leucemia eosinofílica crónica incluyen fiebre y sensación de mucho cansancio.

La leucemia eosinofílica crónica es una enfermedad en la que se forman demasiados glóbulos blancos (eosinófilos) en la médula ósea.

Los eosinófilos son glóbulos blancos que reaccionan ante los alérgenos (sustancias que desencadenan una respuesta alérgica) y ayudan a combatir las infecciones causadas por ciertos parásitos. En la leucemia eosinofílica crónica hay demasiados eosinófilos en la sangre, la médula ósea y otros tejidos. La leucemia eosinofílica crónica puede permanecer sin cambios o evolucionar rápidamente hasta convertirse en leucemia aguda.

Los signos y síntomas posibles de leucemia eosinofílica crónica incluyen fiebre y sensación de mucho cansancio.

La leucemia eosinofílica crónica no puede ocasionar signos o síntomas tempranos. Se puede encontrar durante un análisis de sangre de rutina. Los signos y síntomas pueden ser causados por la leucemia eosinofílica crónica o por otras afecciones. Consulte con su médico si tiene algo de lo siguiente:

  • Fiebre.
  • Sensación de mucho cansancio.
  • Tos.
  • Inflamación debajo de la piel alrededor de los ojos y labios, en la garganta, o en las manos y los pies.
  • Dolor muscular.
  • Picazón.
  • Diarrea.

Estadios de las neoplasias mieloproliferativas crónicas

Puntos importantes

  • No hay un sistema estándar de estadificación para las neoplasias mieloproliferativas crónicas.

No hay un sistema estándar de estadificación para las neoplasias mieloproliferativas crónicas.

La estadificación es el proceso usado para determinar cuánto ha avanzado el cáncer. No hay un sistema de estadificación estándar para las neoplasias mieloproliferativas crónicas. El tratamiento dependerá del tipo de neoplasias mieloproliferativas que tenga el paciente. Es importante conocer el tipo para poder planificar el tratamiento.

Aspectos generales de las opciones de tratamiento

Puntos importantes

  • Hay diferentes tipos de tratamiento para los pacientes con neoplasias mieloproliferativas crónicas.
  • Se utilizan 11 tipos de tratamiento estándar:
    • Espera cautelosa
    • Flebotomía
    • Aféresis plaquetaria
    • Terapia de transfusión
    • Quimioterapia
    • Radioterapia
    • Otras terapias con medicamentos
    • Cirugía
    • Terapia biológica
    • Terapia dirigida
    • Quimioterapia de dosis alta con trasplante de células madre
  • Se están probando nuevos tipos de tratamiento en ensayos clínicos.
  • Los pacientes deberían pensar en participar en un ensayo clínico.
  • Los pacientes pueden entrar a formar parte de los ensayos clínicos antes, durante o después de comenzar su tratamiento para el cáncer.
  • Pueden necesitarse pruebas de seguimiento.

Hay diferentes tipos de tratamiento para los pacientes con neoplasias mieloproliferativas crónicas.

Hay diferentes tipos de tratamiento disponibles para los pacientes de neoplasias mieloproliferativas crónicas. Algunos tratamientos son estándar (el tratamiento actualmente usado) y otros se encuentran en evaluación en ensayos clínicos. Un ensayo clínico de tratamiento es un estudio de investigación que procura mejorar los tratamientos actuales u obtener información sobre tratamientos nuevos. Cuando los ensayos clínicos muestran que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en el tratamiento estándar. Los pacientes deberían pensar en participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos están abiertos solo para pacientes que no han comenzado un tratamiento.

Se utilizan 11 tipos de tratamiento estándar:

Espera cautelosa

La espera cautelosa es el control cuidadoso de la afección del paciente sin administrar ningún tratamiento hasta que los signos o síntomas se presenten o cambien.

Flebotomía

La flebotomía es un procedimiento para el que se extrae sangre de una vena. Se puede tomar muestras de sangre para pruebas como un RSC o un estudio bioquímico de la sangre. Algunas veces la flebotomía se utiliza como tratamiento; se extrae sangre del cuerpo para extraer el exceso de glóbulos rojos de la sangre. La flebotomía se usa de esta manera para tratar algunas neoplasias mieloproliferativas crónicas.

Aféresis plaquetaria

La aféresis plaquetaria es un tratamiento para el que se usa una máquina especial para extraer las plaquetas de la sangre. Se extrae sangre del paciente y se la hace circular por un separador de células donde se extraen las plaquetas. Luego, el resto de la sangre se vuelve a inyectar en el torrente sanguíneo del paciente.

Terapia de transfusión

La terapia de transfusión (transfusión sanguínea) es un método para proveer glóbulos rojos, glóbulos blancos o plaquetas y remplazar las células sanguíneas destruidas por la enfermedad o el tratamiento del cáncer.

Quimioterapia

La quimioterapia es un tratamiento del cáncer para el que se usan medicamentos para interrumpir el crecimiento de las células cancerosas, mediante su destrucción o impidiendo su multiplicación. Cuando la quimioterapia se administra oralmente o se inyecta en una vena o músculo, los medicamentos ingresan en el torrente sanguíneo y pueden llegar a las células cancerosas de todo el cuerpo (quimioterapia sistémica). Cuando la quimioterapia se coloca directamente en el líquido cefalorraquídeo, un órgano o una cavidad corporal como el abdomen, los medicamentos afectan principalmente las células cancerosas de esas áreas (quimioterapia regional). La forma de administración de la quimioterapia depende del tipo y el estadio del cáncer que se está tratando.

Para obtener más información en inglés, consultar el enlace Medicamentos aprobados para las neoplasias mieloproliferativas.

Radioterapia

La radioterapia es un tratamiento del cáncer para el que se usan rayos X de alta energía u otros tipos de radiación para destruir células cancerosas o impedir que crezcan. Hay dos tipos de radioterapia:

La forma de administración de la radioterapia depende del tipo de cáncer que se esté tratando. La radioterapia externa se usa para tratar las neoplasias mieloproliferativas crónica y habitualmente se dirige al bazo.

Otras terapias con medicamentos

La prednisona y el danazol son medicamentos que se pueden usar para tratar la anemia en los pacientes con mielofibrosis primaria.

La terapia con anagrelida se usa para reducir el riesgo de coágulos de sangre en pacientes con exceso de plaquetas en la sangre. También se pueden usar dosis bajas de aspirina para reducir el riesgo de coágulos de sangre.

La talidomida, la lenalidomida y la pomalidomida son medicamentos que previenen que se formen vasos sanguíneos en las áreas de las células tumorales.

Para obtener más información en inglés, consultar el enlace Medicamentos aprobados para las neoplasias mieloproliferativas.

Cirugía

Una esplenectomía (cirugía para extraer el bazo) se puede llevar a cabo si el bazo está agrandado.

Terapia biológica

La terapia biológica es un tratamiento para el que se usa el sistema inmunitario del paciente para combatir el cáncer u otras enfermedades. Se usan sustancias elaboradas por el cuerpo o producidas en un laboratorio, para reforzar, dirigir o restaurar las defensas naturales del cuerpo contra las enfermedades. Este tipo de tratamiento también se llama bioterapia o inmunoterapia. El interferón alfa y el interferón alfa pegilado son sustancias biológicas que generalmente se usan para el tratamiento de las neoplasias mieloproliferativas crónicas.

Los factores de crecimiento eritropoyéticos también son sustancias biológicas. Se usan para estimular la médula ósea a que elabore glóbulos rojos.

Terapia dirigida

La terapia dirigida es un tipo de tratamiento en el que se usan medicamentos u otras sustancias para identificar y atacar células cancerosas específicas sin dañar las células normales. Los inhibidores de la tirosina cinasa son medicamentos de terapia dirigida que obstruyen las señales que los tumores necesitan para crecer.

El ruxolitinib es un inhibidor de la tirosina cinasa que se usa para tratar ciertos tipos de mielofibrosis.

Para obtener más información en inglés, consulte la lista de Medicamentos aprobados para las neoplasias mieloproliferativas.

Hay otros tipos de terapias dirigidas que se están estudiando en ensayos clínicos.

Quimioterapia de dosis alta con trasplante de células madre

La quimioterapia de dosis alta con trasplante de células madre es un método usado para proveer dosis altas de quimioterapia y remplazar las células generadoras de sangre destruidas por el tratamiento del cáncer. Las células madre (células sanguíneas inmaduras) se extraen de la sangre o la médula ósea del mismo paciente o de un donante, se congelan y almacenan. Al terminar la quimioterapia, las células madre guardadas se descongelan y se reinyectan al paciente mediante una infusión. Estas células madre reinyectadas, crecen (y restauran) las células sanguíneas del cuerpo.

AmpliarTrasplante de células madre. (Panel 1): ilustración de la extracción de células madre de un paciente o un donante. Se extrae sangre de una vena del brazo y esta pasa por una máquina que separa las células madre; la sangre que queda regresa a una vena del otro brazo. (Panel 2): ilustración de un proveedor de atención de la salud administrando tratamiento a un paciente para eliminar células que forman la sangre. La quimioterapia se administra al paciente mediante un catéter en el pecho. (Panel 3): ilustración de la administración de células madre al paciente mediante un catéter en el pecho.
Trasplante de células madre. (Paso 1): se extrae sangre de una vena de un brazo del donante, que puede ser el paciente u otra persona. La sangre pasa por una máquina que separa las células madre. Luego, la sangre regresa al donante mediante una vena del otro brazo. (Paso 2): el paciente recibe quimioterapia para eliminar células que forman la sangre y también puede recibir radioterapia (no se muestra). (Paso 3): el paciente recibe células madre mediante un catéter que se coloca en un vaso sanguíneo del pecho.

Se están probando nuevos tipos de tratamiento en ensayos clínicos.

Para mayor información sobre ensayos clínicos, consultar el portal de Internet del NCI.

Los pacientes deberían pensar en participar en un ensayo clínico.

Para algunos pacientes, la mejor elección de tratamiento puede ser participar en un ensayo clínico. Los ensayos clínicos forman parte del proceso de investigación del cáncer. Los ensayos clínicos se llevan a cabo para determinar si los tratamientos nuevos para el cáncer son inocuos y eficaces, o mejores que el tratamiento estándar.

Muchos de los tratamientos estándar actuales se basan en ensayos clínicos anteriores. Los pacientes que participan en un ensayo clínico reciben el tratamiento estándar o son de los primeros en recibir el tratamiento nuevo.

Los pacientes que participan en los ensayos clínicos también ayudan a mejorar la forma en que se tratará el cáncer en el futuro. Aunque los ensayos clínicos no siempre llevan a tratamientos eficaces, a menudo responden a preguntas importantes y ayudan a avanzar en la investigación.

Los pacientes pueden entrar a formar parte de los ensayos clínicos antes, durante o después de comenzar su tratamiento para el cáncer.

En algunos ensayos clínicos solo se aceptan a pacientes que aún no recibieron tratamiento. En otros ensayos se prueban terapias en pacientes de cáncer que no mejoraron. También hay ensayos clínicos que ponen a prueba nuevas formas de impedir que el cáncer recidive (vuelva) o de reducir los efectos secundarios del tratamiento del cáncer.

Los ensayos clínicos se realizan en muchas partes del país. Consulte la sección sobre Opciones de tratamiento para encontrar enlaces en inglés a los ensayos clínicos en curso. Estos ensayos se tomaron del listado de ensayos clínicos del NCI.

Pueden necesitarse pruebas de seguimiento.

Es posible que se repitan algunas de las pruebas realizadas para diagnosticar el cáncer o para determinar el estadio del cáncer. Otras pruebas se repiten para asegurar que el tratamiento es eficaz. Las decisiones acerca de seguir, cambiar o suspender el tratamiento se pueden basar en los resultados de estas pruebas.

Algunas de las pruebas se reiteran cada tanto después de terminar el tratamiento. Los resultados de estas pruebas pueden mostrar si la afección cambió o si el cáncer recidivó (volvió). Estas pruebas se llaman también pruebas de seguimiento o exámenes médicos.

Opciones de tratamiento de las neoplasias mieloproliferativas crónicas

Leucemia mielógena crónica

Para información, consultar el sumario del PDQ sobre Tratamiento de la leucemia mielógena crónica.

Policitemia vera

El propósito del tratamiento de la policitemia vera es reducir el excedente de células sanguíneas. El tratamiento de la policitemia vera puede incluir los siguientes procedimientos:

Consultar la lista de estudios o ensayos clínicos sobre cáncer auspiciados por el NCI que actualmente aceptan pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés polycythemia vera. Para encontrar resultados más específicos, se puede refinar la búsqueda usando otros criterios, como la ubicación, el tipo de tratamiento o el nombre del medicamento que se utiliza. Consulte con su médico sobre ensayos clínicos en los que pueda participar. Nota: los resultados obtenidos solo están en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Mielofibrosis primaria

El tratamiento de la mielofibrosis primaria para pacientes que no muestran signos o síntomas es habitualmente la espera cautelosa.

Los pacientes con mielofibrosis primaria pueden presentar signos o síntomas de anemia. La anemia se trata por lo general con una transfusión de glóbulos rojos para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida. Además, la anemia se puede tratar con las siguientes sustancias:

El tratamiento de la mielofibrosis primaria para pacientes con otros signos o síntomas puede incluir los siguientes procedimientos:

Consultar la lista de estudios o ensayos clínicos sobre cáncer auspiciados por el NCI que actualmente aceptan pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés primary myelofibrosis. Para encontrar resultados más específicos, se puede refinar la búsqueda usando otros criterios, como la ubicación, el tipo de tratamiento o el nombre del medicamento que se utiliza. Consulte con su médico sobre ensayos clínicos en los que pueda participar. Nota: los resultados obtenidos solo están en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Trombocitemia esencial

El tratamiento de la trombocitemia esencial en pacientes mayores de 60 años, sin signos o síntomas y con un número aceptable de plaquetas, es habitualmente la espera cautelosa. El tratamiento de otros pacientes puede incluir los siguientes procedimientos:

Consultar la lista de estudios o ensayos clínicos sobre cáncer auspiciados por el NCI que actualmente aceptan pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés essential thrombocythemia. Para encontrar resultados más específicos, se puede refinar la búsqueda usando otros criterios, como la ubicación, el tipo de tratamiento o el nombre del medicamento que se utiliza. Consulte con su médico sobre ensayos clínicos en los que pueda participar. Nota: los resultados obtenidos solo están en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Leucemia neutrofílica crónica

El tratamiento de la leucemia neutrofílica crónica puede incluir los siguientes procedimientos:

Consultar la lista de estudios o ensayos clínicos sobre cáncer auspiciados por el NCI que actualmente aceptan pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés chronic neutrophilic leukemia. Para encontrar resultados más específicos, se puede refinar la búsqueda usando otros criterios, como la ubicación, el tipo de tratamiento o el nombre del medicamento que se utiliza. Consulte con su médico sobre ensayos clínicos en los que pueda participar. Nota: los resultados obtenidos solo están en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Leucemia eosinofílica crónica

El tratamiento de la leucemia eosinofílica crónica puede incluir los siguientes procedimientos:

Consultar la lista de estudios o ensayos clínicos sobre cáncer auspiciados por el NCI que actualmente aceptan pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés chronic eosinophilic leukemia. Para encontrar resultados más específicos, se puede refinar la búsqueda usando otros criterios, como la ubicación, el tipo de tratamiento o el nombre del medicamento que se utiliza. Consulte con su médico sobre ensayos clínicos en los que pueda participar. Nota: los resultados obtenidos solo están en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Información adicional sobre las neoplasias mieloproliferativas crónicas

Para obtener mayor información del Instituto Nacional del Cáncer sobre las neoplasias mieloproliferativas crónicas, consulte los siguientes enlaces:

La información que se presenta a continuación solo está disponible en inglés:

Para obtener más información sobre el cáncer en general y otros recursos disponibles en el Instituto Nacional del Cáncer, consulte los siguientes enlaces:

La información que se presenta a continuación solo está disponible en inglés:

Información sobre este sumario del PDQ

Información sobre el PDQ

El Physician Data Query (PDQ) es la base de datos integral del Instituto Nacional del Cáncer (NCI). La base de datos del PDQ contiene sumarios de la última información publicada sobre prevención, detección, genética, tratamiento, cuidados médicos de apoyo, y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se redactan en dos versiones. En las versiones para profesionales de la salud se ofrece información detallada en lenguaje técnico. Las versiones para pacientes se presentan en un lenguaje fácil de comprender, que no es técnico. Ambas versiones contienen información sobre el cáncer que es exacta y actualizada. También se puede consultar estos sumarios en inglés.

El PDQ es uno de los servicios del NCI. El NCI pertenece a los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). Los NIH son el centro de investigación biomédica del gobierno federal. Los sumarios del PDQ se basan en un análisis independiente de las publicaciones médicas. No constituyen declaraciones de la política del NCI ni de los NIH.

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ sobre el cáncer contiene información actualizada sobre el tratamiento de las neoplasias mieloproliferativas crónicas. El propósito es informar y ayudar a los pacientes, las familias y las personas encargadas de cuidar a los pacientes. No provee pautas o recomendaciones formales para la toma de decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

Los Consejos editoriales redactan los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ y los actualizan. Estos Consejos están integrados por expertos en el tratamiento del cáncer y otras especialidades relacionadas con esta enfermedad. Los sumarios se revisan con regularidad y se modifican si surge nueva información. La fecha de actualización al pie de cada sumario indica cuándo se hizo el cambio más reciente.

La información en este sumario para pacientes se basa en la versión para profesionales de la salud, que el Consejo editorial del PDQ sobre el tratamiento para adultos revisa con regularidad y actualiza en caso necesario.

Información sobre ensayos clínicos

Un ensayo clínico es un estudio para responder a una pregunta científica; por ejemplo, si un tratamiento es mejor que otro. Los ensayos se basan en estudios anteriores y lo que se aprendió en el laboratorio. Cada ensayo responde a ciertas preguntas científicas dirigidas a encontrar formas nuevas y mejores de ayudar a los pacientes de cáncer. Durante los ensayos clínicos de tratamiento, se recopila información sobre los efectos de un tratamiento nuevo y su eficacia. Si un ensayo clínico indica que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en "estándar". Los pacientes pueden considerar participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos solo aceptan a pacientes que aún no comenzaron un tratamiento.

La lista en inglés de ensayos clínicos del PDQ está disponible en el portal de Internet del NCI. También figuran en el PDQ los datos de muchos médicos especialistas en cáncer que participan en ensayos clínicos. Para obtener más información, llamar al Servicio de Información sobre el Cáncer al 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER).

Permisos para el uso de este sumario.

PDQ (Physician Data Query) es una marca registrada. Se autoriza el libre uso del texto de los documentos del PDQ. Sin embargo, no se podrá identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, salvo que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Por otra parte, se permitirá que un autor escriba una oración como “En el sumario del PDQ del NCI de información sobre la prevención del cáncer de mama se describen, en breve, los siguientes riesgos: [incluir fragmento del sumario]”.

Se sugiere citar la referencia bibliográfica de este sumario del PDQ de la siguiente forma:

PDQ® sobre el tratamiento para adultos. PDQ Neoplasias mieloproliferativas crónicas. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: http://www.cancer.gov/espanol/tipos/mieloproliferativas/paciente/tratamiento-cronicas-pdq. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes en este sumario se reproducen con el permiso del autor, el artista o la editorial para uso exclusivo en los sumarios del PDQ. La utilización de las imágenes fuera del PDQ requiere la autorización del propietario, que el Instituto Nacional del Cáncer no puede otorgar. Para obtener más información sobre el uso de las ilustraciones de este sumario o de otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar Visuals Online, una colección de más de 2000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

La información en estos sumarios no debe fundamentar ninguna decisión sobre reintegros de seguros. Para obtener más información sobre cobertura de seguros, consultar la página Manejo de la atención del cáncer disponible en Cancer.gov/espanol.

Para obtener más información

En Cancer.gov/espanol, se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en ¿En qué podemos ayudarle?. También se puede enviar un mensaje de correo electrónico mediante el formulario de comunicación.

  • Actualización: 18 de agosto de 2016

Este texto puede copiarse o usarse con toda libertad. Sin embargo, agradeceremos que se dé reconocimiento al Instituto Nacional del Cáncer como creador de esta información. El material gráfico puede ser propiedad del artista o del editor por lo que tal vez sea necesaria su autorización para poder usarlo.