Hablar con sus hijos acerca del cáncer

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
Un niño en bicicleta habla con su papá.

A pesar de que sus hijos se sentirán preocupados cuando se enteren de su cáncer, no pretenda que todo está bien. Aun los hijos muy pequeños pueden notar cuando algo anda mal. Ellos verán que usted no se siente bien, que sale de casa con más frecuencia o que no puede pasar tanto tiempo con ellos como solía hacerlo. Los niños tan pequeños como de 18 meses de edad comienzan a darse cuenta de lo que está sucediendo a su alrededor. Es importante que sea sincero. Decir la verdad es mejor que dejarlos que se imaginen lo peor. Dé a sus niños el tiempo necesario para que hagan preguntas y expresen sus sentimientos.

Lo que los hijos de todas las edades necesitan saber

Acerca del cáncer

  • Nada de lo que hizo su hijo, pensó o dijo causó que usted tenga cáncer.
  • El hecho de tener cáncer no significa que usted morirá de eso. De hecho, muchas personas viven con cáncer por mucho tiempo.
  • Su hijo no puede sanarle. Sin embargo hay formas en que él o ella pueden hacer que usted se sienta mejor.
  • Los científicos están descubriendo muchas formas nuevas de tratar el cáncer.

Cómo vivir con cáncer en la familia

  • Su hijo no está solo. Otros niños tienen padres con cáncer.
  • Está bien que estén preocupados, enojados o asustados.
  • Su hijo no puede hacer nada para cambiar el hecho de que usted tiene cáncer.
  • Los familiares pueden actuar de manera diferente porque están preocupados por usted.
  • Usted va a asegurarse de que sus hijos reciban el cuidado que necesitan, sin importar lo que le pase a usted.

Lo que ellos pueden hacer

  • Ellos pueden ayudarle al hacer cosas buenas como lavar los platos o hacerle un dibujo.
  • Ellos deben ir a la escuela y participar en los deportes y en otras actividades divertidas.
  • Ellos pueden hablar con otros adultos para recibir apoyo, como con sus maestros, sus familiares y guías religiosos o espirituales.

Cómo pueden comportarse los niños cuando usted tiene cáncer

Los niños pueden reaccionar al cáncer de muchas maneras diferentes. Por ejemplo, ellos pueden:

  • Estar confundidos, asustados, sentirse solos o abrumados.
  • Sentirse culpables y pensar que algo que hicieron o dijeron causó su cáncer.
  • Enojarse cuando se les pide que guarden silencio o que hagan más quehaceres en la casa.
  • Extrañar toda la atención que están acostumbrados a recibir.
  • Experimentar una regresión y comportarse como lo hacían cuando eran mucho más pequeños.
  • Meterse en problemas en la escuela o en el hogar.
  • Sentir inseguridad y tener miedo de salir de casa.

Adolescentes

Si tiene hijos adolescentes, sepa que esta es una etapa de sus vidas cuando tratan de desprenderse y de ser independientes de sus padres. Trate de hacer que hablen de sus sentimientos y hagan preguntas. Comparta con ellos lo que quieran saber acerca de su cáncer. Pídales su opinión y, si es posible, deje que le ayuden a tomar decisiones.

Es posible que los adolescentes quieran hablar con otras personas que son parte de sus vidas. Los amigos pueden ser una gran fuente de apoyo para los adolescentes, especialmente aquellos que tienen también una enfermedad grave en su familia. Los demás familiares, maestros, entrenadores y guías espirituales pueden también ayudar. Anime a sus hijos adolescentes a que hablen de sus temores y sentimientos con personas en las que confían.

Para obtener más información acerca del apoyo para los adolescentes, puede que le resulte útil compartir con ellos este libro electrónico disponible en inglés: When Your Parent has Cancer: A Guide for Teens.

"Todo ha cambiado ahora que mamá tiene cáncer. Quiero estar con ella, pero también quiero salir con mis amigos. Ella necesita que le ayude con mi hermanito, pero lo que realmente quiero hacer es jugar fútbol como solía hacerlo".

Jacobo

Hijos adultos

Si usted tiene hijos adultos, su relación con ellos puede cambiar ahora que usted tiene cáncer. Usted puede:

  • Pedirles que ayuden en la toma de decisiones acerca de los cuidados médicos, pagando las cuentas o cuidando la casa.
  • Pedirles que le expliquen la información médica.
  • Necesitar que vayan al médico con usted o que surtan las recetas de los medicamentos.
  • Contar con ellos como apoyo emocional.
  • Sentirse incómodo cuando ayudan con su cuidado físico.

Para algunos padres puede ser difícil pedir consuelo y cuidados de sus hijos adultos. Sin embargo, es importante que hable con los miembros de su familia sobre el cáncer, aunque se alteren o se preocupen por usted. Tratar de incluirlos cuando hable de su tratamiento. Hágales saber las decisiones de atención médica que usted quiere que ellos tomen por usted, en caso de que usted esté muy enfermo para decidir por sí mismo. (Vea las instrucciones por adelantado). Reconozca que puede ser difícil para sus hijos tener esta conversación y que, como usted, ellos están tratando de adaptarse a su enfermedad.

Para más información y consejos sobre cómo hablar con los niños según su edad, y cómo hablar con su familia y amigos, le puede ser útil leer el folleto del NCI en inglés: When Someone You Love Is Being Treated for Cancer.

  • Publicación: 2 de diciembre de 2014

Este texto puede copiarse o usarse con toda libertad. Sin embargo, agradeceremos que se dé reconocimiento al Instituto Nacional del Cáncer como creador de esta información. El material gráfico puede ser propiedad del artista o del editor por lo que tal vez sea necesaria su autorización para poder usarlo.