Prurito (PDQ®)–Versión para pacientes

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Información general sobre el prurito

Puntos importantes

  • Ciertas afecciones, cánceres y trastornos en la sangre pueden causar prurito.

El prurito es una sensación de picazón que provoca el deseo de rascar la piel. Se puede presentar sin una erupción o con lesiones en la piel. En ocasiones, el prurito se siente como dolor porque las señales de la picazón viajan a través de las mismas vías nerviosas. El rascado puede provocar arañazos en la piel, sangrado e infecciones. Si le pica la piel, informe a su médico para que lo pueda tratar y aliviar.

La manera como se siente el prurito y la duración del mismo varía de persona a persona.

La piel es el órgano más grande del cuerpo. La función más importante de la piel es proteger contra el calor, la luz solar, las lesiones y las infecciones. La piel también es importante para la autoimagen y para la capacidad de tocar y ser tocado.

Ciertas afecciones, cánceres y trastornos en la sangre pueden causar prurito.

El prurito es un síntoma de una determinada afección, trastorno de la sangre o enfermedad. Como los siguientes:

No siempre se conoce la causa del prurito.

Causas de prurito en los pacientes de cáncer

Puntos importantes

  • Ciertos tratamientos del cáncer pueden causar prurito.
  • Se pueden usar medicamentos para los cuidados de apoyo.

Ciertos tratamientos del cáncer pueden causar prurito.

Los tratamientos del cáncer que pueden causar prurito son la quimioterapia, la radioterapia y la inmunoterapia (terapia biológica).

  • Cuando la quimioterapia produce prurito, es posible que sea un signo de que usted es sensible a los medicamentos utilizados.
  • La radioterapia puede destruir las células de la piel y producir sequedad, ardor y prurito cuando la piel se descama.
  • Los medicamentos usados para la inmunoterapia también causan sequedad y picazón.

La piel se puede adelgazar y secar porque muchas de estas terapias hacen que la piel pierda la capacidad de producir células nuevas y cicatrizar. Se puede presentar piel seca a largo plazo cuando el pelo y el funcionamiento de las glándulas sudoríparas no vuelven a la normalidad inmediatamente después del tratamiento del cáncer.

Se pueden usar medicamentos para los cuidados de apoyo.

Algunos de los medicamentos que se usan para prevenir o tratar los síntomas del cáncer pueden causar prurito; entre estos, los siguientes:

Evaluación del prurito

Puntos importantes

  • El primer paso para aliviar el prurito es encontrar la causa de la picazón.
  • Para evaluar el prurito se realiza un examen físico, análisis de sangre y una radiografía de tórax.

El primer paso para aliviar el prurito es encontrar la causa de la picazón.

Debido a que el prurito es un síntoma de una enfermedad o afección, el primer paso para aliviarlo es hallar y tratar su causa.

Para evaluar el prurito se realiza un examen físico, análisis de sangre y una radiografía de tórax.

Para encontrar el problema que causa la picazón, se pueden realizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para revisar los signos generales de salud; entre ellos, signos de enfermedad como masas o cualquier otra cosa que parezca extraña. El médico revisará su piel para determinar si hay algo de lo siguiente:

    También anotará los antecedentes de hábitos de salud, enfermedades y tratamientos anteriores. Le preguntarán sobre los siguientes aspectos:

    • Cuándo empezó el prurito, cuánto dura, cuán molesto es y qué parte del cuerpo le pica.
    • Cómo afecta sus actividades diarias y el sueño.
    • Qué alivia o empeora el prurito.
    • Si otros familiares o mascotas están afectados.
    • Si tuvo prurito anteriormente.
    • Tratamiento actual del cáncer o antecedentes de cáncer.
    • Otras enfermedades que tiene o tuvo antes, y sus tratamientos.
    • Medicinas para el dolor, antibióticos, u otros medicamentos que esté tomando, incluso drogas ilegales.
    • Si su alimentación es saludable y si toma suficientes líquidos.
    • Antecedentes sociales (pasatiempos, antecedentes sexuales y de viajes).
    • Cómo se cuida la piel.
    • El estado de su salud emocional.
  • Estudios bioquímicos de la sangre : procedimiento por el cual se examina una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias que los órganos y tejidos del cuerpo liberan en la sangre. Una cantidad anormal (mayor o menor que la normal) de una sustancia puede ser signo de enfermedad en el órgano o el tejido que la elabora. Estos análisis de sangre incluyen los siguientes:
  • Recuento sanguíneo completo (RSC) con diferencial : procedimiento mediante el que se toma una muestra de sangre y se analiza lo siguiente:
  • Velocidad de sedimentación : procedimiento para el que se toma una muestra de sangre y se verifica la velocidad con que los glóbulos rojos se asientan en el fondo del tubo de ensayo. La tasa de sedimentación es una medida de la inflamación que hay en el cuerpo. Una tasa de sedimentación más alta de lo normal puede ser un signo de linfoma u otra afección. También se llama velocidad de sedimentación de eritrocitos, tasa de sedimentación o VSE.
  • Radiografía del tórax : radiografía de los órganos y huesos del interior del tórax. Un rayo X es un tipo de haz de energía que puede atravesar el cuerpo y plasmarse en una película que muestra una imagen de áreas del interior del cuerpo.

De acuerdo con los resultados, se pueden llevar a cabo pruebas adicionales, como una biopsia de piel con el fin de diagnosticar el problema y decidir el tratamiento.

Tratamiento del prurito

Puntos importantes

  • El tratamiento del prurito en los pacientes de cáncer incluye aprender cuáles son los desencadenantes y tomar medidas para evitarlos.
  • Se usan distintos tipos de tratamiento para aliviar el prurito.
    • Cuidado personal
    • Tratamientos de venta libre
      • Maicena y talco
      • Cremas y lociones
    • Medicamentos de venta con receta para aplicar en la piel
    • Terapias sistémicas
    • Otras terapias con medicamentos
    • Recursos para estar cómodo

El tratamiento del prurito en los pacientes de cáncer incluye aprender cuáles son los desencadenantes y tomar medidas para evitarlos.

Es importante que usted y las personas a cargo del paciente sepan cuáles son los desencadenantes de la picazón, como la piel seca o los baños calientes, de modo que pueda tomar medidas para evitarla. Puede ser que necesite más de un tipo de tratamiento para aliviar o prevenir el prurito, proteger su piel y mantenerse cómodo.

Una buena nutrición es muy importante para la salud de la piel. Una buena alimentación incluye un equilibrio entre proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y líquidos. Consumir una alimentación balanceada y beber bastantes líquidos ayuda a mantener la salud de la piel. Lo mejor es consumir al menos tres litros (unas 100 onzas) de líquidos cada día; sin embargo, no todas las personas pueden hacerlo.

Es importante lavar la piel todos los días o cada dos días con el fin de ayudar a remover la suciedad y mantener la piel sana.

Se usan distintos tipos de tratamiento para aliviar el prurito.

Cuidado personal

El cuidado personal incluye evitar los desencadenantes del prurito y cuidarse bien la piel:

Los desencadenantes del prurito son los siguientes:

  • La deshidratación causada por fiebre, diarrea, náuseas y vómitos, o poca ingesta de líquidos.
  • Los baños con agua caliente, o bañarse más de una vez al día o durante más de treinta minutos.
  • Los baños con burbujas o los jabones que tienen detergentes.
  • Las esponjas reutilizables para restregarse la cara o el cuerpo.
  • Las esencias, fragancias y perfumes.
  • Los aceites que se agregan al principio del baño.
  • El aire seco de los espacios interiores.
  • Los detergentes de ropa que tienen esencias, colorantes o conservantes.
  • Las toallitas suavizantes de telas.
  • La ropa ajustada o las prendas de lana, materiales sintéticos, o las telas ásperas o toscas.
  • Los desodorantes o antitranspirantes para las axilas.
  • Los productos o cosméticos que tienen esencias, colorantes o conservantes.
  • La tensión emocional.

Algunas maneras de aliviar la picazón son las siguientes:

  • Usar cremas y pomadas suavizantes sin fragancias.
  • Bañarse en agua tibia durante no más de treinta minutos al día o día de por medio.
  • Usar limpiadores de piel suaves (sin jabón) o jabones preparados para la piel sensible (como limpiador Cetaphil, Dove para piel sensible, Oilatum y Basis).
  • Agregar aceite y jabón al final del baño o añadir un tratamiento coloidal de avena al principio del baño.
  • Aplicar jabón solo en las áreas sucias; de lo contrario el agua es suficiente.
  • Si lo necesita, restregarse suavemente con una toallita o paño de algodón limpio, fresco y suave.
  • Enjuagar todo el jabón y otros residuos del baño usando agua tibia y limpia.
  • Secarse mediante toques en la piel en lugar de frotarse.
  • Mantener el ambiente de la casa fresco y húmedo (incluso usar un humidificador).
  • Lavar las sábanas, la ropa y las prendas interiores con jabón suave o jabón para ropa de bebé sin esencias, colorantes o conservantes (como Dreft, All Free Clear, Tide Free and Gentle). Se puede remover los restos de detergente al añadir vinagre al agua del enjuague (una cucharadita de vinagre por cada cuarto de galón [casi un litro] de agua).
  • Usar líquidos suavizantes para ropa que se enjuagan durante el lavado (como el suavizante de ropa All Free Clear) o evitar todo tipo de suavizante de ropa.
  • Usar frazadas suaves, como las de franela de algodón.
  • Vestir ropa holgada, y prendas hechas de algodón o de otras telas suaves.
  • Utilizar distracción, musicoterapia, relajación o imaginería positiva.

Tratamientos de venta libre

Algunos tratamientos de venta libre (medicinas que se pueden comprar sin una receta) ayudan a prevenir o aliviar el prurito. Sin embargo, debe leer bien las etiquetas para buscar ingredientes que puedan desencadenar reacciones en la piel, como alcohol, antibióticos tópicos y anestésicos tópicos.

Maicena y talco

La maicena puede prevenir la picazón de la piel seca causada por la radioterapia, pero no se debe usar cuando la piel está húmeda. Cuando la maicena se humedece pueden crecer hongos. Evite usar maicena en áreas que están cerca de las membranas mucosas, como la vagina o el recto, en los pliegues de la piel, y en las áreas que tienen pelo o glándulas de sudor.

Algunos polvos y antitranspirantes, como los que tienen talco y aluminio, producen irritación de la piel durante la radioterapia y se deben evitar mientras recibe el tratamiento de radioterapia.

Los tratamientos a base de talco pueden ser mejores que los de maicena para la picazón que no se relaciona con la radioterapia, especialmente en el lugar donde se tocan o rozan entre sí dos superficies de la piel (como en las axilas, o entre los dedos de las manos y los pies).

Cremas y lociones

Si el prurito se relaciona con piel seca, se pueden usar cremas o lociones emolientes. Los emolientes ayudan a calmar y suavizar la piel y aumentar su grado de humedad. Es importante conocer los ingredientes de estas cremas y lociones porque algunos pueden causar reacciones en la piel. Algunos de esos ingredientes son los siguientes:

  • Vaselina, que no se absorbe bien en la piel tratada con radioterapia, se puede acumular mucho o ser difícil de limpiar.
  • Lanolina, que puede causar reacciones alérgicas en algunas personas.
  • Aceite de vaselina, que se puede combinar con vaselina espesa y lanolina en cremas y lociones, y puede ser un ingrediente de los aceites para el baño.

Otros de los ingredientes que se añaden a los emolientes, como los espesantes, conservantes, fragancias y colorantes, también pueden causar reacciones alérgicas en la piel.

Las cremas o lociones emolientes se aplican por lo menos 2 o 3 veces al día y después del baño. Si usted no es sensible a los ingredientes de alcohol, puede aplicar geles con anestésicos locales (0,5–5 % de lidocaína) en algunas áreas pequeñas, tan a menudo como cada 2 horas.

Para aliviar o calmar áreas de prurito intenso, se pueden usar productos de venta libre con mentol, alcanfor, pramoxina o capsaicina. Estos productos alivian, calman y disminuyen el impulso de rascarse. Es posible que las terapias a base de capsaicina actúen mejor en el prurito relacionado con señales nerviosas.

Medicamentos de venta con receta para aplicar en la piel

Su médico le puede recetar medicamentos corticoesteroideos tópicos (corticosteroides que se aplican sobre la piel) para disminuir la picazón, pero pueden adelgazar la piel y hacerla más sensible. No se deben usar para el prurito relacionado con inflamación. Los corticosteroides tópicos no se deben usar en la piel tratada con radioterapia, pero se pueden usar para disminuir la inflamación de la piel al completar el tratamiento de radiación.

Se pueden usar cremas humectantes para retener la humedad y quitar las capas de escamas de la piel en los casos de xerosis (piel anormalmente seca) o queratodermia (una afección parecida a los callos de la piel). Los hidratantes con ingredientes como el ácido salicílico, el lactato de amonio o la urea pueden suavizar la piel pero, si se aplican sobre lesiones de la piel, pueden producir escozor.

Terapias sistémicas

Las terapias sistémicas viajan por el torrente de sangre hasta llegar a las células de todo el cuerpo y afectarlas. Estas terapias pueden ayudar a tratar la afección que causa prurito o aliviar sus síntomas

El médico le puede recetar un antibiótico si la causa del prurito es una infección. También le pueden dar un antihistamínico oral para aliviar la picazón. En ocasiones, se puede usar una dosis más grande en el momento de acostarse para ayudarlo a dormir.

Otras terapias con medicamentos

En ocasiones, se pueden usar sedantes y antidepresivos si no funcionan otros tratamientos con medicamentos para aliviar el prurito.

Es posible que la aspirina alivie el prurito de algunos pacientes con policitemia vera, pero en otros puede aumentarlo. La cimetidina sola o combinada con aspirina puede ayudar a controlar el prurito en pacientes con linfoma de Hodgkin y policitemia vera.

Recursos para estar cómodo

Hay otros recursos que usted puede usar para evitar rascarse y detener el ciclo de picazón-rascado-picazón. Estos recursos son los siguientes:

  • Aplicar emolientes para ayudar a prevenir el agrietamiento de la piel.
  • Colocar una toalla fresca o hielo sobre la zona con picazón.
  • Hacer presión firme sobre la zona con picazón, en la misma zona del lado contrario del cuerpo y en los puntos de acupresión.
  • Frotar o aplicar vibración en la zona con picazón.
  • Usar estimulación eléctrica transcutánea del nervio (TENS) o acupuntura.

Información sobre este sumario del PDQ

Información sobre el PDQ

El Physician Data Query (PDQ) es la base de datos integral del Instituto Nacional del Cáncer (NCI). La base de datos del PDQ contiene sumarios de la última información publicada sobre prevención, detección, genética, tratamiento, cuidados médicos de apoyo, y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se redactan en dos versiones. En las versiones para profesionales de la salud se ofrece información detallada en lenguaje técnico. Las versiones para pacientes se presentan en un lenguaje fácil de comprender, que no es técnico. Ambas versiones contienen información sobre el cáncer que es exacta y actualizada. También se puede consultar estos sumarios en inglés.

El PDQ es uno de los servicios del NCI. El NCI pertenece a los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). Los NIH son el centro de investigación biomédica del gobierno federal. Los sumarios del PDQ se basan en un análisis independiente de las publicaciones médicas. No constituyen declaraciones de la política del NCI ni de los NIH.

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ sobre el cáncer contiene información actualizada sobre las causas y el tratamiento del prurito. El propósito es informar y ayudar a los pacientes, las familias y las personas encargadas de cuidar a los pacientes. No provee pautas o recomendaciones formales para la toma de decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

Los Consejos editoriales redactan los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ y los actualizan. Estos Consejos están integrados por expertos en el tratamiento del cáncer y otras especialidades relacionadas con esta enfermedad. Los sumarios se revisan con regularidad y se modifican si surge nueva información. La fecha de actualización al pie de cada sumario indica cuándo se hizo el cambio más reciente.

La información en este sumario para pacientes se basa en la versión para profesionales de la salud, que el Consejo editorial del PDQ sobre los cuidados médicos de apoyo y los cuidados paliativos revisa con regularidad y actualiza en caso necesario.

Información sobre ensayos clínicos

Un ensayo clínico es un estudio para responder a una pregunta científica; por ejemplo, si un tratamiento es mejor que otro. Los ensayos se basan en estudios anteriores y lo que se aprendió en el laboratorio. Cada ensayo responde a ciertas preguntas científicas dirigidas a encontrar formas nuevas y mejores de ayudar a los pacientes de cáncer. Durante los ensayos clínicos de tratamiento, se recopila información sobre los efectos de un tratamiento nuevo y su eficacia. Si un ensayo clínico indica que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en "estándar". Los pacientes pueden considerar participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos solo aceptan a pacientes que aún no comenzaron un tratamiento.

La lista en inglés de ensayos clínicos del PDQ está disponible en el portal de Internet del NCI. También figuran en el PDQ los datos de muchos médicos especialistas en cáncer que participan en ensayos clínicos. Para obtener más información, llamar al Servicio de Información sobre el Cáncer al 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER).

Permisos para el uso de este sumario

PDQ (Physician Data Query) es una marca registrada. Se autoriza el libre uso del texto de los documentos del PDQ. Sin embargo, no se podrá identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, salvo que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Por otra parte, se permitirá que un autor escriba una oración como “En el sumario del PDQ del NCI de información sobre la prevención del cáncer de mama se describen, en breve, los siguientes riesgos: [incluir fragmento del sumario]”.

Se sugiere citar la referencia bibliográfica de este sumario del PDQ de la siguiente forma:

PDQ® sobre los cuidados médicos de apoyo y los cuidados paliativos. PDQ Prurito. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: https://www.cancer.gov/espanol/cancer/tratamiento/efectos-secundarios/cambios-piel-unas/prurito-pro-pdq. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes en este sumario se reproducen con el permiso del autor, el artista o la editorial para uso exclusivo en los sumarios del PDQ. La utilización de las imágenes fuera del PDQ requiere la autorización del propietario, que el Instituto Nacional del Cáncer no puede otorgar. Para obtener más información sobre el uso de las ilustraciones de este sumario o de otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar Visuals Online, una colección de más de 2000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

La información en estos sumarios no debe fundamentar ninguna decisión sobre reintegros de seguros. Para obtener más información sobre cobertura de seguros, consultar la página Manejo de la atención del cáncer disponible en Cancer.gov/espanol.

Para obtener más información

En Cancer.gov/espanol, se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en ¿En qué podemos ayudarle?. También se puede enviar un mensaje de correo electrónico mediante el formulario de comunicación.

  • Actualización: 21 de julio de 2016

La mayor parte del texto que se encuentra en el sitio web del Instituto Nacional del Cáncer puede copiarse o usarse con toda libertad. Se deberá dar crédito al Instituto Nacional del Cáncer como fuente de esta información e incluir un enlace a esta página, p. ej., “Prurito (PDQ®)–Versión para pacientes fue publicado originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer”.

Por favor, tenga en cuenta que los artículos del blog que están escritos por individuos fuera del gobierno pueden pertenecer al escritor, y el material gráfico puede pertenecer a su creador. En tales casos, es necesario ponerse en contacto con el escritor, con los artistas o con el editor para obtener su autorización para poder usarlo.

Agradecemos sus comentarios sobre este artículo. Todos los comentarios deberán satisfacer nuestra política de comentarios.