Cambios en la piel y en las uñas

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Los tratamientos del cáncer pueden causar una variedad de cambios en la piel y en las uñas. Hable con su doctor o con su enfermera para saber si usted tendrá estos cambios según el tratamiento que está recibiendo:

  • La radioterapia puede causar que la piel de la zona del cuerpo que recibe radiación se vuelva seca y descamada, que tenga comezón (afección que se llama prurito) y se torne enrojecida o más oscura. La piel puede verse como quemada por el sol o bronceada y estar hinchada o inflada.
  • La quimioterapia puede dañar las células de crecimiento rápido de la piel y de las uñas. Esto puede causar problemas como resequedad de la piel, comezón, enrojecimiento o descamación. A algunas personas les da sarpullido o adquieren sensibilidad al sol, lo que causa que se quemen fácilmente por el sol. Las uñas se pueden volver oscuras, amarillas o agrietadas y causar que las cutículas estén rojas y adoloridas. Entre las personas que han recibido radioterapia en el pasado, la quimioterapia puede causar que la piel quede enrojecida, con ampollas, con descamación o dolor en la zona del cuerpo donde ha recibido radioterapia. Esto se llama reminiscencia de radiación (radiation recall).
  • La terapia biológica puede causar comezón, también llamada prurito.
  • La terapia dirigida puede causar piel seca, sarpullido y problemas en las uñas.

Los siguientes problemas de la piel son más graves y requieren atención médica urgente:

  • Comezón repentina o grave, sarpullido o urticaria durante la quimioterapia. Estos pueden ser signos de una reacción alérgica.
  • Llagas que se vuelven dolorosas, húmedas y pueden estar infectadas en la parte del cuerpo donde está recibiendo tratamiento. Esto se llama reacción húmeda y puede ocurrir en regiones donde la piel se pliega, como alrededor de las orejas, de los senos o de las nalgas.

Su doctor o su enfermera hablarán con usted sobre estos posibles cambios en la piel y en las uñas y le recomendarán formas de tratar o prevenir estos cambios.

Control de efectos

Según el tratamiento que reciba, le pueden recomendar estas indicaciones para proteger su piel, evitar infecciones y reducir la comezón:

  • Use solo productos recomendados para la piel. Use jabones suaves, delicados, para la piel. Pida a su enfermera que le recomiende lociones y cremas específicas. Pregunte cómo y con qué frecuencia deberá usarlas. Pregunte qué productos para la piel debe evitar. Por ejemplo, le pueden recomendar que no use talcos ni antitranspirantes antes de la radioterapia.
  • Proteja su piel. Pregunte sobre lociones o antibióticos para piel seca, con comezón, infectada o hinchada. No use almohadillas térmicas, bolsas de hielo ni vendajes en la zona que recibe radioterapia. Rasúrese con menos frecuencia y use una rasuradora eléctrica o deje de hacerlo si le irrita la piel. Use protector solar y bálsamo labial, o una camisa suelta de mangas largas, pantalones y un sombrero de ala ancha cuando salga..
  • Prevenga o trátese la piel seca y la comezón (prurito). Su doctor trabajará con usted para evaluar la causa del prurito. Hay también medidas que usted puede tomar para sentirse mejor. Evite los productos con alcohol o perfume que pueden secarle o irritarle la piel. Tome duchas o baños cortos con agua tibia, no con agua caliente. Póngase crema después de secarse tras una ducha, mientras su piel aún está ligeramente húmeda. Mantenga su casa fresca y húmeda. Coma una dieta saludable y tome mucho líquido para ayudar a mantener su piel húmeda y sana. Colocarse una toalla fresca o hielo sobre el área puede también ayudar.  La acupuntura beneficia también a algunas personas.
  • Prevenga o trátese problemas menores de las uñas. Mantenga sus uñas limpias y cortas. Use guantes cuando lave los platos, cuando trabaje en el jardín o limpie la casa. Consulte con su enfermera para saber cuáles productos pueden ayudarle a cuidarse las uñas.

Diga a su doctor o a su enfermera si le duele la piel en el área donde recibe tratamiento. Su piel puede tener reacción húmeda. Esto ocurre a menudo en regiones donde la piel se pliega, como alrededor de las orejas o debajo de los senos. Puede causar una infección si no se trata adecuadamente. Pregunte a su doctor a o su enfermera cómo cuidar estas áreas.

Preguntas para su equipo de atención de salud

Prepárese para su visita con una lista de preguntas para hacer. Piense en agregar estas preguntas a su lista:

  • ¿Cuáles síntomas o problemas debo reportarles?
  • ¿Qué indicaciones debo seguir para sentirme mejor?
  • ¿Qué marcas de jabón y de crema son mejores para usar? ¿Qué productos pueden ayudarme en el cuidado de mis uñas?
  • ¿Qué productos para la piel y las uñas debo evitar?
  • ¿Cuándo desaparecerán estos problemas?