Cambios en la piel y en las uñas

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Cuando los tratamientos para el cáncer causan problemas de la piel y de las uñas, hay cremas y lociones que pueden ayudar a que su piel se sienta mejor.

Crédito: iStock

Los tratamientos del cáncer pueden causar una variedad de cambios en la piel y en las uñas. Hable con su doctor o con su enfermera para saber si usted tendrá estos cambios según el tratamiento que está recibiendo:

  • La radioterapia puede causar que la piel de la zona del cuerpo que recibe radiación se vuelva seca y descamada, que tenga comezón (afección que se llama prurito) y se torne enrojecida o más oscura. La piel puede verse como quemada por el sol o bronceada y estar hinchada o inflada.
  • La quimioterapia puede dañar las células de crecimiento rápido de la piel y de las uñas. Esto puede causar problemas como resequedad de la piel, comezón, enrojecimiento o descamación. A algunas personas les da sarpullido o adquieren sensibilidad al sol, lo que causa que se quemen fácilmente por el sol. Las uñas se pueden volver oscuras, amarillas o agrietadas y causar que las cutículas estén rojas y adoloridas. Entre las personas que han recibido radioterapia en el pasado, la quimioterapia puede causar que la piel quede enrojecida, con ampollas, con descamación o dolor en la zona del cuerpo donde ha recibido radioterapia. Esto se llama reminiscencia de radiación (radiation recall).
  • La terapia biológica puede causar comezón, también llamada prurito.
  • La terapia dirigida puede causar piel seca, sarpullido y problemas en las uñas.

Los siguientes problemas de la piel son más graves y requieren atención médica urgente:

  • Comezón repentina o grave, sarpullido o urticaria durante la quimioterapia. Estos pueden ser signos de una reacción alérgica.
  • Llagas que se vuelven dolorosas, húmedas y pueden estar infectadas en la parte del cuerpo donde está recibiendo tratamiento. Esto se llama reacción húmeda y puede ocurrir en regiones donde la piel se pliega, como alrededor de las orejas, de los senos o de las nalgas.

Su doctor o su enfermera hablarán con usted sobre estos posibles cambios en la piel y en las uñas y le recomendarán formas de tratar o prevenir estos cambios.

Control de efectos

Según el tratamiento que reciba, le pueden recomendar estas indicaciones para proteger su piel, evitar infecciones y reducir la comezón:

  • Use solo productos recomendados para la piel. Use jabones suaves, delicados, para la piel. Pida a su enfermera que le recomiende lociones y cremas específicas. Pregunte cómo y con qué frecuencia deberá usarlas. Pregunte qué productos para la piel debe evitar. Por ejemplo, le pueden recomendar que no use talcos ni antitranspirantes antes de la radioterapia.
  • Proteja su piel. Pregunte sobre lociones o antibióticos para piel seca, con comezón, infectada o hinchada. No use almohadillas térmicas, bolsas de hielo ni vendajes en la zona que recibe radioterapia. Rasúrese con menos frecuencia y use una rasuradora eléctrica o deje de hacerlo si le irrita la piel. Use protector solar y bálsamo labial, o una camisa suelta de mangas largas, pantalones y un sombrero de ala ancha cuando salga..
  • Prevenga o trátese la piel seca y la comezón (prurito). Su doctor trabajará con usted para evaluar la causa del prurito. Hay también medidas que usted puede tomar para sentirse mejor. Evite los productos con alcohol o perfume que pueden secarle o irritarle la piel. Tome duchas o baños cortos con agua tibia, no con agua caliente. Póngase crema después de secarse tras una ducha, mientras su piel aún está ligeramente húmeda. Mantenga su casa fresca y húmeda. Coma una dieta saludable y tome mucho líquido para ayudar a mantener su piel húmeda y sana. Colocarse una toalla fresca o hielo sobre el área puede también ayudar.  La acupuntura beneficia también a algunas personas.
  • Prevenga o trátese problemas menores de las uñas. Mantenga sus uñas limpias y cortas. Use guantes cuando lave los platos, cuando trabaje en el jardín o limpie la casa. Consulte con su enfermera para saber cuáles productos pueden ayudarle a cuidarse las uñas.

Diga a su doctor o a su enfermera si le duele la piel en el área donde recibe tratamiento. Su piel puede tener reacción húmeda. Esto ocurre a menudo en regiones donde la piel se pliega, como alrededor de las orejas o debajo de los senos. Puede causar una infección si no se trata adecuadamente. Pregunte a su doctor a o su enfermera cómo cuidar estas áreas.

Preguntas para su equipo de atención de salud

Prepárese para su visita con una lista de preguntas para hacer. Piense en agregar estas preguntas a su lista:

  • ¿Cuáles síntomas o problemas debo reportarles?
  • ¿Qué indicaciones debo seguir para sentirme mejor?
  • ¿Qué marcas de jabón y de crema son mejores para usar? ¿Qué productos pueden ayudarme en el cuidado de mis uñas?
  • ¿Qué productos para la piel y las uñas debo evitar?
  • ¿Cuándo desaparecerán estos problemas?
  • Publicación: 29 de abril de 2015

La mayor parte del texto que se encuentra en el sitio web del Instituto Nacional del Cáncer puede copiarse o usarse con toda libertad. Se deberá dar crédito al Instituto Nacional del Cáncer como fuente de esta información e incluir un enlace a esta página, p. ej., “Cambios en la piel y en las uñas fue publicado originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer”.

Por favor, tenga en cuenta que los artículos del blog que están escritos por individuos fuera del gobierno pueden pertenecer al escritor, y el material gráfico puede pertenecer a su creador. En tales casos, es necesario ponerse en contacto con el escritor, con los artistas o con el editor para obtener su autorización para poder usarlo.

Agradecemos sus comentarios sobre este artículo. Todos los comentarios deberán satisfacer nuestra política de comentarios.