Problemas de salud sexual en hombres con cáncer

Hable con su doctor para saber lo que puede esperar y cómo manejar los cambios que pueden afectar su vida sexual.

Crédito: iStock

Los hombres que reciben tratamiento para el cáncer pueden experimentar cambios que afectan a su vida sexual durante el tratamiento y, algunas veces, después de este. Aunque puede ser que no tenga la energía o el interés en la actividad sexual que usted tenía antes del tratamiento, buscar la intimidad y sentirse cerca de su cónyuge o pareja es probablemente todavía importante.

Su doctor o enfermera pueden hablar con usted acerca de cómo el tratamiento del cáncer podría afectar su vida sexual, o usted puede necesitar tomar la iniciativa y hacer preguntas como: ¿Qué cambios o problemas sexuales son comunes en los hombres que reciben este tipo de tratamiento? ¿Qué métodos de control de la natalidad o protección se recomiendan durante el tratamiento?

Otras preguntas que usted podría pensar en hacer se encuentran al final de esta página. Para más información acerca de la forma como el tratamiento podría afectar su fecundidad, vea Cuestiones de fecundidad en los hombres: niños y adultos.

Si usted tendrá o no problemas que afecten su salud sexual dependerá de factores como:

  • El tipo de cáncer
  • Los tipos de tratamientos
  • La cantidad (dosis) del tratamiento
  • La duración del tratamiento
  • Su edad al tiempo del tratamiento
  • El tiempo que ha pasado desde el tratamiento
  • Otros factores personales de salud

Los tratamientos contra el cáncer pueden causar problemas sexuales en los hombres

Muchos de los problemas que afectan a la actividad sexual del hombre durante el tratamiento son temporales y mejoran cuando ha terminado el tratamiento. Otros efectos secundarios pueden durar más tiempo o empezar después del tratamiento.

Su doctor hablará con usted acerca de los efectos secundarios que usted podría tener según su tratamiento:

  • La quimioterapia puede hacer que baje la concentración de su testosterona y la libido durante el período de tratamiento. Es posible que le aconsejen que use un condón, porque el semen puede contener rastros de quimioterapia por algún tiempo después del tratamiento. La quimioterapia ordinariamente no afecta la capacidad para tener una erección.
  • La radioterapia de haz externo a la pelvis (como al ano, a la vejiga, al pene o a la próstata) y la braquiterapia (llamada también radioterapia interna) pueden afectar la función sexual del hombre. Si los vasos sanguíneos o los nervios están dañados, puede ser difícil lograr o mantener una erección; esto se llama disfunción eréctil. Si la próstata se daña, se puede tener un orgasmo seco.
  • La terapia hormonal puede hacer que disminuya la concentración de testosterona y que disminuya también el impulso sexual del hombre. Puede ser difícil lograr o mantener una erección. Aprenda más acerca de los efectos secundarios de la Terapia hormonal para cáncer de próstata.
  • La cirugía para cáncer de pene, de recto, de próstata, testículo, y para otros cánceres de la pelvis (como de vejiga, de colon y de recto) puede afectar los nervios, lo que afectará lograr y mantener una erección. Algunas veces se puede usar la cirugía con preservación de nervios para prevenir estos problemas.
  • Los medicamentos que se usan para tratar el dolor, algunos fármacos que se usan para la depresión, así como medicamentos que afectan los nervios y vasos sanguíneos pueden todos afectar la libido.

Problemas de salud, como las enfermedades del corazón, la presión arterial alta, diabetes y el tabaquismo, pueden contribuir también a los cambios en la salud sexual.

Formas de manejar las cuestiones de salud sexual

Las personas del equipo de atención médica han ayudado a otros a hacer frente durante este tiempo difícil y pueden ofrecer valiosas sugerencias. Usted puede también querer hablar con un experto en salud sexual para obtener respuestas a cualquier pregunta o preocupación.

La mayoría de los hombres pueden ser activos sexualmente durante el tratamiento, pero usted querrá confirmar esto con su doctor. Por ejemplo, puede haber ocasiones durante el tratamiento en las que usted pueda tener un riesgo mayor de infecciones o de hemorragias y que le aconsejen que se abstenga de la actividad sexual. Dependiendo del tipo de tratamiento que reciba, se puede aconsejar el uso del condón.

Su equipo de atención médica puede ayudarle a:

  • Informarse sobre tratamientos: Según los síntomas que usted tenga, su oncólogo o un urólogo le aconsejarán sobre las opciones de tratamiento. Por ejemplo, hay medicamentos y dispositivos que se pueden recetar una vez que se haya diagnosticado un problema de salud sexual. Se pueden administrar medicamentos para aumentar el flujo de sangre al pene. Hay también procedimientos quirúrgicos en los se coloca en el pene (implantes de pene) un dispositivo inflable o una varilla firme, lo que permite lograr y mantener una erección.
  • Informarse sobre condones y controles de natalidad:  Le pueden aconsejar usar condones para evitar que su pareja esté expuesta a los fármacos de quimioterapia que pueda haber en el semen. Según la edad de su pareja, le pueden aconsejar controles de la natalidad para evitar los embarazos. Para obtener más información, vea Cuestiones de fecundidad en los hombres: niños y adultos.
  • Manejar los efectos secundarios relacionados: Hable con su doctor o con su enfermera sobre problemas como dolor, cansancio, caída del pelo, falta de interés en actividades, tristeza o dificultad para dormir que puedan afectar su vida sexual. Hablar de efectos secundarios puede ayudarle a obtener el tratamiento y el apoyo que necesita para sentirse mejor.
  • Obtener el apoyo y el consejo: Durante este tiempo, le ayudará compartir sus sentimientos y preocupaciones con las personas que están cerca de usted. Puede beneficiarle también la participación en un grupo de apoyo moderado o dirigido por profesionales. Su enfermera o trabajadora social puede recomendar a grupos de apoyo y consejeros en su área.

Obtenga más información acerca de organizaciones que proveen apoyo al visitar nuestra base de datos de organizaciones nacionales que ofrecen servicios de apoyo relacionados con el cáncer y elegir de una lista de servicios.

Pláticas con su equipo de cuidados médicos acerca de problemas de salud sexual

Al pensar en los cambios que el tratamiento ha causado en su vida, haga una lista de preguntas para hacer al doctor, a la enfermera o a la trabajadora social. Piense en añadir estas preguntas a su lista:

  • ¿Cuáles problemas sexuales son comunes entre los hombres que reciben este tratamiento?
  • ¿Cuáles problemas sexuales podría tener yo durante el tratamiento?
  • ¿Cuándo podrían ocurrir estos cambios?
  • ¿Cuánto podrían durar estos problemas? ¿Serán permanentes algunos de estos problemas?
  • ¿Cómo pueden prevenirse, tratarse o controlarse estos problemas?
  • ¿Qué precauciones necesito tomar durante el tratamiento? Por ejemplo, ¿necesito usar un condón para proteger a mi pareja?
  • ¿Deberemos, mis parejas y yo, usar control de la natalidad para evitar un embarazo? ¿Qué tipos de control de la natalidad recomienda usted?
  • ¿Hay algún grupo de apoyo que usted recomiende?
  • ¿Cuáles especialistas sugeriría usted para que hable con ellos para informarme?