English
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
  • Ver el documento completo
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Cáncer de recto: Tratamiento (PDQ®)

Información general sobre el cáncer de recto

El cáncer de recto es una enfermedad en la que se forman células cancerosas (malignas) en los tejidos del recto.

El recto forma parte del aparato digestivo, el cual extrae y procesa los nutrientes (como las vitaminas, los minerales, los carbohidratos, las grasas, las proteínas y el agua) de los alimentos y guarda los desechos hasta que se expulsan del cuerpo. El aparato digestivo está formado por el esófago, el estómago, el intestino delgado y el intestino grueso. Los primeros seis pies del intestino grueso se llaman intestino grueso o colon, mientras que las últimas seis pulgadas constituyen el recto y el conducto anal. El conducto anal termina en el ano (abertura del recto hacia el exterior del cuerpo).

Anatomía del aparato gastrointestinal (digestivo); muestra el esófago, el hígado, el estómago, el colon, el intestino delgado, el recto y el ano.
Anatomía del aparato digestivo inferior, muestra el colon y otros órganos.


Para obtener más información sobre el cáncer de recto, consultar los siguientes sumarios del PDQ sobre:

La edad y los antecedentes familiares pueden afectar el riesgo de presentar de cáncer de recto.

Todo lo que aumenta la posibilidad de enfermarse se llama factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que se va a enfermar de cáncer; no tener un factor de riesgo no significa que no se va a enfermar de cáncer. Hable con su médico si piensa que puede estar en riesgo. Los siguientes son factores de riesgo posibles de cáncer de recto:

Los signos de cáncer de recto son cambios en los hábitos intestinales o sangre en las heces.

El cáncer de recto u otras afecciones puede producir estos y otros signos y síntomas. Consulte con su médico si tiene alguno de los siguientes problemas:

  • Cambio en los hábitos intestinales.
  • Sangre en las heces (de color rojo muy vivo o muy oscuro).
  • Incomodidad abdominal general (dolor frecuente ocasionado por gases, flatulencia, sensación de estar lleno o calambres).
  • Cambios en el apetito.
  • Pérdida de peso sin razón conocida.
  • Sensación de mucho cansancio.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer de recto, se utilizan pruebas que examinan el recto y el colon.

Entre las pruebas que se usan para diagnosticar el cáncer de recto están las siguientes:

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para revisar los signos generales de salud, como verificar si hay signos de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que parezca anormal. También se toman los antecedentes de los hábitos de salud del paciente, así como los antecedentes médicos de sus enfermedades y tratamientos anteriores.
  • Examen digital del recto (EDR): examen del recto. El médico o enfermero introduce un dedo cubierto por un guante lubricado en la parte inferior del recto para palpar si hay masas o cualquier otra cosa que parezca poco usual. En las mujeres, también se puede examinar la vagina.
  • Colonoscopia : procedimiento en el que se observa el interior del recto y el colon para determinar si hay pólipos (trozos pequeños de tejido en forma de grano), áreas anormales o cáncer. Se introduce un colonoscopio a través del recto hasta el colon. Un colonoscopio es un instrumento delgado con forma de tubo que tiene una luz y una lente para observar. También puede tener una herramienta que extrae pólipos o muestras de tejido para verificar al microscopio si hay signos de cáncer.
    Colonoscopia; muestra un colonoscopio que se inserta a través del ano y el recto hacia el colon. El recuadro interior muestra la imagen de un paciente en camilla al que se le realiza una colonoscopia.
    Colonoscopia. Se inserta un tubo delgado e iluminado a través del ano y el recto hacia el colon para detectar anomalías.
  • Biopsia : extracción de células o tejidos para observarlos bajo un microscopio y verificar si hay signos de cáncer. Durante una biopsia, se puede analizar el tejido que se extrae del tumor para ver si hay alguna probabilidad de que el paciente tenga una mutación genética que cause CCSPH. Esto puede ayudar a planificar el tratamiento. Se pueden usar las siguientes pruebas:
  • Ensayo de antígeno carcioembrionario (ACE) : prueba en la que se mide la concentración de ACE en la sangre. Tanto las células cancerosas como las células normales liberan ACE en la sangre. Cuando se encuentran cantidades más altas de las normales, puede ser una indicación de cáncer de recto u otras afecciones.

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones del tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

  • El estadio del cáncer (si afecta solamente el revestimiento interior del recto, si afecta todo el recto o se diseminó hasta los ganglios linfáticos, los órganos cercanos u otras partes del cuerpo).
  • Si el tumor se diseminó hacia la pared del intestino o a través de ella.
  • Si el cáncer se encuentra en el recto.
  • Si el intestino está bloqueado o tiene un orificio.
  • Si se puede extirpar todo el tumor mediante cirugía.
  • La salud general del paciente.
  • Si el cáncer se acaba de diagnosticar o recidivó (volvió).
  • Actualización: 13 de mayo de 2014