• Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Deficiencia de vitamina D puede promover la diseminación de algunos cánceres de seno

5 de mayo de 2016 por Equipo del NCI

La vitamina D se obtiene de los alimentos y complementos o se produce en el cuerpo en respuesta a la exposición al sol.

Crédito: ¡Stock

Una deficiencia de vitamina D está asociada con el avance y metástasis de tumores en cáncer de seno, sugiere un nuevo estudio.

El estudio, llevado a cabo principalmente mediante el uso de estirpes celulares y ratones, identificó también una asociación entre las concentraciones de vitamina D y la expresión de ID1, un oncogén que ha estado asociado con crecimiento y metástasis de tumores en cáncer de seno y otros tipos de cáncer.

Los resultados del estudio fueron publicados el 2 de marzo en Endocrinology.

La vitamina D, la cual se obtiene de alimentos y complementos o se produce en el cuerpo en respuesta a la exposición al sol, se convierte en la hormona calcitrol en varios tejidos diferentes del cuerpo, incluso en tejido de seno.El calcitrol, a su vez, se une al receptor de vitamina D (VDR), el cual regula un número extenso de genes, algunos de los cuales están asociados con cáncer.

“Varios estudios grandes han buscado una asociación entre las concentraciones de vitamina D y los resultados de cáncer, y lo que se ha encontrado ha sido una mezcla”, dijo el doctor Brian J. Feldman, de la Stanford University School of Medicine. “Nuestro estudio identifica cómo las concentraciones bajas de vitamina D que circulan en la sangre pueden tener una función mecanística en promover el crecimiento de cáncer de seno y metástasis.

El doctor Feldman y sus colegas estudiaron la deficiencia de vitamina D en modelos murinos de cáncer de seno humano y en estirpes celulares de cáncer de seno.

Encontraron que los ratones inyectados con células tumorales y alimentados con una dieta baja en vitamina D formaron tumores con más rapidez, y formaron tumores más grandes, que los ratones alimentados con una dieta normal. En experimentos separados, encontraron que una estirpe celular de cáncer de seno que produce enfermedad metastática bastante agresiva en ratones tenía concentraciones bajas de expresión de VDR, mientras que una estirpe celular que no conduce a metástasis cuando se introduce en los ratones tenía concentraciones normales.

Experimentos adicionales—que incluían tumores formados en ratones de células de cáncer de seno que el equipo de investigación manipuló para afectar la expresión de VDR—mostraron que en más de la mitad de los ratones cuyos tumores tenían bajas concentraciones de expresión de VDR, los tumores se diseminaron al hígado. Ninguno de los ratones con células tumorales que tenían expresión normal de VDR tenía evidencia de enfermedad metastática.

“Nuestros resultados indican que la falta de señalización de VDR de vitamina D es suficiente para convertir las células no metastáticas en metastáticas”, escribieron ellos.

Análisis ulteriores de tumores en los ratones tratados con dietas normales o deficientes de vitamina D identificaron la alta expresión del gen ID1 que ha sido asociada con metástasis de cáncer de seno. El gen se expresó mucho más en tumores de ratones con deficiencia de vitamina D, encontraron ellos, así como en células cancerosas de seno que se manipularon para tener una expresión baja de VDR.

Trabajos adicionales sugieren que el receptor de vitamina D regula al gen ID1 e identificó la sección del gen ID1 en la que puede actuar la señalización de VDR.

Luego, los investigadores querían determinar si sus resultados se aplicaban al cáncer de seno en humanos. En una estirpe celular de cáncer de seno humano ampliamente estudiada, ellos mostraron que al tratar las células con calcitriol se redujo la expresión de la proteína ID1. Y cuando analizaron la vitamina D y la expresión de ID1 tumores de un estudio clínico pequeño de mujeres con cáncer de seno en estadio inicial, encontraron que concentraciones más altas de vitamina D estaban asociadas con grados menores de expresión de ID1 en los tumores. [El estudio se terminó antes por lo que no hay datos de los resultados en pacientes].

El doctor Stanley Lipkowitz, jefe de la Unidad de Malignidades en Mujeres del Centro de Investigación de Cáncer, dijo que los resultados del estudio eran “provocadores”, pero todavía hay cuestiones importantes por atender. Es necesario hacer trabajo ulterior, dijo él, para mostrar más definitivamente que los resultados pueden generalizarse a los humanos y, si es así, si esos resultados se aplican solo a tipos específicos de cáncer de seno.

También se necesita más investigación para extender los resultados del estudio, continuó el doctor Lipkowitz. Por ejemplo, el estudio no trató de si al corregirse la deficiencia de vitamina D podría ser beneficioso para resultados en mujeres con cáncer de seno, dijo él.

Aparte de los resultados de este estudio, el mantenimiento de concentraciones normales de vitamina D es importante para mujeres con cáncer de seno, subrayó el doctor Feldman.

“Las mujeres mayores de 60 años tienen un riesgo mayor de osteoporosis y las terapias que se usan para tratar el cáncer de seno hacen que este riesgo sea todavía mayor”, dijo él. “Es especialmente importante tener concentraciones normales de vitamina D para las mujeres con cáncer de seno para tener óptima salud ósea independiente de los efectos potenciales en el tumor que hemos identificado”.

< Artículo anterior

Un compromiso compartido para acelerar el progreso de la Misión contra el Cáncer

Artículo siguiente >

Venetoclax aprobado para algunos pacientes con leucemia linfocítica crónica

Este texto puede copiarse o usarse con toda libertad. Sin embargo, agradeceremos que se dé reconocimiento al Instituto Nacional del Cáncer como creador de esta información. El material gráfico puede ser propiedad del artista o del editor por lo que tal vez sea necesaria su autorización para poder usarlo.

Archivo

2017

2016

2015