• Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

FDA extiende la aprobación de ceritinib para cáncer de pulmón de células no pequeñas con ALK

7 de agosto de 2017 por Equipo del NCI

Imagen de un tumor de pulmón con células cancerosas en rojo

Crédito: Instituto Nacional del Cáncer

El 26 de mayo, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprobó ceritinib (Zykadia®) para pacientes con cáncer metastático de pulmón de células no pequeñas (NSCLC) que no ha sido tratado y que tiene una mutación en el gen ALK. Certinib es una terapia dirigida que bloquea la acción de proteínas de ALK mutadas.

Aproximadamente 5 % de los pacientes con NSCLC presentan mutaciones en ALK que causan cáncer.

Hasta ahora, crizotinib (Xalkori®) era el único inhibidor de ALK aprobado como terapia de primera línea para pacientes con NSCLC con ALK. Aunque crizotinib puede ser altamente eficaz, los pacientes suelen dejar de responder al fármaco después de casi un año de tratamiento.

En 2014, la FDA otorgó la aprobación acelerada para ceritinib como tratamiento de segunda línea para pacientes con NSCLC metastático con ALK cuyo cáncer ha empeorado a pesar de tratamiento previo con crizotinib. Otros dos inhibidores de ALK de “próxima generación”,  alectinib (Alecensa®) y brigatinib (AlunbrigTM), recibieron más tarde la aprobación de la FDA como tratamientos de segunda línea.

Además de ser eficaces en la mayoría de los pacientes que son resistentes a crizotinib, estos inhibidores de próxima generación son también mejores que crizotinib a cruzar la barrera hematoencefálica, lo que significa que pueden ser más eficaces contra tumores pulmonares que se han diseminado al cerebro.

La aprobación más reciente de ceritinib "refleja el inicio de un nuevo campo de batalla conforme los fármacos de próxima generación se mueven hacia un estado de primera línea", dijo el doctor David Ross Camidge, director de oncología torácica de la Universidad de Colorado. “La lógica es probablemente que no tengamos que esperar a que alguien presente resistencia o avance en el cerebro. Ahora estamos tratando de usar estos inhibidores de ALK de próxima generación al iniciar".

La nueva aprobación se basó en los resultados de un estudio clínico de 376 pacientes con NSCLC con ALK avanzado o metastático (según se haya identificado con una prueba aprobada por la FDA) que no habían recibido tratamiento previo. Los participantes fueron asignados aleatoriamente a recibir ceritinib o quimioterapia.

La mediana de supervivencia sin avanzar fue de 16,6 meses en el grupo de ceritinib y de 8,1 meses en el grupo de quimioterapia. Los investigadores observaron un cambio mensurable en el tamaño del tumor, lo que se llama respuesta objetiva, en 73 % de los pacientes en el grupo de certinib y 27 % de los pacientes en el grupo de quimioterapia. Ellos descubrieron también que los pacientes del grupo de ceritinib respondieron con más rapidez al tratamiento y que su respuesta duró más que la de pacientes en el grupo de quimioterapia.

Más pacientes tratados con certinib experimentaron efectos secundarios, incluso efectos secundarios graves. Los efectos más comunes de un grado bajo fueron la diarrea, las náuseas y vómitos, y el efecto más común de un grado mayor fue la elevación de algunas encimas del hígado. A causa de los efectos secundarios, la mayoría de los pacientes que recibieron certinib tuvieron que interrumpir temporalmente su tratamiento o reducir la dosis del fármaco, y 12 % de los pacientes lo detuvieron por completo.

Novartis, el fabricante de certinib, está estudiando si, al tomar una dosis menor de certinib con alimentos, puede mejorar la capacidad para tolerar el fármaco.

Los investigadores de cáncer de pulmón esperan que alectinib y brigatinib eventualmente serán aprobados por la FDA como tratamientos de primera línea para pacientes con NSCLC con ALK. Un estudio clínico reciente, de hecho, mostró que alectinib era superior a crizotinib como terapia de primera línea (vea el texto en el cuadro de abajo). Y, aun cuando todavía no ha sido aprobado por la FDA como terapia de primera línea, el 22 de junio, la Red Nacional General Oncológica cambió sus pautas de tratamiento para añadir a alectinib como opción preferida de inhibidor de ALK de primera línea mejor que crizotiniv y certinib.

Alectinib más efectivo que crizotinib como terapia de primera línea

Alectinib mejora sustancialmente la supervivencia sin avance en pacientes con NSCLC avanzado con ALK de diagnóstico reciente en comparación con crizotinib, reportaron los investigadores al principio de este mes en la reunión anual en Chicago de la Asociación Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO).

En un estudio clínico en fase III, los pacientes que fueron asignados aleatoriamente a recibir alectinib tuvieron una mediana de supervivencia sin avance de 26 meses, en comparación con 10 meses de quienes recibieron crizotinib. Menos pacientes en el grupo de alectinib (12 %) tuvieron metástasis al cerebro o a la médula espinal o empeoraron durante el tratamiento que los del grupo de crizotinib (45 %). Los  resultados fueron publicados también en el New England Journal of Medicine.

Los resultados del estudio “colocaron a alectinib como la norma de tratamiento para NSCLC avanzado con ALK sin tratamiento previo”, dijo la doctora Alice Shaw, del Hospital General de Massachussets, una investigadora del estudio que presentó los resultados en la reunión de ASCO.

Un número similar de pacientes en ambos grupos experimentaron eventos adversos. Efectos secundarios gastrointestinales, incluso diarrea, náuseas, vómitos y estreñimiento, fueron menos graves en el grupo de alectinib que en el grupo de crizotinib.

La “dramática diferencia en eficacia” y “una mejor tolerabilidad” de alectinib lo distingue de otros inhibidores de ALK, dijo el doctor John Heymach, director del departamento de oncología médica de cabeza, cuello y tórax del Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas, durante una conferencia de prensa sobre los resultados del estudio.

Además, estudios en curso están comparando a crizotinib con diferentes inhibidores de ALK de próxima generación, incluyendo brigatinib y dos fármacos experimentales, ensartinib y lorlatinib.

Al mostrar varios fármacos de estos una posible mayor eficacia que alectinib, explicó el doctor Camidge, hay una gran excitación acerca de si las opciones de terapia de primera línea seguirán mejorando en el futuro.

< Artículo anterior

La cirugía extensa de ganglios linfáticos no aumenta la supervivencia en melanoma

Artículo siguiente >

Aprobada nueva formulación de rituximab para algunos linfomas y leucemia

Este texto puede copiarse o usarse con toda libertad. Sin embargo, agradeceremos que se dé reconocimiento al Instituto Nacional del Cáncer como creador de esta información. El material gráfico puede ser propiedad del artista o del editor por lo que tal vez sea necesaria su autorización para poder usarlo.

Archivo

2017

2016

2015