• Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Regorafenib es ahora el primer fármaco aprobado por la FDA para cáncer de hígado en casi una década

28 de junio de 2017 por Equipo del NCI

El regorafenib inhibe varios tipos diferentes de proteínas conocidas como cinasas, las cuales ayudan a controlar la actividad celular, incluso la VEGFR-1, la VEGFR-2 y la VEGFR-3.

Crédito: Adaptado de Mikael Häggström. WikiJournal of Medicine, 2014

El 27 de abril, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprobó regorafenib (Stivarga®) para algunos pacientes con carcinoma hepatocelular (CHC), la forma más común de cáncer de hígado. La extensión de la aprobación es para el tratamiento de pacientes con CHC cuyos tumores han dejado de responder a una terapia dirigida similar, sorafenib (Nexavar®).

La acción de la FDA hace que regorafenib —el cual ha sido aprobado también para usarse en algunos pacientes con algunos cánceres gastrointestinales— sea la primera terapia nueva aprobada para cáncer de hígado en casi una década.

En noviembre de 2007, sorafenib fue el primer fármaco en ser aprobado por la FDA para el cáncer de hígado. La aprobación fue para los pacientes con CHC que no se puede operar con cirugía.

Tanto regorafenib como sorafenib son inhibidores de cinasas, fármacos que bloquean enzimas que controlan la división y la proliferación celular. De hecho, “el fármaco y el mecanismo de acción de regorafenib son casi idénticos a sorafenib”, dijo el doctor Tim Greten de la Unidad de Oncología Torácica y Gastrointestinal del Centro de Investigación del Cáncer del NCI. “Por lo tanto, no es algo completamente nuevo”.

Desde que sorafenib fue aprobado, ha habido varios estudios en fase III para tratamientos de cánceres de hígado que han tenido resultados negativos, dijo el doctor Greten.

“Entonces, cuando se tiene un resultado positivo en un estudio con una aprobación de la FDA es un avance importante en el campo”, explicó él.

Resultados de estudio clínico

La aprobación se basó en los resultados de un estudio clínico en fase III de 573 pacientes cuyo CHC había progresado después de tratamiento con sorafenib. Los pacientes fueron asignados aleatoriamente a recibir regorafenib o, porque no había disponibles tratamientos sistémicos para tales pacientes, un placebo.

La mediana general de supervivencia en el estudio fue de 10,6 meses para pacientes que recibieron regorafenib, en comparación con 7,8 meses para pacientes del grupo del placebo. La mediana de supervivencia sin evolución fue de 3,1 meses y de 1,5 meses, respectivamente. El índice de respuesta, o el porcentaje de pacientes cuyos tumores se redujeron al menos parcialmente después de tratamiento, fue 11 % para pacientes que tomaron regorafenib y 4 % para los que tomaron el placebo.

Los efectos adversos graves más comunes para los pacientes que tomaron regorafenib incluyeron la hipertensión, reacción de la piel en pies y manos, y cansancio. Regorafenib fue aprobado con una casilla negra de advertencia de daño hepático (toxicidad hepática), y la FDA advirtió que el fármaco está asociado con otros efectos secundarios graves, incluso infecciones, hemorragia considerable y complicaciones al sanar las heridas.

“El aumento de 3 meses en la supervivencia general es un descubrimiento importante para estos pacientes”, dijo el doctor Greten, quien no participó en el estudio que condujo a la aprobación. Desafortunadamente, no se requirió a los centros participantes que colectaran biopsias de los tumores, continuó él, “lo cual hubiera sido útil para estudios de seguimiento y para entender lo que sucede a un nivel molecular, para ver si hay marcadores biológicos de respuesta”.

Los pacientes en este estudio fueron un grupo selecto, advirtió el doctor Greten, porque ellos pudieron tolerar los efectos secundarios de sorafenib.

“Sabemos que sorafenib no es muy bien tolerado por muchos pacientes”, dijo él. “Por eso, ahora nos preguntamos cuántos pacientes afuera de un estudio clínico se beneficiarán con regorafenib, porque algunos de ellos no podrán tolerar el tratamiento de primera línea con sorafenib".

Evaluación de otros tratamientos

Otros posibles tratamientos para el cáncer de hígado pueden estar en el horizonte. Algunas sustancias de inmunoterapia, por ejemplo, están siendo evaluadas en estudios clínicos.

En marzo de 2017, el doctor Greten y sus colegas publicaron resultados positivos de un estudio clínico en pacientes con CHC avanzado que evaluó si el inhibidor de punto de control inmunitario tremelimumab podría combinarse sin peligro con la ablación de radiofrecuencia, la cual se usa en algunos pacientes con tumores pequeños del hígado. Los investigadores piensan que la ablación puede ser capaz de activar al sistema inmunitario para atacar a las células tumorales y que los inhibidores de punto de control incrementen este efecto.

Otros inhibidores de punto de control, incluso nivolumab (Opdivo®), están siendo evaluados en estudios clínicos para pacientes con CHC avanzado que habían recibido anteriormente sorafenib.

Un estudio en fase III se está llevando a cabo también que está probando nivolumab comparándolo con sorafenib como tratamiento de primera línea en pacientes con CHC avanzado.

< Artículo anterior

FDA aprueba nivolumab para el cáncer de vejiga

Artículo siguiente >

Trastuzumab emtansina mejora la supervivencia en cáncer metastático de seno con HER2 que fue tratado anteriormente

La mayor parte del texto que se encuentra en el sitio web del Instituto Nacional del Cáncer puede copiarse o usarse con toda libertad. Se deberá dar crédito al Instituto Nacional del Cáncer como fuente de esta información e incluir un enlace a esta página, p. ej., “Regorafenib es ahora el primer fármaco aprobado por la FDA para cáncer de hígado en casi una década fue publicado originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer”.

Por favor, tenga en cuenta que los artículos del blog que están escritos por individuos fuera del gobierno pueden pertenecer al escritor, y el material gráfico puede pertenecer a su creador. En tales casos, es necesario ponerse en contacto con el escritor, con los artistas o con el editor para obtener su autorización para poder usarlo.

Agradecemos sus comentarios sobre este artículo. Todos los comentarios deberán satisfacer nuestra política de comentarios.

Archivo

2017

2016

2015