El mensaje de prevención de cáncer es clave en las conversaciones con los padres sobre la vacunación contra el VPH

14 de agosto de 2018 por Equipo del NCI

En un nuevo estudio, los investigadores solicitaron que los padres seleccionasen las mejores y las peores razones que un médico podría dar a fin de respaldar la vacunación contra el VPH para sus hijos.

Crédito: Instituto Nacional del Cáncer

Los proveedores de servicios médicos deben enfatizar la prevención de cáncer en sus conversaciones sobre las vacunas contra el virus del papiloma humano (VPH) con los padres de preadolescentes que están en edad de recibir la vacuna. Esa es la conclusión de un nuevo estudio que solicitó la opinión de un grupo diverso de padres y madres en los Estados Unidos sobre las razones que consideran más convincentes para administrar la vacuna a sus hijos.

Ciertos tipos de VPH causan casi todos los cánceres de cuello uterino, así como la mayoría de los cánceres de ano, muchos de los cánceres de orofaringe, vagina y vulva, y algunos de los cánceres de pene.

En los Estados Unidos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan la vacunación de rutina contra el VPH para niñas y varones a partir de los 11 o 12 años. Pero en 2016, solo 43 % de los adolescentes en los EE. UU. estaban al día con la vacuna. Varios estudios han demostrado que este nivel insuficiente de cobertura de la vacuna se debe en parte a la manera en que los proveedores de servicios médicos comunican la información sobre la vacunación contra el VPH.

Los CDC, el Panel de Cáncer del presidente y otros grupos recomiendan que los proveedores comuniquen a los padres que la razón más importante para la vacunación contra el VPH es la prevención de cáncer. Pero "hasta lo que yo sé, este es el primer estudio publicado que probó y proporcionó evidencias de que este es el mensaje más importante", dijo la doctora Sarah Kobrin, de la División de Control del Cáncer y Ciencias Demográficas del NCI, quien no participó en el estudio.

Los resultados del estudio financiado por el NCI se publicaron en julio de 2018 en Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention.

El estudio encuestó a un grupo diverso de padres

Un equipo de investigación dirigido por la doctora Melissa Gilkey, de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, llevó a cabo la encuesta por internet de 1259 padres de hijos de 11 a 17 años de edad. Los participantes de la encuesta eran 51% de sexo femenino y 49% de sexo masculino, provenían de todas las regiones de los Estados Unidos y tenían una amplia gama de niveles de estudios e ingresos.

Mediante un método denominado "escala mejor-peor", los investigadores solicitaron que, de un total de 11, los padres seleccionasen las mejores y peores razones que un doctor podría dar para que un niño de 12 años aceptara administrarse la vacuna contra el VPH. Los investigadores combinaron luego los resultados de las encuestas completadas por 1177 padres para presentar una clasificación de las 11 razones. La encuesta incluyó también preguntas para evaluar la confianza de los padres en la vacunación de los adolescentes en general.

En la muestra general, los padres clasificaron la afirmación "puede prevenir algunos tipos de cáncer" como la mejor razón para aceptar la vacunación contra el VPH.

"Los padres pensaron que esta era la mejor razón con mucho, y el resultado fue congruente en muchos tipos diferentes de padres", dijo la doctora Gilkey.

Quizá lo principal a destacar sea que, tanto los padres con poca confianza en la vacunación de los adolescentes como los que tienen mayor confianza, dijeron que la prevención de cáncer era la mejor razón. Estos dos grupos de padres clasificaron también las otras razones posibles de manera similar en general, lo cual fue opuesto a lo que el equipo de la doctora Gilkey había predicho.

Otras razones que los padres clasificaron con un puntaje alto incluyeron a las afirmaciones "puede prevenir una infección común" y "tiene beneficios duraderos".

Las razones que los padres clasificaron con las puntuaciones más bajas incluyeron a las afirmaciones "su hijo está en edad para recibir la vacuna" y "yo decidí dársela a mi propio hijo".

Estas razones "no son necesariamente malos mensajes", dijo la doctora Gilkey, "pero no parecen ser muy convincentes para los padres".

La clave es motivar a más padres para que vacunen a sus hijos

No obstante, como los autores del estudio y los expertos externos señalaron, preguntar la opinión de los padres sobre cuál es la mejor razón para la vacunación contra el VPH, es diferente a determinar cuál es el mensaje que motivaría a los padres en un encuentro real con el doctor de su hijo para autorizar la vacunación.

Centros oncológicos avalan la meta de aumentar la vacunación contra el VPH

El mes pasado, expertos de centros oncológicos designados por el NCI de todos los Estados Unidos emitieron una declaración en la cual avalan la meta de eliminar los cánceres causados por el VPH por medio de la vacunación contra el VPH, de los exámenes de detección de cáncer basados en datos probatorios y del tratamiento de células precancerosas en el cuello uterino.

La declaración del 1.º de junio de 2018, instó a los proveedores de servicios médicos a realizar recomendaciones claras y fuertes para la vacunación contra el VPH y los exámenes de detección de cáncer de cuello uterino. "Estas prácticas ofrecen una oportunidad inigualable para prevenir, anualmente, 12 000 cánceres de cuello uterino y aproximadamente otros 40 000 cánceres relacionados con el VPH… en hombres y mujeres en los Estados Unidos", dijo la declaración.

"La confianza y toda la dinámica interpersonal que existe cuando una persona está hablando con el proveedor de servicios médicos de su propio hijo no pueden captarse en una encuesta [como esta]", puntualizó la doctora Rebecca Perkins, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston, una investigadora de vacunas contra el VPH que no participó en el estudio.

La doctora Kobrin dijo que esas discrepancias, entre las preferencias que las personas declaran en una encuesta y lo que sucede en el mundo real, podría explicar por qué el estudio no encontró ninguna diferencia entre los padres que confían poco en la vacunación frente a los que tienen mayor confianza.

La doctora Perkins y sus colegas publicaron recientemente un estudio que analizó grabaciones de audio de las interacciones entre proveedores de atención primaria, padres o tutores y adolescentes. Hallaron que para muchos padres o tutores, en particular quienes estaban indecisos de antemano respecto a la vacunación, una simple afirmación hecha por el proveedor de que la vacuna "debe administrarse" o que "es necesaria" es suficiente persuasión.

"Ser claros en que la vacunación contra el VPH y otras vacunas para los adolescentes son parte del tratamiento convencional es el primer paso cuando hablamos con los padres", dijo la doctora Gilkey. Para aquellos padres que tienen dudas o desean hablar más sobre la vacuna contra el VPH, enfatizar el mensaje sobre el cáncer puede ser particularmente útil.

"Esa es la situación en la que los estudios como nuestra encuesta son útiles", continuó la doctora.

Los investigadores pueden usar la información sobre cuáles son los mensajes más promisorios de dichos estudios para diseñar y probar intervenciones del mundo real dirigidas a aumentar los índices de vacunación contra el VPH. Esas intervenciones incluyen estrategias para capacitar a los proveedores de servicios médicos a mejorar la manera en que se comunican sobre la vacunación contra el VPH.

A fin de alcanzar la meta de Gente Sana 2020 de lograr un nivel de 80 % de cobertura de vacunación contra el HPV, dijo la doctora Perkins, "debemos enfocarnos en cómo hacer llegar ese mensaje de [prevención] a cada padre de cada niño que cumple con los criterios para recibir la vacuna contra el VPH y a cada proveedor que atiende a niños que cumplen los criterios para recibir la vacuna".

< Artículo anterior

Se amplió la aprobación de venetoclax para la leucemia linfocítica crónica

Artículo siguiente >

Modificación de la quimioterapia mejora resultados del cáncer pancreático en estadio inicial

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “El mensaje de prevención de cáncer es clave en las conversaciones con los padres sobre la vacunación contra el VPH publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer”.

Agradecemos sus comentarios sobre este artículo. Todos los comentarios deberán satisfacer nuestra política de comentarios.