Pasar al contenido principal

El nivolumab prolonga la supervivencia de algunos pacientes de cáncer de estómago avanzado

, por el Equipo del NCI

Ilustración anatómica del aparato digestivo.

Algunas personas con cáncer de estómago avanzado viven más tiempo si reciben un tratamiento inicial con nivolumab (Opdivo) y quimioterapia.

Fuente: Instituto Nacional del Cáncer

Según los resultados de un estudio clínico grande, algunos pacientes con diagnóstico de cáncer de estómago (gástrico) avanzado viven más tiempo si reciben tratamiento inicial con el medicamento de inmunoterapia nivolumab (Opdivo) y quimioterapia.

El estudio internacional multicéntrico, llamado CheckMate 649, incluyó a alrededor de 1500 pacientes de cáncer de estómago avanzado o metastásico que no se podía extirpar. El estudio también incluyó a pacientes de cáncer de la unión gastroesofágica, que se presenta donde el esófago se une al estómago, y de un cáncer del esófago llamado adenocarcinoma esofágico.

En el estudio se excluyó a los pacientes cuyos tumores eran positivos para HER2 y que suelen recibir una terapia dirigida a HER2 junto con quimioterapia.

La quimioterapia ha sido el tratamiento inicial estándar para pacientes de cáncer gástrico avanzado o metastásico, o de cáncer de la unión gastroesofágica, según el doctor y licenciado en Medicina Markus Moehler, del Centro Médico Mainz de la Universidad Johannes Gutenberg, que presentó los resultados del estudio en la conferencia virtual de 2020 de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO) el 21 de septiembre.

El doctor Moehler indicó que, por desgracia, la mayoría de los pacientes con un diagnóstico de cáncer de estómago avanzado tienen un mal pronóstico y suelen vivir menos de 1 año.

En el nuevo estudio, la combinación del nivolumab con la quimioterapia prolongó varios meses la supervivencia general y el tiempo antes de que la enfermedad empeorara (supervivencia sin progresión), en comparación con la quimioterapia sola, comentó el doctor Moehler en la conferencia de la ESMO.

En la conferencia de la ESMO también se presentaron los resultados de un segundo estudio en el que se evaluó el nivolumab y la quimioterapia para el cáncer de estómago avanzado o el cáncer de la unión gastroesofágica. En el estudio ATTRACTION-4, la terapia combinada prolongó la supervivencia sin progresión en comparación con la quimioterapia sola. En ese estudio se incluyeron 724 pacientes de Japón, Corea del Sur y Taiwán.

“Según los resultados de estos dos estudios, es muy probable que el nivolumab y la quimioterapia se conviertan en un tratamiento estándar de primera línea para pacientes con estos cánceres”, comentó el doctor Carmen Allegra, asesor especialista en el tratamiento del cáncer gastrointestinal en la División de Tratamiento y Diagnóstico Oncológico del NCI, que no participó en los estudios.

Una posible función para la inmunoterapia en los estadios tempranos de la enfermedad

El nivolumab se une a la proteína PD-1 en las células T, que son un tipo de célula inmunitaria. Al unirse a la PD-1, el nivolumab impide que la proteína interactúe con otra proteína llamada PD-L1 en las células cancerosas y esto permite que las células T ataquen las células cancerosas.

En los pacientes con las concentraciones más altas de PD-L1 en el estudio CheckMate 649, en un seguimiento mínimo de 12 meses, la mediana de supervivencia general fue de 14,4 meses en el grupo de la terapia combinada, en comparación con 11,1 meses en el grupo de la quimioterapia sola.

Pero los investigadores también encontraron mejoras más pequeñas en la mediana de supervivencia general en pacientes con concentraciones menores de PD-L1 y en la población general del estudio. Bristol Myers Squibb, el fabricante del nivolumab, patrocinó el estudio.  

En el estudio ATTRACTION-4, con una mediana de seguimiento de 11,6 meses, la mediana de supervivencia sin progresión fue de 10,5 meses en el grupo de la terapia combinada en comparación con 8,3 meses en el grupo de la quimioterapia sola. ONO Pharmaceutical y Bristol-Myers Squibb financiaron el estudio.

El doctor Allegra comentó que, hace 3 años, se aprobó otro inhibidor de puntos de control [inmunitario], el pembrolizumab (Keytruda), para el tratamiento de pacientes de cáncer gástrico avanzado o de cáncer de la unión gastroesofágica que habían empeorado a pesar de recibir dos o más tipos de tratamiento.

“Sabíamos que la inmunoterapia tenía una función en el tratamiento del cáncer gástrico en los estadios más avanzados de la enfermedad”, comentó el doctor Allegra. “Estos nuevos resultados demuestran que el método también beneficia a los pacientes como tratamiento de primera línea”.

Agregó que, no queda claro todavía si el uso de la terapia combinada prolonga la supervivencia en pacientes cuyos tumores no expresan la PD-L1, “aunque [al final] deberíamos obtener estos datos de ambos estudios”.

En el estudio ATTRACTION-4 no se demostró que el tratamiento combinado prolongara la supervivencia general (como otro criterio principal de valoración), pero eso tal vez se deba a que un número considerable de pacientes que al principio recibió la quimioterapia sola, luego recibió un fármaco anti-PD-L1/PD-1 una vez que la enfermedad empeoró durante la quimioterapia, indicó el doctor Allegra.

"Buenas noticias para los pacientes de cáncer gástrico"

En ambos estudios, los efectos secundarios de la terapia combinada fueron parecidos a los que se notificaron en estudios anteriores que incluyeron la quimioterapia y el nivolumab en pacientes de otros tipos de cáncer.

“A la mayoría de los pacientes les va muy bien con estos medicamentos de inmunoterapia y tienen pocos efectos secundarios”, comentó el doctor Allegra. Sin embargo, señaló que es posible que algunos pacientes tengan inflamación en varios órganos, y que esto cause síntomas. La inflamación del intestino, por ejemplo, a veces produce diarrea. En casos poco frecuentes, algunos tipos de inmunoterapia causan reacciones alérgicas y relacionadas con la inflamación que son graves o incluso mortales. 

En el estudio CheckMate 649, el 38 % de los pacientes interrumpieron la terapia combinada debido a los efectos secundarios relacionados con el tratamiento en comparación con el 25 % de los pacientes que recibieron la quimioterapia sola. En el grupo de la terapia combinada, 8 pacientes murieron por toxicidad relacionada con el tratamiento en comparación con 4 pacientes en el grupo de la quimioterapia sola.

La doctora Elizabeth Smyth, del Hospital Addenbrooke en Cambridge (Reino Unido), quien presentó los dos estudios durante la conferencia de EMSO, señaló que, “estas son buenas noticias para los pacientes de cáncer gástrico”.

Agregó que, demostrar que un régimen de tratamiento podía prolongar la supervivencia más allá de 1 año fue “un hito”, y que se necesitan más investigaciones para entender qué pacientes se benefician más del tratamiento que usa marcadores biológicos como la PD-L1.

En el estudio CheckMate-649 también se está evaluando la combinación del nivolumab con el ipilimumab (Yervoy) en comparación con la quimioterapia sola en pacientes de cáncer gástrico, cáncer de la unión gastroesofágica o adenocarcinoma esofágico.

< Artículo anterior

La FDA aprueba dos pruebas que usan muestras de sangre para orientar el tratamiento del cáncer

Artículo siguiente >

Se confirma que la vacuna contra el virus del papiloma humano previene el cáncer de cuello uterino

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “El nivolumab prolonga la supervivencia de algunos pacientes de cáncer de estómago avanzado publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.”