• Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Progreso contra el cáncer: El papel de la ciencia básica

8 de octubre de 2015 por Dr. Douglas R. Lowy

Ilustración de una enzima que rodea una cadena de ADN

Como un reloj envuelto en la muñeca, una enzima especial rodea la doble hélice para reparar una cadena rota de ADN. De no existir moléculas que  puedan reparar las cadenas rotas, las células podrían descomponerse, morir  o hacerse cancerosas.

Crédito: Ilustración de Tom Ellenberger, Facultad de Medicina de la Universidad de Washington.

El siguiente es el segundo de una serie de artículos escritos por científicos y directores principales del NCI acerca del Plan Anual y Propuesta Presupuestaria para el Año Fiscal 2017, que fueron presentados oficialmente al Presidente el 17 de septiembre de 2015. La propuesta provee una visión general de las prioridades e iniciativas clave del NCI y la solicitud de financiamiento del instituto para consideración del Presidente al formular su propia propuesta presupuestaria para el año fiscal 2017.

 En este segundo artículo, el director interino del NCI, doctor Doug Lowy, trata de la contribución crítica de la ciencia básica para impulsar el progreso contra el cáncer.

En las dos últimas décadas, hemos hecho un progreso significativo en el diagnóstico y tratamiento del cáncer — progreso que se refleja en la disminución continua de los índices de mortalidad por cáncer y por los números crecientes de supervivientes. Este progreso es posible solo por nuestros esfuerzos en entender los mecanismos biológicos en los que se basa el cáncer, y el anuncio de ayer del Premio Nobel de Química es un ejemplo claro de esto.

El ADN en nuestras células está siendo amenazado continuamente de ser dañado por causas externas y externas (p. ej., la radiación UV del sol y los radicales libres generados durante la actividad celular metabólica normal). No obstante, las células han producido varios mecanismos para reparar el ADN dañado y preservar la integridad de nuestra información genética.

Cada uno de los tres científicos galardonados este año con el Premio Nobel de Química explica una vía distinta de reparación del ADN. El trabajo de vanguardia de estos científicos y de sus colegas ha contribuido grandemente a nuestro entendimiento de cómo funcionan las células normales y cómo las anomalías en la reparación del ADN pueden contribuir a la formación del cáncer.

Las anomalías en la reparación del ADN pueden ser heredadas o adquiridas durante la vida de una persona. La herencia de una mutación que conduce a la inactivación de una vía de reparación llamada incompatibiliad de reparación de ADN es un ejemplo de una anomalía. Las mutaciones heredadas en esta vía son la causa de cáncer de colon hereditario no polipósico, uno de los más prevalentes síndromes de cáncer en humanos. Los defectos adquiridos en esta misma vía han sido relacionados con un porcentaje considerable de cánceres esporádicos de colon y recto, de endometrio, de estómago y de ovario.

 En forma importante, la visión obtenida del trabajo de estos tres científicos está conduciendo a la formulación de nuevas terapias de cáncer.

Por ejemplo, en diciembre del año pasado, la FDA aprobó el fármaco olaparib (Lynparza™) para el tratamiento de cáncer avanzado de ovario en mujeres que han heredado una mutación deletérea del gen BRCA1 o BRCA2. Las mutaciones en estos genes inactivan una vía de reparación del ADN llamada reparación por recombinación homóloga. Olaparib inactiva una proteína llamada PARP1, la cual es parte de otra vía de reparación del ADN conocida como reparación por escisión de bases. La inactivación simultánea de estos dos mecanismos de reparación de ADN resulta en la acumulación de cantidades letales de daño al ADN y de muerte celular por cáncer.

Todo empieza con investigación básica

No se sabe cuándo o dónde ocurrirá el próximo avance en la investigación del cáncer, pero siempre empieza con investigación básica— con frecuencia en áreas en las que no es inmediatamente aparente una aplicación directa a la medicina, incluso en áreas como la física, las matemáticas y la ciencia de materiales.

Según lo recalcamos en el Plan Anual del NCI y Propuesta Presupuestaria para el Año Fiscal 2017, el NCI ha hecho tradicionalmente inversiones importantes en investigación básica porque el instituto reconoce que la investigación básica provee la fundación y las materias primas para la investigación aplicada, incluso para investigación de transferencia e investigación clínica que surgen del trabajo excelente de investigadores como los galardonados con el Premio Nobel de este año.

Hangout en Google

Agradezco sus comentarios sobre el papel de la investigación básica en el avance contra el cáncer. Y espero que se reunirá conmigo para conversar más sobre este asunto en Hangout en Google, programado para el 20 de octubre a las 11.00 a. m. tiempo del Este.

Compartiremos más detalles sobre este evento en las próximas semanas. Mientras tanto, le pido que lea el Plan Anual y la Propuesta Presupuestaria así como los artículos restantes del blog en esta serie.

Serie de artículos del blog sobre el Plan Anual del NCI para el Año Fiscal 2017 y Propuesta Presupuestaria

22 de octubre: Llevar al Público la Investigación Oncológica: Redes y Programas del NCI

5 de noviembre: Acceso Holístico para Reducir las Desigualdades en Salud por Cáncer

19 de noviembre: Medicina de Precisión Parte I: Qué es la Medicina de Precisión

10 de diciembre: Medicina de Precisión Parte II: Estudios clínicos para Adultos y para Niños

13 de enero: Prevención del Cáncer: La Mejor Defensa

< Artículo anterior

Tendencias del cáncer: Influjo en la atención y en prioridades de investigación

Artículo siguiente >

FDA aprueba fármaco en combinación para pacientes con cáncer colorrectal avanzado

Este texto puede copiarse o usarse con toda libertad. Sin embargo, agradeceremos que se dé reconocimiento al Instituto Nacional del Cáncer como creador de esta información. El material gráfico puede ser propiedad del artista o del editor por lo que tal vez sea necesaria su autorización para poder usarlo.

Archivo

2017

2016

2015