• Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Supervivencia al cáncer colorrectal relacionada con ubicación del tumor primario

8 de junio de 2016 por NCI Staff

Crédito: Instituto Nacional del Cáncer / Terese Winslow

 En pacientes con cáncer colorrectal metastático, la ubicación en el colon en donde se originó su tumor parece que influye fuertemente en cuánto vivirán, según un nuevo estudio.

El estudio—un análisis restrospectivo de datos de un estudio clínico grande en fase III financiado por el NCI—encontró que los pacientes cuyo cáncer se originó en el lado izquierdo del colon (colon distal) vivieron más de un año después del tratamiento inicial que los pacientes cuya enfermedad se originó en el lado derecho del colon (colon proximal).

El estudio relacionó también la ubicación del tumor con la probabilidad de beneficiarse de terapias dirigidas usadas para tratar pacientes con cáncer colorrectal. Pacientes con tumores primarios en el lado izquierdo tienen más probabilidad de beneficiarse de la terapia dirigida cetuximab (Erbitux®), sugiere el estudio, mientras que a los pacientes cuyos tumores se originaron en el colon derecho puede irles mejor con bevacizumab (Avastin®).

Estos descubrimientos apoyan la idea de que “los cánceres colorrectales que se originan en el lado derecho deberán ser tratados en forma diferente de los cánceres de colon que se originan en el izquierdo”, dijo el investigador principal del estudio, doctor Alan Venook, de la Universidad de California en San Francisco.

Sin embargo, otros investigadores advierten que se necesita mayor confirmación de estudios prospectivos que provean más información acerca de la biología básica que pueda explicar las diferencias que se observan de supervivencia.

El doctor Venook y sus colegas dieron a conocer los resultados del estudio en una reunión de prensa de la Asociación Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO) como un adelanto a su presentación al principio del mes siguiente en la reunión anual de ASCO en Chicago.

En la base de evidencia anterior

En CALGB/SWOG 80405, el estudio clínico en el que se basó este análisis retrospectivo, los pacientes fueron asignados aleatoriamente a tratamiento primario ya sea con cetuximab o con bevacizumab en combinación con uno de los dos programas de quimioterapia usados comúnmente (FOLFIRI o FOLFOX). Resultados del estudio, presentados en 2014, no mostraron diferencia en supervivencia general o sin progresión entre los grupos de tratamiento.

Sin embargo, varios estudios anteriores habían sugerido que la ubicación del tumor en el colon puede ser una consideración biológica y clínica importante, explicó el doctor Venook durante la reunión. Pero todavía queda incertidumbre acerca de su influencia, añadió él, “debido a la naturaleza de los estudios y a [sus] números reducidos”.

Las más de 44 000 muestras biológicas recolectadas en el estudio CALGB/SWOG 80405 (de tumores y de tejido normal), proveyeron un recurso ideal para investigar todavía más las diferencias entre los cánceres colorrectales del lado izquierdo y los del lado derecho, dijo el doctor Venook.

Selección de terapia puede importar

Los investigadores concentraron su análisis en los 971 pacientes del estudio cuyos tumores tenían la forma natural o normal del gen KRAS. (Los pacientes cuyos tumores tienen la forma natural de KRAS tienen más probabilidad de responder a cetuximab que los pacientes cuyos tumores tienen mutaciones en KRAS, que no responden en absoluto a la terapia).

Aunque los pacientes cuyos tumores se originaron en el colon izquierdo viven sustancialmente más después de tratamiento que los pacientes cuyos tumores se originaron en el colon derecho, la mejoría de supervivencia para los pacientes tratados con cetuximab fue más pronunciada. Y los pacientes con tumores del lado derecho tuvieron mejores resultados cuando fueron tratados con bevacizumab. (Vea el cuadro de abajo).

Supervivencia media general según ubicación del tumor y terapia
Tumores de lado izquierdo Tumores de lado derecho
Todos los pacientes 33,3 meses 19,4 meses
Pacientes tratados con cetuximab 36 meses 16,7 meses
Pacientes tratados con bevacizumab 31,4 meses 24,2 meses

La diferencia de supervivencia asociada con los dos fármacos fue un “descubrimiento dramático”, dijo el doctor Venook. “Creo que eso fue realmente sorprendente para la mayoría...o para todos [los investigadores del estudio], dado que antes creíamos que [no era probable que el fármaco del tratamiento] importara tanto”.

Un ‘marcador substituto’

Resultados de otro estudio a presentarse en la reunión de ASCO encontraron también que los pacientes con formas avanzadas de cáncer colorrectal (estadios III y IV) que se originaron en el colon izquierdo sobrevivieron más que los pacientes cuyos tumores se originaron en el lado derecho.

Aunque los resultados de ambos estudios apoyan la idea de que es importante la ubicación del tumor primario, el doctor Venook dijo que la ubicación puede muy bien ser un “marcador substituto” para las diferencias biológicas básicas entre los tumores.

Otros varios estudios apoyan la noción de que el cáncer colorrectal “no es solo una enfermedad uniforme” continuó él. Por ejemplo, según análisis de datos genómicos de muchos estudios, un consorcio internacional de investigadores recientemente identificó cuatro subtipos moleculares de la enfermedad, cada uno con distintas características moleculares. Y los resultados de otro estudio que se presentará en la reunión anual de ASCO identificaron características moleculares que se ven con más frecuencia en tumores colorrectales del lado derecho.

Dado el tamaño del intestino grueso, “no es sorprendente que haya diferencias moleculares en él”, dijo el doctor Austin Duffy, de la Unidad de Oncología Torácica y Gastrointestinal en el Centro de Investigación Oncológica del NCI.

El doctor Duffy alabó a los investigadores “por destacar un factor bastante básico [ubicación de tumores en el colon] lo cual se ignora ordinariamente”. Sin embargo, él afirmó que son necesarios más datos sobre la composición molecular de tumores colorrectales, con relación a su ubicación específica antes de que se llegue a cualquier conclusión firme sobre selección de tratamiento.

Los resultados y conclusiones que se ven con tratamiento de cetuximab “están impulsados en gran manera por las diferencias en la población natural de KRAS”, dijo el doctor Duffy. El análisis se limitó a las mutaciones más comunes de KRAS, continuó él. Información sobre otras mutaciones, incluso mutaciones menos comunes de KRAS asociadas con la falta de respuesta a cetuximab, así como en los genes NRAS y BRAF, ayudaría a “completar la imagen, ya que estas habrían influido también en los resultados”, dijo él.

El equipo de investigación del doctor Venook está llevando a cabo análisis moleculares de muestras de tumores de pacientes del estudio CALGB/SWOG 80405 y esperan completar su trabajo en los próximos meses, dijo él.

< Artículo anterior

Herramienta en Internet ayuda a distinguir los lunares del melanoma

Artículo siguiente >

Dos nuevas terapias aprobadas por la FDA para cáncer renal avanzado

La mayor parte del texto que se encuentra en el sitio web del Instituto Nacional del Cáncer puede copiarse o usarse con toda libertad. Se deberá dar crédito al Instituto Nacional del Cáncer como fuente de esta información e incluir un enlace a esta página, p. ej., “Supervivencia al cáncer colorrectal relacionada con ubicación del tumor primario fue publicado originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer”.

Por favor, tenga en cuenta que los artículos del blog que están escritos por individuos fuera del gobierno pueden pertenecer al escritor, y el material gráfico puede pertenecer a su creador. En tales casos, es necesario ponerse en contacto con el escritor, con los artistas o con el editor para obtener su autorización para poder usarlo.

Agradecemos sus comentarios sobre este artículo. Todos los comentarios deberán satisfacer nuestra política de comentarios.

Archivo

2017

2016

2015