• Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

FDA aprueba un nuevo uso para la lenalidomida en mieloma múltiple

18 de abril de 2017 por Equipo del NCI

Células de tumor de mieloma (verde) y células óseas (rojas) que crecen en un andamio creado en el laboratorio (morado)

Crédito: Instituto Nacional del Cáncer

El 22 de febrero, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) aprobó un nuevo uso del fármaco lenalidomida (Revlimid®) en el tratamiento de pacientes con mieloma múltiple.

Según la nueva aprobación, los pacientes con mieloma múltiple pueden recibir lenalidomida como terapia de mantenimiento después de recibir un trasplante autógeno de células madre para la enfermedad, con el fin de ayudar a impedir que regrese el cáncer.

La lenalidomida, una versión un poco menos tóxica y más potente del fármaco talidomida, fue primero aprobada por la FDA en 2006 para usarse en combinación con dexametasona como tratamiento para el mieloma múltiple en pacientes que han recibido al menos otro tratamiento anterior.

En 2015, la lenalidomida fue aprobada también para su uso en combinación con dexametasona en pacientes con mieloma múltiple recién diagnosticado que no son elegibles para un trasplante autógeno de células madre. La lenalidomida fue aprobada también para el tratamiento de algunos pacientes con linfoma de células del manto y síndromes mielodisplásicos.

La nueva aprobación de la FDA "se pone al día con la práctica clínica…en que la mayoría [de los oncólogos] ya están proporcionando la lenalidomida como terapia de mantenimiento después de la terapia con células madre autógenas," dijo la doctora Carol Ann Huff, del Centro Oncológico Integral Sidney Kimmel de Johns Hopkins. También “provee una confirmación ulterior de que la terapia de mantenimiento con lenalidomida es efectiva", y deberá ayudar a asegurar que la cubre el seguro médico, continuó ella.

Beneficios sustanciales se muestran en dos estudios

La nueva aprobación para la lenalidomida se basa en dos estudios aleatorizados con doble anonimato que mostraron significativamente más tiempo de supervivencia sin progresión en pacientes con mieloma múltiple que recibieron una dosis diaria del fármaco después de trasplante autógeno de células madre en comparación con pacientes que recibieron un placebo.

Ambos estudios,—financiados por el NCI, el CALGB 100104 y un estudio europeo llamado IFM 2005-02— asignaron aleatoriamente a los pacientes para recibir lenalidomida oral diariamente o un placebo cuando ya tenían enfermedad estable después de haberse sometido a un trasplante autógeno de células madre.

Los resultados de ambos estudios, publicados en el mismo número de la revista New England Journal of Medicine en 2012, mostraron una mejoría en la duración de la supervivencia sin progresión de aproximadamente 20 meses (19 meses en el estudio CALGB y 18 meses en el IFM) para los pacientes que recibieron lenalidomida en comparación con quienes recibieron un placebo.

El anonimato de ambos estudios terminó temprano, (es decir, tanto los pacientes como los doctores se enteraron de quién recibía lenalidomida y quién recibía el placebo), después de que análisis provisionales mostraron que el mantenimiento con lenalidomida mejora significativamente la supervivencia sin progresión. Los pacientes en el estudio CALGB que estaban recibiendo el placebo cuando se retiró el anonimato del estudio en 2009 y que no tenían enfermedad progresiva tuvieron la opción de pasarse al otro grupo para recibir lenalidomida como terapia de mantenimiento, y 86 de los 128 pacientes lo hicieron.

Los pacientes del estudio IFM siguieron recibiendo el tratamiento original asignado a ellos. El estudio IFM se detuvo en enero de 2011, sin embargo, después de que surgió un riesgo mayor de segundos cánceres primarios en pacientes que recibían la lenalidomida. El estudio CALGB continuó a pesar de una observación similar. Los investigadores siguen observando a los pacientes en ambos estudios.

La doctora Huff, quien no participó en ninguno de los estudios, señaló que el seguimiento extenso después de pasarse de un grupo a otro en el estudio CALGB mostró también un aumento sustancial en la mediana de supervivencia general con la terapia de mantenimiento con lenalidomida.

Además, un metanálisis de los resultados de los estudios CALBG y IFM y los resultados de un tercer estudio clínico de lenalidomida de mantenimiento reforzó el resultado de mejor supervivencia en general del estudio CALGB, explicó el doctor Richard Little, de la División de Diagnóstico y Tratamiento del Cáncer del NCI, que patrocinó el estudio CALGB.

“La conclusión importante del trabajo de los estudios clínicos es que la terapia de mantenimiento de lenalidomida, que se administra hasta la progresión de la enfermedad después del trasplante autógeno, proporciona un beneficio de supervivencia", dijo el doctor Little. “Esto aporta evidencia definitiva para la práctica [y] muestra que solo la terapia inmediata de mantenimiento conduce a una mejor supervivencia".

Mayor riesgo de padecer un segundo cáncer

Los tipos, la frecuencia y gravedad de efectos secundarios adversos observados en los dos estudios fueron similares a los reportados previamente para lenalidomida, e incluyeron neutropenia, recuentos anormalmente bajos de plaquetas y mayor riesgo de trombosis venosa profunda y de embolia pulmonar.

Además, en una mediana de seguimiento de más de 7 años, la incidencia total de nuevas neoplasias hemáticas y nuevos tumores sólidos de segundas neoplasias primarias (excluyendo carcinomas de células escamosas y carcinomas de células basales) en los dos estudios combinados fue de 14,9 % para pacientes que recibieron la lenalidomida y 8,8 % para pacientes que recibieron un placebo, basándose en los datos del estudio reportados a la FDA.

Pero, debido a que el mieloma múltiple es una enfermedad tan grave, la doctora Huff señaló, "el riesgo de morir a causa del mieloma, en la opinión de la mayoría [de expertos], supera con mucho el riesgo de segundos cánceres". Sin embargo, ella añadió, “esa es ciertamente una discusión que tenemos con nuestros pacientes” al considerar los riesgos y beneficios posibles del tratamiento con lenalidomida.

“Hace diez años la supervivencia promedio [para gente con mieloma múltiple] estaba en el rango de 3 a 5 años, y ahora está en el rango de 7 a 10 años”, gracias a diversos avances en el tratamiento, continuó la doctora Huff.

Otras posibles terapias de mantenimiento disponibles

Quedan muchas preguntas acerca de la terapia de mantenimiento posterior al trasplante para los pacientes con mieloma múltiple, señaló la doctora Huff. Al menos otros dos fármacos están siendo evaluados en combinación con lenalidomida como terapia de mantenimiento en grandes estudios clínicos, continuó ella, el inhibidor del proteasoma bortezomib (Velcade®) y un inhibidor del proteasoma de segunda generación ixazomib (Ninlaro®).

“No se sabe exactamente durante cuánto tiempo se deben administrar estas sustancias y si podemos mitigar algunos de los riesgos de segundos cánceres primarios y otros efectos secundarios al hacer más corta la duración del tratamiento”, indicó ella. “¿Podemos ser más sabios acerca de la administración de la lenalidomida? ¿Hay algunos pacientes que se benefician más o menos de la terapia de mantenimiento con este fármaco? ¿Existen mejores estrategias de mantenimiento para algunos pacientes más que para otros?”

Por ahora, la lenalidomida es la única terapia de mantenimiento aprobada por la FDA para pacientes con mieloma múltiple después de un trasplante autógeno de células madre. “De ninguna forma esta es la única opción, [pero] esta es la opción con los datos más sólidos disponibles”, anotó la doctora Huff.

 

< Artículo anterior

FDA aprueba ribociclib, expande la aprobación de palbociclib para cáncer metastático de seno

Artículo siguiente >

Avelumab, primer tratamiento aprobado para pacientes con carcinoma de células de Merkel

Este texto puede copiarse o usarse con toda libertad. Sin embargo, agradeceremos que se dé reconocimiento al Instituto Nacional del Cáncer como creador de esta información. El material gráfico puede ser propiedad del artista o del editor por lo que tal vez sea necesaria su autorización para poder usarlo.

Archivo

2017

2016

2015