• Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Vacunación contra el VPH relacionada con disminución de infecciones orales por VPH

5 de junio de 2017 por Equipo del NCI

Los resultados de un nuevo estudio sugieren que la vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH) puede reducir drásticamente las infecciones orales por VPH que son un factor principal de riesgo de cáncer de orofaringe, un tipo de cáncer de cabeza y cuello.

El estudio de más de 2600 adultos jóvenes en los Estados Unidos encontró que la frecuencia de infección oral por cuatro tipos de VPH, incluyendo dos tipos de alto riesgo que causan cáncer, fue 88 % más baja en quienes indicaron haber recibido al menos una dosis de una vacuna contra el VPH que en quienes dijeron no estar vacunados.

Cerca de 70 % de los cánceres de orofaringe son causados por infección por VPH de alto riesgo, y la incidencia de cáncer de orofaringe por VPH ha estado aumentando en los Estados Unidos en décadas recientes. En los Estados Unidos, más de la mitad de los cánceres de orofaringe se relacionan a un solo tipo de VPH de alto riesgo, el VPH 16, el cual es uno de los tipos cubiertos por las vacunas aprobadas contra el VPH por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

"En una población que no ha sido vacunada, podríamos estimar que cerca de un millón de adultos jóvenes tendrían una infección oral por uno de estos tipos de VPH de la vacuna. Si todos ellos hubieran sido vacunados, podríamos haber evitado casi 900 000 infecciones de estas", dijo la autora principal del estudio, doctora Maura Gillison, del Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Tejas.

La doctora Gillison presentó los nuevos resultados en una rueda de prensa del 17 de mayo en anticipación de la reunión anual de 2017 de la American Society of Clinical Oncology (ASCO) que tuvo lugar del 2 al 6 de junio en Chicago.

Un cáncer que surge rápidamente

El cáncer de orofaringe "es el cáncer que está surgiendo con más rapidez entre hombres blancos jóvenes en los Estados Unidos", dijo la doctora Gillison, que estaba en la Universidad Estatal de Ohio cuando dirigió el estudio.

"Los tipos de VPH que causan cánceres de orofaringe se transmiten principalmente por contacto sexual", explicó el director principal del estudio, doctor Anil Chaturvedi de la División de Epidemiología y Genética del Cáncer del NCI. La mayor incidencia de cánceres de orofaringe en hombres blancos ha sido relacionada con los cambios en las conductas sexuales desde los años cincuenta hasta los años setenta, dijo él. Todavía no están claras las razones exactas del mayor aumento de la incidencia de cáncer de orofaringe en los hombres al contrario de las mujeres, añadió el doctor Chaturvedi.

Estudios clínicos han mostrado que las vacunas contra el VPH aprobadas por la FDA pueden prevenir las infecciones de ano e infecciones genitales por VPH y las lesiones precancerosas que pueden causar cánceres asociados con los VPH, incluso el cáncer de cuello uterino y cáncer de ano. Sin embargo, dijo la doctora Gillison, el impacto posible de las vacunas actuales contra el VPH en las infecciones orales por VPH que causan cáncer no se ha evaluado todavía rigurosamente en estudios clínicos, por lo que las vacunas no se han aprobado específicamente para prevenir cánceres de orofaringe.

De 2006 a 2014, la mayoría de los individuos vacunados contra el VPH en los Estados Unidos recibieron Gardasil®, una vacuna contra el VPH que protege contra la infección por los tipos 6, 11, 16 y 18 de VPH. En enero de 2015, la FDA aprobó una vacuna actualizada contra el VPH, Gardasil 9®, que protege contra cinco tipos más de VPH.

En busca de una relación

Para investigar la relación entre la vacunación contra el VPH y la infección oral por VPH, los investigadores analizaron datos de 2627 adultos jóvenes que participaron en NHANES, una encuesta nacional que evalúa la salud de una sección representativa de la población de los Estados Unidos.

Los doctores Gillson, Chaturvedi y sus colegas restringieron su análisis a los datos del NHANES de 2011 a 2014, concentrándose en hombres y mujeres de 18 a 33 años de edad "porque ellos fueron el primer grupo [en los Estados Unidos] que recibieron la vacuna", dijo la doctora Gillison.

En los Estados Unidos, la vacunación de rutina contra el VPH, el cual causa casi todos los cánceres de cuello uterino, ha sido recomendada desde mediados de 2006 para niñas de 11 a 12 años y para mujeres hasta la edad de 26 años que no se hayan vacunado anteriormente. La vacunación contra el VPH se ha recomendado para hombres de 9 a 26 años desde 2009.

Los investigadores analizaron muestras de enjuague bucal (que contenían células orales) de todos los participantes del estudio para la presencia de 37 tipos de VPH, incluyendo los tipos 6, 11, 16 y 18, los cuales estaban cubiertos por Gardasil, dijo la doctora Gillison.

La frecuencia de infecciones orales por estos cuatro tipos de VPH fue de 1,61 % en jóvenes adultos sin vacunarse en comparación con 0,11 % en adultos jóvenes vacunados—una reducción de 88 % en la frecuencia de VPH con la vacunación. Entre los hombres, la frecuencia de infección oral por los cuatro tipos de VPH fue de 2,1 % en individuos sin vacunarse y 0,0 % en individuos vacunados.

Por el contrario, la frecuencia de infección oral por 33 tipos de VPH no cubiertos por la vacuna fue de 4,0 % en grupos vacunados y 4,7 % en grupos sin vacuna, encontraron los investigadores, una diferencia que no se consideró significativa estadísticamente.

Los índices de vacunación fueron bajos en general, siendo de 29,2 % en las mujeres y 6,9 % en los hombres en la población del estudio que indicaron haber recibido al menos una dosis de una vacuna contra el VPH antes de los 26 años de edad.

Posibilidad de prevención

Aunque los índices de vacunación reportados por los participantes en este estudio fueron bajos, dijo la doctora Gillison, "hay un optimismo considerable porque datos más recientes indican que [aproximadamente] 60 % de las niñas y 50 % de los niños menores de 18 años han recibido más de una dosis de vacuna contra el VPH".

"Las vacunas contra el VPH se recomiendan ya fuertemente para la prevención del cáncer", continuó la doctora Gillison.   "Los padres que eligen que se vacunen sus niños contra el VPH deberán tener en cuenta que la vacuna puede proveer beneficios adicionales, como evitar las infecciones orales por VPH relacionadas con los cánceres orales".

Sin embargo, ella y el doctor Chaturvedi indicaron, solo un estudio aleatorizado que observa a los participantes por algún tiempo podría mostrar definitivamente una relación de causa y efecto entre la vacunación contra el VPH y una reducción duradera de infecciones orales por VPH de alto riesgo, lo cual, acuerdan los expertos, es un indicador más significativo de la eficacia de la vacunación.

En julio de 2013, investigadores del NCI y sus colaboradores informaron los resultados del Estudio de la Vacuna contra el VPH en Costa Rica patrocinado por el NCI que sugirió que la vacunación contra el VPH puede reducir las infecciones orales por VPH en las mujeres.

"Nuestro estudio se basa en esos resultados al mostrar una reducción en la infección oral por VPH en hombres vacunados, el grupo que lleva el mayor peso de los cánceres de orofaringe relacionados con el VPH", dijo el doctor Chaturvedi.

< Artículo anterior

FDA aprueba midostaurin para leucemia mieloide aguda

Artículo siguiente >

FDA extiende la aprobación de pembrolizumab para tratamiento de primera línea de cáncer de pulmón de células no pequeñas

Este texto puede copiarse o usarse con toda libertad. Sin embargo, agradeceremos que se dé reconocimiento al Instituto Nacional del Cáncer como creador de esta información. El material gráfico puede ser propiedad del artista o del editor por lo que tal vez sea necesaria su autorización para poder usarlo.

Archivo

2017

2016

2015