Pasar al contenido principal

¿Pueden algunas de las mujeres tratadas contra el cáncer de endometrio omitir la radiación después de la cirugía?

, por Equipo del NCI

Ilustración del sistema reproductor femenino que muestra células cancerosas en el endometrio.

La mayoría de los casos de cáncer de endometrio se diagnostican en un estadio inicial y se pueden curar con cirugía.

Crédito: Darryl Leja, Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano

Algunas mujeres con cáncer de endometrio tal vez puedan recibir un tratamiento menos intensivo que el que frecuentemente se da a pacientes, sin aumentar el riesgo de que la enfermedad regrese en un plazo de cinco años, según los resultados de un estudio clínico aleatorizado.

En el estudio financiado por el NCI, las mujeres con cáncer de endometrio localmente avanzado que recibieron quimioterapia después de la cirugía no tuvieron menos probabilidad de tener una recurrencia del cáncer en cinco años que las mujeres que recibieron quimioterapia más radiación (quimiorradiación) después de la cirugía.

En el estudio clínico se incluyeron a más de 700 mujeres que inicialmente tuvieron cirugía para extirpar el cáncer de endometrio, el tipo más frecuente de cáncer uterino. Las participantes se asignaron aleatoriamente para recibir la quimiorradiación o solo la quimioterapia. La mediana del período de seguimiento fue de 47 meses.

Cinco años después del inicio del tratamiento, se estimó que los índices de supervivencia sin recurrencia eran similares entre los grupos: 59 % entre las mujeres que recibieron quimiorradiación, y 58 % entre las mujeres que recibieron solo quimioterapia. Los resultados se publicaron el 13 de junio en el New England Journal of Medicine.

“La conclusión es que la quimioterapia sola fue tan buena como la quimioterapia con radioterapia en cuanto a la supervivencia sin recurrencia”, dijo el doctor David Mutch, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis e investigador del estudio clínico.

Los resultados del estudio “nos dicen, a un nivel general, que cualquiera de los enfoques de tratamiento es razonable”, dijo la doctora Elise Kohn, directora de Terapéutica del Cáncer Ginecológico en la División de Diagnóstico y Tratamiento del Cáncer del NCI, quien no participó en el estudio.

Sin embargo, señaló que el estudio también reveló diferencias sutiles en los patrones de recurrencia entre los grupos de tratamiento que podrían ayudar a los médicos a diseñar esquemas terapéuticos más personalizados para mujeres con cáncer de endometrio.

Por ejemplo, las pacientes con un riesgo mayor de recurrencia en la zona pelviana tal vez sean aptas para recibir la combinación de quimioterapia y radioterapia, dijo la doctora. Kohn.  

Tratamiento de cáncer de endometrio localmente avanzado

La mayoría de los casos de cáncer de endometrio se diagnostican en un estadio inicial y se pueden curar con cirugía. Las pacientes con enfermedad localmente avanzada (es decir, estadio III o IVA) tienen cáncer que se ha diseminado por fuera del útero, pero que no ha invadido a otros órganos, como los pulmones o el hígado.

“Nos enfocamos en este grupo porque estas mujeres tienen riesgo de una recidiva de la enfermedad en la zona pelviana y también en otras partes del cuerpo”, dijo la doctora Daniela Matei, de la Facultad de Medicina de Northwestern University, quien dirigió el estudio.  

La radiación en la zona pelviana o en todo el abdomen de mujeres con cáncer de endometrio localmente avanzado que se han sometido a cirugía puede disminuir el riesgo de que la enfermedad regrese a esas áreas. No obstante, la radiación es menos eficaz que la quimioterapia en la reducción del riesgo de recurrencias en otros lugares del cuerpo.

Los investigadores han planteado la hipótesis de que la combinación de quimioterapia y radiación ayudaría a prevenir recurrencias tanto en la zona pelviana como en otras partes del cuerpo y, de hecho, muchas mujeres reciben quimiorradiación después de la cirugía. Sin embargo, hasta ahora, no había habido un estudio clínico aleatorizado grande en fase tres en el que se compararan los dos enfoques en mujeres con cáncer de endometrio localmente avanzado.

“Este estudio clínico se diseñó para responder la pregunta de si la quimiorradiación era superior a la quimioterapia sola”, dijo la doctora Matei, quien señaló que ella había anticipado que los resultados del estudio favorecieran a la quimiorradiación.

Resultados del estudio

Para comparar los enfoques de tratamiento, la doctora Matei y sus colegas inscribieron a 736 mujeres con cáncer de endometrio localmente avanzado en los Estados Unidos y otros países.

Aunque las mujeres en el grupo de quimiorradiación tenían menos probabilidad de tener recurrencias en la zona pelviana que las mujeres en el grupo de quimioterapia, los investigadores concluyeron que ellas tuvieron más probabilidad de tener tumores en áreas por fuera de la zona pelviana.

Específicamente, en comparación con el grupo de quimioterapia, el grupo del tratamiento combinado tuvo una incidencia de cinco años menor de recurrencia vaginal (del 2 % comparado con el 7 %) y de recurrencia pelviana y en los ganglios linfáticos cercanos (del 11 % comparado con el 20 %). Pero el grupo de quimiorradiación también tuvo una incidencia más alta de recurrencia en otras partes del cuerpo (del 27 % comparado con el 21 %).

En general, los investigadores concluyeron que las pacientes toleraron ambos esquemas terapéuticos de manera similar. Tampoco hubo diferencias importantes en las puntuaciones de calidad de vida entre los grupos de tratamiento, según las encuestas de las participantes, señaló la doctora Kohn.

Aunque los efectos secundarios agudos fueron más frecuentes en el grupo de tratamiento combinado que en el grupo de quimioterapia sola, la mayoría de estos fueron de grado bajo y reversibles con la suspensión del tratamiento, indicaron los autores del estudio.

“Los efectos tóxicos crónicos incluyeron diarrea, linfedema y complicaciones osteomusculares, y fueron más frecuentes con la quimiorradiación”, escribieron.

Los efectos acumulativos de la radioterapia pueden causar irritación de la parte baja del tubo digestivo, lo que puede provocar diarrea, explicó la doctora Kohn. También puede haber un poco de riesgo de que se forme tejido cicatricial, según el tipo de radioterapia que reciba la paciente.

Para algunas pacientes, asistir a un centro de tratamiento todos los días para recibir radioterapia podría ser una carga considerable, agregó. Esta consideración podría formar parte de conversaciones entre médicos y pacientes sobre posibles tratamientos, añadió la doctora Kohn.

Identificación del tratamiento óptimo para pacientes

La doctora Matei dijo que los resultados del estudio, que se han presentado en reuniones científicas, ya son un tema de debate entre los oncólogos.

“En algunas instituciones han acogido los resultados del estudio clínico y han cambiado fundamentalmente su enfoque respecto al tratamiento del cáncer de endometrio localmente avanzado, al enfocarse en la quimioterapia sola”, dijo la doctora Matei.

Otros médicos, señaló, están “poniendo más peso en el enfoque combinado y creen que el control local que ofrece la radiación, que se demostró claramente en el estudio clínico, vale la pena respecto al costo adicional y al mayor riesgo de toxicidad crónica”.

De todos modos, agregó la doctora Matei, otros médicos “favorecen un enfoque personalizado” en el que se consideran los riesgos estimados de que una paciente tenga una recidiva en la zona pelviana y en otras partes del cuerpo.

Se necesitan más investigaciones, dijo el doctor Mutch, a fin de determinar el tratamiento óptimo para pacientes con cáncer de endometrio localmente avanzado.

“Necesitamos entender las diferencias moleculares en los tumores de pacientes con cáncer de endometrio y, de ser posible, tratar de enfocarnos en las anomalías específicas de estos tumores”, agregó.

< Artículo anterior

El cáncer metastático colorrectal puede diseminarse al inicio de la enfermedad, indica un estudio

Artículo siguiente >

El medicamento pembrolizumab fue aprobado para algunos pacientes con cáncer avanzado de esófago

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “¿Pueden algunas de las mujeres tratadas contra el cáncer de endometrio omitir la radiación después de la cirugía? publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.”