Pasar al contenido principal

Fármaco dirigido erdafitinib beneficia a algunos pacientes con cáncer avanzado de vejiga

, por Equipo del NCI

Erdafitinib recibió la aprobación para su aplicación en el tratamiento de algunas personas con cáncer avanzado de vejiga, incluso casos de cáncer que se ha diseminado a otras partes del cuerpo.

Crédito: Instituto Nacional del Cáncer

En abril, el fármaco erdafitinib (Balversa) se convirtió en la primera terapia dirigida a una alteración genética aprobada por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de los Estados Unidos para tratar a pacientes con carcinoma metastático urotelial, el tipo más común de cáncer de vejiga

La FDA se basó en datos preliminares de un estudio clínico para conceder la aprobación acelerada de este fármaco, que bloquea la actividad de una familia de proteínas denominada receptores del factor de crecimiento fibroblástico (FGFR), para su aplicación en pacientes con alteraciones específicas en el gen FGFR

Recientemente se publicaron nuevos resultados de este estudio. Los hallazgos revisados confirman que erdafitinib puede beneficiar a pacientes con cáncer avanzado de vejiga con tumores que presentan una alteración genética en uno de los cuatro genes FGFR, de acuerdo con la directora del estudio, doctora Arlene Siefker-Radtke, del Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas. 

En el estudio, erdafitinib disminuyó el tamaño de los tumores en algunos pacientes cuyos cánceres no habían respondido a otros tratamientos, informaron los investigadores en New England Journal of Medicine el 25 de julio. 

La aprobación de la FDA abarca a pacientes en quienes el cáncer se ha diseminado fuera de la vejiga, ya sea en forma local o a otras partes del cuerpo, durante o después del tratamiento con quimioterapia convencional. 

"Las opciones de tratamiento para los pacientes con cáncer metastático de vejiga son muy limitadas y esto representa una verdadera necesidad sin respuesta hasta ahora", manifestó la doctora Siefker-Radtke.  

"Con la aprobación de erdafitinib por parte de la FDA, los doctores pueden incorporar el fármaco en las estrategias de tratamiento para beneficiar a pacientes con cáncer urotelial con alteraciones en el gen FGFR", continuó la doctora. "Hay otras investigaciones en curso que buscan entender cómo combinar erdafitinib con fármacos de inmunoterapia (como los inhibidores de puntos de control inmunitario)". 

La doctora Siefker-Radtke señaló que la FDA aprobó varios inhibidores de puntos de control para cáncer avanzado de vejiga, pero que solo aproximadamente 20 % de los pacientes obtienen resultados con esos tratamientos. 

En comparación, 40 % de los pacientes en el estudio internacional en fase 2 que llevó a la aprobación, respondieron a erdafitinib, informaron la doctora Siefker-Radtke y sus colegas.

A fin de confirmar los resultados, se está realizando un estudio clínico en fase 3 que compara erdafitinib con la quimioterapia convencional y con el inhibidor de puntos de control pembrolizumab (Keytruda) en pacientes con cáncer avanzado de vejiga cuyos tumores presentan una alteración en el gen FGFR .

Resultados de estudios clínicos 

Aproximadamente 20 % de los pacientes con cáncer metastático urotelial de vejiga y 35 % de pacientes con cáncer metastático urotelial de pelvis renal y uréter presentan una alteración en el gen FGFR. Cuando la FDA aprobó a erdafitinib, que se administra en forma de píldora, la agencia aprobó también una prueba diagnóstica acompañante que los doctores usan para identificar a pacientes cuyos tumores albergan una de estas alteraciones en el gen FGFR

De los 99 pacientes que participaron en el estudio, 87 habían recibido tratamiento previo con quimioterapia, y 43 % habían recibido al menos dos ciclos previos de tratamiento. Aproximadamente 80 % presentaban metástasis más allá de los ganglios linfáticos circundantes. 

"En general, este grupo de pacientes normalmente tiene desenlaces desfavorables", dijo la doctora Siefker-Radtke. 

Por esta razón, un índice de respuesta de 40 % es algo "realmente extraordinario", señaló la doctora Andrea Apolo, del Centro de Investigación Oncológica del NCI, quien no formó parte en el estudio. 

"Erdafitinib es un fármaco nuevo de importancia para algunos de nuestros pacientes con cáncer de vejiga", agregó la doctora. 

En el estudio, la mediana de tiempo antes del avance de la enfermedad (supervivencia sin avance) fue de 5,5 meses, y la mediana de supervivencia general fue de 13,8 meses. 

Los efectos secundarios más comunes relacionados con el tratamiento incluyeron inflamación o irritación de membranas mucosas en la boca, alteraciones en las uñas y síndrome de manos y pie

De acuerdo con la doctora Siefker-Radtke, erdafitinib puede causar también trastornos en los ojos que pueden ocasionar alteraciones en el campo visual, que es posible controlar.  

En el estudio, 46 % de los pacientes presentaron efectos secundarios que en su mayoría se controlaron con ajustes en las dosis terapéuticas. Trece por ciento de los pacientes abandonaron el tratamiento debido a los efectos secundarios. 

El estudio fue patrocinado por Janssen Research & Development, quien produjo erdafitinib en colaboración con Astex Pharmaceuticals.

Respuestas rápidas al tratamiento 

En algunos pacientes participantes del estudio, los tumores comenzaron a responder a erdafitinib poco después de comenzar los tratamientos, señaló la doctora Siefker-Radtke.  

"Me sorprendió la rapidez con que respondieron al fármaco algunos pacientes con una enfermedad de rápido avance", dijo la doctora. "Con tan solo una o dos semanas de tratamiento, la salud de algunos de estos pacientes había mejorado en forma significativa". 

En un grupo de pacientes (quienes presentaban cánceres que no habían respondido a fármacos de inmunoterapia) el índice de respuesta fue 59 %, resultado que indicó a los investigadores que estos pacientes, en particular, podrían obtener resultados positivos al recibir erdafitinib.   

En estudios clínicos previos de cáncer de vejiga, la doctora Siefker-Radtke había notado que los pacientes con mutaciones en el gen FGFR tenían una probabilidad menor de responder a inhibidores de puntos de control que los pacientes que carecían de estas mutaciones.

Cuando se pudo comenzar a usar erdafitinib, la doctora Siefker-Radtke y sus colegas formularon el estudio en fase 2. No obstante, la doctora advirtió que los resultados actuales no son definitivos. 

La doctora agregó que el estudio en fase 3 brindará más información sobre "si los pacientes con cáncer urotelial con alteraciones en el gen FGFR obtienen mejores resultados con erdafitinib o con un inhibidor de puntos de control". 

< Artículo anterior

El medicamento pembrolizumab fue aprobado para algunos pacientes con cáncer avanzado de esófago

Artículo siguiente >

De GMSI a mieloma: estudio indica que riesgo de avance puede cambiar

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “Fármaco dirigido erdafitinib beneficia a algunos pacientes con cáncer avanzado de vejiga publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.”