Pasar al contenido principal

Se aprobó el sacituzumab govitecán para tratar el cáncer de seno (mama) metastásico triple negativo

, por el Equipo del NCI

El sacituzumab govitecán es un conjugado anticuerpo-fármaco que combina un anticuerpo anti-Trop-2 con un medicamento quimioterapéutico llamado SN-38.

Crédito: Future Medicine. Marzo de 2020. doi:10.2217/fon-2020-0163

El 22 de abril, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprobó el sacituzumab govitecán (Trodelvy) para tratar a pacientes con un tipo muy maligno de cáncer de seno (mama) llamado cáncer de seno triple negativo.

La aprobación autoriza el uso del sacituzumab govitecán en adultos con cáncer de seno triple negativo que se metastatizó (diseminó) a otras partes del cuerpo. El medicamento se aprobó para el uso en pacientes que ya recibieron al menos dos regímenes de tratamiento anteriores.

La nueva aprobación se basó en los resultados de un estudio clínico de fase 2 que patrocinó Immunomedics, el fabricante del medicamento. En el estudio se inscribieron 108 pacientes con cáncer de seno metastásico triple negativo, y se administró sacituzumab govitecán a todos los participantes.

En un tercio de los pacientes que recibieron el sacituzumab govitecán, se observó una respuesta tumoral, que significa que los tumores se achicaron al menos un 30 %, según los resultados del estudio publicados en febrero del año pasado en la New England Journal of Medicine. La respuesta duró un promedio de 7,7 meses, lo cual es muy prometedor para este grupo específico de pacientes, comentó el doctor y licenciado en Medicina Stan Lipkowitz, director de la División de Neoplasias Malignas en Mujeres, del Centro de Investigación Oncológica (CCR) del NCI, quien no participó en el estudio.

“Es un grupo de pacientes que necesita una mejor terapia y no la tiene”, dijo el doctor Lipkowitz.

Administración de medicamentos para terapias dirigidas

El cáncer de seno se divide en subtipos según la cantidad de receptores de estrógeno y de receptores de progesterona (conocidos como receptores hormonales) o receptores 2 del factor de crecimiento epidérmico humano(HER2) presente en la superficie de las células cancerosas. Los tres tipos de receptores estimulan la multiplicación del cáncer de seno. Los medicamentos que inhiben la actividad de estos receptores son la base del tratamiento de esta enfermedad.

El subtipo de cáncer de seno triple negativo tiene concentraciones bajas de los tres receptores y es más frecuente en las mujeres que son más jóvenes y afroamericanas. Crear terapias eficaces para las pacientes con cáncer de seno triple negativo es complicado en gran parte porque no hay buenas moléculas adonde dirigir los nuevos medicamentos.

Sin embargo, tal vez se puedan apuntar a la proteína Trop-2, que está presente en grandes concentraciones en el cáncer de seno triple negativo y en otros cánceres. Se han formulado varios medicamentos dirigidos a Trop-2. Pero el sacituzumab govitecán, un conjugado anticuerpo-fármaco, es la primera terapia relacionada con Trop-2 que aprueba la FDA.

Los conjugados anticuerpo-fármaco se diseñan para administrar medicamentos tóxicos de forma directa en las células cancerosas. El anticuerpo se une a una proteína específica en la superficie de las células cancerosas. En el caso del sacituzumab govitecán, esta proteína es la Trop-2. Cuando el anticuerpo y la Trop-2 interactúan, el conjugado anticuerpo-fármaco entra por completo en la célula cancerosa. Una vez dentro de la célula, se libera el SN-38, un medicamento quimioterapéutico unido al anticuerpo, que destruye la célula cancerosa.

“Es lo que llamamos una ‘bomba inteligente’ que apunta la toxina de forma directa a la célula cancerosa”, explicó la doctora Hope S. Rugo, directora de Educación sobre Oncología Mamaria y Estudios Clínicos, en la Universidad de California en San Francisco, quien fue una de las investigadoras principales del estudio.

Pero muchos de los medicamentos que sirven para eliminar células cancerosas también destruyen células normales. Es peligroso administrar estos medicamentos a los pacientes. Los investigadores idearon una solución: unir estos medicamentos a un anticuerpo. El medicamento queda inactivo hasta que el anticuerpo entra en la célula cancerosa a la que se dirige, y se libera una vez que está dentro de la célula.

Un motivo por el que el SN-38, la forma activa del medicamento quimioterapéutico irinotecán (Camptosar) de uso frecuente, se eligió para este conjugado anticuerpo-fármaco es porque no es muy tóxico, explicó la doctora Rugo. La unión de un medicamento menos tóxico al anticuerpo específico que se dirige al tumor permite administrar dosis más altas del medicamento, además de limitar los efectos secundarios graves que tal vez hacen que los pacientes abandonen el tratamiento temprano.

Usar el SN-38 en el conjugado anticuerpo-fármaco podría ser una opción especialmente buena para pacientes con cáncer de seno triple negativo, agregó el doctor Lipkowitz. Era probable que las pacientes en el estudio ya hubieran recibido uno de varios tipos de quimioterapias que en ocasiones producen adormecimiento y dolor en las manos y los pies, algo que se conoce como neuropatía periférica. A veces la neuropatía periférica es tan grave que impide que los pacientes continúen recibiendo el tratamiento. El SN-38 no causa estos problemas, así que es posible administrarlo sin empeorar estos efectos secundarios graves. De hecho, menos del 3 % de los pacientes en el estudio interrumpieron el tratamiento debido a efectos secundarios.

Algunos de los efectos secundarios graves más frecuentes por el sacituzumab govitecán fueron neutrocitopenia (concentraciones bajas de un tipo de glóbulo blanco llamado neutrófilo), anemia y diarrea.

“Para los recuentos sanguíneos bajos, el tratamiento es bastante fácil: se modifica la dosis o se administran factores de crecimiento para reforzar el recuento de glóbulos blancos”, señaló la doctora Rugo. “En general, el sacituzumab govitecán se toleró bastante bien en comparación con la quimioterapia”.

Estudios de seguimiento del sacituzumab govitecán

La FDA otorgó aprobación acelerada para el uso del sacituzumab govitecán a partir del índice de respuesta general y la duración de estas respuestas en los pacientes del estudio. En vez de esperar a que los datos confirmen si el medicamento prolonga la supervivencia (a veces se tardan meses o años), es posible otorgar la aprobación acelerada de un medicamento en base a criterios indirectos de valoración. La compañía farmacéutica necesitará realizar estudios adicionales para confirmar que el sacituzumab govitecán tiene beneficios clínicos para estos pacientes.

En este caso, la aprobación se basó en datos probatorios de que el sacituzumab govitecán achica los tumores. En los pacientes con cáncer de seno triple negativo, la FDA considera que el achicamiento del tumor tiene probabilidades razonables de pronosticar beneficios clínicos concretos, como más tiempo antes de que el tumor comience a crecer o la posibilidad de una supervivencia mayor, explicó el doctor Lipkowitz.

El mes pasado, Immunomedics anunció que hace poco se suspendió un estudio clínico más grande en el que se evaluaba el sacituzumab govitecán en pacientes con cáncer de seno metastásico triple negativo porque se observaron resultados prometedores. En el estudio, conocido como ASCENT, se asignó al azar a los participantes a recibir sacituzumab govitecán o quimioterapia estándar.

El medicamento también se está evaluando en pacientes con otros tipos de cáncer de seno. Por ejemplo, en otro estudio en curso se evalúa el sacituzumab govitecán en pacientes con cáncer de seno metastásico que presenta receptores de estrógeno o de progesterona (llamado cáncer de seno positivo para receptor hormonal) y concentraciones bajas de HER2, en las que también se observan concentraciones altas de Trop-2.

Al principio, en el estudio original se inscribieron pacientes con distintos tipos de cáncer, dijo la doctora Rugo. Los investigadores decidieron ampliar la inscripción para incluir a pacientes con cáncer de seno triple negativo debido a los resultados preliminares prometedores y a la falta de medicamentos eficaces para estas pacientes. Hay estudios adicionales en los que se está evaluando el uso de sacituzumab govitecán en otros tipos de tumores.

“Pienso que es muy emocionante contar con nuevos fármacos”, recalcó la doctora Rugo. “Ofrece nueva esperanza a nuestros pacientes con un cáncer muy resistente al tratamiento”.

< Artículo anterior

Se aprueba el uso del selpercatinib para el cáncer de tiroides y cáncer de pulmón con alteraciones en el gen RET

Artículo siguiente >

La olanzapina disminuye náuseas y vómitos causados por el cáncer avanzado

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “Se aprobó el sacituzumab govitecán para tratar el cáncer de seno (mama) metastásico triple negativo publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.”