Pasar al contenido principal

El pembrolizumab quizás evite la recidiva del melanoma en estadio temprano

, por el Equipo del NCI

Un médico usa un bisturí y hace un corte alrededor de un melanoma en el dorso de la mano.

En el estudio KEYNOTE-716, se probó un medicamento de inmunoterapia en pacientes con melanoma en estadio temprano después de la cirugía para extirpar el tumor original.

Fuente: iStock

Es posible que algunas personas con melanoma en estadio temprano que se extirparon tumores pronto tengan una nueva opción de tratamiento para disminuir el riesgo de que la enfermedad recidive (vuelva).

En un estudio clínico grande, fue menos probable que el cáncer recidivara en los pacientes que recibieron el medicamento de inmunoterapia pembrolizumab (Keytruda) después de la cirugía durante los 14 meses posteriores, que en quienes no recibieron tratamiento después de la cirugía. El tratamiento posoperatorio o adyuvante con pembrolizumab también disminuyó el riesgo de que el melanoma recidivara en otras partes del cuerpo, que es una preocupación significativa con este tipo de cáncer de piel.

Casi 1000 pacientes en el estudio clínico, llamado KEYNOTE-716, tenían melanoma que se había clasificado en estadio IIB o estadio IIC. En las personas con melanoma en estadio IIB o IIC, que también se llama melanoma en estadio II de riesgo alto, la enfermedad penetró la piel, pero no se diseminó a otra parte del cuerpo. Los hallazgos se presentaron el 18 de septiembre en el congreso de 2021 de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO).

"Estos datos indican que el pembrolizumab adyuvante es una opción de tratamiento eficaz con un perfil de riesgo-beneficio favorable para pacientes con melanoma en estadio II de riesgo alto", explicó durante la presentación el doctor Jason Luke, del Centro Oncológico Hillman del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh.

"Los resultados podrían representar un nuevo estándar de atención para este grupo de pacientes con melanoma en estadio IIB o IIC", recalcó la doctora Janice M. Mehnert, oncóloga en el Centro Oncológico Perlmutter de la Universidad de Nueva York (NYU) en Langone, que fue uno de los sitios del estudio. A su vez, la doctora advirtió que aún es muy pronto para saber si se debe recetar pembrolizumab a todas las personas con melanoma en estadio II de riesgo alto.

La doctora Mehnert dijo que "debemos saber bien qué pacientes se beneficiarían de una terapia como esta, porque los [efectos secundarios] no son leves".

Argumentos a favor del pembrolizumab

El pembrolizumab es uno de varios medicamentos de inmunoterapia que se llaman inhibidores de puntos de control inmunitario. El medicamento funciona al evitar que la PD-1, una proteína de las células inmunitarias, se una a la PD-L1, una proteína de las células cancerosas. Al impedir esta unión, el tratamiento restaura la capacidad del sistema inmunitario de reconocer y destruir las células tumorales.

En un estudio anterior, los investigadores comprobaron que, en comparación con quienes recibieron placebo, las personas con melanoma en estadio III más avanzado que recibieron tratamiento con pembrolizumab después de la cirugía, vivieron más tiempo sin recidiva o metástasis en otras partes del cuerpo. En 2019, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprobó el pembrolizumab como tratamiento adyuvante para las personas con melanoma en estadio III.

El doctor Luke señaló que el riesgo de que el cáncer regrese después de la cirugía en personas con melanoma en estadio IIB o IIC es el mismo que el riesgo de la enfermedad en estadio IIIA o IIIB. Pero no hay tratamientos comprobados para evitar la recidiva de la enfermedad en estadio II de riesgo alto.

En estudios anteriores se comprobó que un medicamento llamado interferón alfa disminuye un poco el riesgo de recidiva, pero como tiene un beneficio limitado y efectos secundarios considerables, ya no se incluye en las recomendaciones médicas profesionales. En la actualidad, no se ofrece ningún tratamiento después de la cirugía a las personas con melanoma en estadio II de riesgo alto.

"Si estos pacientes tuvieran melanoma en estadio III, seguro que les administraríamos un tratamiento adyuvante", comentó el doctor Luke.

"Tenemos que replantear la definición de riesgo alto… y la forma de estratificar a los pacientes", agregó el doctor Luke. "El riesgo de estos pacientes [con melanoma en estadio IIB o IIC] es alto y el cáncer [a veces] recidiva rápido. Merecen recibir tratamiento".

Disminuir el riesgo de recidiva

En el estudio se inscribieron a 976 pacientes de 12 o más años de edad que se trataron con cirugía para el melanoma en estadio IIB o estadio IIC. A los participantes se los asignó al azar para recibir pembrolizumab o un placebo durante 1 año, o hasta que el cáncer volviera o ya no toleraran más el tratamiento por los efectos secundarios. Merck, el fabricante de pembrolizumab, financió el estudio.

Después de una mediana de 14,4 meses, el 11,1 % de los pacientes en el grupo que recibió pembrolizumab presentaron recidiva del cáncer, en comparación con el 16,8 % de quienes recibieron el placebo. Además, en los pacientes tratados con pembrolizumab, fue mucho menos probable que el cáncer volviera en la piel o en los ganglios linfáticos cercanos (recidiva local o regional) o en sitios más alejados (recidiva a distancia).
 

Grupo de tratamiento

Recidiva general

Recidiva local o regional

Recidiva a distancia

Pembrolizumab 11,1 % 6,4 % 4,7 %
Placebo 16, 8 % 8,4 % 7,8 %

El doctor Luke explicó que muchos de los casos de recidiva del melanoma "en realidad son recidivas a distancia en el hígado, los pulmones, etc." y que, por lo tanto, es de especial importancia que el tratamiento con pembrolizumab llevó a menos recidivas distantes.

"Eso es lo que estamos tratando de hacer: evitar que las personas [presenten] cáncer metastásico".

Más de la tercera parte de los pacientes tratados con pembrolizumab tuvieron efectos secundarios leves, como hipotiroidismo, hipertiroidismo, diarrea, náuseas, cansancio y erupción cutánea. En las personas del grupo que recibió pembrolizumab, el 18,6 % tuvieron problemas tiroideos graves que necesitaron recibir complementos hormonales.

El doctor Richard W. Joseph, oncólogo en la Mayo Clinic de Jacksonville (Florida), quien no participó en el estudio, dijo que los resultados del estudio KEYNOTE-716 son alentadores. Pero el doctor Joseph recalcó que la verdadera prueba será la supervivencia general de los pacientes.

"Cuando se demuestre [con los datos] que la supervivencia general tuvo un aumento significativo, sin duda se favorecerá el uso del medicamento y se recetará de forma más amplia", explicó el doctor.

¿Qué pacientes se beneficiarán?

En este momento, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) está haciendo un examen prioritario del uso del pembrolizumab como terapia adyuvante para personas con melanoma en estadio IIB o IIC. El doctor Joseph señaló que, si el medicamento se aprueba para este uso, los médicos deberán hablar con los pacientes que tienen melanoma en estadio II sobre los posibles riesgos y beneficios de recibir pembrolizumab después de la cirugía.

La doctora Mehnert dijo que aún se necesitan estudios para identificar las maneras de distinguir a los pacientes con melanoma en estadio II de alto riesgo que responden al pembrolizumab, quizás mediante el uso de biomarcadores sanguíneos y tumorales.

La doctora agregó que también se necesitan más estudios para saber durante cuánto tiempo los pacientes deben recibir pembrolizumab (en este estudio fue 1 año).

"¿Es necesario que la terapia dure 1 año? Adoptamos ese período porque [los pacientes en] estudios sobre terapias adyuvantes por lo general reciben el tratamiento por 1 año, pero he visto que hay personas [que presentan efectos secundarios graves] con algunas de las últimas dosis", explicó la doctora. "Es muy raro que aparezca la diabetes de tipo 1 en los pacientes, pero sucede. Y ese, para mí, es uno de los efectos secundarios más devastadores de la inmunoterapia".

La doctora explicó que por eso será importante saber si es posible administrar el tratamiento adyuvante durante menos tiempo, sin perder el beneficio de disminuir el riesgo de recidiva.

A pesar de todo lo desconocido, el doctor Luke comentó que el solo hecho de tener otra opción de tratamiento ayudará a algunos pacientes."En mis conversaciones con los pacientes, el riesgo de recidiva y metástasis es una morbilidad psicológica significativa que cargan con ellos, así que es valioso tener opciones".

< Artículo anterior

La combinación de ribociclib y letrozol mejora la supervivencia de las pacientes con cáncer de seno (mama) avanzado

Artículo siguiente >

La seguridad de las vacunas contra el virus del papiloma humano está comprobada, pero hay más padres preocupados

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “El pembrolizumab quizás evite la recidiva del melanoma en estadio temprano publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.”