• Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Riesgo de muerte por cáncer de seno es bajo después de diagnóstico de carcinoma ductal in situ

26 de agosto de 2015 por Equipo del NCI

El carcinoma ductal in situ, o CDIS, es una afección no invasora en la que las células anormales se encuentran en el revestimiento de un conducto de seno.

Crédito: Terese Winslow

Un nuevo estudio sugiere que las mujeres diagnosticadas con células anormales en el revestimiento de un conducto de seno, —afección no invasora llamada carcinoma ductal in situ, o CDIS, — tienen en general un riesgo bajo de morir por cáncer de seno. Además, el tratamiento de estas lesiones puede ayudar a evitar una recurrencia en el seno pero no parece que haga disminuir el riesgo ya bajo de morir por la enfermedad, aun después de 20 años de seguimiento.

Los resultados, de un estudio de observación que comprendió a más de 100 000 mujeres, fueron publicados el 20 de agosto en la revista JAMA Oncology. El doctor Steven A. Narod, del Women’s College Hospital, en Toronto, y sus colegas usaron los datos del programa del NCI Surveillance, Epidemiology and End Results (SEER) para calcular el índice de mortalidad por cáncer de seno en las mujeres diagnosticadas con CDIS.

El CDIS se refiere a células anómalas en el conducto de seno que forman patrones característicos que pueden detectarse en una mamografía. En algunos casos, el CDIS puede convertirse en cáncer invasor y extenderse a otros tejidos. Por ahora, debido a la preocupación de que una pequeña proporción de las lesiones pudieran convertirse en invasoras, casi todas las mujeres diagnosticadas con CDIS reciben alguna forma de tratamiento.

En el estudio presente, la mayoría de las mujeres recibieron una tumorectomía (con o sin radioterapia) o una mastectomía simple o doble. El índice general de muerte por cáncer de seno a los 20 años después del diagnóstico era de 3,3%, índice semejante al de la población en general. Los índices de mortalidad no varían con el tipo de tratamiento que se usó, indicaron los investigadores.

"El CDIS tiene resultados extremadamente favorables sin importar el tipo de terapia usado", dijo el doctor Barry Kramer, director de la División de Prevención de Cáncer del NCI, quien no participó en el estudio. Indicó que los tratamientos para CDIS están asociados con perjuicios posibles. Por ejemplo, la exposición a la radioterapia aumenta el riesgo de padecer cánceres secundarios en el futuro y la mastectomía puede también causar graves problemas de salud.

Algunas mujeres con CDIS pueden tener un riesgo mayor de morir por cáncer de seno, incluso quienes fueron diagnosticadas a una edad más joven y afroamericanas, indicó el estudio. Los índices de mortalidad fueron más altos en mujeres diagnosticadas antes de los 35 años de edad que en mujeres de más edad (7,8 contra 3,2%), y más altos para afroamericanas que para caucásicas (7 contra 3%).

La edad media al momento del diagnóstico en las mujeres del estudio fue de 54 años, y menos de 1,5% de las mujeres con CDIS eran menores de 35 años.

Los autores de un editorial adjunto dijeron que los números grandes del estudio y el seguimiento por largo tiempo son razones de peso para volver a considerar cómo se trata el CDIS.

"Dado el riesgo bajo de mortalidad por cáncer de seno, ya no debemos decir a las mujeres que el CDIS es una emergencia y que hagan planes para una cirugía definitiva dentro de 2 semanas del diagnóstico", escribieron las doctoras Laura Esserman y Christina Yau, de la Universidad de California en San Francisco.

El resultado de mayor importancia clínica, dijeron los autores del estudio, fue la observación de que al prevenir la formación de cáncer invasor de seno en mujeres diagnosticadas con CDIS no se redujo la posibilidad de morir por cáncer de seno. Por ejemplo, en las mujeres que tuvieron una tumorectomía, la radioterapia redujo el riesgo de una recurrencia en el mismo seno en comparación con las mujeres que no fueron tratadas con radiación (2,5 contra 4,9%), pero no redujo el riesgo de morir por cáncer de seno 10 años más tarde (0,8 contra 0,9%).

"El estudio mostró que aun cuando una tumorectomía puede reducir el riesgo de que aparezca una recurrencia en el mismo seno, no cambia el riesgo de morir por la enfermedad", dijo el doctor Kramer. "Esto indica que lo que se hace localmente para tratar el CDIS puede no afectar el riesgo de morir, lo cual es el resultado más importante".

Esta observación, añadió el doctor Kramer, "nos da una visión importante de la biología del CDIS".

En otro resultado, 517 mujeres diagnosticadas con CDIS murieron por cáncer de seno sin que se haya formado un cáncer invasor en el mismo o en el otro seno antes de morir. Algunos casos de CDIS pueden tener un "potencial inherente" para diseminarse a otras partes del cuerpo, anotaron los autores del estudio.

El resultado, concluyeron las doctoras Esserman y Yau, sugiere que "nuestro método actual de extirpación quirúrgica y de radioterapia puede no ser suficiente para los pocos casos que conducen a mortalidad por cáncer de seno y, por lo tanto, se requieren nuevos métodos".

El doctor Kramer estuvo de acuerdo en que se requieren nuevos métodos para tratar el CDIS e indicó que los resultados nuevos ayudan para preparar el escenario de este trabajo. Él hizo referencia a un paralelo posible con el cáncer de próstata y la concepción de un seguimiento cuidadoso, más que cirugía inicial, para manejar los cánceres que empiezan y que fueron detectados por exámenes de detección.

"Hace años, se pensaba completamente absurdo que no se tratara el cáncer de próstata", observó el doctor Kramer. Pero al aumentar la evidencia de que algunos cánceres de próstata detectados por exámenes de detección eran de crecimiento lento y que era mejor no tocarlos, los investigadores empezaron a probar métodos como la espera vigilante y, más tarde, la vigilancia activa.

"Estamos empezando a reunir la evidencia para justificar esa clase de estudios de CDIS", añadió el doctor Kramer. "Tal vez todavía no lo hemos logrado, pero esa clase de evidencia nos ayuda a justificar estudios para explorar nuevos métodos".

Archivo

2017

2016

2015