• Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Estudio a largo plazo encuentra no haber un riesgo mayor de aborto después de vacunarse contra VPH

20 de octubre de 2015 por Equipo del NCI

Vientre de mujer embarazada

Mujeres que recibieron la vacuna bivalente contra el virus del papiloma humano (VPH) no tuvieron un riesgo mayor de abortar, indicó un estudio nuevo.

Crédito: iStock

Las mujeres en un estudio clínico que se embarazaron después de vacunarse contra el virus del papiloma humano (VPH) no tuvieron un riesgo mayor de abortar en comparación con mujeres que no estuvieron expuestas a la vacuna, según un nuevo análisis de datos adicionales de un estudio clínico que se llevó a cabo en Costa Rica. 

El estudio de observación, que se llevó a cabo por investigadores en Costa Rica y del Instituto Nacional del Cáncer, apareció el 7 de septiembre en el British Medical Journal.

El estudio evaluó la eficacia de una vacuna fabricada por GlaxoSmithKline que se comercializa ahora con el nombre de Cervarix. Esta vacuna se conoce como vacuna bivalente contra VPH porque protege contra la infección por dos tipos de VPH, el 16 y el 18. Juntos, estos tipos causan la mayoría (cerca de 70%) de los cánceres de cuello uterino y otros cánceres anogenitales y de cabeza y cuello.

La Administración de Alimentos y Medicamentos ha aprobado tres vacunas para proteger contra la infección por tipos de VPH que pueden causar cáncer. Ya que las vacunas pueden aplicarse a mujeres en edad reproductiva, podría preocupar cualquier efecto de las vacunas contra el VPH sobre la capacidad de llevar a término el embarazo

En el nuevo análisis, los investigadores evaluaron el riesgo de abortar entre cerca de 10 000 mujeres adultas jóvenes que participaron en el Estudio de Vacunas contra el VPH por el NCI en Costa Rica así como la extensión de seguimiento del estudio. En el estudio clínico, cerca de 7500 mujeres habían sido asignadas al azar para recibir la vacuna bivalente contra VPH o una vacuna de control (la vacuna contra la hepatitis A). Los investigadores del estudio consideraron también los resultados de embarazos en un grupo de más de 2800 mujeres sin vacunar que no participaron en el estudio aleatorizado original.

Secuela de un resultado anterior

El análisis se centró en embarazos concebidos dentro de 90 días de la vacuna con el fin de responder a una preocupación que surgió en 2010 por el consejo de vigilancia de seguridad de los datos del estudio que se basó en información de un estudio diferente.  Un análisis en conjunto de dos estudios no encontró comprobación que apoyara un riesgo mayor de aborto para embarazos concebidos al menos 90 días después de la vacunación con el uso de la vacuna bivalente contra VPH.

Sin embargo, los investigadores observaron un posible aumento del índice de abortos en embarazos concebidos dentro de los 90 días de la vacunación contra VPH en comparación con el grupo de control. Aunque este descubrimiento no fue estadísticamente significativo, los autores del estudio no pudieron excluir la posibilidad de un pequeño aumento del riesgo entre los embarazos concebidos dentro de 3 meses de la vacunación.

En el  nuevo estudio, análisis estadísticos de los datos indicaron que el riesgo de que un embarazo concebido dentro de 90 días de la vacunación terminara en un aborto no fue mayor del riesgo de un aborto entre las mujeres que no recibieron la vacuna contra VPH.  De forma semejante, el riesgo de aborto entre los embarazos concebidos a cualquier momento después de la vacunación contra VPH no fue mayor del riesgo entre mujeres sin vacunarse.

Sin embargo, en un análisis por subgrupos, hubo una indicación de un aumento pequeño (menos de 1%) en el riesgo absoluto de aborto en el segundo trimestre para las mujeres vacunadas.

“Dada la falta de un mecanismo patofisiológico establecido que pudiera explicar el resultado del subgrupo, puede deberse al papel de la suerte en análisis estadísticos”, dijo el autor principal del estudio, doctor Orestis Panagiotou, de la División de Epidemiología y Genética del Cáncer del NCI, que añadió no haber informes de esta asociación en la literatura científica. No obstante, ya que no es posible descartar una asociación genuina, los autores sugirieron que este resultado deberá explorarse más en estudios futuros.

Apoyo para tranquilizarse

Los investigadores indicaron que los nuevos resultados no deberán aplicarse fuera de la vacuna bivalente.  Las vacunas contra VPH no se recomiendan para que las reciban mujeres embarazadas.

En una entrevista dada unas pocas semanas antes de su  muerte reciente, el doctor Sholom Wacholder, quien dirigió el primer análisis de seguridad en 2010 como estadístico principal del estudio del NCI, dijo que los nuevos resultados “proveen evidencia más sólida y tranquilidad” acerca de la falta de un riesgo de aborto asociado con la vacuna bivalente contra VPH.

“Los resultados apoyan también que se siga sin peligro con los programas de vacunación contra VPH como los recomiendan los grupos como el Comité Asesor en Prácticas de Inmunización de los Centros para Control de Enfermedades, la Organización Mundial de la Salud y los promotores de programas en los países”, añadió el doctor Wacholder.

< Artículo anterior

FDA aprueba fármaco en combinación para pacientes con cáncer colorrectal avanzado

Artículo siguiente >

Concentración en una adicción en cáncer de seno triple negativo

Este texto puede copiarse o usarse con toda libertad. Sin embargo, agradeceremos que se dé reconocimiento al Instituto Nacional del Cáncer como creador de esta información. El material gráfico puede ser propiedad del artista o del editor por lo que tal vez sea necesaria su autorización para poder usarlo.

Archivo

2017

2016

2015