• Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Estudios producen resultados que cambian la práctica para cáncer de cerebro

24 de junio de 2016 por Equipo del NCI

Crédito: Instituto Nacional del Cáncer

El tratamiento convencional que reciben algunos pacientes con cáncer de cerebro probablemente cambiará, según los descubrimientos de dos estudios clínicos grandes presentados en la reunión anual de la Asociación Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO) en Chicago esta semana.

Ambos estudios mostraron que la administración del fármaco de quimioterapia temozolomida (Temodar®) además de radioterapia alargó la vida de los pacientes en general y sin que avanzara su enfermedad. Los investigadores del estudio y otros investigadores principales de cáncer de cerebro están de acuerdo en que los resultados de los dos estudios cambiarán las normas de atención.

Además de mejorar la supervivencia, ambos estudios resolvieron cuestiones importantes acerca de si grupos específicos de pacientes se benefician por recibir temozolomida, dijo el doctor Mark Gilbert, jefe de la Unidad de Neurooncología del NCI. “Estos son estudios importantes en el campo de cáncer de cerebro” dijo él.

Mejor supervivencia en pacientes de más edad con glioblastoma

Uno de los estudios probó el programa posológico en pacientes con glioblastoma, uno de los tipos más agresivos de cáncer de cerebro. El estudio, dirigido por el Canadian Cancer Trials Group (CCTG), se centró en pacientes mayores de 65 años.

Este es un grupo importante de pacientes, dijo el director del estudio, doctor James Perry, del Sunnybrook Research Institute de Toronto. La edad pico para diagnósticos de glioblastoma es 64 años, explicó el doctor Perry, y la incidencia general de la enfermedad ha estado subiendo lentamente en años recientes. Un estudio fundamental de 2005 mostró que la temozolomida puede mejorar cuánto vivirán los pacientes con glioblastoma. Sin embargo, el estudio fue restringido a pacientes menores de 70 años, y muy pocos pacientes mayores de 65 fueron incluidos en el estudio, dijo él.

Debido a la preocupación de efectos secundarios graves por la quimioterapia, la radiación sola ha sido la norma de atención para pacientes de 70 años y mayores, explicó el doctor Gilbert.

“De hecho, el curso de radiación se corta con frecuencia 2, 3 o 4 semanas en vez de las 6 semanas que se usan normalmente, junto con quimioterapia, en la población de pacientes más jóvenes”, dijo él.

En el estudio CCTG, más de 500 pacientes de 65 años y mayores con glioblastoma avanzado fueron asignados a recibir ya fuera un curso corto de radiación sola o radiación más temozolomida, administradas ambas al mismo tiempo (concurrentes) y por 12 rondas adicionales después de radiación (adyuvante).

La media general de supervivencia en pacientes tratados tanto con radiación como con temozolomida fue de 9,3 meses, en comparación con 7,6 meses en pacientres que recibieron radioterapia sola. La combinación de radiación y temozolomida mejoró también modestamente la supervivencia sin progresión.

Los índices de supervivencia de 1 y 2 años fueron de 37,8 y 10,4% con radiación más temozolomida, contra 22,2 y 2,8% con radioterapia sola.

Los investigadores identificaron también a un grupo de pacientes para quienes la adición de temozolomida fue benéfica en especial:  pacientes cuyos tumores tenían una alteración del gen MGMT, conocido como promotor de metilación, tuvieron una supervivencia general de 13,5 meses en comparación con 7,7 meses en pacientes con la alteración que recibieron radioterapia sola.

Esto no fue necesariamente una sorpresa, indicó el doctor Perry. Estudios anteriores han mostrado que la metilación del promotor de MGMT en glioblastoma está asociada con un mejor pronóstico y una mejor respuesta a quimioterapia. Aproximadamente 46% de los pacientes con glioblastoma tienen metilación del promotor de MGMT, explicó el doctor Perry, una proporción que es congruente sin importar la edad al momento del diagnóstico.

Aunque había “sustancialmente más beneficio” en pacientes cuyos tumores tenían metilación del promotor de MGMT, dijo él, “para nuestra sorpresa, los pacientes sin metilación derivaron también beneficio clínico”.

La adición de temozolomida a la radiación no aumentó la toxicidad del tratamiento, dijo el doctor Perry. De hecho, dijo él, “la mayoría de los pacientes pudieron completar fácilmente el plan de tratamiento”.

Mejor supervivencia para cáncer de cerebro poco común

El otro estudio apodado CATNON, incluyó a pacientes con un tipo raro de glioma de bajo grado llamado glioma anaplásico, del cual solo 1200 a 1500 casos son diagnosticados cada año en los Estados Unidos. El estudio inscribió solo a pacientes cuyos tumores carecían de la co-eliminación 1p/19q, una alteración molecular en los cromosomas 1 y 19 que se ve comúnmente en pacientes con algunos gliomas de bajo grado llamados oligodendrogliomas anaplásicos.

Los pacientes cuyos tumores tienen la co-eliminación 1p/19q tienen un pronóstico mejor y responden mejor también a la quimioterapia que pacientes cuyos tumores carecen de alteración, explicó el investigador principal del estudio, doctor Martin van den Bent, del Erasmus MC Cancer Institute en Holanda.

Así, dada la necesidad de nuevas opciones de tratamiento para pacientes cuyos tumores carecen de la co-eliminación 1p/19q, dijo el doctor van den Bent, el estudio CATNON fue diseñado para determinar si estos pacientes podrían beneficiarse de la adición de temozolomida a la radioterapia convencional.

El estudio, que fue dirigido por la European Organization for Research and Treatment of Cancer (EORTC), comprendió a casi 120 instituciones del mundo. Aproximadamente 750 pacientes se inscribieron y fueron asignados aleatoriamente a uno de los cuatro grupos de tratamiento: radioterapia sola; radiación y temozolomida concurrentes; radiación seguida de temozolomida adyuvante; o radiación y temozolomida concurrente seguida de temozolomida adyuvante.

A los 5 años, 56% de los pacientes que recibieron temozolomida adyuvante (grupos 3 y 4) estaban todavía vivos en comparación con 44% de los pacientes que no la recibieron (grupos 1 y 2). La temozolomida adyuvante también hizo que los pacientes vivieran el doble sin que avanzara su enfermedad. 42,8 meses en comparación con 19 meses.

Dadas las ventajas de supervivencia que se vieron cuando la temozolomida se administró a pacientes con glioblastoma, algunos oncólogos la ofrecen ya a sus pacientes con glioma anaplásico, explicó el doctor Brian Alexander, del Center for Neuro-Oncology del Dana-Farber Cancer Institute.

De la perspectiva de posibles efectos secundarios, no es inesperado que se dé temozolomida a tales pacientes, continuó el doctor Alexander. “La temozolomida tiene un grado de toxicidad, pero es bien tolerada en general”, dijo él.

De los dos estudios presentados en ASCO, CATNON “tendrá el mayor impacto, porque ha respondido a algunas de las cuestiones fundamentales acerca del papel de la quimioterapia adyuvante en pacientes con glioma anaplásico que no tienen la eliminación de cromosomas 1p/19q”, dijo el doctor Gilbert.

El doctor van den Bent y sus colegas están efectuando análisis moleculares de muestras de tumores para determinar si la respuesta al tratamiento de pacientes es congruente con la presencia de otras alteraciones genéticas que se ven comúnmente en gliomas de bajo grado, incluso mutaciones en el gen IDH1.

Ellos continúan también siguiendo los resultados de supervivencia en pacientes tratados con radiación sola y temozolomida concurrente, dijo él.
< Artículo anterior

Anticuerpo derivado de pacientes parece dirigirse selectivamente a células de tumores, estímulo de ataque inmunitario

Artículo siguiente >

Hablar del pronóstico ayuda para que los pacientes con cáncer terminal entiendan su enfermedad

Este texto puede copiarse o usarse con toda libertad. Sin embargo, agradeceremos que se dé reconocimiento al Instituto Nacional del Cáncer como creador de esta información. El material gráfico puede ser propiedad del artista o del editor por lo que tal vez sea necesaria su autorización para poder usarlo.

Archivo

2017

2016

2015