• Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Fomento de descubrimientos básicos: Red Cooperativa de Tejido Humano del NCI

7 de marzo de 2016 por I. Lubensky, R. Chauqui, y J. Demchok

Una científica examina al microscopio en un laboratorio.
Crédito: Instituto Nacional del Cáncer

Los bioespecímenes humanos, como cualquier investigador oncológico puede decirle, son un recurso fundamental en la investigación oncológica básica y clínica. Y, con el lanzamiento por el presidente Obama el año pasado de la Iniciativa de Medicina de Precisión y su anuncio en enero del lanzamiento de la Iniciativa de la Misión Nacional contra el Cáncer, los programas de bioespecímenes apoyados por el NCI han recibido una importancia renovada.

Los bioespecímenes de calidad son críticos para lograr el tipo de progreso previsto por estas dos iniciativas, ya sea al llevar a cabo análisis genómicos que nos permitirán entender el avance del cáncer, al descubrir y confirmar biomarcadores que puedan predecir el pronóstico o la respuesta a terapias, o al identificar nuevos blancos de terapias.

Uno de los programas de bioespecímenes que han estado operando por más tiempo es la Red Cooperativa de Tejido Humano (CHTN). La CHTN cumple con una necesidad muy específica, al servir como recurso principalmente para descubrimientos básicos e investigación inicial de transferencia.

Descubrimiento y confirmación de biomarcadores: una búsqueda desafiante

Un área en donde la CHTN ha tenido un papel crítico ha sido en el descubrimiento inicial de biomarcadores. El proceso de formulación de biomarcadores empieza con investigación básica, la cual produce la mayoría de los datos acerca de las características moleculares de enfermedades, como la expresión de genes epecíficos o proteínas.

Por ejemplo, si un investigador trata de medir la presencia de una proteína usando un anticuerpo que se une a ella, es importante confirmar que el anticuerpo se une constantemente a esta proteína y no a otras. Los bioespecímenes de la CHTN, los cuales incluyen información mínima acerca de los pacientes de los que se originaron, son útiles particularmente para probar y confirmar tales anticuerpos, los cuales forman con frecuencia la fundación para ensayos de biomarcadores.

Una vez que se ha identificado un posible biomarcador y se ha confirmado el ensayo para medirlo, los investigadores pueden proseguir al paso siguiente y empezar a estimar su valor usando muestras clínicas que tienen datos clínicos detallados asociados con ellos (p. ej., la historia médica del paciente, la raza, los tratamientos recibidos y la respuesta a tratamientos).

Es un trabajo desafiante y complicado, y con frecuencia el resultado será que el biomarcador en estudio no satisface las normas óptimas que se requiere de estos indicadores moleculares. En verdad, aunque se han descubierto muchos biomarcadores posibles, solo unos pocos han resultado ser útiles clínicamente.

Al proveer bioespecímenes de alta calidad, la CHTN ayuda a asegurar que el descubrimiento de biomarcadores está produciendo resultados más confiables que puedan ser reproducidos por otros. Como resultado, los investigadores pueden tener más confianza en sus resultados y estar seguros de que ellos están promoviendo los marcadores más prometedores para un estudio ulterior—ahorrando tiempo y fomentando un uso más prudente del financiamiento y recursos disponibles.

Obtención prospectiva: satisfacer las necesidades de investigadores

Aunque comparte muchas cosas en común con otros recursos de bioespecímenes, tal vez la diferencia más grande entre la CHTN y la mayoría de otros recursos de bioespecímenes es que obtiene tejidos prospectivamente, específicamente a solicitud de un investigador. Obtención prospectiva significa que la preparación de las muestras puede ajustarse a las necesidades del investigador, tal como haber sido congeladas recientemente o fijadas en un medio especial.

Ya que las solicitudes son procesadas en las seis instituciones socias de la CHTN—cinco que obtienen especímenes de adultos y una de especímenes de niños—la mayoría de las solicitudes pueden surtirse en algunas semanas.

Además, patólogos certificados examinan las muestras para confirmar histológicamente que los tejidos son lo que solicitó el investigador. Y, puesto que es un recurso apoyado por el NCI, los especímenes son típicamente mucho más económicos que si fueran de otras fuentes.

Además de descubrimiento de biomarcadores, la investigación facilitada por la CHTN incluye estudios de la biología básica de tumores, del papel de los virus en la oncogénesis y la regulación de expresión de genes, entre otros.

Recursos valiosos para la comunidad investigadora

La CHTN, como lo dijimos anteriormente, es solo uno de los recursos de bioespecímenes financiados por el NCI. Además de recursos para descubrimientos iniciales, como la CHTN, el instituto apoya también biorepositorios de estudios grandes financiados por el NCI y de estudios clínicos con muestras completamente detalladas que son ideales para investigación de transferencia en últimas etapas.

Los bioespecímenes de calidad no son típicamente alimento de historias de noticias virales. Más bien, ellos representan algunas de las tuercas y pernos de la investigación oncológica que algunas veces se dan como un hecho. Pero los bioespecímenes de calidad son un recurso verdaderamente inapreciable, y animamos a la comunidad de investigación oncológica a que aproveche la CHTN y recursos semejantes que ofrece el NCI.

No debemos olvidar nunca que los bioespecímenes son valiosos solo gracias a la generosidad de pacientes que, al luchar con su propia enfermedad, han aceptado poner a disposición sus bioespecímenes con la esperanza de que puedan ayudar a alguien.

La doctora Irina Lubensky es jefa de la Unidad de Investigación y Recursos de Patología (PIRB) de la División de Tratamiento y Diagnóstico del Cáncer del NCI. El doctor Rodrigo Chuaqui y la licenciada en ciencias Joanne Demchok son directores de programas en la PIRB.

< Artículo anterior

Altos índices de pruebas de BRCA en mujeres jóvenes con cáncer de seno

Artículo siguiente >

Disminuyen en EE. UU. las infecciones por VPH en el blanco de la vacuna

La mayor parte del texto que se encuentra en el sitio web del Instituto Nacional del Cáncer puede copiarse o usarse con toda libertad. Se deberá dar crédito al Instituto Nacional del Cáncer como fuente de esta información e incluir un enlace a esta página, p. ej., “Fomento de descubrimientos básicos: Red Cooperativa de Tejido Humano del NCI fue publicado originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer”.

Por favor, tenga en cuenta que los artículos del blog que están escritos por individuos fuera del gobierno pueden pertenecer al escritor, y el material gráfico puede pertenecer a su creador. En tales casos, es necesario ponerse en contacto con el escritor, con los artistas o con el editor para obtener su autorización para poder usarlo.

Agradecemos sus comentarios sobre este artículo. Todos los comentarios deberán satisfacer nuestra política de comentarios.

Archivo

2017

2016

2015