• Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Disminuyen en EE. UU. las infecciones por VPH en el blanco de la vacuna

9 de marzo de 2016 por Equipo del NCI

La infección por los tipos de virus del papiloma humano (VPH) en el blanco de la vacuna cuadrivalente contra VPH ha disminuido en casi dos tercios entre las adolescentes desde que se recomendó la vacunación contra el VPH en los Estados Unidos, según los resultados de un nuevo estudio. El estudio es también el primero en mostrar una reducción de la prevalencia nacional de estos cuatro tipos de VPH en las mujeres de EE. UU. de escasos veinte años desde que se introdujo la vacuna.

En los Estados Unidos, la vacunación de rutina contra el VPH, el cual causa prácticamente todos los cánceres de cuello uterino y se transmite por contacto sexual, se ha recomendado desde mediados del año 2006 para niñas de 11 a 12 años y para mujeres hasta de 26 años que no han sido vacunadas anteriormente. La vacunación contra el VPH se ha recomendado desde 2011 para los hombres.

El nuevo estudio, publicado en Pediatrics el 22 de febrero, usó datos de niñas y mujeres de 14 a 34 años que participaron en NHANES, una encuesta nacional que evalúa la salud de adultos y niños en los Estados Unidos.

En descenso la prevalencia de VPH en la era posterior a la vacuna

En 2014, casi todos los individuos vacunados contra el VPH en los Estados Unidos recibieron la vacuna cuadrivalente (Gardasil®), la cual protege contra la infección por los tipos 6, 11, 16 y 18 de VPH. Los VPH 16 y 18 son tipos de alto riesgo que juntos causan cerca del 70% de todos los cánceres de cuello uterino así como una gran proporción de cánceres de ano, de orofaringe, vagina, vulva y pene. Los VPH 6 y 11 no causan cáncer pero pueden causar verrugas en o al derredor de los genitales, el ano, la boca o la garganta.

Para el estudio, los investigadores dirigidos por la doctora Lauri Markowitz, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), compararon la prevalencia de VPH en mujeres de varios grupos etarios en 2003 a 2006, antes de que se introdujera la vacuna, con la de 2009 a 2012, los años más recientes para los que se dispone de resultados de NHANES.

El análisis mostró “un descenso en la prevalencia de VPH en los grupos etarios en los que esperaríamos ver primero un impacto de la vacunación”, dijo la doctora Markowitz.

Entre las jóvenes de 14 a 19 años de edad, la prevalencia de los cuatro tipos de VPH a los que se dirige la vacuna cuadrivalente bajó de 11,5% en los años previos a la vacuna a 4,3% en la era posterior a la vacuna. En mujeres de 20 a 24 años de edad, la prevalencia de la infección por VPH bajó de 18,5 a 12,1%. En contraste, la prevalencia de los cuatro tipos de VPH no cambió en mujeres de 25 a 29 años de edad o de 30 a 34 años. En mujeres activas sexualmente de 14 a 24 años, la prevalencia de los cuatro tipos fue de 2,1% en quienes habían recibido una dosis o más de la vacuna, contra 16,9% en mujeres sin vacunar.

La reducción en la prevalencia de VPH fue en cierta manera más alta de lo esperado, dada la relativamente baja proporción de niñas y mujeres jóvenes de los Estados Unidos que han recibido la serie recomendada de tres dosis de la vacuna, dijo la doctora Markowitz. “De acuerdo con nuestras encuestas nacionales, en 2014 cerca de 60% de las jóvenes de 13 a 17 años habían recibido una dosis o más y cerca de 40% habían recibido las tres dosis”.

La doctora Markowitz dijo que la reducción más alta de lo esperado pudo deberse ya sea a la protección lograda con menos de tres dosis de la vacuna, una posible explicación que está respaldada por los resultados de estudios recientes, o a que menos personas vacunadas transmitieron la infección a individuos sin vacunar, un fenómeno conocido como protección gregaria.

Espacio para mejorar

“Mientras es realmente alentador haber visto este impacto [de la vacuna], nuestra cobertura de la vacuna en los Estados Unidos no es tan alta como quisiéramos”, dijo la doctora Markowitz. “Si pudiéramos elevar esa cobertura podríamos tener un impacto más grande” hacia el objetivo final de prevenir los cánceres de cuello uterino y otros cánceres causados por el VPH en mujeres y hombres.

El NCI está trabajando con los CDC y otras organizaciones gubernamentales y no gubernamentales para aumentar los índices de inmunización contra el VPH en los Estados Unidos. Además de “financiar a investigadores oncológicos para que creen intervenciones con el fin de promover la vacuna y de entender...las barreras a la inmunización, estamos también colaborando con un amplio grupo de interesados en promover la vacuna”, dijo la doctora Sarah Kobrin, de la Unidad de Investigación de Sistemas e Intervenciones de Salud de la División de Control del Cáncer y Ciencias Demográficas (DCCPS) del NCI.

“Estamos trabajando también para asegurar que la investigación está influyendo en la práctica”, dijo la doctora Cynthia Vinson del Equipo Científico de Ejecución.   Con resultados alentadores como los del nuevo estudio de los CDC, “podemos seguir afirmando con confianza que la vacunación va [eventualmente] a reducir el cáncer de cuello uterino y otros cánceres asociados con el VPH”, añadió la doctora Kobrin.

< Artículo anterior

Fomento de descubrimientos básicos: Red Cooperativa de Tejido Humano del NCI

Artículo siguiente >

Extensión de aprobación de crizotinib para cáncer avanzado de pulmón

La mayor parte del texto que se encuentra en el sitio web del Instituto Nacional del Cáncer puede copiarse o usarse con toda libertad. Se deberá dar crédito al Instituto Nacional del Cáncer como fuente de esta información e incluir un enlace a esta página, p. ej., “Disminuyen en EE. UU. las infecciones por VPH en el blanco de la vacuna fue publicado originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer”.

Por favor, tenga en cuenta que los artículos del blog que están escritos por individuos fuera del gobierno pueden pertenecer al escritor, y el material gráfico puede pertenecer a su creador. En tales casos, es necesario ponerse en contacto con el escritor, con los artistas o con el editor para obtener su autorización para poder usarlo.

Agradecemos sus comentarios sobre este artículo. Todos los comentarios deberán satisfacer nuestra política de comentarios.

Archivo

2017

2016

2015