Pasar al contenido principal

Fármaco dirigido aprobado para leucemia mieloide aguda con mutaciones en el gen IDH1

, por Equipo del NCI

Entre las personas con LMA, aproximadamente 6 a 10 % tienen una mutación en el gen IDH1.

Crédito: Adaptado de PLOS One Sept. 15, 2015.

El 20 de julio, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprobó ivosidenib (Tibsovo) para el tratamiento de adultos con leucemia mieloide aguda (LMA) que presenta una mutación específica en un gen denominado IDH1. La aprobación abarca a pacientes cuya LMA ha regresado después de un tratamiento previo (recaída) o no ha respondido a las terapias convencionales (refractaria).

Ivosidenib es un comprimido que los pacientes toman por vía oral una vez por día.

La FDA aprobó también una prueba diagnóstica acompañante denominada prueba Abbott RealTime IDH1, que identifica a los pacientes con mutaciones en el gen IDH1 que podrían beneficiarse con ivosidenib. Aproximadamente 6 a 10 % de los pacientes con LMA tienen la mutación específica en el gen IDH1.

Ivosidenib es el primer tratamiento aprobado por la FDA que inhibe proteínas anómalas producidas por genes IDH1 mutados. El bloqueo de estas proteínas podría evitar el crecimiento de células cancerosas.

El año pasado, la FDA aprobó un fármaco oral que inhibe formas anómalas de la proteína IDH2 en pacientes con LMA. El fármaco, enasidenib (Idhifa), fue el primer inhibidor de IDH2 aprobado para la LMA, y está disponible una prueba diagnóstica acompañante para identificar mutaciones específicas en el gen IDH2.

Enasidenib e ivosidenib son tratamientos dirigidos que actúan a nivel molecular para la LMA; la aprobación de estos fármacos se basó en los resultados de estudios en fase 1 con un solo grupo, señaló el doctor Roland Walter, un especialista en LMA del Centro de Investigación Oncológica Fred Hutchinson de Seattle.

En estos estudios, la eficacia de los fármacos y sus perfiles de efectos secundarios fueron "casi idénticos", dijo el doctor Walter. Indicó, además, que la eficacia de los fármacos se midió en función de la proporción de pacientes que lograron una remisión definida morfológicamente, lo que significa que tenían menos de 5 % de mieloblastos en la médula ósea y una recuperación parcial o total del recuento sanguíneo, y las duraciones de esas remisiones.

Sin embargo, el doctor Walter advirtió que es necesario realizar más investigaciones para comparar enasidenib e ivosidenib con las terapias de rescate (tratamientos que se usan cuando fallan las otras terapias para la LMA).

"Actualmente no existen datos de comparación disponibles, y no está claro si (y hasta qué grado) los resultados de tratamiento son mejores con estas terapias que actúan a nivel molecular, en comparación con la terapia convencional de rescate", agregó el doctor.

Pruebas de un inhibidor de IDH1 en pacientes con LMA

La aprobación de la FDA de ivosidenib se basó en los resultados de un estudio clínico de 174 pacientes. Todos los pacientes en el estudio eran adultos con LMA en recaída o refractaria cuya sangre o médula ósea presentaba una mutación en el gen IDH1. Agios Pharmaceuticals, el fabricante de ivosidenib, financió el estudio.

Con una mediana de seguimiento de 8,3 meses, después del tratamiento con ivosidenib, casi un tercio de los pacientes (32,8 %) presentaron remisiónes completas. La mediana de duración de respuesta fue de 8,2 meses.

De acuerdo con la FDA, de los 110 pacientes que necesitaron transfusiones de sangre o plaquetas debido a la LMA cuando comenzaron el estudio, después del tratamiento con ivosidenib, 37,3 % continuaron al menos 56 días sin necesitar una transfusión.

Resultados adicionales del estudio fueron publicados en la revista New England Journal of Medicine el 21 de junio.

Los efectos secundarios comunes de ivosidenib incluyen cansancio, aumento de glóbulos blancos, dolor en las articulaciones, diarrea, falta de aire e hinchazón de brazos o piernas. Aproximadamente 19 % de los pacientes tuvieron un efecto secundario denominado síndrome de diferenciación, que incluye fiebre y dificultades respiratorias que pueden ser mortales si no se tratan.

Los médicos deberán familiarizarse con los efectos secundarios de este fármaco, como el síndrome de diferenciación, señaló el doctor Walter. "Todavía hay mucho por aprender sobre ivosidenib y enasidenib, incluso cómo combinar mejor estos fármacos con otros", agregó el doctor.

< Artículo anterior

Psicoterapia adaptada reduce la depresión en personas con cáncer avanzado

Artículo siguiente >

Se aprueba nueva opción de inmunoterapia para cáncer de cuello uterino y linfoma poco frecuente

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “Fármaco dirigido aprobado para leucemia mieloide aguda con mutaciones en el gen IDH1 publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.”