Pasar al contenido principal

Los cartuchos para vaporizador producen altas concentraciones de nicotina en consumidores jóvenes

, por Equipo del NCI

La adicción a una edad joven se relaciona con el consumo continuo de productos de nicotina.

Crédito: ¡Stock

Un nuevo estudio indicó que los cigarrillos electrónicos que más comúnmente usan los adolescentes pueden suministrar concentraciones muy altas de nicotina.

En el estudio de adolescentes que consumen con regularidad cigarrillos electrónicos con cartuchos, como los de la marca Juul, los investigadores hallaron que los consumidores recientes presentaban concentraciones más altas de nicotina en el organismo de lo que se había hallado previamente en adolescentes que fumaban cigarrillos convencionales con regularidad.

Los hallazgos del estudio son preocupantes debido a varios motivos, explicó la doctora Rachel Grana, de la Unidad de Investigación sobre Control del Tabaco (TCRB) del NCI, quien no participó en el estudio. Uno de esos motivos es la alta posibilidad de que los jóvenes expuestos a la nicotina se vuelvan adictos.

"La adicción temprana se ha vinculado al consumo continuo de productos que contienen nicotina, por lo que puede convertirse en un problema de por vida si comienzan durante la adolescencia", dijo la doctora Grana. La posibilidad de que estos productos proporcionen dosis altas de nicotina es otra preocupación para este grupo etario, agregó la doctora.

Se piensa que la nicotina tiene efectos dañinos en el cerebro en desarrollo, explicó el doctor y farmacéutico Maciej Goniewicz, del Centro Oncológico Integral Roswell Park, quien dirigió el estudio. Estos efectos pueden incluir dificultades de memoria y atención. Otras sustancias químicas presentes en los cigarrillos electrónicos, como los aditivos saborizantes, pueden ser también peligrosas pero aún no se han estudiado en profundidad, agregó el doctor.

"A medida que estos productos ganaron mayor popularidad, se han reconocido los posibles peligros en forma generalizada", dijo la doctora Grana. "Este estudio realmente destaca algunos de los motivos de estas preocupaciones".

Los resultados del estudio se publicaron en la edición del 7 de septiembre de Tobacco Control.

La medición de la exposición a la nicotina

En los últimos años se ha disparado la popularidad de los cigarrillos electrónicos con cartuchos. En la actualidad, solo la marca Juul, representa cerca del 70 % del mercado de cigarrillos electrónicos en los Estados Unidos, de acuerdo con datos de consumo recientes, dijo la doctora Grana.

Los sistemas con cartuchos difieren en forma considerable de las primeras versiones de cigarrillos electrónicos, explicó el doctor Goniewicz. Los productos anteriores usaban electricidad para calentar un cartucho de líquido, que en general contenía nicotina en una supuesta presentación de base libre. Esta presentación de nicotina causa una fuerte sensación al inhalarse, lo que puede resultar poco atractivo para los consumidores jóvenes, agregó el doctor.

Por el contrario, los cartuchos funcionan al vaporizar las sales de nicotina, una sustancia compacta que permite que los cartuchos se fabriquen tan pequeños que puedan caber en la palma de la mano. Se sabe que las sales de nicotina proporcionan rápidamente una alta concentración de nicotina al organismo sin la sensación desagradable y fuerte. El doctor Goniewicz y sus colegas deseaban tener una idea sobre cómo los productos con estas sales podrían estar afectando a los consumidores jóvenes.

Reclutaron a 506 jóvenes entre 12 y 21 años de edad, quienes visitaron una de las tres clínicas ambulatorias en Long Island, Nueva York, en 2017 o 2018. Todos los participantes del estudio completaron un cuestionario anónimo sobre su consumo de cigarrillos electrónicos y otros productos de tabaco. Proporcionaron también una muestra de orina.

Treinta y ocho de los participantes reportaron que consumían los cartuchos en forma diaria o en algunos días, y que no eran fumadores de cigarrillos convencionales. Se confirmó que consumían cartuchos en forma exclusiva con una prueba de la muestra de orina para detectar un biomarcador de la combustión de tabaco.

Los consumidores de cartuchos presentaron evidencia de una alta concentración de nicotina en el organismo. En las muestras de orina de los participantes, la mediana de concentración de cotinina, una molécula que se forma durante la degradación de la nicotina, fue más de 50% mayor que las concentraciones de cotinina urinaria reportadas en un estudio previo de consumo de tabaco en jóvenes.

Los investigadores realizaron también pruebas de laboratorio para medir la producción de nicotina de los productos con cartuchos usados por los participantes. Hallaron que 10 fumadas de cada uno de los productos con cartuchos contenían una cantidad considerablemente mayor de nicotina que 10 fumadas de las versiones anteriores de cigarrillos electrónicos.

"Estos [cartuchos] son sistemas de administración de nicotina altamente eficaces", dijo el doctor Goniewicz.

Reducción de los peligros

El estudio coincide con una creciente preocupación a nivel nacional sobre el consumo de cigarrillos electrónicos entre adolescentes y adultos jóvenes. "Desde 2011, el consumo ha aumentado de forma considerable en los jóvenes, con un pico en 2014 y 2015 de casi 16 % entre los alumnos de la escuela secundaria superior", dijo la doctora Grana.

"[Los cigarrillos electrónicos son] sin duda el tipo de producto de tabaco consumido más comúnmente entre los jóvenes", agregó la doctora.

La venta de cigarrillos electrónicos a personas menores de 18 años es ilegal. Pero hasta hace poco, muchos sitios web que venden estos productos no verificaban con rigurosidad la edad de los compradores por internet. Algunos han puesto en marcha recientemente formas de verificación más estrictas, dijo el doctor Goniewicz, pero otros aún no lo han hecho. Las tiendas tradicionales son también laxas en cuanto a la verificación de la edad de los clientes que compran cigarrillos electrónicos. Además, algunos menores obtienen los productos por medio de sus compañeros mayores que pueden comprarlos en forma legal, agregó el doctor.

El mes pasado, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los EE. UU. anunció una ofensiva contra la venta de cigarrillos electrónicos a menores de edad. La entidad emitió más de 1300 cartas de advertencia y multas a minoristas que vendieron en forma ilegal a menores productos de cigarrillos electrónicos, incluidos los cartuchos.

La FDA emitió también cartas de advertencia a los fabricantes de cinco de las marcas más vendidas de cigarrillos electrónicos, exigiéndoles una explicación dentro de un período de 60 días sobre cómo planifican limitar el acceso de los jóvenes a sus productos.

Las cartas explicaban que de no enviarse un plan, o de no presentarse un plan considerado adecuado por la entidad, esto forzaría a la FDA a reconsiderar la autorización de la compañía para continuar vendiendo sus productos en los Estados Unidos en forma legal.

Un intercambio inaceptable

Si bien algunas personas piensan que los cigarrillos electrónicos ayudan a los fumadores adultos a dejar de consumir los cigarrillos convencionales, que son productos que contribuyen a casi medio millón de muertes cada año, la evidencia para respaldar esta posición es limitada, explicó la doctora Michele Bloch, directora de TCRB.

"Aún creo que… hay oportunidades para impulsar a que los fumadores adultos se salgan del camino peligroso" y usen cigarrillos electrónicos, dijo el comisionado de la FDA Scott Gottlieb, en una declaración que acompañó a las acciones de exigencia de cumplimiento de la ley. Pero la "FDA no tolerará que haya una generación entera de jóvenes que se vuelvan adictos a la nicotina como un intercambio por dejar que los adultos tengan acceso sin restricciones a esos mismos productos", agregó el comisionado.

Las nuevas acciones que exigen el cumplimiento de la ley se acompañan de la ampliación de una campaña educativa denominada The Real Cost, que tiene como fin explicar el peligro de los cigarrillos electrónicos a los jóvenes de toda la nación.

"Las investigaciones indican que los menores no entienden muy bien lo que es la adicción", dijo la doctora Grana. La nueva campaña, agregó la doctora, "se centra en deshacerse de la mentalidad de 'costo gratis'; y se enfoca en el hecho de que los cigarrillos electrónicos no son inocuos y que hay costos reales [para los jóvenes] si se consume este producto".

< Artículo anterior

Problemas cardíacos: investigación de los efectos secundarios cardíacos de tratamientos del cáncer

Artículo siguiente >

Para cáncer de pulmón de células pequeñas, un fármaco de inmunoterapia aporta finalmente mejor supervivencia

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “Los cartuchos para vaporizador producen altas concentraciones de nicotina en consumidores jóvenes publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.”