Pasar al contenido principal

Vacuna contra el VPH: aumento del uso de una importante herramienta de prevención de cáncer

, por Barbara K. Rimer, Dr.P.H.

Un nuevo informe del Panel Presidencial del Cáncer concluye que, a pesar del importante avance logrado, es necesario realizar más esfuerzos para aumentar la aceptación de la vacuna contra el VPH.

Crédito: iStock

El Panel Presidencial del Cáncer se creó con el Decreto Nacional del Cáncer en 1971. Por ley, las responsabilidades del panel son identificar los problemas de alta prioridad que impiden el avance de la lucha contra el cáncer, involucrar a las partes interesadas relevantes y formular recomendaciones para abordar cada problema respectivo. Las recomendaciones se incluyen en un informe que se presenta al presidente. La doctora Barbara K. Rimer, es la presidente del panel y actualmente es la única integrante.

El mes pasado, entregué a la Casa Blanca y al público, un informe titulado La vacunación contra el VPH para la prevención del cáncer: avances, oportunidades y un renovado llamado a la acción. Este informe describe los avances que se han realizado en cuanto al aumento del uso de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) en los Estados Unidos y a nivel mundial durante los últimos 5 años.

El nuevo informe presenta también las prioridades y estrategias necesarias para garantizar que más personas reciban esta crucial vacuna contra el cáncer.

En 2016, fue realmente un evento trascendental en la lucha contra el cáncer la aprobación de la primera vacuna para proteger contra la infección por el VPH, que causa varios tipos de cáncer (de cuello uterino, orofaringe, pene, ano, vulva y vagina) y contra otras varias enfermedades. Cuando me nombraron presidenta del Panel Presidencial del Cáncer en 2011, ya estaban en marcha varias campañas e iniciativas a gran escala para promover la vacunación contra el VPH.

Lamentablemente, los informes iniciales de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y otras organizaciones indicaron que la aceptación no era tan amplia como la había sido para otras vacunas de niños y adolescentes, ya que los índices de vacunación en algunos lugares de los Estados Unidos apenas alcanzaban 12 % para niñas.

En otras palabras, contábamos con una vacuna que tenía la posibilidad de prevenir anualmente cientos de miles de cánceres en todo el mundo, pero no se estaba logrando el nivel de aceptación necesario para que llegara a su máximo potencial.

Cuando me nombraron presidenta, junto con los otros miembros del panel, Owen Witte y Hill Harper, seleccionamos a la vacuna contra el VPH como tema de nuestro siguiente informe debido a que estábamos de acuerdo con que el aumento de los índices de vacunación contra el VPH era un problema fundamental que tenía el potencial de permitir hacer recomendaciones que podían ponerse en práctica.

El informe inicial de 2012-2013 del panel sobre el tema delineó cuatro objetivos para abordar las barreras de la aceptación de la vacuna:

  • Reducir las oportunidades clínicas perdidas para recomendar y administrar vacunas contra el VPH
  • Aumentar la aceptación de las vacunas contra el VPH entre padres, madres, cuidadores y adolescentes
  • Aumentar al máximo el acceso a los servicios de vacunación contra el VPH
  • Promover la aceptación mundial de la vacuna contra el VPH

En estas recomendaciones se destacan varios temas contrapuestos. Por ejemplo, hubo un acuerdo abrumador de que los mensajes sobre la vacuna provenientes de médicos y funcionarios de salud pública deberían enfocarse en la prevención del cáncer de modo inequívoco y sin ambigüedades. Por ello, el informe recalcó la necesidad de enfocarse en la vacuna como una herramienta de prevención del cáncer.

Sabíamos también que era esencial contar desde un principio con la aceptación de las principales partes interesadas.

De hecho, durante los últimos 5 años numerosas organizaciones y dependencias—por ejemplo, el NCI, Centros Oncológicos designados por el NCI, los CDC y la Sociedad Americana Contra el Cáncer­—han dedicado considerables recursos y han demostrado un fuerte apoyo para el financiamiento a fin de aumentar la aceptación de las vacunas contra el VPH. Otros informes muy destacados, como los del del Panel Listón Azul de la Misión Contra el Cáncer y la brigada de trabajo de la Misión contra el Cáncer, hicieron suyo el llamado a la acción del panel para aumentar la aceptación de la vacuna.

Desde que se dio a conocer nuestro informe original, las partes interesadas informaron que hubo un avance significativo en la aceptación de la vacuna, si bien persisten también los desafíos.

Luego de consultar con muchas personas conocedoras del tema, decidí que el panel podía contribuir a continuar el avance si se realiza una evaluación de la situación con respecto a la aceptación de la vacuna contra el VPH. Mi enfoque implicaba realizar consultas con expertos, analizar las publicaciones de más actualidad y llevar a cabo más investigaciones.

El avance es notable, pero hay más para hacer

En los Estados Unidos, el VPH aún causa anualmente casi 34 000 casos de cáncer. Pero la buena noticia es que durante los últimos 5 años los índices de vacunación contra el VPH en los Estados Unidos han aumentado. En promedio, en todos los años comprendidos entre 2013 y 2017, hubo 5 puntos porcentuales de aumento en la cantidad de adolescentes que comenzaron la serie de vacunas contra el VPH.

No obstante, aún estamos muy lejos de los niveles de vacunación deseados. A partir de 2017, por ejemplo, la vacunación contra el VPH en los adolescentes de los Estados Unidos alcanzó el 49 %, muy por debajo de la meta de Healthy People 2020 de 80 % de los adolescentes que cumplen los requisitos de edad para recibir la vacuna. Además, la cobertura de la vacunación contra el VPH sigue siendo más baja que la de otras vacunas para adolescentes.

El hecho es que aún tenemos muchas áreas para mejorar. Los niveles de vacunación deseados pueden alcanzarse con el continuo trabajo y apoyo de las partes interesadas y con el enfoque en las áreas clave que necesitan mejoras.

Prioridades y estrategias para aumentar la aceptación de la vacuna

El nuevo informe recalca que es más importante que nunca que se reduzcan las oportunidades clínicas perdidas de recomendación y administración de la vacuna contra el VPH. De hecho, los estudios han indicado que la recomendación del proveedor de atención medica es uno de los mejores factores predictivos de aceptación de la vacuna contra el VPH.

Las estrategias de comunicación y los cambios en los sistemas son esenciales para garantizar que a todos los adolescentes y adultos jóvenes que cumplen con los requisitos necesarios, se les ofrezca la vacuna contra el VPH cuando acuden a las citas con sus proveedores de atención médica.

Existe también una necesidad continua de aumentar la aceptación de la vacunación contra el VPH por parte de los padres mediante campañas y comunicación basadas en evidencias científicas, como las que fueron creadas por los CDC y la ACS. Afortunadamente las encuestas indican que un creciente porcentaje de padres de adolescentes que no fueron vacunados están aceptando que sus hijos reciban la vacuna.

Si se garantiza que la vacunación contra el VPH es económica y conveniente para todos los adolescentes en los Estados Unidos, aumentará también la aceptación de la vacuna.

Este nuevo informe destaca también el hecho de que, a nivel mundial, el VPH es responsable de casi 630 000 casos de cáncer por año, y que el efecto potencial de la vacunación contra el VPH es aún mayor en países en vías de desarrollo, donde ocurren la vasta mayoría de casos de cáncer de cuello uterino y muertes, y donde los índices de vacunación contra el VPH son desproporcionadamente bajos. En consecuencia, el informe recalca que los Estados Unidos deberán seguir respaldando la puesta en práctica y la sustentabilidad de los programas de vacunación contra el VPH en todo el mundo, en particular en países de ingresos bajos y medios.

Importancia de las asociaciones y colaboraciones

Otro punto del nuevo informe que merece ser destacado es la importancia que tienen las asociaciones y las colaboraciones comunitarias y regionales.

Dra. Barbara K. Rimer Presidenta, Panel Presidencial del Cáncer Profesora distinguida por el decano y los exalumnos, Facultad de Salud Pública mundial Gillings de la UNC

Desde la introducción de la vacuna contra el VPH, hemos observado la formación de nuevas asociaciones que tienen el fin de responder al desafío de aumentar los índices de vacunación contra el VPH. Por ejemplo, en 2012, cuando nos reunimos por primera vez con las partes interesadas antes de nuestro informe inicial, quedó claro que el grupo dedicado al cáncer y el grupo dedicado a las vacunas no habían colaborado en forma rutinaria. 

Pero, al trabajar juntos, estas partes interesadas han logrado metas increíbles como, por ejemplo, aumentar la concientización del público general sobre la importancia de la vacunación contra el VPH, apoyar a proveedores de atención médica y a los sistemas con la administración de la vacuna contra el VPH, y contribuir a los esfuerzos mundiales para promover la vacunación contra VPH. De hecho, son responsables en gran parte por la creación del impulso necesario para la continuación de los esfuerzos futuros.

Renovación del llamado a la acción: la meta final es la prevención del cáncer

Hay muchas razones por las cuales debemos estar complacidos con el avance que se ha hecho al aumentar la aceptación de la vacuna contra el VPH, pero todavía hay mucho trabajo por hacer. Debemos intentar prevenir todos los casos posibles de cáncer relacionado con el VPH. Contamos con las herramientas para poder hacerlo. Si enfocamos nuestros esfuerzos donde tendrán el mayor impacto y establecemos asociaciones para la prevención, estas acciones serán de suma importancia.

Aplaudo a todos los que trabajan para asegurarse de que quienes cumplen con los requisitos para vacunarse contra el VPH, lo puedan hacer. Es un trabajo que salvará vidas.

< Artículo anterior

Estudio indica que complementos de vitamina D no reducen la incidencia de cáncer

Artículo siguiente >

Una combinación de fármacos puede atacar el metabolismo único de las células madre de la leucemia

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “Vacuna contra el VPH: aumento del uso de una importante herramienta de prevención de cáncer publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.”