Pasar al contenido principal

El NCI participa en la evaluación federal de las pruebas de anticuerpos contra el nuevo coronavirus

, por el Equipo del NCI

 Imagen de microscopio de partículas virales en dorado

El coronavirus del síndrome respiratorio agudo grave de tipo 2 (SARS-CoV-2), el virus que causa la enfermedad por el coronavirus de 2019 (COVID-19), aparece en dorado en la superficie de células cultivadas en el laboratorio. 

Crédito: Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID)

En colaboración con la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y otros organismos gubernamentales y centros médicos académicos, el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) evalúa las pruebas de anticuerpos contra el SARS-CoV-2, el nuevo coronavirus que causa la COVID-19, que se encuentran en venta. 

El NCI completó la evaluación de varias de las pruebas y presentó sus hallazgos a la FDA.

Si bien "la investigación sobre el cáncer y la atención del cáncer continúan siendo la prioridad principal del NCI", señaló el doctor Norman Sharpless, director del NCI, "el NCI posee capacidad y recursos de investigación extraordinarios. Por este motivo, ayudar en esta crisis de salud pública, es una obligación moral". 

Debido a su sólida infraestructura para la investigación, que incluye los conocimientos y experiencia en las vacunas contra el virus del papiloma humano (VPH) y un laboratorio de serología avanzado, una parte de la actividad del Laboratorio Nacional de Investigación Oncológica de Frederick (FNLCR) del NCI se concentra ahora en el análisis y la validación independientes de las pruebas de anticuerpos contra el SARS-CoV-2.

Las pruebas de anticuerpos, que también se llaman pruebas serológicas, se usan para determinar si las personas tienen anticuerpos contra el SARS-CoV-2 en la sangre. Los anticuerpos son proteínas que el sistema inmunitario produce en respuesta a una infección. Si se encuentran anticuerpos, significa que la persona tiene o tuvo la infección. 

Hasta el momento de publicación de esta nota, la FDA había otorgado autorización para el uso de emergencia de 12 pruebas de anticuerpos, pero hay muchas más pruebas en venta que la FDA no ha examinado. El 4 de mayo, la FDA actualizó las normas anteriores sobre pruebas de anticuerpos para los fabricantes de pruebas comerciales en cuanto a las autorizaciones para el uso de emergencia y las expectativas para el rendimiento clínico de estas pruebas.

“Con el respaldo del Congreso, el NCI trabaja con la FDA y otros organismos gubernamentales para determinar las características del rendimiento de las pruebas serológicas”, indicó el doctor Douglas Lowy, subdirector principal del NCI y destacado experto en el virus del papiloma humano (VPH). Los resultados de las pruebas serológicas y otros datos, como los antecedentes clínicos y los resultados de otras pruebas diagnósticas, "serán útiles para identificar a las personas de la comunidad infectadas que tuvieron COVID-19", dijo el doctor Lowy.

“Los próximos pasos en nuestra respuesta a la COVID-19 dependerán, en parte, de la evaluación precisa de las actividades nacionales hasta la fecha, y la calidad de los datos que se usarán para tomar esta decisión depende de la exactitud de las pruebas”, explicó el doctor Stephen Hahn, comisionado de la FDA, en una declaración.

Según la doctora Ligia Pinto, encargada de esta actividad para las pruebas de anticuerpos, la validación de las pruebas serológicas es esencial para los estudios futuros sobre la COVID-19, como los estudios sobre la prevalencia de la enfermedad (seroprevalencia), la inmunidad, y las vacunas experimentales. La doctora Pinto dirige el Programa de Vacunas, Inmunidad y Cáncer (VIC) y el Laboratorio de Serología del VPH (HSL), donde se crean, optimizan y validan pruebas serológicas para VPH. 

Iniciativa grupal para evaluar las pruebas de anticuerpos contra el SARS-CoV-2

La tarea de examinar la exactitud de las pruebas de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 es un esfuerzo de colaboración de la FDA, el NCI, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), la Autoridad para la Investigación y el Desarrollo Avanzados en Biomedicina (BARDA) en el Departamento de Salud y Servicios Humanos, el Mount Sinai Health System, y otros. 

El NCI tiene un interés especial en aportar su experiencia para responder a la COVID-19 porque las personas con cáncer tienen una mayor probabilidad de presentar un caso grave y morir a causa de la enfermedad, dijo el doctor Lowy. 

Además, el FNLCR cuenta con recursos y capacidad extraordinarios que están diseñados para responder ante emergencias de salud pública como esta pandemia, explicó el doctor Sharpless. 

Y sus científicos ya tienen experiencia trabajando en las emergencias de salud pública. Junto con los expertos del NIAID, ayudaron a responder a epidemias anteriores, como las del virus del síndrome respiratorio agudo grave (SARS), el virus del Ébola y el virus de Zika.

“Muchos de los mismos principios se aplican al pasar de un tipo de prueba serológica a otra”, explicó la doctora Pinto. “Los estudios serológicos que hicimos con el VPH realmente nos preparó para evaluar y validar las técnicas que se usan en la pandemia de la COVID-19”.

Exactitud de las pruebas de anticuerpos contra el SARS-CoV-2

El objetivo principal de esta iniciativa es establecer si las pruebas de anticuerpos son exactas. Es decir, ¿detecta la prueba los anticuerpos contra el SARS-CoV-2 cuando están en la sangre de alguien, y no da signos cuando no están?

Para responder a esta pregunta, el equipo de la doctora Pinto aplica la prueba a un conjunto de 110 muestras de sangre, lo que se llama un "panel de validación". Se usan 30 muestras que se obtuvieron de personas con infección por el SARS-CoV-2 confirmada. Las otras 80 muestras se obtuvieron de personas antes de que comenzara la pandemia de la COVID-19 y, por lo tanto, no tendrían la infección por el SARS-CoV-2. Estas muestras del panel se usan para analizar la reacción a dos tipos de anticuerpos: la inmunoglobulina G (IgG) y la inmunoglobulina M (IgM).

Para garantizar la exactitud de estas pruebas, cada muestra del panel de validación se analiza en un mínimo de dos laboratorios separados. Aunque el panel de validación no representa todos los tipos de muestras existentes en la población en general, será útil para determinar los próximos pasos de la respuesta a la pandemia, dijo la doctora Pinto.

La aplicación de cada prueba de anticuerpos en el panel de validación permite saber la frecuencia con que las pruebas logran obtener el resultado correcto (es decir, la sensibilidad y la especificidad). Si el resultado da negativo falso, las personas tal vez piensen que no se infectaron cuando en realidad tienen la infección. Para no infectarse,  tal vez no quieran volver a las  actividades diarias, como las del trabajo o la escuela. 

Si el resultado da positivo falso, las personas tal vez piensen que se infectaron y que tienen una respuesta inmunitaria (defensas del cuerpo) cuando en realidad no la tienen. Los expertos recalcan que, además, los resultados incorrectos ofrecen un panorama equivocado del número de personas infectadas y del índice de mortalidad real por la COVID-19.

Los anticuerpos (en azul) se unen a gérmenes como los virus (en rojo) en distintas formaciones.

Los anticuerpos (en azul) se unen a gérmenes como los virus (en rojo) en distintas formaciones. En algunos casos, esta actividad de los anticuerpos impide que los gérmenes infecten las células.

Crédito: Wikimedia Commons by Maher33. CC BY-SA 4.0.

Los resultados de los estudios de validación por el NCI se entregan a la FDA de forma continua. La FDA empleará esta información para decidir el modo en que se deben usar las pruebas y determinar otras normas reglamentarias.

Otro objetivo de esta iniciativa es establecer normas para las pruebas serológicas del SARS-CoV-2, añadió la doctora Pinto. Si todos los que trabajan con pruebas serológicas emplean las mismas normas, "entonces será posible comparar los resultados con más facilidad entre diferentes estudios e incluso diferentes ensayos", explicó.

Su equipo también cuenta con experiencia en este campo: Llevan a cabo una iniciativa para estandarizar las pruebas serológicas del VPH que se usan en los estudios clínicos de las vacunas contra el VPH para vigilar las respuestas inmunitarias de los pacientes. 

¿Qué significa que alguien tiene anticuerpos contra el SARS-CoV-2?

“Por el momento, una prueba (de anticuerpos) que da positiva solo indica que la persona tiene o tuvo una infección por el SARS-CoV-2”, señaló el doctor Lowy. 

“No sabemos si alguien que superó la infección y ahora tiene anticuerpos presenta resistencia a la reinfección. Esperamos que así sea, pero la investigación actual busca responder a esta pregunta", añadió.

A diferencia de los "hisopados" (muestras obtenidas con un hisopo) que se usan para diagnosticar la COVID-19, que buscan trozos del virus, no es posible usar las pruebas de anticuerpos para diagnosticar la enfermedad ni determinar si hay infección.

En el futuro, las pruebas de anticuerpos tal vez sirvan para obtener datos importantes sobre la reacción inmunitaria a la COVID-19. Por ejemplo, ¿cuán rápido se producen los anticuerpos contra el SARS-CoV-2 en el cuerpo? ¿Cómo se relacionan la respuesta inmunitaria y la progresión de la COVID-19? ¿A qué partes del virus se unen los anticuerpos?

“Necesitamos pruebas de anticuerpos que sean exactas y muy reproducibles para responder a estas preguntas”, dijo la doctora Pinto. “Estamos muy interesados en utilizar ensayos fiables y bien validados para llevar a cabo la investigación clínica y entender la respuesta inmunitaria a este virus en las personas sanas, al igual que en los pacientes de cáncer y las personas con enfermedades previas”, agregó.

Además, al igual que en el caso del VPH, hace falta validar las pruebas de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 para realizar los estudios de posibles vacunas contra la COVID-19. Las pruebas se usan para determinar si las personas que se vacunaron en los estudios clínicos tienen anticuerpos protectores en la sangre y cuánto duran los anticuerpos.

Pruebas de anticuerpos para la salud pública

Más allá de la investigación aplicada y la investigación clínica, las pruebas de anticuerpos tienen varios posibles usos para la salud pública.

Una de las funciones principales de las pruebas es ayudar a determinar el alcance de la pandemia. El NIAID, el NCI y otros organismos de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) iniciaron un estudio de 10 000 voluntarios que usan una prueba de anticuerpos para medir la cantidad de casos de COVID-19 no detectados. En el estudio se determinará el porcentaje de las personas que se infectaron sin saberlo porque tuvieron síntomas leves o ninguno, o no recibieron pruebas diagnósticas cuando se enfermaron. 

Los CDC también están ayudando a los estados y a distintas zonas para que determinen la prevalencia de la COVID-19 mediante pruebas de anticuerpos.

Además, las pruebas servirán para encontrar anticuerpos que podrían usarse en terapias sanguíneas. La FDA dirige una iniciativa nacional para crear tratamientos elaborados con anticuerpos que se obtienen de la sangre de voluntarios que superan la COVID-19. En algunos estudios se comprobó que las personas con COVID-19 a veces se benefician del uso de dos tipos de productos sanguíneos con grandes cantidades de anticuerpos, llamados plasma de convaleciente y concentrado específico de inmunoglobulinas (inmunoglobulinas hiperinmunes anticoronavíricas).

Si en los estudios se indica que la presencia de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 son un signo de inmunidad duradera, los expertos en salud pública creen que las pruebas de anticuerpos también ayudarían a identificar a las personas que pueden regresar al trabajo o la escuela sin peligro. Además, serían muy útiles en particular para quienes trabajan en primera línea frente al coronavirus y tienen una mayor probabilidad de exponerse a las personas infectadas. 

< Artículo anterior

Se aprobó la combinación de encorafenib con cetuximab para tratar el cáncer metastásico colorrectal

Artículo siguiente >

¿Cómo afecta la COVID-19 a las personas con cáncer? El Estudio del NCI sobre Pacientes de Cáncer con COVID-19 ayudará a saberlo

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “El NCI participa en la evaluación federal de las pruebas de anticuerpos contra el nuevo coronavirus publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.”