Pasar al contenido principal

Si la prueba inmunoquímica fecal da positivo, una colonoscopia disminuye el riesgo de muerte por cáncer colorrectal

, por el Equipo del NCI

Fuente: Instituto Nacional del Cáncer

En un nuevo estudio de investigación, se recalca la importancia de hacerse una colonoscopia después de un resultado anormal en una prueba en materia fecal en casa para la detección del cáncer colorrectal. Para la prueba inmunoquímica fecal (FIT), los pacientes toman una muestra de materia fecal en casa que luego se examina para verificar si hay sangre oculta, un posible signo temprano de cáncer. 

Se demostró que los exámenes de detección del cáncer colorrectal, la segunda causa principal de muerte relacionada con el cáncer en los Estados Unidos y otros países de ingresos altos, ayudan a disminuir las muertes por esta enfermedad

En el nuevo estudio, los investigadores hallaron que las personas cuya FIT dio resultado positivo (signos de sangre en la materia fecal) pero que no se hicieron la colonoscopia de seguimiento tuvieron el doble de probabilidad de muerte en comparación con quienes se hicieron una colonoscopia de seguimiento.

“El estudio subraya que la detección sistemática del cáncer es un proceso, no solo un paso, y demuestra la importancia de completar todos los pasos del proceso”, comentó el gastroenterólogo, doctor y licenciado en Medicina Douglas Corley, de Kaiser Permanente, del Norte de California, que no participó en el estudio.

Hasta ahora, no había mucha información sobre cómo la falta de pruebas de seguimiento después de un resultado positivo en la FIT podía influir en el riesgo de muerte por cáncer colorrectal, señaló el doctor Corley. Los hallazgos del estudio que se llevó a cabo en Italia, se publicaron el 31 de marzo en la revista Gut.

“En el estudio, se indica la importancia de vigilar con más cuidado a quienes no siguen las recomendaciones después de un resultado positivo en la FIT”, dijo la doctora Erica Breslau, máster en Salud Pública, del Programa de Investigación sobre la Prestación de Atención de la Salud en el Instituto Nacional del Cáncer (NCI), que tampoco participó en el estudio. Además, los hallazgos destacan la necesidad de “identificar oportunidades para mejorar lo que ya se hace” para asegurar que las personas reciban las pruebas de seguimiento necesarias, comentó la doctora Breslau.

La FIT es una de las pruebas de detección de cáncer colorrectal más utilizadas en el mundo. En general, los expertos recomiendan que las personas repitan esta prueba cada 1 o 2 años. Cuando la FIT da un resultado positivo, se recomienda dar seguimiento con una colonoscopia para investigar la causa del sangrado, ya que con la FIT sola no es posible diagnosticar el cáncer.

Una colonoscopia de seguimiento o diagnóstica, no solo sirve para encontrar el cáncer colorrectal sino también lesiones precancerosas o pólipos, que los médicos pueden extirpar durante el procedimiento para disminuir el riesgo de cáncer en el futuro. Si se detecta cáncer, el próximo paso es el tratamiento.

Muchos programas de detección sistemática del cáncer colorrectal, incluso en los Estados Unidos, usan una combinación de pruebas de materia fecal, como la FIT, y la colonoscopia, mencionó el doctor Corley, así que los resultados del nuevo estudio "son muy pertinentes para los entornos en los Estados Unidos".

La demora en el diagnóstico del cáncer colorrectal conduce a un riesgo de muerte más alto

Para el estudio, el doctor Manuel Zorzi, máster en ciencias, del Registro de Tumores de Veneto en Padua (Italia), y sus colegas, examinaron las historias clínicas de los participantes de un programa de exámenes de detección de cáncer colorrectal regional que se hicieron una FIT entre el 1 de enero de 2004 y el 30 de septiembre de 2017.

El programa ofrece las FIT cada 2 años a las personas de 50 a 69 años de edad. Las muestras obtenidas en casa se envían a analizar. Un grupo capacitado se comunica con las personas que tienen un resultado positivo en la FIT y les ofrecen una colonoscopia de seguimiento gratuita.

El estudio incluyó a 111 423 personas que tuvieron un resultado positivo en la FIT, entre las cuales 88 013 se hicieron una colonoscopia de seguimiento como parte del programa (grupo de colonoscopia) y 23 410 no se la hicieron (grupo sin colonoscopia). Casi todas las personas que se hicieron una colonoscopia de seguimiento lo hicieron dentro del año de obtener un resultado positivo en la FIT.

Los investigadores compararon los números con los nuevos casos de cáncer colorrectal diagnosticados, muertes por cáncer colorrectal y muertes por cualquier causa en los dos grupos a lo largo del tiempo durante un período de hasta 10 años después del resultado positivo de la FIT inicial.

Durante el tiempo del estudio, menos del 1 % de las personas en cada grupo murió de cáncer colorrectal. Sin embargo, la probabilidad de muerte por cáncer colorrectal durante 10 años fue el doble para quienes no se hicieron una colonoscopia de seguimiento que para las personas que se hicieron la colonoscopia de seguimiento. 

En el grupo de colonoscopia, el número de nuevos cánceres colorrectales diagnosticados aumentó mucho alrededor de los primeros 6 meses del resultado positivo en la FIT y se niveló después de ese tiempo.

Los investigadores comentaron que el aumento grande inicial se esperaba, ya que se encontró cáncer colorrectal durante la colonoscopia de seguimiento. Es probable que la incidencia baja del cáncer colorrectal después de eso fuera por la detección temprana de cánceres y la extirpación de lesiones precancerosas durante la colonoscopia, explicó la doctora Breslau.

“Esto demuestra el valor protector a largo plazo de completar el proceso de los exámenes detección, que es otro dato nuevo que se obtuvo del estudio”, comentó el doctor Corley.

Por el contrario, en el grupo sin colonoscopia de seguimiento, los casos nuevos aumentaron de a poco pero siguieron aumentando a lo largo de 10 años. Las personas en este grupo tenían más probabilidad de que el cáncer se detectara solo después de que aparecieran los síntomas, cuando el cáncer era más avanzado. La demora en el diagnóstico quizás explica la tasa de muerte más alta por cáncer colorrectal en este grupo, señaló la doctora Breslau.

Oportunidad para mejorar

Para muchos programas de detección de cáncer colorrectal, incluso algunos en los Estados Unidos, “es difícil conseguir que las personas que obtuvieron una FIT con resultado positivo se hagan una colonoscopia a tiempo, es más, la tasa es tan baja que a veces es solo del 50 %,” escribieron el doctor Zorzi y sus colegas. Pero el programa en el norte de Italia, que comenzó en 2002, mantiene tasas de colonoscopia del 80 % tan solo 3 meses después de un resultado positivo de una prueba, destacaron.

Esta tasa de seguimiento “es comparable a las mejores tasas de seguimiento en los Estados Unidos y en otras partes”, indicó el doctor Corley.

Pero es claro que todavía es posible mejorarla.

“Los resultados de este estudio no ayudan a entender por qué las personas no hacen el seguimiento”, señaló el doctor Corley. “Entender por qué algunas personas están dispuestas a hacerse la prueba de detección pero luego no hacen el seguimiento ayudará a mejorar la eficacia del proceso de detección sistemática”.

Tanto él como la doctora Breslau destacan que hay factores múltiples que contribuyen a que las personas no se hagan las colonoscopias de seguimiento. 

En los Estados Unidos, la detección sistemática del cáncer es un proceso complejo que requiere numerosos pasos en los que hay muchos factores que podrían intervenir, explicó la doctora Breslau. Estos factores incluyen situaciones personales de los paciente (por ejemplo, acceso a transporte), si tienen seguro de salud, si tienen acceso a colonoscopias a tiempo, y si conversaron de forma adecuada con el médico acerca de los exámenes de detección. 

“En Italia, a diferencia de en los Estados Unidos, todos los ciudadanos tienen derecho a atención médica que en su mayor parte es gratuita mediante el Servicio Nacional de Salud de Italia. En este estudio se demuestra que incluso con un servicio de salud nacional que ofrece cobertura universal, hay otras barreras para la atención”, comentó la doctora Breslau. Por ejemplo, el miedo de las personas a la preparación para la colonoscopia aún es una barrera importante.

El equipo del doctor Zorzi halló que las personas en el grupo que no se hicieron la colonoscopia de seguimiento tenían un mayor riesgo de muerte por todas las causas, no solo por cáncer colorrectal. Quizás esto explique el motivo por el que fue menos probable que las personas de este grupo, en promedio, se hicieran la colonoscopia de seguimiento, comentó el doctor Corley. 

“Es posible que algunas personas tuvieran otras enfermedades y por eso no podían hacerse una colonoscopia o sintieran que era más probable morir por otras causas que no eran el cáncer colorrectal”, explicó. 

El propósito de un programa en curso que financia el NCI, el PROSPR, es entender mejor la forma de mejorar el proceso de detección sistemática del cáncer y disminuir las desigualdades en los exámenes de detección del cáncer colorrectal y de otros cánceres en los centros de salud comunitarios de los Estados Unidos.

El doctor Corley, investigador principal del componente de cáncer colorrectal del PROSPR, recalcó la eficacia de la detección sistemática del cáncer colorrectal.

“En un estudio que publicamos, se demostró que al aumentar las tasas de participación en los exámenes de detección del 40 % al 80 %, podíamos bajar la incidencia de muertes por cáncer colorrectal a la mitad,” comentó. “[Por esto] cobra mayor importancia poder dar los pasos correctos y completarlos lo mejor posible... porque cada paso en el que perdemos a alguien durante el seguimiento tiene una repercusión enorme”.

< Artículo anterior

Un estudio aumenta la controversia sobre los exámenes de detección del melanoma

Artículo siguiente >

Tratamiento de cáncer durante el embarazo: preguntas sobre los nuevos medicamentos

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “Si la prueba inmunoquímica fecal da positivo, una colonoscopia disminuye el riesgo de muerte por cáncer colorrectal publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.”