Pasar al contenido principal

Estimulación del sistema inmunitario reduce algunos linfomas de crecimiento lento

, por Equipo del NCI

Dos estudios clínicos pequeños han mostrado la eficacia de un enfoque de tratamiento que incorpora un fármaco que estimula la actividad de células inmunitarias denominadas células dendríticas (pueden verse en la imagen superior).

Crédito: Instituto Nacional del Cáncer

En un estudio clínico pequeño, la combinación de radiación de dosis baja y un compuesto que estimula al sistema inmunitario, redujo los tumores en la mayoría de los pacientes con linfomas de linfocitos B de crecimiento lento.

Si bien el compuesto, denominado SD-101, se inyectó en forma directa solo en el tumor (procedimiento llamado vacunación in situ), los tumores en otros lugares del organismo en general se redujeron también; esto indica que el compuesto inmunoestimulante ayudó a inducir una respuesta inmunitaria en todo el cuerpo (o sistémica).

Los hallazgos se publicaron el 28 de agosto en la revista Cancer Discovery.

No se reportaron efectos secundarios graves durante el estudio. Si bien es siempre importante limitar los efectos secundarios relacionados con el tratamiento, el investigador principal del estudio, doctor Ronald Levy de la Universidad de Stanford, explicó que esto es en particular importante para pacientes con linfomas de crecimiento lento porque habitualmente las personas viven durante años después del diagnóstico sin que el cáncer avance ni cause síntomas graves. El doctor Levy agregó que si los pacientes van a recibir tratamiento antes de que surja ningún síntoma ni de que haya indicios de que la enfermedad está avanzando, el tratamiento no debería afectar la calidad de vida de las personas.

El doctor Christopher Melani, del Centro de Investigación Oncológica del NCI, quien no participó en el estudio, señaló que los hallazgos de la investigación fueron prometedores. El doctor explicó que un número pequeño de personas con linfoma de crecimiento lento entran en remisión en forma espontánea.

"Pero el grado de respuesta que se observó con esta combinación de vacuna y radiación fue mucho más alto del que se hubiera esperado por remisión espontánea o radioterapia focal [sola]", agregó el doctor.

En lugar de observar y esperar

Los linfomas de linfocitos B de crecimiento lento y bajo grado pueden incluir subtipos como linfomas foliculareslinfomas de la zona marginal y linfomas cutáneos de linfocitos B. El doctor Levy explicó que en la actualidad no hay tratamientos que puedan eliminar estos linfomas por completo. Los tratamientos disponibles, incluidas la quimioterapia y las terapias dirigidas, solo pueden hacer que la enfermedad avance en forma más lenta.

Debido a que los tratamientos disponibles pueden tener efectos secundarios, los doctores a menudo sugieren un enfoque de "observar y esperar" para las personas con linfoma de crecimiento lento que no sufren síntomas. Con este enfoque, el tratamiento se demora hasta que los síntomas empeoran o que las pruebas de imágenes indican que el cáncer está avanzando, dijo el doctor Melani.

Los estudios no han indicado que se pueda extender la vida de los pacientes con la administración de estas terapias al inicio, antes de que el linfoma de crecimiento lento avance. Pero, agregó el doctor, "puede ser difícil para algunos pacientes recibir el diagnóstico de cáncer y escuchar que 'por el momento no vamos a hacer nada para tratar el cáncer'".

Para el estudio, el doctor Levy y sus colegas inscribieron a 29 pacientes con linfomas de linfocitos B de crecimiento lento cuyos tumores estaban en observación, pero no recibían tratamiento. La mayoría de los participantes (21) tenían linfoma folicular.

Todos los participantes recibieron una dosis baja de radiación dirigida al tumor más grande, seguida de inyecciones de SD-101 en el mismo tumor una vez por semana durante 5 semanas. El proceso se denomina vacunación in situ porque las inyecciones se dan directamente en el tejido tumoral.

SD-101 contiene una versión sintética de una sustancia que libera el sistema inmunitario durante un tipo de infección por algunas bacterias o virus. Cuando las células inmunitarias denominadas células dendríticas detectan el compuesto SD-101, pasan por un proceso de maduración y alertan a otras células inmunitarias sobre la presencia de una amenaza.

La radiación que se administra en los tumores antes de inyectar SD-101 destruye algunas de las células del linfoma, esto causa que dichas células liberen proteínas (denominadas antígenos) que el sistema inmunitario puede identificar. Las células dendríticas, que recibieron la alerta por la presencia del compuesto SD-101 pueden tomar estos antígenos y mostrarlos a otras células inmunitarias, las cuales pueden trasladarse entonces a través del torrente sanguíneo e identificar y destruir las células del linfoma en otros lugares del cuerpo. 

El estudio fue financiado por el NCI y Dynavax Corporation, el fabricante de SD-101.

Desencadenante de la respuesta inmunitaria

Ya que se sabe que la radiación sola reduce los linfomas de bajo grado, se esperaba que todos los participantes obtendrían algún beneficio del tratamiento, explicó el doctor Levy.

Tal como se esperaba, los tumores que recibieron tratamiento se redujeron en 26 de los 29 participantes. En 7 pacientes, el tumor tratado se redujo lo suficiente para considerarlo una respuesta parcial. El tumor de un paciente desapareció por completo (respuesta completa).

Los tumores en otros lugares del cuerpo se redujeron también en 25 participantes. Las personas cuyos tumores tratados se redujeron en forma considerable tuvieron también la tendencia de presentar las respuestas más fuertes en los tumores de otros lugares del cuerpo. Cinco de esos 25 pacientes presentaron una respuesta parcial, y uno presentó una respuesta completa.

Los pacientes cuyos tumores se redujeron tendieron a presentar un aumento en dos tipos de células inmunitarias que participan en el ataque de células tumorales y una disminución en un tipo de célula que suprime la respuesta inmunitaria.

Los efectos secundarios más comunes después de las inyecciones con SD-101 fueron síntomas similares a la gripe, incluidos escalofríos, dolores de cabeza y fiebre, que duraron durante uno o dos días. No se observó ningún efecto secundario grave. Un paciente interrumpió el tratamiento debido a que presentó fiebre y confusión, efectos que mejoraron rápidamente después de detener el tratamiento.

Cómo encontrar las mejores combinaciones para la inmunoterapia

Estos resultados "son tentadores, pero aún no son suficientemente satisfactorios", dijo el doctor Levy. Solo en cerca del 25 % de los participantes los tumores se redujeron en forma considerable. "Pensamos que puede irnos mejor si agregamos más fármacos inmunoestimulantes a la plataforma que ya hemos establecido aquí", continuó el doctor.

El doctor Levy y sus colegas están llevando a cabo dos estudios adicionales en fase inicial de SD-101 en personas con linfoma de crecimiento lento. En uno se agregó la terapia dirigida ibrutinib (Imbruvica) al compuesto SD-101 y a la radiación para pacientes que ya han recibido tratamiento para su linfoma. El segundo está probando un anticuerpo que estimula a las células T, además del compuesto SD-101 y la radiación, para pacientes que eligieron el enfoque de observar y esperar.

Otros investigadores están estudiando el enfoque de la vacunación in situ en otros tipos de cáncer. En otro estudio clínico pequeño publicado al mismo tiempo que el estudio del linfoma, los tumores se redujeron en 7 de 9 pacientes con melanoma avanzado que habían recibido la combinación de las inyecciones de SD-101 y el inhibidor de puntos de control inmunitario pembrolizumab (Keytruda).

Ninguno de estos pacientes había recibido previamente pembrolizumab, y el índice de respuesta excedió lo que generalmente se observa con la administración de pembrolizumab solo, señalaron los investigadores del estudio. Dos pacientes presentaron una respuesta completa luego de la terapia de combinación.

Otros estudios en curso están probando también diferentes estimulantes del sistema inmunitario (inyectados en los tumores o administrados en el torrente sanguíneo) en otros tipos de cáncer. "Aún estamos tratando de identificar las mejores combinaciones de [tratamiento] de inmunoterapia; es un área de investigación muy activa", concluyó el doctor Melani.

< Artículo anterior

Nivolumab e ipilimumab efectivos contra melanoma que se ha diseminado al cerebro

Artículo siguiente >

Problemas cardíacos: investigación de los efectos secundarios cardíacos de tratamientos del cáncer

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “Estimulación del sistema inmunitario reduce algunos linfomas de crecimiento lento publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.”