Se amplía la aprobación de ribociclib para algunas mujeres con cáncer avanzado de seno

19 de septiembre de 2018 por Equipo del NCI

Célula de cáncer de seno en proceso de división celular.

Crédito: Instituto Nacional del Cáncer

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los EE. UU. amplió la aprobación de ribociclib (Kisqali) para incluir a algunas mujeres con cáncer avanzado de seno (mama).

De acuerdo con la aprobación del 18 de julio, ribociclib puede usarse ahora en combinación con algunos tipos de terapia hormonal para el tratamiento de cáncer avanzado con receptor hormonal (HR+), sin HER2 (HER2-), en mujeres que no han llegado aún a la menopausia. La mayoría de los cánceres de seno son HR+ y HER2-.

La FDA amplió también la aprobación de ribociclib para usarse en mujeres en etapa posmenopáusica con este tipo de cáncer avanzado de seno. Previamente, estaba aprobado para usarse en combinación con un tipo de terapia hormonal llamado inhibidor de la aromatasa. Con la ampliación de la aprobación, ribociclib puede usarse ahora también con fulvestrant (Faslodex), un tipo diferente de terapia hormonal.

La aprobación para mujeres en etapa premenopáusicaperimenopáusica se basó en los resultados de un estudio clínico de distribución al azar llamado MONALEESA-7. La ampliación de la aprobación para incluir a mujeres en etapa posmenopáusica se basó en los resultados de un estudio relacionado, denominado MONALEESA-3. Ambos estudios fueron patrocinados por Novartis, el fabricante de ribociclib.

Las nuevas aprobaciones para ribociclib fueron otorgadas primero a través de un nuevo programa piloto de la FDA iniciado a principios de este año denominado Real-Time Oncology Review (análisis oncológico en tiempo real). Con este programa, la FDA puede comenzar a analizar los fármacos después de que los resultados de los estudios están primeramente disponibles, pero antes de que la compañía haya sometido la solicitud de aprobación de manera oficial.

De acuerdo con el programa piloto, la aprobación ampliada de ribociclib se otorgó menos de un mes después de que Novartis sometiera la solicitud formal para su aprobación, explicó en una declaración el doctor Scott Gottlieb, comisionado de la FDA.

Disminución del avance de la enfermedad

Ribociclib funciona al inhibir las moléculas denominadas CDK4 y CDK6 que ayudan a controlar la división celular. Por lo general, estas enzimas se activan en las células de cáncer de seno por medio de varios mecanismos moleculares. Otros inhibidores de las moléculas CDK4/6 aprobados por la FDA incluyen a palbociclib (Ibrance) y abemaciclib (Verzenio).

El estudio MONALEESA-7 incluyó a 672 mujeres en etapas premenopáusica y perimenopáusica con cáncer metastático de seno o en recidiva. En el estudio MONALEESA-7 pudieron participar mujeres que previamente habían recibido terapia hormonal para tratar cáncer de seno en estadio inicial (pero no para la enfermedad avanzada). También fueron aptas para participar mujeres que habían recibido un solo curso de quimioterapia para la enfermedad avanzada.

Los investigadores asignaron participantes al azar para recibir ribociclib más terapia hormonal o un placebo más terapia hormonal. El tipo de terapia hormonal que se usó se basó en factores como las preferencias de la paciente y el doctor y los tratamientos previos, y podían ser letrozol (Femara)anastrozol (Arimidex)tamoxifeno. Todas las participantes recibieron también una inyección mensual de goserelina (Zoladex), que suprime la producción hormonal en mujeres en etapa premenopáusica y permite que la terapia hormonal funcione mejor. Goserelina se administra usualmente con la terapia hormonal convencional para mujeres en etapa premenopáusica con cáncer de seno.

Las mujeres que recibieron ribociclib más la terapia hormonal vivieron más tiempo sin que la enfermedad avanzara (supervivencia sin avance), que las mujeres que recibieron el placebo más la terapia hormonal: una mediana de 24 meses en comparación con una mediana de 13 meses, respectivamente. La mejora de la supervivencia sin avance en mujeres tratadas con ribociclib fue casi la misma independientemente del tipo de terapia hormonal que se usó.

Si bien en estudios anteriores con otros inhibidores de las moléculas CDK4/6 participaron algunas mujeres en etapa premenopáusica, los estudios no fueron diseñados de manera exclusiva para este grupo, explicó el doctor Jairam Krishnamurthy, del Centro Médico de la Universidad de Nebraska, quien no participó en MONALEESA-7.

Basándose en los resultados de estudios anteriores, muchos doctores ya estaban usando inhibidores de las moléculas CDK4/6 en mujeres en etapa premenopáusica (con supresión ovárica), dijo el doctor Krishnamurthy. "MONALEESA-7 es la confirmación para ello [de esa práctica]", agregó el doctor.

Una mejora relativa similar de la supervivencia sin avance se observó en el estudio MONALEESA-3, que probó la combinación de ribociclib y fulvestrant en mujeres en etapa posmenopáusica con enfermedad avanzada o metastática.

En el estudio MONALEESA-7, se observaron más casos de una alteración en la conducción eléctrica del corazón (denominada prolongación del intervalo QT), que puede resultar peligrosa, en mujeres que recibieron tamoxifeno, incluso sin ribociclib, que en mujeres que recibieron las otras formas de terapia hormonal, explicó el doctor Debu Tripathy, del Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas, quien dirigió el estudio. Como medida de precaución, la nueva aprobación no incluye el uso de ribociclib en combinación con tamoxifeno, agregó el doctor.

Algunos de los efectos secundarios más comunes observados en mujeres en ambos estudios incluyeron reducción del número de glóbulos blancos, infecciones, cansancio y náuseas. La calidad de vida siguió siendo más alta, durante más tiempo, en el grupo que recibió ribociclib.

¿Qué terapia debe usarse y para cuáles pacientes?

Aún está en curso el seguimiento en ambos estudios a fin de determinar si surge una diferencia en la supervivencia general a través del tiempo.

"Generalmente, en la enfermedad HR+, HER2-, ha sido difícil mostrar una ventaja en la supervivencia general debido a que estas pacientes tienen otras varias líneas de terapia disponibles" si la enfermedad avanza, explicó el doctor Krishnamurthy. "Una [mejor] supervivencia general es un ideal aún inalcanzable" del cáncer avanzado de seno, agregó el doctor.

En ambos estudios, la calidad de vida de las pacientes se mantuvo alta durante el tratamiento. Esto es importante para el cáncer avanzado, dijo el doctor Krishnamurthy.

"Una idea equivocada frecuente entre las pacientes [con enfermedad avanzada] y sus familias es que sienten que deberíamos administrar quimioterapia, porque debemos ser "agresivos".

"Por el contrario, en el caso de la enfermedad HR+, HER2-, uno debe actuar sobre el receptor de estrógeno", durante el mayor tiempo posible, agregó el doctor. Esta estrategia tiene el potencial de ser a la vez más eficaz y producir menos efectos secundarios que la quimioterapia, explicó el doctor.

Dos estudios en curso (PEARL y PASIPHAE) están probando si se logra mejorar la supervivencia sin avance administrando un inhibidor de las moléculas CDK4/6 y terapia hormonal, en lugar de quimioterapia, como tratamiento inicial (o de primera línea) para mujeres con cáncer metastático de seno.

Aún hay otras preguntas sin respuesta sobre la mejor manera de usar inhibidores de CDK4/6. Por ejemplo, se deben realizar más estudios a fin de entender para cuáles pacientes con cáncer metastático o avanzado de seno puede ser beneficioso recibir solo terapia hormonal, y cuáles pacientes tienen tumores resistentes a la inhibición de CDK4/6, explicó el doctor Tripathy. Ninguno de estos grupos se beneficiarían de la combinación de inhibidores de CDK4/6 y terapia hormonal.

En el caso de los tumores resistentes a los inhibidores de CDK4/6, es necesario hacer más investigaciones para descifrar "cuáles son los mecanismos de resistencia y cómo podemos usar esta información, no solo para tomar mejores decisiones para nuestros pacientes, sino también para descubrir nuevos fármacos que podrían revertir la resistencia o ser más eficaces para estos pacientes", dijo el doctor Tripathy.

Pero "los médicos al menos deberían discutir la posibilidad de agregar un inhibidor de CDK4/6 con todas las personas que reciben terapia hormonal de primera o segunda línea [para la enfermedad avanzada]", concluyó el doctor. "Porque para la mayoría de los pacientes, los inhibidores de CDK4/6 parecen brindar un beneficio en términos de la demora del avance… y quizá demoren también el momento en el que deben comenzar un tratamiento más agresivo, como la quimioterapia".

< Artículo anterior

Se aprueba nueva opción de inmunoterapia para cáncer de cuello uterino y linfoma poco frecuente

Artículo siguiente >

Biopsia líquida puede predecir el riesgo de recidiva de cáncer de seno años más tarde

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “Se amplía la aprobación de ribociclib para algunas mujeres con cáncer avanzado de seno publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer”.

Agradecemos sus comentarios sobre este artículo. Todos los comentarios deberán satisfacer nuestra política de comentarios.