Pasar al contenido principal

¿Sirve la acupuntura para aliviar el dolor crónico en los sobrevivientes de cáncer?

, por el Equipo del NCI

En un estudio clínico grande, los investigadores probaron dos formas de acupuntura para tratar el dolor crónico en los sobrevivientes de cáncer, una de estas fue la acupuntura auricular (en la oreja) que también se llama auriculoterapia o “acupuntura de campo de batalla”.

Fuente: Foto por cortesía de Matthew Weitzman, del Centro Oncológico Memorial Sloan Kettering

Los resultados de un estudio clínico grande indican que dos tipos de acupuntura tal vez disminuyan el dolor crónico en los sobrevivientes de cáncer.

Los sobrevivientes de cáncer que participaron en el estudio notificaron mejoras pequeñas en el dolor después de recibir acupuntura en comparación con quienes recibieron tratamientos estándar para el dolor.

En varios estudios se concluyó que la acupuntura disminuye el dolor en las personas sin cáncer. Sin embargo, este es uno de los primeros estudios clínicos aleatorizados grandes diseñados para evaluar si esta terapia alivia el dolor relacionado con el cáncer en los sobrevivientes de muchos tipos de cánceres. 

Los investigadores que estuvieron a cargo de este nuevo estudio reconocieron que hubo varios factores que tal vez afectaron los resultados, como la falta de un grupo de participantes que recibiera una acupuntura de placebo. Otros investigadores que no participaron en el estudio también señalaron que la falta de un grupo de placebo en el estudio dificulta descartar que el alivio del dolor notificado no sea solo un efecto placebo. 

En el estudio se inscribió a un grupo amplio de sobrevivientes de cáncer con antecedentes de cáncer de seno (mama), cáncer de próstata, linfoma y otros tipos de cánceres, para evaluar dos tipos de acupuntura. Según algunos expertos que no participaron en el estudio, estos fueron los puntos fuertes de la investigación.

“Si solo observo el control del dolor del cáncer para los sobrevivientes de cáncer, esto sí aporta algo nuevo”, comentó el doctor Robert Swarm, director de la División de Control del Dolor en la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington. “Creo que a los oncólogos y a otras personas que participan en la atención de los sobrevivientes de cáncer les interesará este estudio”. 

Los investigadores querían comparar la eficacia de dos tipos de acupuntura con la del tratamiento estándar para disminuir el dolor relacionado con el cáncer. Los dos tipos de acupuntura fueron la “acupuntura de campo de batalla” (un tipo de acupuntura auricular [en la oreja] que creó el sistema de salud del Departamento de Asuntos de los Veteranos [VA]) y la electroacupuntura (que los acupuntores autorizados usan de forma habitual).  

Los encargados del estudio comentaron que la ventaja de la acupuntura auricular es que es fácil de capacitar a los profesionales de la salud para que la administren. 

En el estudio, que dirigió el doctor Jun Mao, director del Servicio de Medicina Integrativa en el Centro Oncológico Memorial Sloan Kettering, los participantes que recibieron la electroacupuntura notificaron un mejor control del dolor en comparación con quienes recibieron la acupuntura auricular, aunque esta mejora fue leve. Ambos tipos de acupuntura fueron superiores al tratamiento estándar. El 18 de marzo, los investigadores publicaron en la JAMA Oncology que, en general, la disminución del dolor continuó mucho después de la última sesión de tratamiento (hasta 4 meses).

“Es muy notable que los efectos de la acupuntura continuaran más tiempo”, comentó la doctora y licenciada en Medicina Naturista Heather Greenlee, directora del Programa de Medicina Integrativa del Centro de Investigación Oncológica Fred Hutchinson, que no participó en el estudio, pero que fue investigadora en un estudio anterior de acupuntura para disminuir el dolor en las mujeres que recibían tratamiento de cáncer de seno

“Observamos un resultado similar en nuestro estudio: con un curso de tratamiento bastante corto de acupuntura se demostraron efectos clínicos constantes en la disminución del dolor”, añadió la doctora Greenlee. 

En comparación con los sobrevivientes de cáncer que recibieron electroacupuntura, fue más probable que los participantes que recibieron acupuntura auricular notificaran efectos secundarios (sobre todo dolor de oreja) y abandonaran el tratamiento debido a estos efectos.

Necesidad de controlar el dolor sin medicamentos 

En los estudios se indica que del 30 % al 40 % de los sobrevivientes de cáncer tienen dolor crónico relacionado con el cáncer o el tratamiento de la enfermedad. Los investigadores continúan probando nuevas maneras de controlar ese dolor, incluso medicamentos para el dolor y métodos de medicina complementaria, como el yoga y la acupuntura.

“Los sobrevivientes de cáncer confrontan la situación de vivir con dolor o tomar medicamentos, como los antiinflamatorios que alivian el dolor pero aumentan el riesgo de una lesión de riñón y de sangrado gastrointestinal”, comentó el doctor Mao. 

Ante la crisis de abuso de opioides, los sobrevivientes de cáncer notifican más obstáculos en el acceso a estos medicamentos y están más preocupados por la adicción.

“La mayoría de nuestros pacientes que toman medicamentos para el dolor están tratando de dejarlos”, comentó Matthew Weitzman, acupuntor principal del Servicio de Medicina Integrativa en el Centro Oncológico Memorial Sloan Kettering. 

“Algunos pacientes toman opioides, pero están conscientes en definitiva de los peligros de estos medicamentos, sobre todo en el uso a largo plazo. Si estos pacientes con dolor crónico encuentran una manera distinta de controlar ese dolor, se entusiasman mucho”. 

Los tratamientos sin medicamentos tienen otra posible ventaja, comentó la doctora Greenlee. “No tenemos que preocuparnos de que la acupuntura interfiera con los tratamientos oncológicos que reciben los pacientes”.

A pesar del atractivo de los tratamientos sin medicamentos, algunos investigadores critican mucho el uso de terapias como la acupuntura. Los escépticos señalan que los estudios no lograron identificar los mecanismos biológicos por los que la acupuntura alivia el dolor y otros problemas.

También se critica la cantidad de variables en los estudios de acupuntura, desde el lugar donde se colocan las agujas en el cuerpo hasta la forma en que se realizan los procedimientos simulados o de placebo.

En los estudios sobre la acupuntura en seres humanos para tratar el dolor, se obtuvieron resultados desiguales. En algunos se informó que ayuda a aliviar problemas como el dolor y las náuseas, mientras que en otros se demostró que no ofrece mejoras o que estas son mínimas. 

En un informe de expertos de 2017 de un congreso que el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) patrocinó sobre el tema, se indicó que “el uso de agujas y manipulación durante la acupuntura produce una variedad de efectos fisiológicos tanto en el sistema nervioso central como el periférico en los experimentos en animales y seres humanos”.

Sin embargo, en el informe se concluyó que “quedan preguntas científicas importantes sin resolver para entender los vínculos entre estos mecanismos y las respuestas a la acupuntura observadas en los estudios clínicos”.

Qué significan los resultados del estudio

En el estudio que dirigió el doctor Mao, se inscribió a 360 participantes que antes tuvieron un diagnóstico de cáncer, pero que en ese momento no tenían indicios de cáncer y que habían notificado dolor osteomuscular relacionado con el cáncer por al menos 3 meses. La mayoría de los participantes eran mayores y el 70 % eran mujeres. 

A los participantes se les asignó al azar a uno de los dos tipos de acupuntura o al tratamiento estándar para el dolor, que incluía medicamentos para el dolor, fisioterapia y corticoesteroides. El tratamiento incluyó 10 sesiones semanales, y se siguió a los participantes por 16 semanas adicionales.

El resultado principal se midió mediante la intensidad del dolor que notificaban los participantes. Se usó un instrumento llamado cuestionario breve del dolor (BPI), con el que se mide el dolor de 0 (nada de dolor) a 10 (el peor dolor imaginable). Al inicio del estudio, los participantes notificaron un dolor moderado (un promedio de 5,2 puntos en el cuestionario) que había durado 5 años en promedio. Alrededor del 60 % de los participantes usaba medicamentos para el dolor con regularidad.

Un grupo de acupuntores autorizados y con experiencia administraron ambos tipos de acupuntura. Para la acupuntura auricular, usaron el protocolo de campo de batalla que creó el sistema de salud del VA: colocaron hasta cinco agujas estériles en cada oreja y se pidió a los participantes que después de caminar por 1 minuto calificaran la intensidad del dolor. 

“En muchos de los casos, los participantes sintieron alivio de inmediato”, indicó Weitzman. Pidieron a los participantes que se dejaran las agujas puestas en la oreja durante 4 días antes de quitárselas. “La idea es que la estimulación continua en los puntos de acupuntura aumenta el efecto del tratamiento”, señaló Weitzman.

Los mismos acupuntores administraron la electroacupuntura con un dispositivo que envía corrientes eléctricas de voltaje bajo a través de cuatro agujas introducidas en puntos de acupuntura cerca de las zonas de dolor. Se introdujeron cuatro agujas más en puntos más lejanos, explicó Weitzman. 

“En la fisioterapia se usan dispositivos parecidos, pero en lugar de usar agujas, los terapeutas ponen parches sobre la piel con los que administran pulsaciones a los músculos para ayudar a relajarlos”, comentó. 

Durante el período del estudio de 12 semanas, la electroacupuntura disminuyó 1,9 puntos la intensidad del dolor en el BPI mientras que la acupuntura auricular la disminuyó 1,6 puntos. 

El doctor Swarm explicó que las mejoras en el dolor estuvieron justo por debajo del límite de 2 puntos, que es cuando se suele considerar de importancia clínica para los pacientes. Pero “aunque el beneficio sea leve, si el riesgo de reacciones adversas es bajo entonces es razonable probarlo”, comentó.

Alrededor del 11 % de los pacientes que recibían la acupuntura auricular dejaron el tratamiento por los efectos secundarios, en comparación con menos del 1 % de los pacientes que recibían la electroacupuntura. La molestia más común en el grupo de la acupuntura auricular fue el dolor de oreja, mientras que en el grupo de la electroacupuntura fue la formación de moretones. 

Aunque se demostró que la acupuntura auricular disminuye un poco el dolor, “es probable que algunos pacientes toleren mejor otras formas de acupuntura”, comentó la doctora Greenlee. “Es importante que entendamos qué es aceptable para los pacientes cuando pensamos en usar las intervenciones de acupuntura a gran escala”. 

Los encargados del estudio también reconocieron que los participantes estaban enterados del tratamiento que recibían. Es decir, no fue un estudio con enmascaramiento, que es una forma importante de limitar un posible efecto placebo.

En este caso en particular, es casi inevitable, indicó el doctor Swarm. “Es un problema común del estudio de este tipo de modalidad de tratamiento”.

¿Está lista la acupuntura para un uso más generalizado en el control del dolor por cáncer?

Cuando diseñó este estudio, el doctor Mao pensaba en la administración de la acupuntura a gran escala. Desde 2016, en el VA se han capacitado a más de 2700 profesionales clínicos sin formación oficial en acupuntura para que administraran la acupuntura de campo de batalla en todo el sistema de salud del departamento. 

“Este tipo [de acupuntura] se puede enseñar a un médico en un solo día. Creo que podríamos adoptar un modelo parecido para los sobrevivientes de cáncer en todo el país”, indicó el doctor Mao. Añadió que, la acupuntura también podría ser una terapia adicional para el control del dolor en las zonas más afectadas por la crisis de opioides. 

< Artículo anterior

La neurofibromatosis de tipo 1 se relaciona con más tipos de cáncer

Artículo siguiente >

El medicamento de inmunoterapia tebentafusp prolonga la supervivencia de los pacientes con melanoma ocular uveal avanzado

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “¿Sirve la acupuntura para aliviar el dolor crónico en los sobrevivientes de cáncer? publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.”