Pasar al contenido principal

¿Se deben hacer exámenes de detección de cáncer colorrectal a las personas mayores de 75 años?

, por el Equipo del NCI

Un hombre y una mujer mayores escuchan con atención a un médico.

En un nuevo estudio, se observó que las personas mayores de 75 años que se hicieron exámenes de detección de cáncer colorrectal, el riesgo de morir por la enfermedad disminuyó el 40 %. Para quienes deciden hacerse estos exámenes después de los 75 años, ahora hay datos que apoyan esa decisión.

Fuente: iStock

Desde la muerte prematura de Chadwick Boseman, el protagonista de la película Pantera negra, hasta las fotos recientes en la revista GQ, el aumento rápido de la tasa de cáncer colorrectal en los adultos jóvenes aparece seguido en las noticias. Este aumento influyó mucho en la nueva recomendación de un grupo consultivo independiente estadounidense, que sugiere comenzar los exámenes de detección de cáncer colorrectal a los 45 en vez de 50 años de edad.

Se demostró que las muertes por la enfermedad disminuyen cuando las personas se hacen los exámenes de detección de cáncer colorrectal, ya que se encuentran el cáncer y las lesiones precancerosas antes de que aparezcan los síntomas. La Comisión de Servicios Preventivos de los Estados Unidos (USPSTF) acaba de actualizar las recomendaciones sobre los exámenes de detección para todos los adultos de entre 45 y 75 años. Sin embargo, el grupo consultivo concluyó que el “beneficio neto” de los exámenes de detección después de los 75 años es bajo, y no cambió sus recomendaciones para este grupo de edad.

Ahora los datos de un nuevo estudio indican que hacerse exámenes de detección de cáncer colorrectal también es beneficioso para las personas mayores de 75 años. Aunque los resultados del estudio no contradicen las recomendaciones del grupo consultivo sobre los exámenes de detección para las personas mayores (es decir, que la decisión varía según el caso), los investigadores consideran que obtuvieron información útil para que los médicos conversen con las personas mayores al tomar la decisión sobre los exámenes de detección de cáncer colorrectal.

Dado que la Comisión de Servicios Preventivos recomienda que las decisiones sobre los exámenes de detección para las personas de 76 a 85 años se tomen de forma selectiva, “no queda claro para los médicos ni para los pacientes [mayores] qué hay que hacer”, comentó el doctor Andrew Chan, máster en Salud Pública y profesor de Medicina en el Hospital General de Massachusetts. 

El doctor Chan fue uno de los coautores del nuevo estudio en el que se evaluó el efecto de los exámenes de detección de cáncer colorrectal en más de 56 000 personas de 75 o más años. Su equipo encontró que el riesgo de morir por cáncer colorrectal disminuyó más de un tercio en las personas mayores de 75 años que se hicieron exámenes de detección mediante colonoscopia o sigmoidoscopia, en comparación con personas del mismo grupo de edad que no se hicieron ninguno de estos exámenes. Los resultados se publicaron el 20 de mayo en la revista JAMA Oncology.

Los resultados del estudio son notables porque son de los primeros datos de la vida real que señalan que las personas se podrían beneficiar de los exámenes de detección después de los 75 años, recalcó el doctor Shivan Mehta, gastroenterólogo e investigador sobre políticas de salud de la Universidad de Pensilvania, que no participó en el nuevo estudio. 

De todas formas, la decisión de que las personas de 76 a 85 años se hagan un examen de detección aún se debe tomar según los posibles beneficios y los daños para cada paciente, dijo el doctor Asad Umar, D.V.M., de la División de Prevención del Cáncer (DCP) del NCI, que tampoco participó en el nuevo estudio.

Es más probable que los médicos recomienden los exámenes de detección a las personas mayores porque los nuevos resultados se publicaron después de las recomendaciones de la USPSTF, “pero estas recomendaciones, de todos modos, se deben personalizar”, aclaró el doctor Mehta.

Datos concretos de dos estudios a largo plazo

En las últimas recomendaciones sobre los exámenes de detección de cáncer colorrectal, la USPSTF concluyó que, para las personas de 76 a 85 años, “los pacientes y los profesionales clínicos deben considerar la salud general del paciente, el historial de los exámenes de detección y las preferencias” al decidir si los exámenes de detección son adecuados. 

Las recomendaciones del grupo consultivo para las personas mayores de 75 años se basan sobre todo en estudios en los que se usan modelos computarizados para calcular los beneficios y los daños para las personas en este grupo de edad que se hagan exámenes de detección, explicó el doctor Umar.

“La colonoscopia tiene riesgos, como sangrado y perforación del colon, así como riesgos por la preparación, en especial para las personas mayores”, comentó el doctor Umar.

La preparación para una colonoscopia requiere una limpieza a fondo de todo el colon antes de la prueba, que a veces causa deshidratación y otros problemas. El riesgo de estos posibles daños tiende a ser mayor en las personas mayores, agregó el doctor Umar.

Para obtener información más concreta sobre el efecto de los exámenes de detección de cáncer colorrectal con colonoscopia o sigmoidoscopia después de los 75 años, el equipo del doctor Chan usó datos de dos estudios grandes a largo plazo de profesionales de atención médica estadounidenses. Estos fueron el Estudio de Salud del Personal de Enfermería y el Estudio de Seguimiento de Profesionales de la Salud. Los participantes del estudio reciben cuestionarios cada 2 años sobre su salud y sus comportamientos de salud, como la alimentación y el ejercicio. 

De 1988 a 2014, se preguntó a los participantes si se habían hecho una colonoscopia o una sigmoidoscopia en los últimos 2 años y, en caso afirmativo, por qué motivo.

Mediante la colonoscopia, se examina el interior del colon con un instrumento delgado en forma de tubo con una luz y una lente para observar. La sigmoidoscopia es un procedimiento parecido con el que solo se examina la parte inferior del colon y requiere menos preparación. Sin embargo, este procedimiento no se ofrece de forma generalizada en los Estados Unidos. Ambos procedimientos sirven para extirpar lesiones precancerosas o pólipos, si se detectan.

Se comprueban beneficios de los exámenes de detección después de los 75 años

Entre más de 56 000 participantes que cumplieron 75 años durante el estudio, el equipo de investigación identificó 661 casos nuevos de cáncer colorrectal y 323 muertes por la enfermedad. Los investigadores compararon las tasas de nuevos diagnósticos de cáncer colorrectal y muertes por la enfermedad entre los participantes que notificaron haberse hecho una colonoscopia o sigmoidoscopia de detección después de los 75 años y quienes no se hicieron ninguna de las dos pruebas.

Hay otras pruebas de detección de cáncer colorrectal menos invasivas, pero este estudio “se centró en la colonoscopia porque ha sido y continúa siendo el examen de detección principal” en los Estados Unidos, señaló el doctor Chan. Además, la mayoría de los participantes del estudio notificaron que se hicieron colonoscopias de detección en vez de sigmoidoscopias.

El examen de detección después de los 75 años se relacionó con una disminución del 39 % en la incidencia del cáncer colorrectal y una disminución del 40 % en el riesgo de muerte por la enfermedad. Los investigadores encontraron disminuciones similares en el riesgo de muerte por cáncer colorrectal, sin importar si los participantes se habían hecho alguna vez un examen de detección antes de los 75 años. 

En los participantes con antecedentes de enfermedades cardiovasculares o con varias enfermedades preexistentes, no se observó una disminución clara en las muertes por cáncer colorrectal relacionada con los exámenes de detección. Sin embargo, según el doctor Umar, estos detalles fueron menos definitivos que los resultados generales.

“Nuestros datos respaldan las recomendaciones de la USPSTF. Además, dan más confianza a las personas que deciden continuar con los exámenes de detección después de los 75 años, o incluso hacérselos por primera vez después de los 75 años, al saber que hay datos que apoyan esa decisión”, comentó el doctor Chan. 

Más preguntas de investigación por responder

Los investigadores señalaron que los resultados del estudio no son la última palabra sobre este tema. Como este fue un estudio de observación, “no queda del todo claro si la mejora en los resultados es por la [prueba de] detección o los pacientes que se eligieron para  la prueba”, dijo el doctor Mehta.

Comentó que los investigadores no explicaron los factores que tal vez influyeron en la decisión de los médicos de recomendar los exámenes de detección a ciertas personas y en la decisión de las personas de hacerse los exámenes.

Por ejemplo, como la colonoscopia es un procedimiento invasivo y la preparación es difícil, quizás solo los participantes mayores en forma y sanos se hicieron esta prueba. Eso explicaría la tasa de mortalidad más baja que se observó en el grupo que se hizo la prueba de detección.

Se necesitarán más estudios para orientar las recomendaciones futuras sobre los exámenes de detección de cáncer colorrectal en los adultos mayores, indicó el doctor Umar.

“Espero que lleguemos a un punto donde comencemos a pensar sobre algo más complejo [que la edad] para orientar” las decisiones sobre los exámenes de detección de cáncer colorrectal. Por ejemplo, podemos considerar factores como el estilo de vida o factores de riesgo genético que predisponen a algunas personas a la enfermedad, comentó el doctor Chan.

Aunque este estudio se centró en la colonoscopia, “cada vez hay más datos sobre el valor de los exámenes de detección de cáncer colorrectal no invasivos, como las pruebas que usan materia fecal”. Estas son pruebas de detección que las personas se pueden hacer en casa sin necesidad de limpiar el colon, añadió el doctor Chan. “Y cómo se incorporan estas pruebas en las recomendaciones sobre los exámenes de detección para las personas mayores de 75 años, será un tema de investigaciones futuras”.

También será importante estudiar la posible función de las pruebas de detección con materia fecal para todas las personas que están en edad de hacerse los exámenes de detección. En especial, porque ya es limitado el número de gastroenterólogos en los Estados Unidos para hacer las colonoscopias a las personas de 45 a 75 años, comentó el doctor Umar.

Por último, debido a que la mayoría de los participantes en el nuevo estudio eran blancos, los investigadores señalaron la necesidad de realizar estudios en personas mayores de otros grupos raciales y étnicos para observar si existen desigualdades en los beneficios de los exámenes de detección entre los distintos grupos.

“Hasta la fecha, observamos que el efecto de los exámenes de detección en las tasas de cáncer colorrectal y en la mortalidad por esta enfermedad es el mismo en los distintos grupos raciales y étnicos”, señaló el doctor Chan. Pero, “siempre es bueno tener más datos de la vida real”.

< Artículo anterior

La Administración de Alimentos y Medicamentos aprueba el sotorasib, el primer inhibidor de KRAS para el cáncer de pulmón

Artículo siguiente >

Se identifican daños en el ADN que relacionan el cáncer colorrectal con el consumo alto de carne roja

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “¿Se deben hacer exámenes de detección de cáncer colorrectal a las personas mayores de 75 años? publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.”