Neuroblastoma: Tratamiento (PDQ®)–Versión para pacientes

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Información general sobre el neuroblastoma

Puntos importantes

  • El neuroblastoma es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en el tejido nervioso de la glándula suprarrenal, el cuello, el tórax o la médula espinal.
  • A veces, el neuroblastoma se ocasiona por una mutación génica (cambio) que se trasmite de los padres a los hijos.
  • Los signos y síntomas del neuroblastoma incluyen dolor de huesos y una masa en el abdomen, el cuello o el tórax.
  • Para detectar (encontrar) y diagnosticar el neuroblastoma, se utilizan pruebas que examinan muchos tejidos y líquidos diferentes del cuerpo.
  • Para diagnosticar un neuroblastoma se realiza una biopsia.
  • Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El neuroblastoma es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en el tejido nervioso de la glándula suprarrenal, el cuello, el tórax o la médula espinal.

El neuroblastoma suele comenzar en el tejido nervioso de las glándulas suprarrenales. Hay dos glándulas suprarrenales, una sobre cada uno de los riñones, en la parte posterior del abdomen superior. Las glándulas suprarrenales elaboran hormonas importantes que ayudan a controlar el ritmo del corazón, la presión arterial, la concentración de azúcar en la sangre y la forma en que el cuerpo reacciona al estrés. El neuroblastoma también puede empezar en el abdomen, en el tórax, en el tejido nervioso del cuello cerca de la columna vertebral o en la médula espinal.

AmpliarEl dibujo muestra las partes del cuerpo donde se puede encontrar un neuroblastoma, como el tejido nervioso paravertebral y las glándulas suprarrenales. También se ven la espina vertebral, y los riñones derecho e izquierdo.
El neuroblastoma se puede encontrar en las glándulas suprarrenales y en el tejido nervioso paravertebral, que va desde el cuello a la pelvis.

El neuroblastoma comienza con mayor frecuencia durante los primeros años de la niñez, por lo general, en niños menores de 5 años. Se encuentra cuando el tumor empieza a crecer y causar signos o síntomas. A veces, se forma antes del nacimiento y se encuentra durante una ecografía del feto.

Cuando se llega a diagnosticar el neuroblastoma, por lo general el cáncer se metastatizó (diseminó). El neuroblastoma se disemina con mayor frecuencia a los ganglios linfáticos, los huesos, la médula ósea, el hígado y la piel de los lactantes.

Para mayor información, consultar el sumario del PDQ sobre Exámenes de detección del neuroblastoma.

A veces, el neuroblastoma se ocasiona por una mutación génica (cambio) que se trasmite de los padres a los hijos.

La mutación génica que aumenta el riesgo de neuroblastoma es, a veces, hereditaria (que pasa de padre a hijo). En los pacientes con esta mutación génica, el neuroblastoma por lo general se presenta a una edad más temprana y más de un tumor se forma en la médula suprarrenal.

Los signos y síntomas del neuroblastoma incluyen dolor de huesos y una masa en el abdomen, el cuello o el tórax.

Los signos y síntomas más comunes del neuroblastoma se deben a la presión que ejerce el tumor, en la medida en que va creciendo, sobre los tejidos cercanos o al cáncer que se disemina al hueso. Estos y otros signos y síntomas pueden ser causados por un neuroblastoma o por otras afecciones.

Consulte con el médico de su niño si este tiene algo de lo siguiente:

  • Bulto en el abdomen, el cuello o el tórax.
  • Ojos protuberantes.
  • Círculos oscuros alrededor de los ojos (ojeras).
  • Dolor en los huesos.
  • Estómago hinchado y problemas para respirar (en los lactantes).
  • Bultos azulados e indoloros debajo de la piel (en los lactantes).
  • Debilidad o parálisis (pérdida del movimiento de una parte del cuerpo).

Otros signos y síntomas menos comunes del neuroblastoma son los siguientes:

  • Fiebre.
  • Falta de aire.
  • Cansancio.
  • Hemorragia o moretones que ocurren con facilidad.
  • Petequias (manchas como puntos de alfiler no elevados debajo de la piel causados por hemorragia).
  • Presión arterial alta.
  • Diarrea grave y aguada.
  • Movimientos musculares bruscos.
  • Movimiento ocular incontrolado.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar el neuroblastoma, se utilizan pruebas que examinan muchos tejidos y líquidos diferentes del cuerpo.

Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para comprobar el estado general de salud e identificar cualquier signo de enfermedad como, por ejemplo, bultos o cualquier otra cosa que parezca extraña. También se toma nota de los hábitos sanitarios del paciente y de las enfermedades y tratamientos anteriores.
  • Examen neurológico : serie de preguntas y pruebas para revisar el cerebro, la médula espinal y el funcionamiento de los nervios. El examen verifica el estado mental de la persona, la coordinación y la capacidad de caminar normalmente, así como el funcionamiento de los músculos, los sentidos y los reflejos.
  • Estudios de catecolamina en la orina : procedimiento en el que se analiza una muestra de orina a fin de medir la cantidad de ciertas sustancias, ácido vanililmandélico (AVM) y ácido homovanílico (AHV), que se producen cuando las catecolaminas se descomponen y se liberan en la orina. Una cantidad más alta que la normal de AMV o AHV puede ser un signo de neuroblastoma.
  • Estudios químicos de la sangre : procedimiento en el cual se observa una muestra de sangre para medir la concentración de ciertas sustancias liberadas a la sangre por los órganos y tejidos del cuerpo. Una concentración fuera de lo común (por encima o por debajo de lo normal) de una sustancia puede ser un signo de enfermedad.
  • Prueba de hormonas: procedimiento mediante el cual se examina una muestra de sangre para medir la cantidad de hormonas que la médula suprarrenal libera a la sangre. Una concentración más alta que la normal de las hormonas dopamina y norepinefrina puede ser un signo de neuroblastoma.
  • Exploración con mIBG (metayodobenzilguanidina) : procedimiento que se usa para detectar tumores neuroendocrinos, como neuroblastoma y feocromocitoma. Se inyecta en una vena una cantidad muy pequeña de una sustancia que se llama mIBG radiactiva y esta circula por el torrente sanguíneo. Las células de un tumor neuroendocrino absorben la mIBG radiactiva y se detectan mediante un escáner. Las exploraciones se pueden realizar durante 1 a 3 días. Se puede administrar una solución de yodo antes o durante la prueba para evitar que la glándula tiroides absorba demasiada mIBG. Esta prueba también se usa para determinar si el tumor está respondiendo bien al tratamiento. Para tratar el neuroblastoma se usan dosis altas de mIBG.
  • Aspiración de la médula ósea y biopsia : extracción de médula ósea, sangre y un trozo pequeño de hueso mediante la inserción de una aguja hueca en el hueso de la cadera o el esternón. Un patólogo observa la médula ósea, la sangre y el hueso al microscopio para verificar si hay signos de cáncer.
    AmpliarAspiración de la médula ósea y biopsia;  el dibujo muestra a un niño acostado boca abajo en una camilla y una aguja para la médula ósea que se inserta en el hueso ilíaco (hueso de la cadera) derecho. El recuadro muestra la aguja para la médula ósea que se inserta a través de la piel hasta la médula ósea del hueso de la cadera.
    Aspiración de la médula ósea y biopsia. Después de adormecer un área pequeña de la piel, se inserta una aguja para la médula ósea en el hueso ilíaco (hueso de la cadera) del niño. Se extraen muestras de sangre, hueso y médula ósea para examinarlas al microscopio.
  • Rayo X : un rayo X es un tipo de haz de energía que puede atravesar el cuerpo y actuar sobre una película, creando una imagen de regiones internas del cuerpo.
  • Exploración por TC (exploración por TAC): procedimiento mediante el cual se toma una serie de imágenes detalladas de regiones internas del cuerpo, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Es posible que al paciente se le inyecte un tinte en una vena o se le dé a beber para que los órganos o tejidos aparezca más claramente. Este procedimiento también se llama tomografía computadorizada o tomografía axial computarizada.
    AmpliarExploración por tomografía computadorizada (TC) del abdomen; el dibujo muestra al niño en una camilla que se desliza hacia el escáner de TC, el cual toma radiografías de la parte interior del cuerpo.
    Exploración por tomografía computadorizada (TC) del abdomen. El niño se acuesta en una camilla que se desliza hacia el escáner de TC, el cual toma radiografías de la parte interior del cuerpo.
  • IRM (imágenes por resonancia magnética) con gadolinio : procedimiento para el que se utiliza un imán, ondas de radio y una computadora para crear una serie de imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo. Se inyecta en una vena una sustancia que se llama gadolinio. El gadolinio se acumula alrededor de las células cancerosas y las hace aparecer más brillantes en la imagen. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN).
    AmpliarImaginología por resonancia magnética (IRM) del abdomen; el dibujo muestra al niño en una camilla que se desliza hacia la máquina de IRM, la cual toma una radiografía de la parte interior del cuerpo.  La almohadilla en el abdomen del niño ayuda a tomar imágenes más claras.
    Imaginología por resonancia magnética (IRM) del abdomen. El niño se acuesta en una camilla que se desliza hacia la máquina de IRM, la cual toma radiografías de la parte interior del cuerpo. La almohadilla en el abdomen del niño ayuda a tomar imágenes más claras.
  • Ecografía: procedimiento en el cual se hacen rebotar ondas sonoras de alta energía en los tejidos internos u órganos para producir ecos. Estos ecos forman una imagen de los tejidos del cuerpo que se llama ecograma. La imagen se puede imprimir y observar más tarde.
    AmpliarEcografía del abdomen; la imagen muestra al niño sobre una camilla durante un procedimiento de ecografía del abdomen. Se ve a un ecografista de diagnóstico (persona capacitada para realizar procedimientos de ecografía) pasando un transductor (instrumento que produce ondas de sonido que rebotan en los tejidos del interior del cuerpo) sobre la piel del abdomen. Una pantalla de computadora muestra un ecograma (imagen computarizada).
    Ecografía del abdomen. Se pasa un transductor conectado a una computadora sobre la piel del abdomen. El transductor ecográfico hace rebotar ondas de sonido en los órganos y tejidos internos para crear ecos que componen un ecograma (imagen computarizada).

Para diagnosticar un neuroblastoma se realiza una biopsia.

Durante una biopsia se extraen células y tejidos para que un patólogo los observe al microscopio y determine si hay signos de cáncer. La forma en que se realiza la biopsia depende del lugar del cuerpo donde está el tumor. A veces, se extirpa el tumor completo al mismo tiempo que se lleva a cabo la biopsia.

Se pueden realizar las siguientes pruebas en el tejido que se extrae:

  • Análisis citogenético : prueba de laboratorio en la que se observan al microscopio las células de una muestra de tejido para verificar si hay ciertos cambios en los cromosomas.
  • Microscopía óptica y electrónica : prueba de laboratorio para la que se observan las células de una muestra de tejido bajo microscopios comunes y de alta potencia para verificar si hay ciertos cambios en las células.
  • Inmunohistoquímica : prueba en la que usan anticuerpos para identificar ciertos antígenos en una muestra de tejido. Por lo general, el anticuerpo está unido a una sustancia radiactiva o un tinte que hacen que el tejido se ilumine al microscopio. Este tipo de prueba se usa para determinar la diferencia entre distintos tipos de cáncer.
  • Estudio de amplificación del MYC-N: estudio de laboratorio en el que se analizan células tumorales y de la médula ósea para determinar la concentración del MYC-N. El MYC-N es importante para el crecimiento de las células. Una concentración más alta de MYC-N (más de 10 copias del gen) se llama amplificación del MYC-N. Es más probable que un neuroblastoma con amplificación del MYC-N se disemine en el cuerpo y es menos probable que responda al tratamiento.

Es probable que los niños de 6 meses o menos no necesiten una biopsia o cirugía para extraer el tumor ya que este podría desaparecer sin necesidad de tratamiento.

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de lo siguiente:

  • Edad del niño en el momento del diagnóstico.
  • Estadio del cáncer.
  • Parte del cuerpo en donde comenzó el tumor.
  • Características histológicas del tumor (la forma, función y estructura de las células del tumor).
  • Si hay cáncer en los ganglios linfáticos del mismo lado del cuerpo donde está el cáncer o si el cáncer está en los ganglios linfáticos del lado opuesto del cuerpo.
  • Modo en que el tumor responde al tratamiento.
  • Si hay ciertos cambios en los cromosomas.
  • Tiempo pasado entre el momento del diagnóstico y el momento en que el cáncer recidivó (cuando se trata de cáncer recidivante).

El pronóstico y las opciones para el tratamiento del neuroblastoma también se ven afectados por las características biológicas del tumor, que incluye los siguientes aspectos:

  • Características histológicas de las células tumorales.
  • Diferencia entre las células tumorales y las células normales.
  • Rapidez con que crecen las células tumorales.
  • Si el tumor muestra una amplificación del MYC-N.

De la biología del tumor se dice que puede ser favorable o desfavorable, dependiendo de estos factores. Una biología de tumor favorable significa que existe una mejor probabilidad de recuperación.

En algunos niños de 6 meses o menos, el neuroblastoma podría desaparecer sin ningún tratamiento. Se observa al niño de forma cuidadosa para ver si se presentan signos o síntomas de neuroblastoma. Si se observan, signos o síntomas podría haber necesidad de tratamiento.

Estadios del neuroblastoma

Puntos importantes

  • Después de que se diagnostica el neuroblastoma, se hacen pruebas para determinar si las células cancerosas se diseminaron desde el sitio donde comenzó a otras partes del cuerpo.
  • El cáncer se disemina en el cuerpo de tres maneras.
  • El cáncer se puede diseminar desde donde comenzó a otras partes del cuerpo.
  • Para clasificar el neuroblastoma, se utilizan los siguientes estadios:
    • Estadio 1
    • Estadio 2
    • Estadio 3
    • Estadio 4
  • El tratamiento del neuroblastoma se basa en grupos de riesgo.

Después de que se diagnostica el neuroblastoma, se hacen pruebas para determinar si las células cancerosas se diseminaron desde el sitio donde comenzó a otras partes del cuerpo.

La estadificación es el proceso que se utiliza para determinar el grado de diseminación del cáncer. La información que se obtiene en el proceso de estadificación determina el estadio de la enfermedad. Es importante saber en qué estadio se encuentra el neuroblastoma para poder planificar su tratamiento. Los resultados de las pruebas y procedimientos utilizados para diagnosticar el neuroblastoma también se pueden usar para la estadificación. Para una descripción de estas pruebas y procedimientos, consulte la sección de este sumario sobre Información general sobre el neuroblastoma.

Para determinar el estadio, se pueden usar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Punción lumbar : procedimiento que se usa para extraer líquido cefalorraquídeo (LCR) de la columna vertebral. Esto se realiza mediante la colocación de una aguja entre dos huesos de la columna vertebral hacia el LCR que rodea la médula espinal y se extrae una muestra de líquido. La muestra de LCR se examina al microscopio en busca de signos de que el cáncer se haya diseminado al cerebro o la médula espinal. Este procedimiento también se llama PL o punción espinal.
  • Biopsia de ganglio linfático : extracción de un ganglio linfático entero o parte de este. Un patólogo observa el tejido al microscopio para determinar si hay células cancerosas. Se puede hacer una biopsia de cualquiera de estos tipos:
  • Radiografías del tórax, los huesos y el abdomen : un rayo X es un tipo de haz de energía que puede atravesar el cuerpo y reflejarse sobre una película, creando una imagen de regiones internas del cuerpo.
  • Exploración ósea : procedimiento utilizado para verificar si hay células en los huesos que se multiplican rápidamente, como las células cancerosas. Se inyecta una cantidad muy pequeña de material radiactivo en una vena y este recorre todo el torrente sanguíneo. Cuando el material radiactivo se acumula en los huesos, se puede detectar con un escáner.

El cáncer se disemina en el cuerpo de tres maneras.

El cáncer se puede diseminar a través del tejido, el sistema linfático y la sangre:

  • Tejido. El cáncer se disemina desde donde comenzó y se extiende hacia las áreas cercanas.
  • Sistema linfático. El cáncer se disemina desde donde comenzó hasta entrar en el sistema linfático. El cáncer se desplaza a través de los vasos linfáticos a otras partes del cuerpo.
  • Sangre. El cáncer se disemina desde donde comenzó y entra en la sangre. El cáncer se desplaza a través de los vasos sanguíneos a otras partes del cuerpo.

El cáncer se puede diseminar desde donde comenzó a otras partes del cuerpo.

Cuando el cáncer se disemina a otra parte del cuerpo, se llama metástasis. Las células cancerosas se desprenden de donde se originaron (el tumor primario) y se desplazan a través del sistema linfático o la sangre.

  • Sistema linfático. El cáncer penetra el sistema linfático, se desplaza a través de los vasos linfáticos, y forma un tumor (tumor metastásico) en otra parte del cuerpo.
  • Sangre. El cáncer penetra la sangre, se desplaza por los vasos sanguíneos, y forma un tumor (tumor metastásico) en otra parte del cuerpo.

El tumor metastásico es el mismo tipo de cáncer que el tumor primario. Por ejemplo, si el neuroblastoma se disemina al hígado, las células cancerosas en el hígado son, en realidad, células de neuroblastoma. La enfermedad es neuroblastoma metastásico y no cáncer de hígado.

Para clasificar el neuroblastoma, se utilizan los siguientes estadios:

Estadio 1

En el estadio 1, el tumor se encuentra solo en una región y todo el tumor que resulta visible se extirpa durante la cirugía.

Estadio 2

El estadio 2 se divide en los estadios 2A y 2B.

Estadio 3

En el estadio 3, se presenta una de las siguientes situaciones:

  • El tumor no se puede extirpar por completo durante la cirugía, se diseminó desde un lado del cuerpo al lado opuesto y se puede haber diseminado a los ganglios linfáticos cercanos.
  • El tumor se encuentra solamente en una región, de un lado del cuerpo, pero se diseminó a los ganglios linfáticos del otro lado del cuerpo.
  • El tumor está en el medio del cuerpo y se diseminó a los tejidos o los ganglios linfáticos de ambos lados del cuerpo; el tumor no se puede extirpar mediante una cirugía.

Estadio 4

El estadio 4 se divide en los estadios 4 y 4S.

El tratamiento del neuroblastoma se basa en grupos de riesgo.

En muchos tipos de cáncer se utilizan los estadios para planificar el tratamiento. En el caso del neuroblastoma, el tratamiento depende de los grupos de riesgo. El estadio del neuroblastoma es un factor que se utiliza para determinar el grupo de riesgo. Otros factores son la edad del niño, la histología y la biología del tumor.

Hay tres grupos de riesgo: riesgo bajo, riesgo intermedio y riesgo alto.

  • El neuroblastoma de riesgo bajo y el de riesgo intermedio tienen buenas probabilidades de curación.
  • El neuroblastoma de riesgo alto puede ser difícil de curar.

Neuroblastoma recidivante

. El neuroblastoma recidivante es cáncer que recidivó (volvió) después de ser tratado. El cáncer puede reaparecer en el mismo sitio o en otras partes del cuerpo.

Aspectos generales de las opciones de tratamiento

Puntos importantes

  • Hay diferentes tipos de tratamiento para los pacientes con neuroblastoma.
  • Un equipo de médicos que sean expertos en el tratamiento de cánceres infantiles debe planificar el tratamiento de niños con cáncer, especialmente con neuroblastoma.
  • Los niños tratados por neuroblastoma tienen un aumento del riesgo de presentar segundos cánceres.
  • Hay cinco tipos de tratamiento estándar que se utilizan:
    • Observación
    • Cirugía
    • Radioterapia
    • Quimioterapia
    • Quimioterapia de dosis altas y radioterapia con rescate de células madre.
  • Hay ensayos clínicos que están probando nuevos tipos de tratamiento.
    • Terapia dirigida
    • Terapia de vacuna
    • Otras terapias farmacológicas
  • Los pacientes deberían sopesar su participación en un ensayo clínico.
  • Los pacientes pueden entrar a formar parte de los ensayos clínicos antes, durante o después de comenzar su tratamiento para el cáncer.
  • Pueden necesitarse pruebas de seguimiento.

Hay diferentes tipos de tratamiento para los pacientes con neuroblastoma.

Hay diferentes tipos de tratamiento disponibles para los pacientes con neuroblastoma. Algunos tratamientos son estándar (el tratamiento que se usa actualmente) y otros se encuentran en evaluación en ensayos clínicos. Un ensayo clínico de un tratamiento consiste en un estudio de investigación que procura mejorar los tratamientos actuales u obtener información sobre tratamientos nuevos para pacientes de cáncer. Cuando los ensayos clínicos muestran que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en el tratamiento estándar.

Debido a que el cáncer en los niños es poco frecuente, se debe considerar la participación en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos están abiertos solo para pacientes que no comenzaron un tratamiento.

Un equipo de médicos que sean expertos en el tratamiento de cánceres infantiles debe planificar el tratamiento de niños con cáncer, especialmente con neuroblastoma.

Un oncólogo pediatra, un médico que se especializa en el tratamiento de niños con cáncer, supervisará el tratamiento. El oncólogo pediatra trabaja con otros proveedores de atención de la salud que tienen experiencia en el tratamiento de niños con neuroblastoma y que se especializan en ciertas áreas de la medicina. Entre ellos se pueden incluir los siguientes especialistas:

Los niños tratados por neuroblastoma tienen un aumento del riesgo de presentar segundos cánceres.

Algunos tratamientos para el cáncer causan efectos secundarios que continúan o aparecen años después de haber terminado el tratamiento. Estos se conocen como efectos tardíos. Los efectos tardíos del tratamiento del cáncer pueden incluir los siguientes trastornos:

  • Problemas físicos.
  • Cambios en el estado de ánimo, los sentimientos, el pensamiento, el aprendizaje o la memoria.
  • Segundos cánceres (nuevos tipos de cáncer).

Algunos efectos tardíos se pueden tratar o controlar. Es importante que los padres de los niños que están en tratamiento por neuroblastoma conversen con los médicos acerca de los posibles efectos tardíos de algunos tratamientos. Para obtener más información, consultar el sumario del PDQ sobre los Efectos tardíos del tratamiento anticanceroso en la niñez.

Hay cinco tipos de tratamiento estándar que se utilizan:

Observación

La observación consiste en vigilar la afección de un paciente sin darle ningún tratamiento hasta que los signos o síntomas aparezcan o cambien.

Cirugía

La cirugía se utiliza para tratar el neuroblastoma, a menos que este se haya diseminado a otras partes del cuerpo. Se extirpa la mayor cantidad posible de tumor de manera segura. Si el tumor no se puede extirpar, se hace una biopsia en lugar de la cirugía.

Radioterapia

La radioterapia es un tratamiento del cáncer que utiliza rayos X de alta energía u otros tipos de radiación para eliminar las células cancerosas o impedir su crecimiento. Hay dos tipos de radioterapia. La radioterapia externa utiliza una máquina fuera del cuerpo para enviar radiación hacia el cáncer. La radioterapia interna usa una sustancia radiactiva sellada en agujas, semillas, alambres o catéteres que se colocan directamente dentro del cáncer o cerca de este.

La manera en que se administra la radioterapia depende del tipo de cáncer que se está tratando y del estadio en que se encuentra. Para tratar un neuroblastoma se usa radioterapia externa.

El neuroblastoma de riesgo alto que vuelve después del tratamiento inicial se trata a veces con mIGB (terapia con yodo radiactivo). El yodo radiactivo se administra por vía intravenosa (IV) y entra en el torrente sanguíneo, que conduce la radiación directamente hasta las células tumorales. El yodo radiactivo se acumula en el neuroblastoma y las destruye cuando se administra la radiación.

Quimioterapia

La quimioterapia es un tratamiento del cáncer que utiliza medicamentos para detener el crecimiento de células cancerosas, ya sea eliminándolas o deteniendo su multiplicación. Cuando la quimioterapia se toma por vía oral o se inyecta en una vena o en un músculo, los medicamentos entran en el torrente sanguíneo y pueden alcanzar las células cancerosas en todo el cuerpo (quimioterapia sistémica). Cuando la quimioterapia se coloca directamente en el líquido cefalorraquídeo, en un órgano o en una cavidad corporal como el abdomen, los medicamentos afectan principalmente las células cancerosas en esas áreas (quimioterapia regional). La manera en que se administra la quimioterapia depende del tipo del cáncer que se está tratando y del estadio en que se encuentra.

El uso de dos o más medicamentos contra el cáncer se llama quimioterapia combinada.

Para obtener más información en inglés, consultar el enlace Medicamentos aprobados para los neuroblastomas.

Quimioterapia de dosis altas y radioterapia con rescate de células madre.

La quimioterapia de dosis altas y la radioterapia con rescate de células madre es un modo de administrar dosis altas de quimioterapia y radioterapia, y de remplazar las células que elaboran sangre destruidas por el tratamiento del cáncer de un neuroblastoma de riesgo alto. Se extraen células madre (células sanguíneas inmaduras) de la sangre o la médula ósea del paciente y se congelan y almacenan. Después de terminar la administración de quimioterapia y radioterapia, las células almacenadas se descongelan y se devuelven al paciente mediante una infusión. Estas células madre reinfundidas crecen (y restauran) las células sanguíneas del cuerpo.

Se administra terapia de mantenimiento después de la quimioterapia de dosis altas y radioterapia con rescate de células madre para destruir cualquier célula cancerosa que vuelva a crecer y haga volver la enfermedad. La terapia de mantenimiento se administra durante seis meses e incluye los siguientes tratamientos:

  • Isotretinoína: vitamina similar a un medicamento que disminuye la capacidad del cáncer para producir más células cancerosas y cambia el aspecto y el modo en que estas células actúan. Este medicamento se toma por vía oral.
  • Anticuerpo anti-GD2 ch14.18: tipo de terapia con anticuerpos monoclonales para la que se usa un anticuerpo (ch14.18) producido en el laboratorio a partir de un tipo único de células del sistema inmunitario. ch14.18 identifica y se une a una sustancia, que se llama GD2, en la superficie de las células de un neuroblastoma. Una vez que ch14.18 se une a GD2, se envía una señal al sistema inmunitario de que se encontró una sustancia extraña y que es necesario destruir. A continuación, el sistema inmunitario destruye la célula del neuroblastoma. Este medicamento se administra por infusión.
  • Factor estimulante de colonias de granulocitos y macrófagos (FEC-GM): citocina que ayuda a producir más células del sistema inmunitario, especialmente granulocitos y macrófagos (glóbulos blancos), que pueden atacar y destruir células cancerosas.
  • Interleucina-2 (IL-2): tipo de terapia biológica que estimula el crecimiento y la actividad de muchas células inmunitarias, especialmente linfocitos (tipo de glóbulos blancos). Los linfocitos pueden atacar y destruir células cancerosas.

Hay ensayos clínicos que están probando nuevos tipos de tratamiento.

En la presente sección del sumario se hace referencia a tratamientos en evaluación en ensayos clínicos, pero tal vez no se mencionen todos los tratamientos nuevos que se están considerando. Para mayor información sobre ensayos clínicos, consultar el portal de Internet del NCI.

Terapia dirigida

La terapia dirigida es un tipo de tratamiento para el que se utilizan medicamentos u otras sustancias para identificar y atacar células cancerosas específicas sin dañar las células normales. La terapia con un inhibidor de la tirosina cinasa (ITC) es un tipo de terapia dirigida que está en estudio para el tratamiento del neuroblastoma.

La terapia con ITC bloquea las señales que los tumores necesitan para crecer. El ITC impide la función de una enzima, tirosina cinasa, que hace que las células madre se conviertan en más glóbulos blancos (granulocitos o blastocitos) que los que el cuerpo necesita. El crizotinib es uno de los ITC que se estudian para tratar el neuroblastoma que volvió después del tratamiento. Los ITC se pueden utilizar en combinación con otros medicamentos contra el cáncer como terapia adyuvante (tratamiento que se administra después de un tratamiento inicial para disminuir el riesgo de que el cáncer vuelva).

Terapia de vacuna

La terapia de vacuna es un tipo de terapia biológica. La terapia biológica es un tratamiento que usa el sistema inmunitario del paciente para luchar contra el cáncer. Se utilizan sustancias producidas en el laboratorio para estimular, dirigir o restaurar las defensas naturales del cuerpo contra el cáncer. Este tipo de tratamiento también se llama bioterapia o inmunoterapia.

Otras terapias farmacológicas

La lenalidomida es un tipo de inhibidor de la angiogénesis. Previene la formación de nuevos vasos sanguíneos que los tumores necesitan para crecer.

Los pacientes deberían sopesar su participación en un ensayo clínico.

Para algunos pacientes, la mejor elección de tratamiento puede ser participar en un ensayo clínico. Los ensayos clínicos forman parte del proceso de investigación del cáncer. Los ensayos clínicos se llevan a cabo para determinar si los tratamientos nuevos para el cáncer son inocuos y eficaces, o mejores que el tratamiento estándar.

Muchos de los tratamientos estándar actuales se basan en ensayos clínicos anteriores. Los pacientes que participan en un ensayo clínico reciben el tratamiento estándar o son de los primeros en recibir el tratamiento nuevo.

Los pacientes que participan en los ensayos clínicos también ayudan a mejorar la forma en que se tratará el cáncer en el futuro. Aunque los ensayos clínicos no siempre llevan a tratamientos eficaces, a menudo responden a preguntas importantes y ayudan a avanzar en la investigación.

Los pacientes pueden entrar a formar parte de los ensayos clínicos antes, durante o después de comenzar su tratamiento para el cáncer.

En algunos ensayos clínicos solo se aceptan a pacientes que aún no recibieron tratamiento. En otros ensayos se prueban terapias en pacientes de cáncer que no mejoraron. También hay ensayos clínicos que ponen a prueba nuevas formas de impedir que el cáncer recidive (vuelva) o de reducir los efectos secundarios del tratamiento del cáncer.

Los ensayos clínicos se realizan en muchas partes del país. Consulte la sección sobre Opciones de tratamiento para encontrar enlaces en inglés a los ensayos clínicos en curso. Estos ensayos se tomaron del listado de ensayos clínicos del NCI.

Pueden necesitarse pruebas de seguimiento.

Es posible que se repitan algunas de las pruebas realizadas para diagnosticar el cáncer o para determinar el estadio del cáncer. Otras pruebas se repetirán para asegurar que el tratamiento es eficaz. Las decisiones acerca de seguir, cambiar o suspender el tratamiento se pueden basar en los resultados de estas pruebas.

Algunas de las pruebas se reiteran cada tanto después de terminar el tratamiento. Los resultados de estas pruebas pueden mostrar si la afección cambió o si el cáncer recidivó (volvió). Estas pruebas se llaman también pruebas de seguimiento o exámenes médicos.

Opciones de tratamiento del neuroblastoma

Neuroblastoma de riesgo bajo

El tratamiento del neuroblastoma de riesgo bajo puede incluir los siguientes procedimientos:

Neuroblastoma de riesgo intermedio

El tratamiento del neuroblastoma de riesgo intermedio puede incluir los siguientes procedimientos:

Neuroblastoma de riesgo alto

El tratamiento del neuroblastoma de riesgo alto puede incluir los siguientes procedimientos:

Neuroblastoma en estadio 4S

No hay un tratamiento estándar para el neuroblastoma en estadio 4S, pero las opciones de tratamiento son las siguientes:

Neuroblastoma recidivante

Pacientes que recibieron tratamiento anterior por neuroblastoma de riesgo bajo

El tratamiento para el neuroblastoma recidivante que se encuentra solo en un sitio del cuerpo puede incluir el siguiente procedimiento:

El tratamiento para el neuroblastoma recidivante que se diseminó a otras partes del cuerpo puede incluir los siguientes procedimientos:

Pacientes que recibieron tratamiento anterior por neuroblastoma de riesgo intermedio

El tratamiento del neuroblastoma recidivante que se encuentra en un solo sitio en el cuerpo puede incluir el siguiente procedimiento:

El neuroblastoma recidivante que se diseminó a otras partes del cuerpo se trata de la misma forma que el neuroblastoma de riesgo alto recién diagnosticado.

Pacientes que reciben su primer tratamiento por neuroblastoma de riesgo alto

El tratamiento del neuroblastoma recidivante puede incluir los siguientes:

Ya que no hay un tratamiento estándar para el neuroblastoma recidivante en pacientes que recibieron tratamiento anterior por neuroblastoma de riesgo alto, los pacientes pueden considerar participar en un ensayo clínico. Para más información sobre ensayos clínicos, consultar el portal de Internet del NCI.

Pacientes de neuroblastoma recidivante en el sistema nervioso central

El tratamiento del neuroblastoma que recidiva (vuelve) al sistema nervioso central (SNC; cerebro y médula espinal) puede incluir el siguiente procedimiento:

Tratamientos en ensayos clínicos para el neuroblastoma evolutivo o recidivante

Algunos de los tratamientos en estudio en ensayos clínicos para el neuroblastoma que recidiva (vuelve) o evoluciona (crece, se disemina o no responde al tratamiento) incluyen los siguientes procedimientos:

Consultar la lista de estudios o ensayos clínicos sobre el cáncer auspiciados por el NCI que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés neuroblastoma. Para encontrar resultados más específicos, se puede refinar la búsqueda usando otros criterios, como el lugar donde se realiza el ensayo, el tipo de tratamiento o el nombre del medicamento que se utiliza. Consulte con el médico de su niño sobre ensayos clínicos en los que este pueda participar. Nota: los resultados obtenidos solo están en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Información adicional sobre el neuroblastoma

Información sobre este sumario del PDQ

Información sobre el PDQ

El Physician Data Query (PDQ) es la base de datos integral del Instituto Nacional del Cáncer (NCI). La base de datos del PDQ contiene sumarios de la última información publicada sobre prevención, detección, genética, tratamiento, cuidados médicos de apoyo, y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se redactan en dos versiones. En las versiones para profesionales de la salud se ofrece información detallada en lenguaje técnico. Las versiones para pacientes se presentan en un lenguaje fácil de comprender, que no es técnico. Ambas versiones contienen información sobre el cáncer que es exacta y actualizada. También se puede consultar estos sumarios en inglés.

El PDQ es uno de los servicios del NCI. El NCI pertenece a los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). Los NIH son el centro de investigación biomédica del gobierno federal. Los sumarios del PDQ se basan en un análisis independiente de las publicaciones médicas. No constituyen declaraciones de la política del NCI ni de los NIH.

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ sobre el cáncer contiene información actualizada sobre el tratamiento del neuroblastoma. El propósito es informar y ayudar a los pacientes, las familias y las personas encargadas de cuidar a los pacientes. No provee pautas o recomendaciones formales para la toma de decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

Los Consejos editoriales redactan los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ y los actualizan. Estos Consejos están integrados por expertos en el tratamiento del cáncer y otras especialidades relacionadas con esta enfermedad. Los sumarios se revisan con regularidad y se modifican si surge nueva información. La fecha de actualización al pie de cada sumario indica cuándo se hizo el cambio más reciente.

La información en este sumario para pacientes se basa en la versión para profesionales de la salud, que el Consejo editorial del PDQ sobre el tratamiento pediátrico revisa con regularidad y actualiza en caso necesario.

Información sobre ensayos clínicos

Un ensayo clínico es un estudio para responder a una pregunta científica; por ejemplo, si un tratamiento es mejor que otro. Los ensayos se basan en estudios anteriores y lo que se aprendió en el laboratorio. Cada ensayo responde a ciertas preguntas científicas dirigidas a encontrar formas nuevas y mejores de ayudar a los pacientes de cáncer. Durante los ensayos clínicos de tratamiento, se recopila información sobre los efectos de un tratamiento nuevo y su eficacia. Si un ensayo clínico indica que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en "estándar". Los pacientes pueden considerar participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos solo aceptan a pacientes que aún no comenzaron un tratamiento.

La lista en inglés de ensayos clínicos del PDQ está disponible en el portal de Internet del NCI. También figuran en el PDQ los datos de muchos médicos especialistas en cáncer que participan en ensayos clínicos. Para obtener más información, llamar al Servicio de Información sobre el Cáncer al 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER).

Permisos para el uso de este sumario.

PDQ (Physician Data Query) es una marca registrada. Se autoriza el libre uso del texto de los documentos del PDQ. Sin embargo, no se podrá identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, salvo que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Por otra parte, se permitirá que un autor escriba una oración como “En el sumario del PDQ del NCI de información sobre la prevención del cáncer de mama se describen, en breve, los siguientes riesgos: [incluir fragmento del sumario]”.

Se sugiere citar la referencia bibliográfica de este sumario del PDQ de la siguiente forma:

PDQ® sobre el tratamiento pediátrico. PDQ Neuroblastoma. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: http://www.cancer.gov/espanol/tipos/neuroblastoma/paciente/tratamiento-neuroblastoma-pdq. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes en este sumario se reproducen con el permiso del autor, el artista o la editorial para uso exclusivo en los sumarios del PDQ. La utilización de las imágenes fuera del PDQ requiere la autorización del propietario, que el Instituto Nacional del Cáncer no puede otorgar. Para obtener más información sobre el uso de las ilustraciones de este sumario o de otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar Visuals Online, una colección de más de 2000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

La información en estos sumarios no debe fundamentar ninguna decisión sobre reintegros de seguros. Para obtener más información sobre cobertura de seguros, consultar la página Manejo de la atención del cáncer disponible en Cancer.gov/espanol.

Para obtener más información

En Cancer.gov/espanol, se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en ¿En qué podemos ayudarle?. También se puede enviar un mensaje de correo electrónico mediante el formulario de comunicación.

  • Actualización: 30 de junio de 2016

Este texto puede copiarse o usarse con toda libertad. Sin embargo, agradeceremos que se dé reconocimiento al Instituto Nacional del Cáncer como creador de esta información. El material gráfico puede ser propiedad del artista o del editor por lo que tal vez sea necesaria su autorización para poder usarlo.