Pasar al contenido principal

Vacuna de tratamiento contra el cáncer

Imagen de microfotografía electrónica en la que se observan células dendríticas (en color verde), que interactúan con células T (en color rosa)

Las vacunas de tratamiento pueden ayudar al sistema inmunitario a aprender a reconocer y a reaccionar a los antígenos, y a destruir las células cancerosas que los contienen.

Crédito: Doctor Víctor Segura Ibarra y doctora Rita Serda.

¿Cómo funcionan las vacunas de tratamiento contra el cáncer?

Las vacunas de tratamiento contra el cáncer son un tipo de inmunoterapia que trata esta enfermedad al fortalecer las defensas naturales del cuerpo contra el cáncer. A diferencia de las vacunas de prevención del cáncer (vacunas preventivas), las vacunas de tratamiento contra el cáncer (vacunas terapéuticas) se diseñan para usarlas en las personas que ya tienen cáncer; funcionan contra las células cancerosas y no contra algo que causa cáncer.

La idea en la que se basan las vacunas de tratamiento es que las células cancerosas contienen sustancias llamadas antígenos asociados a tumores; este tipo de antígenos no están presentes en las células normales o, si lo están, se encuentran en concentraciones menores. Las vacunas de tratamiento ayudan al sistema inmunitario a aprender a reconocer y a reaccionar a estos antígenos, y a destruir las células cancerosas que los contienen.

Hay tres formas principales de crear una vacuna de tratamiento contra el cáncer:

  1. Vacunas elaboradas con sus propias células tumorales. Se personaliza para que obtener una respuesta inmunitaria ante las características específicas del cáncer que usted tiene.
  2. Vacunas elaboradas con antígenos asociados a tumores que se encuentran en las células cancerosas de muchas personas que tienen un tipo de cáncer determinado. Este tipo de vacuna causa una respuesta inmunitaria en cualquier paciente cuyo cáncer produzca ese antígeno. Este tipo de vacuna todavía es experimental.
  3. Vacunas elaboradas con sus propias células dendríticas, que son un tipo de célula inmunitaria. Las vacunas de célula dendrítica estimulan el sistema inmunitario para que reaccione a un antígeno en las células tumorales. Hay una vacuna de células dendríticas aprobada, sipuleucel-T, que se usa para tratar el cáncer de próstata avanzado en algunos hombres.

Un tipo diferente de tratamiento contra el cáncer, llamado terapia vírica oncolítica, a veces se describe como un tipo de vacuna de tratamiento contra el cáncer. En esta se usa un virus oncolítico, que es un virus que infecta y descompone las células cancerosas, pero que no daña las células normales.

La primera terapia vírica oncolítica aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) es el talimogén laherparepvec (T-VEC o Imlygic®). Se elaboró a partir del virus del herpes simple de tipo 1. Aunque este virus infecta a células tanto cancerosas como normales, las células normales pueden destruir al virus mientras que las cancerosas no.

T-VEC se inyecta directamente en un tumor. El virus hace más copias de sí mismo hasta que las células cancerosas estallan y mueren. Las células moribundas liberan nuevos virus y otras sustancias que pueden provocar una respuesta inmunitaria contra las células cancerosas de todo el cuerpo.

¿Qué cánceres se tratan con las vacunas de tratamiento contra el cáncer?

El sipuleucel-T se usa para tratar a hombres con cáncer de próstata en los siguientes casos:

  • el cáncer se diseminó a otras partes del cuerpo,
  • los pacientes presentan pocos síntomas o ninguno,
  • el cáncer no responde al tratamiento con hormonas.

T-VEC se usa para tratar a algunos pacientes con melanoma que vuelve después de la cirugía y no se puede extirpar con más cirugía.

¿Cuáles son los efectos secundarios de las vacunas de tratamiento contra el cáncer?

Las vacunas de tratamiento contra el cáncer causan efectos secundarios que afectan a las personas de distintas maneras. Los posibles efectos secundarios y la forma en que usted los sienta dependerán de su estado de salud antes del tratamiento, el tipo de cáncer y qué tan avanzado está, el tipo de vacuna que reciba y la dosis.

Los médicos y los enfermeros no saben con seguridad en qué momento se presentarán los efectos secundarios, si los tendrá, ni cuán graves serán. Por lo tanto, es importante saber los signos a los que debe prestar atención y qué hacer si comienza a tener problemas.

Las vacunas de tratamiento contra el cáncer a veces causan síntomas pseudogripales, como los siguientes:

Para obtener más información sobre estos síntomas, consulte los Síntomas pseudogripales durante el tratamiento del cáncer.

Tal vez tenga una reacción alérgica grave.

El sipuleucel-T puede causar un accidente cerebrovascular (ACV).

T-VEC puede causar lo siguiente:

  • Síndrome de lisis tumoral. A medida que mueren las células tumorales, estas se desintegran y liberan su contenido en la sangre. Esto causa un cambio en ciertas sustancias químicas de la sangre, que quizás dañe los órganos, incluso los riñones, el corazón y el hígado.
  • Una infección por el virus del herpes, que a veces causa los siguientes trastornos:
    • Dolor, ardor u hormigueo en una ampolla alrededor de la boca, los genitales, los dedos de la mano o las orejas
    • Dolor, sensibilidad o secreción en los ojos y visión borrosa
    • Debilidad en los brazos y las piernas
    • Fatiga extrema y somnolencia
    • Confusión mental
  • Publicación:

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “Vacuna de tratamiento contra el cáncer publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.”