Pasar al contenido principal

FDA aprueba la segunda terapia de células T y CAR para linfoma

, por Equipo del NCI

En el caso de tisagenlecleucel, las células T se manipulan genéticamente para que actúen sobre células que expresan CD19, como las células de linfoma (células B malignas).

Crédito: Adaptado de J Hematol Oncol septiembre 2014. doi:10.1186/s13045-014-0058-4.

El 1.º de mayo, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprobó la terapia con células T y CAR tisagenlecleucel (Kymriah) para adultos con determinados tipos de linfoma no Hodgkin, convirtiéndola en la segunda terapia con células T y CAR aprobada para linfoma y la segunda aprobación de la FDA para este fármaco.

El año pasado, la FDA aprobó otra terapia de células T y CAR, axicabtagén ciloleucel (Yescarta) , para el tratamiento de linfoma difuso de células B grandes (LDCBG). La terapia con células T y CAR es un tipo de inmunoterapia en la que se realiza una sola infusión de las células inmunitarias propias del paciente que se han modificado genéticamente para reconocer y atacar al cáncer. Ambos, tisagenlecleucel y axicabtagén ciloleucel actúan sobre células—cancerosas y normales—que expresan en su superficie una molécula denominada CD19.

Tisagenlecleucel fue la primera terapia con células T y CAR en recibir la aprobación de la FDA. Se aprobó en 2017 para el tratamiento de niños y adultos jóvenes con leucemia.

La nueva aprobación de tisagenlecleucel es para linfomas que han regresado o empeorado después del tratamiento previo (en particular, LDCBG, linfoma de células B de alto grado de malignidad y LDCBG que se deriva del linfoma folicular).

Tisagenlecleucel "definitivamente llena un nicho importante", dijo el doctor Wyndham Wilson, director de la Sección sobre Terapéutica de Linfomas del Centro de Investigación Oncológica del NCI. "Pero su impacto, al menos al principio, será limitado" porque el tratamiento es completamente personalizado y está disponible solo en determinados centros oncológicos, agregó el doctor Wilson.

Aproximadamente 60 a 70 % de las personas con LDCBG presentan respuestas duraderas a la terapia inicial. En las personas en quienes el LDCBG no responde (enfermedad resistente) o regresa (recaída) después del tratamiento inicial, "la capacidad para curarse [de estos pacientes] con terapia convencional es muy, muy limitada", explicó el doctor Wilson.

De la misma manera, el LDCBG que se deriva del linfoma folicular puede ser difícil de tratar y, para algunos de estos pacientes, el pronóstico a largo plazo es precario. El linfoma folicular en ocasiones puede transformarse en LDCBG después de que los pacientes reciben tratamiento para el linfoma folicular.

La nueva aprobación de la FDA pone a disposición otra terapia con células T y CAR que "es probable que cure a algunos pacientes [con LDCBG] que no podrían curarse con otras estrategias disponibles", dijo el doctor Wilson.

El estudio JULIET

A nueva probación se basó en los resultados de un estudio clínico en fase 2, denominado JULIET, para personas con LDCBG resistente o que sufrieron recaídas y que previamente tuvieron al menos dos tratamientos de cáncer sistémicos o un trasplante de células madre. Novartis, el fabricante de tisagenlecleucel, patrocinó el estudio.

Los participantes del estudio recibieron quimioterapia para eliminar las células inmunitarias existentes antes de recibir una sola infusión de tisagenlecleucel.

De los participantes del estudio que pudieron evaluarse, la mitad presentó respuesta. En general, 18 % tuvo una respuesta parcial, esto significa que los tumores disminuyeron de tamaño pero no desaparecieron por completo, y casi un tercio de los participantes tuvo una respuesta completa, esto significa que desaparecieron todos los signos de cáncer. Las respuestas completas duraron más que las respuestas parciales.

Se debió hacer un seguimiento más prolongado a los participantes del estudio para determinar la duración de las respuestas, señaló el doctor Wilson.

Aproximadamente en un cuarto de los pacientes, tisagenlecleucel causó una reacción inflamatoria grave conocida como síndrome de liberación de citocinas (CRS), que es un efecto secundario conocido de la terapia con células T y CAR. Por otra parte, 18 % de los pacientes presentó un evento neurológico, que es otro efecto secundario común de la terapia con células T y CAR.

"Estas cosas pueden controlarse, y estamos reuniendo más información sobre cómo hacerlo", explicó el doctor Wilson. "Pero eso no significa que no sean graves o que la vida de algunos pacientes no esté en peligro".

La FDA aprobó tisagenlecleucel con la Estrategia de Evaluación y Atenuación de Riesgos, que es un programa de seguridad farmacológica que tiene como fin reducir la ocurrencia y gravedad de los efectos secundarios del tratamiento, como el síndrome de liberación de citocinas y la toxicidad neurológica. Con este programa, los proveedores de atención médica y los establecimientos donde se ofrece tisagenlecleucel deben recibir capacitación especializada para vigilar y controlar estos efectos secundarios.

Otros efectos secundarios comunes de tisagenlecleucel son, por ejemplo, infección, fiebre, diarrea, náuseas, cansancio, presión arterial baja, edema y dolores de cabeza.

Además de los posibles efectos secundarios, tisagenlecleucel tiene varias limitaciones, señaló el doctor Wilson. No todas las personas con LDCBG cumplen con los requisitos para recibir el tratamiento ni tienen acceso a uno de los centros de tratamiento certificados. Además, proporciona beneficios duraderos solo a una minoría de pacientes.

Con la nueva aprobación de la FDA, los pacientes con LDCBG que cumplen con los requisitos ahora tienen dos opciones de terapia con células T y CAR. Para tisagenlecleucel y axicabtagén ciloleucel, las células inmunitarias del paciente se modifican de la misma manera. Además, el costo de las dos terapias es aproximadamente el mismo. La única manera de determinar cuál de estas dos terapias es más eficaz sería compararlas frente a frente en un estudio clínico, puntualizó el doctor Wilson.

< Artículo anterior

Fármacos de inmunoterapia amplían las opciones de tratamiento para cáncer avanzado de pulmón

Artículo siguiente >

Combinación de dabrafenib y trametinib aprobada para melanoma y cáncer de tiroides.

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “FDA aprueba la segunda terapia de células T y CAR para linfoma publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.”